Tōgō Heihachirō

Tōgō Heihachirō (平 平?? Kagoshima (27 de enero de 1848-30 de mayo de 1934) fue un almirante japonés, activo en las últimas décadas del siglo XIX y principios del siglo XX, famoso por su rotunda victoria en la Batalla de Tsushima. Se unió a la Armada de feudos de Satsuma en 1866 y participó en la Guerra Boshin del lado de los partidarios del Emperador Meiji. Por lo tanto, se integró en la nueva Armada Imperial Japonesa y en 1871 fue enviado al Reino Unido para un largo período de estudio y entrenamiento. Regresó a su tierra natal en 1878 y sirvió en varios cañoneros, convirtiéndose en capitán de Corbeta en 1879; en 1881 asumió el mando del Daini Teibo. En 1886, capitán de un barco, estudió Derecho internacional por cuenta propia, luego se convirtió en comandante del buque blindado Hiei y finalmente en jefe de Estado Mayor en el 2º distrito Naval (Kure). Desde finales de 1891 fue comandante del crucero protegido Naniwa, que dirigió con maestría en la Primera Guerra Sino - Japonesa. Fue elogiado con el ascenso a contraalmirante y la asignación de prestigiosas funciones, como la de director del Colegio Naval, que dirigió dos veces entre 1896 y 1899; durante este período alcanzó el rango de Vicealmirante. A principios de 1900 estaba al mando de una de las flotas de la Armada Imperial, pero su carrera dio un salto repentino cuando en 1903 el ministro de la Armada lo nombró comandante de la flota combinada y la 1ª flota juntos. En febrero de 1904, en el estallido de la guerra ruso - japonesa, plantea un bloque efectivo de Port Arthur, donde casi toda la población total de la Flota del Pacífico; las pérdidas de costos de bloque no son insignificantes, pero fue capaz de repeler dos incursiones de los rusos y proteger las operaciones de anfibios en la península de Liaodong, ganando el rango de Almirante. La ciudad cayó a principios de 1905, tuvo la oportunidad de prepararse adecuadamente para hacer frente a la Flota del Báltico, que zarpó de San Petersburgo : se enfrentó a ella entre el 27 Y 28 de mayo de 1905 en la Batalla de Tsushima, donde obtuvo una victoria decisiva. Solo tres barcos rusos se refugiaron en Vladivostok, dieciocho fueron hundidos y una docena capturados, al precio de tres torpederos. En los años siguientes recibió importantes condecoraciones, fue elevado al rango noble de Conde (1907) y al prestigioso rango de Gensui Kaigun Taishō, o "Mariscal - Almirante" (1913). De 1914 a 1921 fue tutor del heredero al trono Hirohito y en 1926, estimado y honrado, desapareció de la escena pública. Se convirtió en Marqués el 29 de mayo de 1934, y murió al día siguiente.

Tōgō Heihachirō nació el 27 de enero de 1848 (solo una fuente informa el 22 de diciembre de 1847) en el pequeño pueblo de Kajima - Machi, ubicado en una provincia vecina del dominio feudal de Satsuma del clan Shimazu, el último de cuatro hermanos. Su padre, un samurai estimado, era un leal servidor de daimyō Nariakira Shimazu: controlaba la recaudación de impuestos, era su tesorero y ocupaba el cargo de Gobernador. La madre Masuko era noble y pertenecía al mismo clan que su marido. Al nacer, Tōgō se llamaba Nagakoro, pero a la edad de 13 años, durante una ceremonia tradicional que significó un cambio profundo en el joven miembro de la sociedad, eligió para sí mismo el nuevo nombre de Heihachirō, por el que fue conocido a partir de entonces. Recibió la educación típica de la casta guerrera japonesa, incluyendo por supuesto el uso de armas, de hecho bastante raro dada la unidad del país bajo el clan Tokugawa y el aislamiento casi total del resto del mundo. En 1853 y 1854, sin embargo, el shogunato fue obligado por el comodoro estadounidense Matthew Perry a firmar la Convención de Kanagawa, que abrió los puertos japoneses a los mercados estadounidenses; inmediatamente los Estados Unidos fueron imitados por varias potencias europeas. Los señores feudales japoneses y el gobierno central, por lo tanto, comenzaron a movilizar a los samuráis y considerar una modernización decisiva de las Fuerzas Armadas. En agosto de 1863, Tōgō, que estaba en Kagoshima, fue testigo del bombardeo de la Royal Navy en represalia por el asesinato de un ciudadano británico por un samurai al servicio del Shimazu. El episodio lo marcó profundamente y decidió convertirse en marinero. En 1864 el feudo de Satsuma fue autorizado a formar su propia fuerza naval de grandes unidades: Tōgō se alistó en 1866, a la edad de 17 años, junto con dos de sus hermanos y en enero de 1868 fue asignado al barco de paletas Kasuga como sirviente de uno de los cañones. En los días siguientes, estalló la Guerra Boshin entre los partidarios del Emperador Meiji y el Shogunato Tokugawa con sus fieles: el dominio Satsuma luchó por la causa imperial y Tōgō participó en las batallas navales de Awa (28 de enero), Miyako y Hakodate. Finalmente, las regiones revueltas fueron derrotadas e incorporadas al nuevo Imperio Japonés. El 11 de diciembre de 1870, Tōgō fue transferido al acorazado Ryujo. A principios de 1871, sin embargo, fue elegido junto con otros once jóvenes marineros para un largo período de entrenamiento en el Reino Unido : partió de Japón el 12 de marzo. Sin embargo, a los invitados japoneses se les negó el acceso al Royal Naval College, Greenwich, y fueron clasificados; Tōgō fue asignado al Thames Nautical Training College, Londres. Aquí recibió una educación europea y aprendió inglés, después de lo cual se embarcó en el buque escuela HMS Worcester en 1872. Demostró ser un chico talentoso y no dudó en golpear a sus compañeros de clase cuando le dieron el apodo racista "Johnny Chinaman" , un evento que sucedía a menudo. Se graduó segundo, calificado como alférez, y se unió a la tripulación del buque escuela HMS Hampshire en 1875, con el que realizó un crucero de circunnavegación del globo. Durante el viaje se enfermó y en el hospital sufrió una disminución de la visión; se sometió a todos los tratamientos posibles, a veces dolorosos, y sorprendió a sus compañeros soldados por su capacidad de soportar y la ausencia de autocompasión. Una vez que el barco hizo un regreso a Londres, los médicos del instituto fueron capaces de curarlo por completo: Eduardo tomó un curso de matemáticas en la Universidad de Cambridge, dirigido por el reverendo A. S. Capel, y luego se quedó durante un cierto período de tiempo en Portsmouth, y poco después fue aceptado por el Royal Naval College. Durante sus estudios visitó los astilleros británicos en Sheerness y pudo observar los procesos de construcción contemporáneos de buques de guerra; en particular, fue testigo de la construcción de algunas unidades ordenadas por Japón, cuyo gobierno lo nombró inspector hacia el final de la formación para supervisar el montaje de tres de estos barcos. Tōgō regresó a su tierra natal el 23 de mayo de 1878 a bordo del acorazado Hiei, y el 3 de julio fue ascendido a teniente segundo. El 16 de agosto, fue reasignado al acorazado Fuso, y el 27 de diciembre recibió un segundo ascenso a Teniente. El 5 de septiembre de 1879 regresó al Hiei, donde fue ascendido al rango de capitán de Corbeta el 27 de diciembre. Dejó esta unidad el 5 de enero de 1880 para la corbeta Jingei como Subcomandante. También ocupó esta posición a bordo del cañonero Amagi desde el 27 de diciembre de 1881. El 12 de marzo de 1883 recibió su primer mando: el cañonero Daini Teibo, que dirigió durante más de un año antes de pasar, el 15 de mayo de 1884, a la cabeza del cañonero Amagi. Con esta unidad se unió como observador militar a las fuerzas de la flota francesa involucradas en el conflicto contra China y dirigidas por el Almirante Amédée Courbet; también desembarcó en la isla de Formosa a raíz del Cuerpo Expedicionario desembarcado. Nombrado capitán de fragata el 20 de junio de 1886, fue transferido dos días después a la Oficina de navegación, dependiente del Ministerio de Marina, pero ya el 7 de julio fue reasignado a la corbeta Yamato primero como oficial de máquinas y luego como comandante (desde el 10 de mayo de 1886). Dos meses más tarde alcanzó el rango de capitán de un barco y el 22 de noviembre fue investido con una doble responsabilidad, en calidad de comandante de la corbeta Asama y jefe de la oficina de armamentos que opera en el 1er distrito Naval con sede en Yokosuka, una posición que este último abandonó el 2 de febrero de 1887. Durante este período comenzó a estudiar Derecho internacional y diplomacia, debido también a una crisis reumática concomitante que durante un período lo dejó semi - paralizado. El 1 de julio de 1889 tomó el mando del acorazado Hiei y luego reanudó su posición en el pequeño Asama, que continuó comandando hasta la primavera de 1890; de hecho, el 13 de mayo de ese año fue nombrado jefe de Estado Mayor en el 2º distrito Naval (Kure). El 14 de diciembre de 1891 regresó al mar como comandante del crucero protegido Naniwa, cargo que ocupó durante mucho tiempo. Solo el 23 de abril de 1894, de hecho, se convirtió en el comandante del cuerpo de tripulación bajo el distrito Naval de Kure. El 8 de junio, sin embargo, el mando del crucero Naniwa fue reasignado. Durante 1894 las tensiones entre el Imperio japonés y el Imperio chino se habían deteriorado sobre la cuestión del control de la Península de Corea, reclamada por ambos lados. El 25 de julio, cuando los dos países aún estaban en relaciones diplomáticas, se produjo una batalla naval frente a Pungdo, que entre los barcos involucrados también vio el Naniwa. Tōgō hundió el transporte de tropas chinas Kowshing, fletado por los británicos: su destrucción, sin embargo, cayó bajo el derecho internacional contemporáneo, como afirman los expertos en el campo. El episodio confirmó la utilidad de los estudios que había realizado en su nombre y su perspicacia política, pero también se caracterizó por una actitud particularmente brutal hacia los Náufragos Chinos: Tōgō no rescató a nadie y en su lugar apuntó a sus lanzas de rescate. Las hostilidades comenzaron el 1 de agosto, luchó el 17 de septiembre en la batalla del río Yalu en la Flota del Almirante Kōzō Tsuboi y, a pesar de la posición de cierre del Naniwa, salió positivamente a la luz. El 16 de febrero de 1895, en reconocimiento de sus méritos, fue ascendido a contraalmirante y nombrado para el cuerpo de oficiales de la llamada Jobi Kantai (" flota en preparación ") , que reunió a todos los barcos más modernos y mejor armados de la Armada Imperial Japonesa. El conflicto terminó en abril de 1895, con la victoria completa de los japoneses, pero sus frutos fueron limitados por la Triple intervención de Francia, el Imperio ruso y el Imperio alemán, fueron sorprendidos negativamente por el poder demostrado por Japón, que tuvo que renunciar a la estratégica península de Liaodong. Cayó en la órbita rusa, que en los años siguientes se extendió a Manchuria y amenazó a Corea. El 16 de noviembre de 1895, Tōgō fue nombrado miembro del Comité de almirantes y fue director del Colegio Naval, una institución creada a finales de los ochenta y que fue responsable de la formación de oficiales de Estado Mayor, en dos ocasiones: entre el 23 de marzo y el 5 de noviembre de 1896 y luego desde el 1 de febrero de 1898 hasta principios de 1899. Durante su segundo mandato, el 14 de mayo de 1898, fue ascendido al rango de Vicealmirante. Renovó el plan de estudios colegiado e introdujo en las lecciones un ensayo sobre estrategia naval, escrito por el almirante ruso Stepan Osipovič Makarov y traducido al japonés. El 19 de enero de 1899, tomó el mando del 3er distrito naval (Sasebo), seguido por el lugar de Comandante en jefe de la flota en preparación " el 20 de mayo de 1900: en esta capacidad, coordinó la intervención del contingente que el Imperio japonés separó, en colaboración con las potencias occidentales, con el fin de reprimir la rebelión Boxer. El 1 de octubre de 1901, comandó el 4º distrito Naval (Maizuru) durante un poco más de dos años y el 19 de octubre de 1903 regresó a la cabeza de la "flota en preparación" . Su carrera parecía casi terminada, pero el Ministro de la Marina, El Almirante Yamamoto Gon''nohyōe, sorprendió a todos los oficiales superiores al elegir al propio Tōgō como comandante de la Flota Combinada reconstituida, el comando de las fuerzas navales de alta mar que coordinaba sus maniobras; el propio emperador Meiji estaba desconcertado y expresó críticas al Almirante Yamamoto. El nombramiento se hizo oficial el 28 de diciembre de 1903 y no fue el único: de hecho, Tōgō también fue investido con el mando de la 1.ª flota, formada por los acorazados más modernos. Tōgō fue puesto a prueba en los meses inmediatamente posteriores. La Rusia zarista había aumentado sus guarniciones en Manchuria a principios del siglo XX y no mencionó el abandono gradual del territorio, como se había establecido en un acuerdo bilateral de 1902. En los últimos meses de 1903 Nicolás II era de la opinión de que una guerra tarde o temprano estallaría; incluso en el Imperio Japonés el genrō sentía que una confrontación militar con Rusia estaba cerca y el gobernante declaró que un conflicto, si era necesario, comenzaría. El 5 de febrero de 1904, las tensas relaciones diplomáticas fueron interrumpidas por el gobierno japonés, que inmediatamente ordenó un ataque preventivo sin una declaración de guerra. Tōgō envió diez destructores a Port Arthur, donde se concentró la Flota del Pacífico del almirante Wilhelm Vitgeft, y el 6 de febrero navegó con la 1ª y 2ª flotas. La acción sorpresa corría el riesgo de fallar en la noche del 7 al 8 de febrero cuando el cañonero Koreec, al salir, dio la alarma tan pronto como se hizo un lanzamiento de torpedos; sin embargo, los destructores japoneses se hundieron y lanzaron más torpedos justo antes de la medianoche, atrapando a los defensores con la guardia baja: los acorazados Cesarevič, Retvizan y el crucero protegido Pallada fueron golpeados e inmovilizados. Por la mañana las primeras tropas desembarcaron en Corea, mientras que la Flota Combinada puso el bloqueo en Port Arthur. Tōgō intentó dos veces (el 24 de febrero y el 1 de mayo) establecer con cinco viejos sótanos una barrera en la entrada de la rada, con el fin de embotellar a la flota rusa allí, liberar a sus barcos de la tarea de vigilancia y permitir un aterrizaje fácil en la Península de Liaodong. No tuvo éxito en sus planes debido a la vigorosa reacción de la artillería costera, pero aún así envió un informe optimista: el 5 de mayo, por lo tanto, comenzaron las operaciones anfibias, sin embargo, sin problemas ya que los rusos no se aventuraron en el mar, y la guarnición permaneció aislada del resto del ejército zarista, derrotado en la batalla del río Yalu el 30 de abril. A mediados de Mayo, Tōgō llevó a cabo un reconocimiento en las fuerzas con tres acorazados (Hatsuse, Shikishima, Yashima) y destructores de escolta frente a Port Arthur, pero la operación fue un desastre, ya que Hatsuse y Yashima se hundieron uno tras otro después de golpear minas. Estas pérdidas fueron particularmente sentidas por Tōgō, tanto porque perdió la superioridad numérica sobre el equipo ruso, como porque había sido informado por una red efectiva de espías de que en San Petersburgo el Imperio ruso estaba reuniendo una segunda flota más grande para enviar a la guerra. El 30 Tenía 1.000 cañones colocados frente a Port Arthur y Vladivostok, para impedir el acceso y la salida de cualquier persona, pero el 23 de junio el Almirante Vitgeft pudo dejar las anclas y dirigirse a la costa. Las formaciones opuestas cruzaron, pero los comandantes solo se enfrentaron a breves escaramuzas con los destructores, causando daños modestos; El acorazado Sebastopol'', sin embargo, fue destruido por una mina, lo que convenció a los rusos de regresar ya el 24. Mientras tanto, el 6 de junio, Tōgō había sido ascendido a Almirante. Durante la primavera y el verano, el 3.er ejército japonés había avanzado a lo largo de la península y a principios de agosto había recuperado la guarnición en el borde de la ciudad, tomada bajo el fuego de artillería pesada que dañó varios barcos. El Zar ordenó a Vitgeft huir y llegar a Vladivostok: partió con cinco acorazados, tres cruceros y catorce destructores el 10 de agosto. Poco antes de las 12:00 los barcos rusos avistaron a Eduardo, en el mar, con toda la Flota Combinada (cuatro acorazados, once cruceros, cuarenta y seis entre destructores y bombarderos varios): mantuvo una distancia con el fin de preservar sus fuerzas, y envió a la batalla solo los destructores, pero a primera hora de la tarde, los dos contendientes es riavvicinarono. El intercambio de cañones se prolongó durante horas y alrededor de las 17: 45 el buque insignia Cesarevič fue gravemente golpeado; Vitgeft murió y la flota se retiró a Port Arthur. La ciudad estaba cerca de rendirse: aislada tanto de la tierra como del mar, a partir de noviembre también fue devastada por el disparo de obuses de asedio, que también golpearon a las unidades en la rada. El almirante Tōgō intervino con los destructores después del 5 de Diciembre, cuando cuatro de los cinco acorazados estaban ahora en el fondo del mar; el Sebastopol sobreviviente, sin embargo, resistió repetidos ataques durante el resto del mes, protegido por numerosas redes anti-torpedos. El 2 de enero de 1905 Port Arthur capituló, liberando finalmente a la Marina Imperial del bloqueo. Tōgō fue capaz de prepararse con facilidad para el enfrentamiento con la flota rusa del Báltico o la 2. ª Flota del Pacífico, cuyo liderazgo había sido asumido por el Almirante Zinovij Petrovič Rožestvenskij. Había partido en noviembre de 1904 y se había enfrentado a un largo viaje por las costas europeas y africanas antes de hacer una parada en Singapur en abril de 1905, donde repostó y esperó algunos barcos enviados en el último momento desde San Petersburgo: solo el 14 de Mayo logró navegar. El almirante Tōgō llevó la flota combinada a Pusan, Corea, asumiendo correctamente que para llegar a Vladivostok los rusos seguirían la ruta más corta. La noticia, finalmente, de que algunos mineros del carbón enemigos habían atracado en Shanghai le convenció definitivamente de que Rožestvenskij pasaría al oeste de la isla de Tsushima, entre Corea y el sur de Japón. A las 05: 00 del 27 de mayo salió al mar con cuatro acorazados y once cruceros en plena eficiencia, dejando temporalmente el delgado Barco a cubierto debido al clima tormentoso. La flota rusa tenía una potencia de fuego superior, pero estaba agotada por el largo viaje, contaba con unidades obsoletas que afectaban su maniobrabilidad, la moral de las tripulaciones era baja y carecía de entrenamiento de tiro. La Batalla de Tsushima comenzó alrededor de las 09:45 cuando, a la altura de la isla, una formación de tres cruceros japoneses se ubicó a popa acompañada por el barco blindado Zheyuang, presa de guerra China; su presencia perturbó a la flota rusa al asumir la formación de batalla y así se encontró desplegada en dos columnas, de las cuales la occidental, más atrasada, reunió al barco menos moderno. Mientras tanto, Tōgō había llegado desde el norte, a bordo del acorazado Mikasa : se mantuvo en fila, con los acorazados a la cabeza y, después de desviarse hacia el oeste, hizo una conversión a las 13: 55, tomando un rumbo este y acercándose a la flota rusa, que procedió al noreste. Abrió fuego a las 14:25 contra los japoneses, pero con poco efecto; en su lugar, uno por uno, los acorazados Japoneses dispararon salvas de 305 mm más precisas: a las 14: 45 el reciente acorazado Osljabja se hundió, mientras que el buque insignia Knâz Suvorov estaba en las garras del fuego. Solo el crucero Asama recibió daños de cierta magnitud que le obligaron a retirarse momentáneamente de la acción. A las 15: 00 todos los acorazados rusos se habían centrado y cada uno perdió su respectivo aparato de control de fuego; desde entonces ya no eran capaces de golpear a las unidades opuestas. Tōgō repitió el acercamiento hacia el este, infligiendo más daño a los oponentes, luego a las 15:50 disparando hacia el norte-noreste, mientras que el Almirante Rožestvenskij, herido en la cabeza por una metralla, incierta llevó a sus unidades aproximadamente hacia el norte. Sin embargo, Suvorov fue gravemente dañado y Rožestvenskij, casi inconsciente, fue evacuado en el Destructor Buyny y reemplazado por el diputado Nikolaj Nebogatov : el acorazado, a la deriva, se hundió a las 19:00. Cinco minutos más tarde, la nave hermana Borodino, en el extremo norte, explotó. Durante la noche se enviaron torpederos y destructores japoneses (58 en total) a grupos de Tōgō para acabar con los rusos; las pequeñas unidades se acercarían hasta 1. A 000 metros de los objetivos y suelten los torpedos. El equipo zarista fue derrotado y dispersado en el mar de Japón; los barcos individuales fueron atacados y destruidos, o capturados. El 28 de mayo, el almirante Nebogatov se rindió y fue hecho prisionero junto con su buque insignia, el Imperator Nikolai I. al día siguiente, el Buyny tuvo daños en los motores, y luego el almirante Rožestvenskij fue transferido al destructor Bedovy : poco después la unidad fue capturada, pero, tan pronto como los japoneses supieron que había el comandante ruso, rimorchiarono, el barco hasta Sasebo, donde fue hospitalizado. La Flota del Báltico tenía 4. 830 Muertos, 7. 000 prisioneros, más de 1. 800 internaron y perdieron 34 barcos entre hundidos, capturados e internados y solo tres unidades pudieron refugiarse en Vladivostok; los japoneses contaron solo 110 muertos y tres torpederos destruidos. Tres meses más tarde, se abrieron negociaciones entre el Imperio ruso y el Imperio japonés, que condujeron al Tratado de Portsmouth del 5 de septiembre de 1905. La victoria de Tsushima le dio a Tōgō una gran fama y los principales periódicos occidentales lo apodaron " El Nelson del Este ". El 20 de diciembre de 1905 se convirtió en jefe de Estado Mayor de la Armada y miembro del Comité de almirantes, el 30 de diciembre de 1906, fue galardonado con el gran cordón de la Orden de la cometa de oro; el 21 de septiembre de 1907, el emperador Meiji le concedió el rango de Conde (hakushaku) en el sistema de nobleza kazoku entonces en vigor. Fue elogiado, también, con algunos honores extranjeros. El 1 de diciembre de 1909 Eduardo dejó el comando de la Marina imperial, y el lugar en el Comité para tomar uno de los asientos de la Junta naval, que reunió a otros tres almirantes (Inoue Yoshika, Yamamoto Gon''nohyōe, Arisugawa Takehito) nombrados para asistir al Ministro de la Marina (vicealmirante Saitō Makoto) y el jefe de estado (vicealmirante Ijūin Gorō, quien sucedió a Eduardo). En 1911 partió hacia el Reino Unido, donde representó al Imperio japonés en la coronación de Jorge V; volviendo a su tierra natal, el 21 de abril de 1913 fue elevado al prestigioso rango de Gensui Kaigun Taishō, o" Mariscal - Almirante "y asimilable al Almirante occidental de la flota. Alrededor de un año más tarde, el 1 de abril de 1914, fue elegido como el nuevo director de la escuela del príncipe heredero" , un instituto especial para educar a los miembros de la monarquía: fue, por lo tanto, el preceptor del joven Hirohito, hasta el 1 de marzo de 1921, cuando ya había asumido la regencia por el padre, el soberano Taishō de mala salud. En ese momento, Tōgō presentó su renuncia al puesto de director y también de la Marina Imperial, pero conservó su asiento en el Comité de almirantes y su consejo sobre política y guerra siempre fue tenido en alta estima. Mientras descansaba, Eduardo vivió honrado como héroe nacional, y el 11 de noviembre de 1926, se le concedió el alto honor de la Orden del crisantemo, está reservado a los miembros de la familia imperial y monarquías extranjeras: fue una de las raras excepciones a la regla, y el único caso de este tipo en Japón. La decoración marcó el retiro total de la escena pública de Tōgō, que vivió sus últimos años con su esposa e hijos. En 1930 (proponente de un aumento continuo de la Marina en la función imperialista) expresó su decepción por la conclusión del Tratado Naval de Londres, que colocó a la Marina Imperial en segundo lugar a la Royal Navy y la Armada de los Estados Unidos. El 29 de mayo de 1934, El Emperador Hirohito le dio el rango noble de Marqués (Kōshaku), pero al día siguiente Tōgō murió a la edad de 86 años, sufriendo durante mucho tiempo de un cáncer de garganta: estimado y conocido en todo el mundo, a su funeral asistieron buques de guerra estadounidenses, británicos, franceses, italianos, holandeses y chinos para un desfile final en su honor. En 1940, en memoria y celebración de su figura, se erigió un santuario homónimo en Tokio.

Tōgō se casó con Tetsuko en 1881, quien permaneció a su lado. Con ella tuvo dos hijos y una hija, que le dio cuatro nietos. Tetsuko expiró en febrero de 1935.

Tōgō Heihachirō fue interpretado por el actor Toshirō Mifune en la película japonesa Nihonkai daikaisen, dirigida por Seiji Maruyama y ambientada durante el conflicto Ruso - Japonés. Fue lanzado en Japón en 1969 y más tarde fue distribuido en Occidente bajo el título The Battle of Port Arthur.

Almirantes japoneses

Nacido en 1848

Murió en 1934

Nacido el 27 de enero

Muerto el 30 de mayo

Nacido en Kagoshima

Muertes en Tokio

Caballeros Gran Cruz de la Real Orden Victoriana

John Casella

Giovanni Casella, anglizado en John Casella (Roma, 1848 -...), fue un oficial militar estadounidense de ascendencia italiana. Se convirtió en ciudadano estadoun...

Wilhelm Windelband

Wilhelm Windelband (11 de mayo de 1848 – 22 de octubre de 1915) fue un filósofo alemán. Después de estudiar en Jena con Kuno Fischer, en Berlín con Hermann Lotz...

Militar de Estados Unidos

Nacido en Roma

Los italianos emigraron a los Estados Unidos de América

Militar italoamericano

Filósofos alemanes del siglo XIX

Murió en 1915

Nacido el 11 de mayo

Muertes el 22 de octubre

Nacido en Potsdam

Muertes en Heidelberg

Profesores de la Universidad de Heidelberg

Miembros de la Academia de Ciencias de Turín

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad