Piave

El Piave es un río italiano, que se origina en los Alpes Cárnicos (monte Peralba), haciendo los primeros kilómetros en Friuli - Venecia Julia, y luego cruza por completo el Véneto de norte a sur (bellunese (Cadore y Valbelluna) y la llanura veneciana del Véneto Oriental): también es conocido como "río sagrado a la patria" , en virtud de los acontecimientos históricos ocurridos en sus orillas durante la Primera Guerra Mundial.

Es el quinto río italiano en longitud entre los que desembocan directamente en el mar. El río cruza Sappada, Comelico, Centro Cadore y Valbelluna, y la llanura veneciana en las provincias de Treviso y Venecia. Ya unos pocos kilómetros después de la fuente, el Piave adquiere un alcance considerable debido a la afluencia de numerosos arroyos. Después de recorrer los primeros kilómetros en dirección sur, a la altura de la Cima Sappada el río se dobla hacia el oeste, cruzando Sappada y posteriormente recibiendo el aporte de importantes arroyos como el Piave Di Visdende, pero desciende a lo largo del Val Visdende. Pasado Sappada entra en un profundo desfiladero (l''orido Di Acquatona) y continúa su recorrido a través de Presenaio, y Campolongo, donde fluye el arroyo Frison. Aguas abajo de Santo Stefano di Cadore, se encuentra con el arroyo padola. Justo antes de la ciudad de Cima Gogna, donde recibe el Ansiei, está bloqueado por la presa comelico, creando un embalse artificial. En este largo tramo el río atraviesa los territorios de los municipios de Centro Cadore, Vigo, Lozzo, Domegge, Calalzo y Pieve di Cadore formando el Gran Lago del mismo nombre creado por la segunda presa en la localidad de Sottocastello. Aguas abajo de la presa de Pieve, en Perarolo di Cadore, recibe las aguas del Boite. El río permanece en un estrecho valle atravesado por el ferrocarril Padua - Calalzo y la carretera estatal Alemagna. Recibe las aguas del arroyo valmontina, y toca los pueblos de Macchietto, Rucorvo, Rivalgo, Ospitale di Cadore, Davestra, Termine di Cadore. A la altura de Castellavazzo sale de la estrecha montaña e inmediatamente después, en Longarone, recibe de la izquierda el Vajont y de la derecha el Maè que desciende del Valle de Zoldo. A la altura de Fortogna, recibe el arroyo desendan, mientras que en Soverzene, donde se encuentra una de las centrales hidroeléctricas más importantes de Europa, está bloqueado por el primer travesaño, para alimentar parte de su capacidad el lago de Santa Croce, y las centrales hidroeléctricas de la Val Lapisina, por lo que las aguas se desvían hacia la cuenca Livenza. Después de unos 3 km, recibe el arroyo RAI, emisario del Lago Santa Croce, y cerca de Cadola, y Ponte en los Alpes con meandros curvas en dirección suroeste, entrando en la amplia Valbelluna. En Belluno recibe el arroyo Ardo, y cruza la ciudad hasta Borgo Piave. Entre Belluno y Bribano, numerosos afluentes torrentizi: la Cigüeña, Refos, Limana, Tuora, Ardo, Gresàl. Al norte de Mel recibe las abundantes aguas del Cordevole, procedentes del Agordino. Recibiendo siempre con numerosos afluentes, como el Vesès, remontada, y Salmènega continúa su recorrido, hacia Busche, donde está bloqueado por el segundo cruce del río, cerca de Cesana formando el lago homónimo, y sus aguas se desvían hacia el Quero Central. Más abajo recibe las aguas del Caorame. Aquí sale del pliegue de valbelluna hacia el sureste, y entra en un valle más estrecho, a lo largo del cual recibe el arroyo de sonne, que cruza Feltre. Baña los pueblos Marziai, Caorera, Sanzàn, Carpèn Santa Maria, Quero-Vas, mientras fluye en un nuevo estrecho tallado entre los Prealpes de Belluno (el llamado " quero estrecho ") con a la derecha, el macizo de Grappa y, a la izquierda, El Monte Cesen. En Segusino, sale del estrecho, y cerca de Fener, está bloqueado por la tercera Cruz, con fines de riego y para alimentar el canal de Brentella. Entre Londres y Pederobba salida de la zona entre los Alpes y las estribaciones de los Alpes, entrando en la zona del Quartier del Piave limita con el Montello, en Falzè di Piave recibe el efluente final al río Soligo, procedente de los lagos de Revine, y en Nervesa della battaglia está prohibido para la última fila, para alimentar el canal de la victoria, y recibe las aguas de la salida del Canal Castelletto - Nervesa de Soverzene. Finalmente entra en la llanura veneciana. En la sección plana, el Piave, habiendo perdido gran parte de su agua, debido a las extracciones de agua que tienen lugar aguas arriba, a menudo permanece en los meses de verano seco, o reducido a una malla de rigagnoli reanudando un aspecto fluvial solo al sur de Maserada. Después del Ponte della Priula, a la altura de Lovadina, donde su lecho alcanza la anchura máxima (unos 800 m), El Piave se ramifica de dos ramas formando la tumba de Papadopoli. Al norte de Ponte di Piave las dos ramas se unen, y poco después cerca de Salgareda, termina su cauce de grava, para asumir una fisonomía con meandros. Desde Zenson, confinado en altos terraplenes artificiales, se considera navegable. Baña los pueblos de Noventa, Fossalta, la ciudad de San Donà, y la ciudad de Musile, donde el cauce serpenteante, se injerta en el corte recto, de unos 9 km hasta Heraclea, ejecutado a finales del siglo XVII con el fin de contener la contribución de escombros en la laguna y el entierro de la boca principal de Oporto, moviendo la boca hacia el este. El antiguo lecho llamado "Piave Vecchia" permanece activo desde las "puertas del corte" en Musile, donde en Caposile, los venecianos desviaron el Sile hacia el antiguo lecho del Piave que lo llevó a fluir hacia el Adriático entre Jesolo y Cavallino. Desde Heraclea fluye a través de altos terraplenes, y luego desemboca en el mar Adriático en Cortellazzo.

El río se origina a partir de un arroyo que se origina en las laderas meridionales del Monte Peralba que eleva su pico, a una altitud de 2693 sobre el nivel del Mar, otros quieren que el extremo de la barra del río está formado por el arroyo formado por la Unión de dos ríos que desemboca en el tramo de la cadena principal de los Alpes Cárnicos entre el paso Palombino y el paso de Oregón. Esta vía fluvial se forma en el Valle de Visdende desde donde sale a través de la garganta de la "Ciana" o Cima Canale; su antiguo nombre es el de Silvella (del dialecto la Salvela) pero es más comúnmente llamado Cordevole Di Visdende para distinguirlo del Cordevole Di Agordo, que es el mayor afluente del Piave. El ramal que desciende del Monte peralba y la Silvella se unen en la localidad Argentiera y constituyen el río que es el Piave. El geógrafo Giovanni Marinelli, con respecto a la disputa que las poblaciones de Sappada y Comelico compiten en los orígenes del río, resolvió el asunto con un juicio que se podría decir salomonico, llamando Piave di Sesis o Piave solo la rama que desciende del Monte Peralba, y Piave a Visdende lo que desciende del Valle del mismo nombre, pero el juicio no está satisfecho con solo uno de los dos oponentes comunes. Las cuencas tributarias del Piave Di Sesis y del Cordevole di Val Visdende, cerradas en la confluencia de este último, tienen sus respectivas superficies de 63 y 71, 5 km2. Las longitudes reales de las barras de los dos cursos, desde las fuentes hasta la confluencia, son respectivamente 15 y 11 km. Los dos cursos tienen un régimen torrencial fuerte con inundaciones rápidas e impetuosas y contribuciones de agua iguales. Los valles tallados por los dos arroyos, parece con evidencia que el de Sappada es más antiguo que el Valle de Visdende y constituye la continuidad del valle superior de Piave que es longitudinal desde Sappada hacia abajo. Dado este importante factor, y teniendo en cuenta que los documentos históricos y cartográficos muestran que el ramal que desciende del Val Visdende nunca tuvo el nombre de Piave, mientras que conservó durante siglos el curso de Sappada, el nombre del río principal o vara dorsal pertenece al ramal inicial que se origina en las laderas meridionales del Monte peralba. La fuente visible en el rifugio Sorgenti del Piave, en Val Seis es un alojamiento de principios de los años sesenta. Los prados alrededor del refugio son ricos inspring. Algunos de ellos han sido canalizados, para formar la piscina, bajo la piedra piedra que lleva la inscripción aquí nace el PIAVE. La siguiente tabla muestra los principales afluentes del Piave, en el orden en que desembocan en el río. un plan extraordinario de tres años intervenciones de defensa hidrogeológica-lista de vías fluviales de la red hidrográfica regional por la región del Véneto. b C Water Resources report by ADBVE. d la aproximación se debe al hecho de que el arroyo Padola, a diferencia de los otros afluentes reportados, no fluye exclusivamente dentro del Véneto, sino que también corre un corto tramo en la provincia de Bolzano. Una lista más completa que también incluye algunos de los afluentes más pequeños se da a continuación. A lo largo del eje del río y sus principales afluentes, hay muchas presas que dan lugar a lagos artificiales, cuyas aguas se utilizan para fines hidroeléctricos), incluyendo: (a lo largo del Cordevole y Mis) (a lo largo del Ansiei) (a lo largo del río) (a lo largo del Boite) (a lo largo del Mae) (a lo largo del Caorame) (a lo largo del Soligo) .

Piave tiene un régimen hidrológico fuertemente influenciado por las exacciones (tanto agrarias como energéticas) que se realizan en las presas de Soverzene, Busche, Fener y Nervesa. El régimen "natural" presenta un máximo primaveral, donde se suma el aporte de las lluvias que deriva del derretimiento de la nieve, y un otoño secundario. En correspondencia del tramo de Nervesa de la batalla, considerado el tramo de cierre de la cuenca montañosa, con motivo de la inundación de noviembre de 1966 se estima que hubo un caudal de unos 5 000 m3/s.

De hecho, "el Piave" se refiere constantemente a los actos y documentos originales de la República Veneciana, y los finales, y los juicios de la antigua autoridad del agua, mientras que en las obras de escritores de Veneta hidráulica de los siglos pasados, como en el dialecto dulce y puro de la población de Cadore, del Val Belluna, de la marcha de Treviso y Venecia, hasta mediados de los años veinte, y también ha resonado "el río Piave, el río Piave, de Piave" El nombre "Plavens" o "Plabem" , que apareció en la literatura histórico - geográfica Antigua solo a finales del siglo VI, desde entonces siempre ha sido Femenino. Fue Carducci, al parecer, el PRIMERO en asignar al río en su "oda al Cadore" el género masculino, que fue refutado por el geógrafo Ettore de Toni, pero reapareció en su lugar, en 1918, a Gabriele D''Annunzio, quien escribió, "o libertad, los italianos les dan hoy, el río Piave flexible para su collar" . Para poner fin a cualquier disputa, Bino Sanminiatelli promovió una investigación. Muchos fueron cuestionados: de Paolo Boselli a Francesco D''Ovidio, de Ferdinando Martini a Guido Mazzoni, de Francesco Torraca a Renato Fucini, apoyaron el género femenino. Pero el noble esfuerzo de aquellos que querían defender la tradición, llegó tarde porque, ya en 1918, cientos de miles de oficiales y soldados que se turnaban para custodiar el río sagrado, habían asignado el género masculino para acostumbrarse a los italianos a considerar esto. Fue entonces durante la Primera Guerra Mundial de nuestro siglo que el Piave fue "promovido varón por mérito de guerra" y esto permanece para Italia y para el mundo. Hoy en día la forma también utilizada coloquialmente es masculina; sin embargo, se puede encontrar el uso del género femenino por los ancianos muy vinculados a esta tierra y sus tradiciones, así como en el antiguo tramo terminal del río, ahora correspondiente al curso del Sile cerca de su desembocadura, llamado precisamente "Piave Vecchia" . Según el cronista Daniello Tomitano, erudito y humanista, aficionado al arte y la historia que vivió entre el siglo XVI y el XVII, y otros más graves completos repetidos en el año 1330 en el río Piave y en sus afluentes; los pueblos de Nemeggio, Villapaiera y Celarda fueron destruidos, y los distritos de Feltre y Pedavena, severamente dañados; escribió el Tomitano y a lo largo del río Piave y todos los puentes fueron barridos y las fábricas a lo largo del río existente (magli, Molinos y aserraderos) fueron excavados de las bases y fueron enterrados por las gravas Los primeros informes sobre las inundaciones del Piave son reportados por el historiador Giambattista Verci quien cuenta que en 1314, después de fuertes lluvias, el río salió de su lecho y se vierte en el territorio de Treviso. En ese momento, según otros historiadores, el río habría desviado su curso también en Lovadina destruyendo muchos pueblos y la Iglesia de Santa Maria Di Saletto. En 1368, después de grandes inundaciones, el Piave abrió un nuevo lecho a través de la ciudad de Lovadina. Este desvío permaneció activo durante la intumescencia del río hasta 1407 cuando por orden de la República Serenissima fue cerrado. En el siglo XV se registraron seis rellenos serios en los años 1409 - 1419 - 1420 - 1450 - 1467 es 1470. Sin embargo, los informes sobre los daños causados por las inundaciones son escasos e inciertos. De las crónicas antiguas se desprende, sin embargo, que en cada inundación hubo incursiones de aguas del Piave en la Marca Trevigiana. En 1467 hubo la disalveazione en Cimadolmo y en 1470 una ruta seria y el consiguiente desbordamiento en Romanziol. En el siglo XVI hubo diez inundaciones muy altas en los años 1512 - 1524 - 1531 - 1533 - 1554 - 1558 - 1564 - 1567 - 1572 - 1578. La inundación más ruinosa fue la de 1512 cuando el Piave desbordó en Nervesa y canalizó en Piavesella y Bottenigo y siguiendo las depresiones del terreno inundó un vasto territorio y la ciudad de Treviso causando graves daños. La inundación de 1533 siguió siendo famosa por los daños causados por las rutas del Piave a las cuencas de la laguna de Torcello, Mazzorbo y Burano. El de 1578 fue memorable por el colapso del puente que conectaba las dos orillas en Belluno y por nuevos desalveamenti del río en Cimadolmo y Ponte di Piave. La creciente frecuencia de los desastres, causados por las inundaciones de Piave en la segunda mitad del siglo XVI, no dejó de preocupar a la República Veneciana cuyos técnicos atribuyeron el agravamiento de los trastornos hidráulicos a la tala excesiva que se llevó a cabo en las montañas. También en el siglo XVII se registraron diez altas inundaciones, que se produjeron en los años 1601 - 1642 - 1664 - 1665 - 1667 - 1678 - 1681 - 1682 - 1693 es 1694. Este fue el siglo en el que la República Veneciana enfrentó y resolvió los problemas más graves de fontanería para el alojamiento de los ríos en las llanuras, y para su expulsión de la laguna de Venecia, una obra adecuadamente acompañada por el aumento y la conservación de los recursos forestales. Graves fueron los daños causados por las inundaciones mencionadas: en 1642, la ciudad de noventa fue destruida por una ruta del río; en 1664 la iglesia y varios edificios de la ciudad de Musile fueron destruidos. Durante las inundaciones de 1678 y 1681 se abrieron 48 rutas en los terraplenes construidos para guiar el Piave hasta Santa Margherita. La inundación de 1683 es famosa por la ruta de la Landrona a través de la cual y con un nuevo lecho, el Piave se dirigió a la actual desembocadura de Cortellazzo abandonando el lecho artificial excavado para expulsar el Río De La Laguna de Venecia. Solo seis elevaciones completas se enumeran en el siglo XVIII. El primero se produjo en 1708 se refería principalmente a la Boite que, ampliada en cierta medida, invirtió el pueblo de Perarolo causando la ruina de muchas casas y la muerte de varias personas. En 1748 solo hubo inundaciones y daños al campo. Dos inundaciones se repitieron a corta distancia en el verano de 1757 (junio y agosto). En agosto, había muchas rutas de Nervesa A Ponte di Piave. En 1774 y 1782 las inundaciones no causaron daños significativos, a excepción de la demolición de algunas casas y la Iglesia de Salettuol. La cronología de los eventos desastrosos alcanzó su pico en 1800, durante el cual hubo quince inundaciones muy altas y se produjo la inundación máxima conocida (1882). De 1851 a 1877, el Piave pasó la marca de guardia y entró en el Zenson completo treinta y ocho veces. Las fechas en que ocurrieron las quince grandes inundaciones en el siglo XIX son las siguientes: octubre de 1811, mayo de 1816, octubre de 1823, diciembre de 1825, octubre de 1841, noviembre de 1851, mayo de 1858, octubre de 1863, marzo de 1872, noviembre de 1877, septiembre/octubre de 1882, octubre de 1885, octubre de 1886, octubre de 1889. De esta lista se desprende que las inundaciones se manifestaron principalmente en otoño. De las quince inundaciones, de hecho doce fueron otoñales y de estas ocho ocurrieron en el mes de octubre. La inundación de 1823 fue memorable para la destrucción completa de la ciudad de Perarolo. El 12 de octubre de ese año, mientras el Boite y el Piave se ampliaban considerablemente, un deslizamiento de tierra se descargó en el Boite, cerca de su confluencia bloqueando su curso. Al día siguiente, la pesada carga de las aguas, provocó la ruptura de la barrera formada por el deslizamiento de tierra y las aguas cayeron como una avalancha sobre Perarolo que desapareció en las gargantas y se convirtió en un montón de ruinas cubiertas de grava y barro. En el mismo período hubo más rutas en los troncos de tierras bajas, incluidas las de Sant''Andrea Di Barbarana y Mussetta. Más alto, especialmente para los troncos superiores, fue la inundación de 1825, que duró cuatro días, dañó las Obras hidráulicas y guarnición a lo largo del río rod y determinó doce rutas entre Sant''Andrea Di Barbarana y San Donà di Piave. Excepcional para el crecimiento muy rápido fue la inundación de 1851 durante la cual hubo, durante cinco horas, un aumento hidrométrico por hora de 1, 36m en Zenson, donde el pico alcanzó la altitud de 10, 6m, a pesar de que el Piave a través de nueve rutas de terraplén, había invadido el campo tanto aguas arriba como aguas abajo de esa localidad. La inundación duró cinco días y las principales rutas fueron a Fossalta, Croce di Piave, Fornera y Grisolera. El año 1882 representa la triste piedra angular de los eventos hidráulicos más desastrosos de los ríos venecianos. Aunque la cuenca plavense no permaneció en ese evento indemne de las consecuencias de la desastrosa inundación que azotó toda la Alta Italia, ante los desastres causados por la ruta del Adigio ocurridos en Legnago, la inundación del Piave pasó casi desapercibida. Las lluvias comenzaron a principios de septiembre y a mediados del mes se registraron las alturas hidrométricas más altas que culminaron en los troncos de tierras bajas en la tarde del 16 de septiembre. En Zenson se alcanzó la altura de 10,80 M y el máximo conocido se excedió en 0,74 m. En el curso de la inundación había quince rutas a la derecha y a la izquierda desde Ponte di Piave hasta Cava Zuccherina, todas causadas por deslizamientos de tierra de una longitud total de un kilómetro. El diluvio duró siete días, tomando solo dieciséis horas, para alcanzar el pico y más de 6 días, para descender a la señal de guardia. Además de las rutas, hubo remontes de las cimas del terraplén y tracions consecuentes aguas abajo de Nervesa para el extendido de treinta kilómetros. El triste registro de los daños causados por las inundaciones se puede resumir en estas cifras: dañado veinticinco municipios con una población de unos 40.000 habitantes, área inundada 56.000 hectáreas; la altura media del agua en la campaña 3, 05M duración media de la inundación en diez días, pero en algunos lugares el agua permaneció en el suelo durante más de un mes. Se destruyeron tres puentes: en Quero, Vidor y San Donà y nueve puentes sobre los afluentes del río, se derrumbaron ciento treinta edificios. En 1885 hubo tres inundaciones, una de las cuales fue bastante alta el 16 de octubre. En el 1886 siguiente hubo tres inundaciones más que se agotaron sin daños graves. El año 1889 también registró tres inundaciones, la más alta de las cuales ocurrió el once de octubre y primero causó el desgarro de la orilla derecha entre el puente ferroviario y el puente provincial cerca de Musile, y luego la de un tramo del ferrocarril Mestre - Portogruaro y el antiguo terraplén de San Marco. La inundación se extendió así a la zona del Consorzio hidraulico Croce donde el agua alcanzó la altura de cuatro metros, y a la aldea de Musile donde doce casas se derrumbaron y hubo varias víctimas y daños. Finalmente, en octubre de 1896 se produjo la última inundación severa del siglo XIX que, aunque ligeramente superior a la altura de la hidrométrica de 1885, fue de muy corta duración (dos días) y permaneció contenida en el lecho del río como resultado de las obras de terraplén realizadas después de los desastres de 1885. Obras que a principios de siglo se reanudaron y ampliaron y sobre todo se integraron con obras hidráulicas - Forestales de ordenación de la cuenca montañosa, orientando así las disposiciones técnicas a criterios modernos según los cuales cada cuidado debe dirigirse a los orígenes del mal que es a la montaña y a los afluentes superiores. En esta primera mitad de nuestro siglo el Piave fue objeto de nueve inundaciones ocurridas a lo largo de los años 1903 - 1905 - 1906 - 1907 - 1914 - 1916 - 1926 (en mayo y noviembre) y en 1928. De estos eventos se debe considerar verdaderamente notable que ocurrió en 1903. En esta circunstancia, la inundación alcanzó su pico en Perarolo el 30 de octubre y se extendió rápidamente, de modo que después de trece horas tuvo el pico en Zenson con 11,58 m, una altitud de 0,74 m superior a la máxima registrada en 1882. En esta localidad las aguas comenzaron a fluir en la mañana del 31 de octubre, y luego aumentaron y se extendieron a Campolongo, Volta Croce, Musile, Passarella, San Donà y Grisolera. La longitud total de los senderos fue de unos 4 km, entre las orillas derecha e izquierda con alturas de pala que en algunos lugares alcanzaban desde 1, 15 1, 20 m. El trabajo febril realizado por cientos de trabajadores que en cada tronco amenazado construyeron Coroneles en la parte superior, muelles de sacos en el suelo en la parte posterior del terraplén, cerrando gorgoteos y lanzando piedras al río, valió la pena para evitar los graves desastres que se avecinaban en Ponte di Piave, Zenson, en el tronco de San Donà y en gaggiola. La batalla parecía ganada porque la disminución de los niveles hidrométricos había comenzado, cuando la repentina salida de un sifón se abrió al clavo del terraplén izquierdo en la localidad Intestadura en el Valle de San Donà di Piave, dio lugar en muy poco tiempo a una ruta desastrosa. La gravedad del peligro desde todo el territorio atravesado por el Piave, desde Nervesa hasta el mar, requirió la ejecución de nuevas y potentes obras de elevación, Elevación y Puente de todos los diques desde Ponte di Piave hasta la desembocadura. Todas las inundaciones posteriores fueron contenidas tanto como resultado de estos trabajos como porque en los troncos de tierras bajas las alturas hidrométricas máximas eran mucho más bajas que las ocurridas en 1903. La inundación de 1928 se caracterizó por considerables alturas hidrométricas registradas en los troncos de montaña y la manifestación de tres olas sucesivas (22 y 29 de octubre y 1 de noviembre) que no se superpusieron y permitieron el agotamiento inofensivo de la inundación. Como se sabe de 1420 a 1727, toda la cuenca del Piave fue incluida en los dominios de la República de Venecia, que no dejó de dedicar todos los cuidados posibles y amorosos a la defensa de los territorios amenazados por las frecuentes inundaciones del Piave. Es bueno que el problema que solo tenían la mente de los gobernantes de la República era proteger la costa, separando la laguna del mar, mantener el "fuose" - es decir, las bocas abiertas en la costa El poder de la laguna y evitar el envío de este último, causado por el final de los ríos, que se produjo en el contexto de la laguna. La expansión continua de los barenes, determinada por la sedimentación del Río Turbio, la aparición y propagación de cañas para el predominio de las aguas dulces sobre esas salsas, alarmó a los venecianos de tal manera que el problema titánico de la expulsión de los ríos de la laguna de Venecia fue abordado valientemente por la República. Se necesitaron unos cuatro siglos (de 1300 a 1700) para completar la gigantesca empresa que se llevó a cabo con el desvío del Piave a su actual desembocadura de Cortellazzo. Se deduce que las principales obras de disposición hidráulica del Piave llevadas a cabo por la República Veneciana tenían por objeto defender la llanura baja de la amenaza de inundaciones y desviar el tronco terminal del río para conducirlo a fluir en lugares cada vez más distantes de la franja de la laguna Oriental. En el tronco de la montaña y en el medio por el contrario, no se llevó a cabo ninguna actividad por parte del Gobierno de la República, que, sin embargo, intervino siempre para estimular iniciativas e impulsar, con la proverbial sabiduría de sus preparados e ingenieros, el trabajo de las comunidades para la defensa del territorio, como para el uso del curso de agua. El tronco más vulnerable del Piave fue el que se encontraba entre Nervesa y Spresiano y es en este tronco donde se construyeron las primeras defensas bancarias. A partir de citas fragmentarias que surgen de documentos antiguos reproducidos por los escritores de la hidráulica veneciana de los siglos pasados, parece que, desde 1317 hasta 1370, se trabajó para la construcción de los muraglioni o "murazzi" de Nervesa varias veces demolidos por las inundaciones de Piave a lo largo de los siglos. En 1509 la República Veneciana tuvo la percepción de que las paredes de Nervesa se estaban reconstruyendo con una estructura de saco, es decir, con vestiduras de piedra y relleno de grava y guijarros, envió al lugar el famoso FREY Giocondo con la tarea de dictar reglas estrictas y categóricas para la ejecución racional de las obras. Las murallas de Nervesa fueron así reconstruidas con el orden de estructura que aún conservan hoy en día. Pero las agresiones del Piave continuaron y de nuevas brechas el río desalved otra vez poniendo en peligro la ciudad de Treviso. Durante tres siglos, de 1400 a 1700, La REPÚBLICA de Venecia, por medio de proveedores apropiados, continuó levantando defensas y guardias, a orillas del Polo fluvial entre Nervesa y Zenson; pero tal actividad fue intermitente y fragmentaria, y los trabajos realizados para enfrentar los asaltos del río nunca fueron coordinados programas técnicos para la gestión racional del agua del río. Más importantes fueron las obras estudiadas e implementadas para la defensa de la llanura baja y para distanciar el flujo del Piave de Jesolo a Cortellazzo, con el fin de evitar el transporte de turbios en las aletas de la laguna. El inconveniente ya se había manifestado antes de entonces, pero en ese caso había parecido tan grave que el magistrado en las aguas decidió que desde Ponte di Piave a la cantera de Caligo se construyera un terraplén: "que sea un hecho de seis escalones trevisani (11 m) en la parte inferior y por encima de dos pasos y Medio (4, 50 m) y tan alto que supere el arzere Frente Al Piave al menos Venetia acciò en caso de que si se rompió el primer arzere esto es seguir de nuestras lagunas" En 1533, durante una inundación, el Piave se desbordó en varios lugares en su tronco inferior y sus aguas turbias invadieron el Sile que vació en la laguna, causando fuertes interrupciones en las cuencas de la laguna de Torcello y Mazzorbo. Los salvadores del magistrado esencialmente idearon un segundo dique en retirada que, teniendo lugar a lo largo del borde occidental de la laguna superior, lo aisló completamente del Piave. El llamado terraplén de San Marco se completó en 1543 y se declaró inalienable. Sigue siendo eficiente y ha salvado varias veces de inundar el territorio situado a la derecha del río. Además de esta disposición, el magistrado de las aguas había decretado que a la izquierda del Piave en la localidad de Rotta Vecchia se abriera un desvío que transportara las aguas de inundación en uno de los puertos de Livenzuola, Portesino o Cortellazzo. El famoso fontanero Cristoforo Sabbadino con una visión más amplia del problema hidráulico integró el concepto expresado por el Collegio dei Savi alle acque, y presentó en 1552 un proyecto para desviar por completo el Piave que lo llevó a fluir a Cortellazzo. Aunque aprobada por el gobierno veneciano, la idea de Sabbadino no encontró unidad de consenso y no tuvo una suerte inmediata y completa. Innumerables propuestas, controversias y discusiones se encendieron y, mientras se realizaban trabajos para excavar el desvío deseado por el magistrado a las aguas llamadas corte del Rey, El Piave continuó inundando e impaludando la llanura costera trayendo turbidez a la laguna. Después de más de un siglo de intentos de mantener como un desvío para la descarga de la inundación del río Piave, El Corte Del Rey y el canal Cavazuccherina, los Reyes Magos a las aguas reconocieron que "el único medio de mantener el Eterno, las lagunas" era desviarse completamente en el curso del río, tomando la iniciativa en Santa Margherita di Caorle, lo que necesitaba ser interclusione de una de las ramas de la Livenza y allí fluyó. El trabajo comenzó en 1642, pero procedió lentamente y tardó veintidós años en completarse. En 1664 se completó el corte del Piave y el río fue llevado a fluir en el puerto de Santa Margherita. Antes de llegar a la nueva desembocadura de las aguas del río Piave, invadió los grandes pantanos de Ribaga, Cortellazzo y Livenzuola que se conterminate de Distrito modesto dique (o " arzerini ") y como para culminar en agua de Santa Margherita durante las inundaciones o etapas altas de la marea tuvo que sopraelevarsi, sucedió, que en tales circunstancias comunes, hubo el desbordamiento o la caída de los arzerini y la inundación de los territorios circundantes. Las diversas marismas en las que las aguas del río se inundaron se intercomunicaron y se formó un gran estanque que se llamó el lago de Piave. La situación hidráulica empeoró con la sucesión de inundaciones que, como hemos informado, se repitieron en el 1664 - 1665 - 1667 - 1678 - 1681. La idea de abrir una nueva salida a las aguas invadidas en el lago de Piave fue ventilada, llevándolas al mar a través del puerto de Valle Altanea. Pero, mientras las discusiones y las propuestas estaban hirviendo, en 1683, durante una inundación bastante alta, el Piave rotti los terraplenes en Landrona frente a Cortellazzo descargaron en el mar en ese puerto que, debido a la pendiente de la tierra, constituía la salida natural del río. Los hechos dieron razón al Sabbadino que ciento cincuenta años antes había sentido la solución del problema hidráulico, y el Piave fue dejado en el cauce elegido por él y continuó desde entonces a fluir a Cortellazzo. El 5 de octubre de 1935, una nueva inundación trajo el río a su actual desembocadura, mientras que el antiguo estuario formó La Laguna del Mort.

Piave

Sitios de interés para la comunidad en Veneto

Ríos de la Ciudad Metropolitana de Venecia

Ríos de la provincia de Belluno

Ríos de la provincia de Treviso

Ríos de la provincia de Udine

Ríos afluentes del Mar Adriático

Ríos de Cadore

Lama Santa Caterina

El Lama Di Santa Caterina es una vía fluvial efímera, una de las muchas aspas del territorio de la tierra de Bari que se ramifica en hasta dos distritos de agua...

Tartarus-Canalbianco-po di Levante

El Tartaro-Canalbianco-Po di Levante es una vía fluvial del noreste de Italia, que desemboca en el mar Adriático, entre el Adigio y el río Po, formado por la co...

Parques regionales de Puglia

Ríos de la Ciudad Metropolitana de Bari

Ríos de la provincia de Verona

Ríos de la provincia de Mantua

Ríos de la provincia de Rovigo

Canales artificiales de la provincia de Rovigo

Trozo

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad