Santuario de la Madonna di San Luca

Coordenadas: 44°28 ' 44. 82 "N 11°17' 53. 05 ' E / 44. 479117 ° n 11. 298069 ° e 44. 479117; 11. 298069 el santuario de Nuestra Señora de San Luca (San Lócca in bolognese) es una basílica dedicada al culto católico Mariano y se levanta en el Colle della Guardia, un espolón parcialmente arbolado a 280 m s. n. m.al suroeste del centro histórico de Bolonia. Es un santuario importante en la historia de la ciudad, desde sus orígenes destino de peregrinaciones para venerar el Icono De La Virgen y el Niño, Llamado" de San Lucas " . Se puede llegar al santuario desde porta Zaragoza a través de una larga y característica Calle porticada, que evita la vía Zaragoza con el monumental Arco del Meloncello (1732) y luego sube abruptamente hasta el santuario.

La historia del santuario está vinculada al icono que se conserva en su interior, que dio lugar a la leyenda sobre la fundación del propio santuario y determinó su fortuna a lo largo de los siglos, convirtiéndolo en un destino de peregrinaciones. La leyenda sobre la llegada del icono que representa a una Virgen con el niño se cuenta tardíamente en la Crónica de Graziolo Accarisi, giureconsulto bolognese del siglo XV. Habla de un peregrino-ermitaño griego que, en una peregrinación a Constantinopla, habría recibido de los sacerdotes de la Basílica de Santa Sofía la pintura, atribuida a Lucas el evangelista, para llevarla al "monte de la guardia" , como se indica en una inscripción en la pintura misma. Así que el ermitaño fue a Italia en busca de La Colle della Guardia y solo en Roma sabía, por el Senador boloñés Pascipovero, que esta montaña estaba situada cerca de Bolonia. Al llegar a la ciudad de Emilia, fue recibido por las autoridades de la ciudad y la mesa de la Virgen con el niño fue llevada en procesión en la montaña. Con el tiempo la leyenda se enriqueció con detalles dictados por la imaginación o suposiciones de los cronistas. El primero fue, en 1539, Leandro Alberti que dio a la prensa La Crónica de la gloriosa Madonna di S. Luca del Monte della Guardia en Bolonia, donde hipotetizó, como la fecha de llegada del icono, el año 1160. En 1603 la escritora veneciana Lucrezia Marinelli publicó una colección de rimas sagradas que contenía un poema sobre el icono, en el que el peregrino griego se llama "Eutimio" . El Fraile Tommaso Ferrari, en 1604, añadió el detalle de que el icono había sido recibido por el ermitaño y llevado a la montaña por el obispo boloñés Gerardo Grassi. Por último, es un documento falso, producido probablemente por Don Carlo Antonio Baroni (1647 - 1704), y está fechado el 8 de mayo de 1160, contar la entrega del icono por el obispo grasa Dos Hermanas, Jay y Beatrice, hijas de Rambertino Guezi, que fundó en 1143 una ermita en la colina de la Guardia que consta de una cabaña, y una pequeña capilla dedicada a San Lucas. Este último documento falso también dio al peregrino un nombre: Theocle Kmnya (o Kamnia). Los documentos considerados auténticos nos dicen en lugar de otra figura femenina, Angelica Bonfantini, hija de Caicle de Bonfantino y Bolonia de Gherardo Guezi, quien en un documento fechado el 30 de julio de 1192, decidió entregarse a la vida ermitaña en Monte della Guardia, con el propósito de construir un oratorio y una iglesia allí. Así profesó votos en la rama femenina de los canónigos de Santa María en Reno, donándoles tierras que le pertenecían en el monte della Guardia, pidiendo a cambio ayuda en la construcción de la iglesia y pensión alimenticia para la rectoría. Sin embargo, reservó el usufructo y los ingresos de los bienes que había cedido y de los que obtendría de las ofrendas de los fieles. Al año siguiente, Angélica obtuvo el interés del Papa Celestino III, quien con un documento fechado el 24 de agosto de 1193 ordenó al obispo de Bolonia Gerardo Di Gisla colocar, a petición de Angélica, la primera piedra de la "nueva iglesia que se construirá en el monte della Guardia" , traída directamente de Roma y bendecida por el mismo Papa. Fue puesto el 25 de mayo de 1194. El nuevo santuario pronto se convirtió en un destino de peregrinación y, a medida que la importancia del lugar creció, surgió una disputa entre Angélica y el clero de Santa María en Reno, sobre la interpretación legal del Acta de donación de 1192. Los canónigos renanos, de hecho, argumentaron que Angélica, como canónica, debería haberse subordinado a la congregación de los canónigos, dejándoles los derechos relativos a la comunidad ermitaña, así como a las ofrendas y donaciones hechas a la comunidad y a la Iglesia de Santa María della Guardia. Angélica reaccionó reclamando los derechos, incluso económicos, que había reservado con la escritura de donación. La controversia creció hasta el punto de incitar a Angélica a pedir la intervención del papa, de quien iría en persona siete veces antes de que la disputa se resolviera finalmente. Un primer fallo a favor de Angélica llegó el 25 de febrero de 1195, por Celestino III, pero los renanos se opusieron. Yendo a Roma, Angélica obtuvo del papa otra bula, que obligó al obispo de Bolonia y al abad del Convento de los Santos Naborre y Felice a devolver a la obediencia los cánones de Santa María en Reno. También gracias al apoyo en la curia Romana de que gozaba el clero Renano, se negó de nuevo a cumplir con la bula, refiriéndose a las objeciones legales. Un punto de inflexión llegó cuando el Papa, por bula del 20 de noviembre de 1197, tomó bajo su protección "la iglesia y las personas de la misma, con todos los bienes que posee" , a cambio de un tributo anual de una Libra de incienso. Este acto, si bien coloca a los Ermitaños de la guardia de facto dependientes solo del pontífice, no resolvió el hecho de que, de jure, todavía eran la rama femenina de los canónigos de Santa María en Reno. El 8 de enero de 1198 murió Celestino III y en su lugar fue elegido Papa Inocencio III, quien confirmó la protección papal y resolvió la diatriba legal, estableciendo que el Acuerdo de Angélica con los renanos no debía ser considerado como una profesión religiosa sino como una simple promesa. Los renanos apelaron de nuevo hasta que, después de numerosas derrotas, buscaron un acuerdo. La disputa terminó el 13 de marzo de 1206, con la entrega de las tierras, la iglesia y los derechos relacionados a Angélica por los canónigos renanos. Angélica también presentó en 1210 una lista de los daños económicos sufridos debido a la disputa con los canónigos renanos, incluida la notable cifra de 1000 Liras de bolognini por falta de oblaciones (lo que da una idea, si probablemente inflada, de la cantidad de ofrendas que llegaron al santuario). Después de la muerte de Angélica, alrededor de 1244, el Cardenal Ottaviano Ubaldini confió la administración de la iglesia, "todas las razones, privilegios y pertinencia" a algunas monjas Agustinas procedentes de la Ermita de Ronzano, entre ellas Sor Balena, Sor Dona y Sor Marina. El 28 de enero de 1258 obtuvieron del papa Alejandro IV, la exención de la Iglesia de Santa María del Monte della Guardia del control del obispo de Bolonia. La disputa se reabrió brevemente en 1271, pero sin ningún resultado real. En 1278, a instancias del Cardenal fra Latino, las Monjas Agustinas se afiliaron a la Orden Dominicana. En 1290 a las monjas se les permitió construir fuera de Porta Zaragoza (donde hoy se encuentra la Iglesia de San José) un nuevo monasterio que lleva el nombre de San Matías, destruido en 1357, pero reconstruido dentro de las murallas en 1376. Las dos comunidades de monjas estaban gobernadas por una sola superiora que residía en San Mattia, mientras que Monte della Guardia estaba gobernada por un vicario asistido por nueve hermanas, que se turnaban cada dos años. Debido a la creciente prosperidad del Monasterio de San Mattia, el 3 de marzo de 1438 el Papa Eugenio IV ordenó que Santa María della Guardia fuera sometida a él. Después de años de declive, debido a la inestabilidad política en la boloñesa y del centro de la ciudad, el santuario volvió a conocerse gracias a la creciente peregrinación desarrollada como resultado del llamado "milagro de la lluvia" , el 5 de julio de 1433, cuando las lluvias de primavera, que corrían el riesgo de dañar la cosecha, se detuvieron a la llegada de una procesión que llevó la ciudad al icono. Las numerosas donaciones de particulares y de la Compañía de Santa María de la muerte (a la que se le había confiado el cuidado de las imágenes sagradas durante la estancia en la ciudad) permitieron entonces, en 1481, renovar completamente el edificio, que consta de una sala rectangular, cubierta por bóvedas de crucería y tiene una capilla con un poligonal donde se guardaba el icono. En el lado sur quedó el monasterio donde se encontraban las monjas del Monasterio de San Matías, a cargo de la custodia del santuario. Entre 1603 y 1623 se amplió y decoró la capilla mayor y entre 1609 y 1616 se reconstruyó el campanario. Gracias al legado del Cardenal legado pontificio Lazzaro Pallavicini, en 1696 se abrió una nueva obra de construcción, lo que llevó a una mayor expansión y ampliación de la iglesia, así como la adición de cuatro capillas laterales. Desde 1708 las obras fueron dirigidas por Carlo Francesco Dotti y Donato Fasano, lo que llevó a la construcción de una nueva y más rica capilla mayor, adornada con un nuevo altar barroco en mármol policromado, diseñado por Giovanni Antonio Ferri y realizado por los cortadores de piedra Angelo Rangheri. El patio fue terminado en 1713. El edificio actual es el resultado de una nueva intervención, más radical, decidida en 1723 y dictada por el contraste entre la nueva capilla mayor y el resto del edificio. Fue demolida y reconstruida bajo la dirección del propio Carlo Francesco Dotti, siguiendo la idea de Fray Servita Andrea Sacchi, que preveía un plan ovalado. Las obras se llevaron a cabo sin perturbar la llegada de pellegrini: las paredes del nuevo complejo, de hecho, se erigieron alrededor del antiguo edificio, que fue derribado solo después de que se completaron las obras, en 1743. Finalmente, la decoración interior se completó en 1748 y al año siguiente se readaptó la capilla mayor. El 25 de marzo de 1765, después de 42 años de trabajo, El Cardenal Arzobispo Vincenzo Malvezzi inauguró el nuevo santuario. La cúpula, la fachada y las gradas laterales exteriores fueron terminadas por Giovanni Giacomo Dotti en 1774, sobre dibujos dejados por su padre. Las leyes Napoleónicas abolieron, el 11 de febrero de 1799, el monasterio dominico de San Mattia y las hermanas, a quienes se confió el santuario, tuvieron que abandonarlo. Fueron sucedidos por los Dominicos hasta 1824, cuando fue sometido directamente al arzobispo, por el cardenal Carlo Opizzoni. Desde entonces el santuario ha sido dirigido por sacerdotes diocesanos encabezados por un vicario del Arzobispo. En 1815 nuevas obras llevaron al revestimiento de mármol de la capilla mayor y la construcción de nuevos altares de mármol, a dibujos de Angelo Venturoli. El santuario de San Lucas fue declarado Monumento nacional en 1874 y tenía la dignidad de Basílica Menor por el Papa Pío X en 1907. Entre 1922 y 1950 se realizó la decoración de la cúpula. La Plaza de enfrente fue reorganizada entre 1938 y 1950 a instancias del cardenal Giovanni Battista Nasalli Rocca. De 1930 a 1994 un orfanato de mujeres estuvo activo, primero alojado en las instalaciones debajo del santuario y más tarde trasladado a un nuevo edificio a lo largo del porche, todavía llamado "Le orfanelle" . De 1931 a 1976 era posible llegar al santuario por un teleférico panorámico, dado de baja en 1976, cuya terminal inferior se encontraba cerca de la parada de meloncello, el tranvía cesado Bolonia - Casalecchio - Vignola.

El estilo dominante es barroco, atestiguado por formas y volúmenes dinámicos y curvilíneos que se alternan en protuberancias y hendiduras continuas. El cuerpo del edificio consiste, en su mayor parte, en el tiburón elíptico muy grande, desnudo y compacto, coronado en el centro por una gran cúpula con linterna, que alberga un observatorio a 42 metros de altura. La fachada, que no cubre completamente las formas posteriores, consiste en un cuerpo delantero modelado en las formas clásicas del pronao : una orden de paraestes gigantes en estilo jónico sostienen un frontón, bajo el cual se abre un gran arco central. Conectado a los lados de la fachada, el pórtico se desarrolla con dos alas curvilíneas que encierran la Plaza en frente y que terminan con dos puestos pentagonales con un quiosco. El portal de entrada está flanqueado por estatuas de San Luca y San Marco de Bernardino Cametti, ejecutadas en 1716 y originalmente colocadas en el presbiterio. El cuerpo del antiguo monasterio dominico y el campanario se incorporan en el lado sur del edificio. El interior se caracteriza por una planta elíptica, en la que se injerta una cruz griega (formada por el eje central, y las dos capillas, el lado más grande) y tiene un presbiterio elevado, en la parte superior de la cual se coloca un icono de la Virgen con el niño. Los arcos principales están sostenidos por pilares de viga que consisten en tres columnas corintias Gigantes. Entre las obras que se encuentran en el interior, están los retablos de: los frescos son de Vittorio Maria Bigari (Capilla Mayor) y Giuseppe Cassioli (cúpula). Los estucos son obra de Antonio Borrello, Giovanni Calegari, con las estatuas de Angelo Gabriello Piò.

El camino que, subiendo a través del Colle della Guardia, conduce al santuario, fue empedrado inicialmente en 1589 por el Gobierno de la ciudad. La costumbre de los peregrinos de colgar imágenes con los misterios del Rosario en los árboles a lo largo de la ruta, indujo en 1640 al vicario Olimpia Boccaferri a comenzar la construcción de 15 capillas. Con la creciente afluencia de peregrinos, se decidió construir el porche muy largo, para proteger a los peregrinos de la lluvia. Un primer pequeño proyecto fue dibujado por los expertos Camilo en 1655, pero la escasez de recursos económicos tuvo que abandonar el proyecto, iniciado en 1673 por un grupo de individuos (incluyendo el capellán del Hospital para los peregrinos de San Biagio, Don Lodovico Zenaroli, y el marqués Girolamo Albergati, uno de los hermanos de Santa María de la Muerte), que creó un comité para la recaudación de fondos necesarios para la construcción. Ciudadanos de todas las clases participaron en su construcción desde 1674 hasta 1721, bajo la dirección del arquitecto Gian Giacomo Monti. A la muerte de estos, las obras fueron completadas por Francesco Monti Bendini y el propio Carlo Francesco Dotti, que diseñó el arco del Meloncello en 1721. Debido a la construcción de las tiendas por encima de la parte plana del porche, fue necesario realizar trabajos de consolidación en 1791. Otras obras de restauración se llevaron a cabo en 1819 y 1955. Durante este último, se perdieron muchos escudos de armas pintados que decoraban los lunetos de los arcos. El pórtico consta de un número de arcos entre 658 y 666 (dependiendo del método de conteo) y 15 capillas. Con sus 3. 796m resulta ser el porche más largo del mundo. El tramo de la llanura, que va desde el Arco Bonaccorsi (frente a Porta Zaragoza) hasta el de Meloncello, consta de 316 arcos y tiene una longitud de 1.52 km. El tramo montañoso, desde Meloncello hasta el santuario, consta de 350 arcos, incluidas 15 capillas con los misterios del Rosario, colocadas a intervalos regulares (aproximadamente cada 20 arcos) y tiene una longitud de 2.276 km. El pórtico está salpicado de lápidas y epígrafes conmemorativos de varias épocas, con un final devocional (ex voto por las gracias recibidas), o como una expresión de gratitud por las donaciones. Según la tradición, no sería accidental que esté compuesto (según cierto número)de 666 cuerdas: el número diabólico (CF. Apocalipsis, 13, 18) simbolizaría la "serpiente" , es decir, el diablo, asociado con el pórtico tanto por su forma en zigzag, como porque, terminando al pie del santuario, recuerda la iconografía tradicional del Diablo derrotado y aplastado por la Virgen bajo su talón (CF. Génesis, 3, 15).

Para evitar la perspectiva de una hambruna, el Jurisconsulto Graziolo Accarisi (autor de la crónica antes mencionada sobre la leyenda sobre la llegada del icono de Bolonia), promovió el icono desplegable de la Virgen con el niño, para mendigar delante de la imagen atribuida a San Lucas la gracia para el final de las lluvias; esto lo hizo en imitación de lo que hicieron los florentinos, que siempre llegaron a la Virgen de Impruneta, también atribuido a San Luca En 1433, durante el episcopado del beato Niccolò Albergati, la primavera era extremadamente lluviosa, amenazando con arruinar los cultivos. Cuando el icono entró en la ciudad el 5 de julio, la lluvia cesó; hubo entonces una gran fiesta con una procesión de tres días a través de la ciudad, luego la imagen fue llevada de vuelta al santuario. Por voto ciudadano, desde entonces estas celebraciones se han repetido cada año. El transporte de la imagen, durante los descensos anuales en la ciudad, fue confiado a los Padres Jesuitas de San Girolamo y Sant''Eustachio, orden suprimida en 1669 por Clemente IX, mientras que la Hermandad de Santa Maria della Morte tuvo la responsabilidad durante la estancia en la ciudad. Desde 1629 la Hermandad también tuvo la tarea de transportar desde la montaña, con reglas precisas establecidas por las monjas de San Matías. La imagen, procedente de La Colle della Guardia, descendió a la ciudad para ser llevada a la antigua iglesia de San Mattia, donde las Hermanas Dominicas la decoraron con flores y joyas. Desde allí se dirigió a la Iglesia de Santa Maria della Morte (donde hoy se encuentra el Palazzo Galvani, sede del Museo arqueológico cívico), y luego fue transportado a varias iglesias de la ciudad, hasta llegar, unos días más tarde, a la Basílica de San Petronio. En 1476, a instancias de Giovanni II Bentivoglio, las celebraciones de la Madonna di San Luca se trasladaron del primer domingo de julio al domingo de las oraciones menores de la Ascensión, mientras que en 1718 el Cardenal Giacomo Boncompagni decidió adelantarlas al sábado. Las leyes Napoleónicas suprimieron, en 1796, la compañía de Santa Maria della Morte y en 1799 el Monasterio de San Mattia : desde entonces el icono es llevado a la Catedral de San Pietro. Todavía las celebraciones comienzan, con el descenso de la imagen, el sábado anterior al quinto domingo después de Pascua. El icono es llevado a Bolonia a través del pórtico de San Luca por una solemne procesión de clérigos y fieles y, pasando por las calles del centro, llega a la catedral acompañado por las campanas dobles tocadas por los campanarios cerca de la procesión. El miércoles antes de la Ascensión, la imagen es llevada procesionalmente a la Basílica de San Petronio, desde cuyo cementerio se ha dado una bendición solemne a la ciudad desde 1588. Una vez que la imagen ha permanecido en la ciudad durante una semana, una misma procesión la lleva de vuelta al santuario. Hasta 1976 la imagen sagrada fue traída de vuelta al santuario el jueves de la Ascensión. Desde 1977, con la promulgación de la ley 5 marzo 1977 n. 54 que abolió, entre otros, La Fiesta de la Ascensión entre semana, las celebraciones se han aplazado hasta el domingo siguiente. Solo dos veces no fue posible celebrar el descenso de Nuestra Señora: en 1849, durante la ocupación austriaca de la colina y en 1944, durante la Segunda Guerra Mundial. Centro de devoción popular, el icono representa una Virgen con el niño según la iconografía Oriental clásica de odighítria o hodigitria, es decir, "la que indica el camino" , considerada la "Virgen de los viajeros" . La redacción actualmente visible del icono, quizás colocada entre finales del siglo XII y principios del siglo XIII, parece atribuible a una mano occidental, pero ciertamente perteneciente a un clima cultural Bizantino, así como a gran parte de la cultura figurativa de la época. El icono mide 65 x 57 cm y tiene un grosor de unos 2 cm. Se ejecuta en témpera y hoja de plata, sobre lienzo de lino aplicado a un tablero central de álamo, al que se añaden dos cabeceras en Olmo y castaño. Según la iconografía consolidada, la Virgen, representada en medio busto, sostiene a Jesús en sus brazos. La Virgen lleva una túnica de color azul verdoso, bajo la cual se vislumbra una enagua roja. Los rasgos faciales son alargados, los dedos de la mano cónicos. El niño, con la cabeza pequeña en comparación con su cuerpo, tiene su brazo derecho en el gesto de bendición, mientras que su mano izquierda está apretada en un puño. La túnica del niño es del mismo color rojo que la enagua de la Virgen. En el fondo se pueden ver filas de pequeñas hojas de hiedra, insertadas entre sí e intercaladas con pequeñas perlas. Dos bandas laterales de unos 4cm decoradas con motivos florales rodean la mesa, mientras que la parte superior aparece cortada. Después de estudios radiográficos, se encontró la existencia de otra pintura, más antigua, bajo la imagen ahora visible. El estilo, en este caso, es bizantino y tiene numerosas afinidades con las copias sobrevivientes de la Virgen en Santa Sofía en Constantinopla, presumiblemente fechadas entre los siglos X y Xi. El supuesto origen Oriental de la primera pintura, además, se apoya en el uso del índigo para el color de la túnica de la Virgen, en uso en Asia Menor, pero no en Italia. En la imagen original, la Virgen tiene un tabique nasal más delgado y una fosa nasal pequeña y elevada; la boca tiene ambos labios carnosos, mientras que el ojo parece más grande y alargado. El niño, por otro lado, es menos proporcionado, más sólido y redondeado, en el gesto enfático de bendición, parece al griego, en contraposición a la imagen actual, donde está al latín. En 1603 Nuestra Señora fue coronada por el Arzobispo Alfonso Paleotti. Desde 1625 la pintura está cubierta con una placa de plata que deja solo las caras descubiertas, obra de Jan Jacobs de Bruselas. En 1857 recibió una preciosa diadema del Papa Pío IX.

El camino que corre paralelo al porticato di San Luca, en la sección cuesta arriba, a menudo se ha enfrentado a carreras de bicicletas. En particular, en los últimos años es la dificultad final del Giro dell''Emilia, que se ejecuta cuatro veces. En 1956 hubo una contrarreloj del Giro de Italia (ganado por Charly Gaul); en 1984 hubo la llegada de una etapa en línea del Giro de Italia (ganado por Moreno Argentin). En 2009 el Giro de Italia del Centenario tocó a San Luca con motivo de la 14ª etapa, ganada por Simon Gerrans. La subida de San Luca fue la gran protagonista del prólogo temporal del Giro de Italia 2019. La subida comienza en Meloncello (55 m s. n. m.): desde aquí hasta el santuario son unos 2 km, con una pendiente media del 10,8% y máxima de alrededor del 18%. El tramo más empinado se encuentra a mitad de camino, poco después del punto donde la carretera pasa por debajo de la columnata (la curva se conoce como los orfanatos, ya que está frente a un antiguo orfanato de mujeres). La altitud de llegada es de 270 M A. S. L. mientras que la diferencia de altura es de 215 M. Se puede subir al santuario también por la carretera que asciende al lado opuesto de la colina (via Casaglia). Esta pendiente es más larga, pero mucho más suave. Desde 1977, la carrera internacional de running se realiza en la carretera casaglia - San Luca que, subiendo el Colle della Guardia por la via di Casaglia, llega al santuario y desciende por la colina que flanquea el histórico pórtico. La carrera, que se celebra por la noche, abarca un recorrido de 10,2 km, con una diferencia de altitud máxima de 376 m SN y 385 m de descenso.

Basílicas de Bolonia

Santuarios de Bolonia

Arquitectura barroca de Bolonia

Iglesias de la Arquidiócesis de Bolonia

Cúpulas de Italia

Sube en bicicleta · Italia

Colinas de Emilia-Romaña

Edificios de culto dedicados a María

Iglesias barrocas de Emilia-Romaña

Iglesia de Santa Maria del Tempio (Sutri)

La Iglesia de Santa Maria del Tempio es una iglesia desacralizada de Sutri, a lo largo de la Via Cassia. Se remonta al siglo XIII y perteneció a la Orden de los...

Iglesia parroquial de Santa Maria en Castello

Coordenadas: 43°22 ' 19. 82 "N 11°09' 03. 74" E / 43. 372172 ° n 11. 151039 ° E 43. 372172; 11. 151039 La pieve di Santa Maria a Castello es un edificio sagrado...

Iglesias desconsagradas de Sutri

Iglesias de Monteriggioni

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad