Petsamo-Kirkenes ofensiva

Ofensiva Petsamo-Kirkenes fue el nombre dado a la ofensiva llevada a cabo entre el 7 de octubre y el 2 de noviembre de 1944 por las fuerzas soviéticas del General Kirill Mereckov contra los 20. Gebirgs-Ejército Alemán (20. º Ejército de montaña) del General Lothar Rendulic en la parte norte de la Península Escandinava, entre la región de Petsamo (entonces en Finlandia) y la de Kirkenes (en la Noruega ocupada por los alemanes). Fue la campaña más importante en la historia militar llevada a cabo al norte del Círculo Polar Ártico. La ofensiva terminó con una victoria de las unidades soviéticas, que repelieron a los alemanes dentro del territorio noruego, aunque Rendulic fue capaz de establecer una nueva línea de defensa en el apogeo de Lyngen que luego defendió hasta el final de la guerra.

A mediados de febrero de 1944, Finlandia entró en negociaciones con la Unión Soviética para retirarse de la Segunda Guerra Mundial (Guerra de continuación), pero las condiciones impuestas por la URSS fueron consideradas tan onerosas que fueron rechazadas. Para obligar a Finlandia a aceptar la paz, el alto mando soviético (Stavka) ordenó a los frentes de Leningrado y Carelia lanzar una ofensiva contra las fuerzas finlandesas en el sector del frente de Leningrado a Petrozavodsk. El 10 de junio de 1944, el Ejército Rojo lanzó la ofensiva a lo largo del Istmo de Carelia capturando rápidamente Vyborg y desde aquí amenazando la capital finlandesa Helsinki. Para contrarrestar la amenaza, el comando militar finlandés transfirió parte de las fuerzas desplegadas en Carelia del Sur al frente de Viborg, pero tan pronto como esto sucedió, el frente Kareliano soviético del General Kirill Mereckov lanzó su ofensiva, atacando al norte y al noroeste y avanzando rápidamente en el área entre los lagos Ládoga y Onega. Esta operación, conocida como la "ofensiva de Víborg - Petrozavodsk" , continuó hasta el 9 de agosto y llevó a la reapertura de las negociaciones de paz el 24 de agosto. El 4 de septiembre de 1944, Finlandia firmó el armisticio con la Unión Soviética y se retiró del conflicto; entre las condiciones del acuerdo estaba el compromiso de Finlandia de desarmar o expulsar a las tropas alemanas que aún estaban presentes en su territorio a partir del 15 de septiembre. Estas fuerzas pertenecían al 20.º Ejército de montaña bajo el mando del General Lothar Rendulic y estaban estacionadas tanto al norte como al sur del Círculo Polar Ártico. La salida de Finlandia de la guerra dejó a las tropas alemanas en una posición precaria, pero ya el 6 de septiembre Rendulic había comenzado a retirarse hacia el norte los dos cuerpos de Ejército estacionados más al sur, el XVIII y XXXVI cuerpo de montaña, para formar una nueva línea defensiva entre Lyngen y Petsamo a través de Ivalo (operación Birke). Durante el mes de septiembre, los dos cuerpos alemanes se retiraron al noroeste a través de Rovaniemi para alcanzar las nuevas posiciones. Como la retirada de las fuerzas alemanas avanzó bastante lentamente y presionada por el gobierno soviético para cumplir con los acuerdos de armisticio, Finlandia se vio obligada a acelerar la retirada al enfrentarse a las fuerzas alemanas en algunos tiroteos menores. La decisión también fue impulsada por la creciente hostilidad de Suecia y la creciente importancia estratégica de las bases de submarinos a lo largo de la costa noruega después de la pérdida de las de la costa atlántica francesa; por la preocupación de que las fuerzas navales y aéreas británicas empleadas contra bases en territorio francés se desviaran al norte, haciendo vulnerables las rutas de suministro del 20. º ejército, y impedir el establecimiento del Ejército Rojo en el norte de Escandinavia A finales de septiembre, El Alto Mando alemán (OKW) revisó toda la situación estratégica alemana en Escandinavia y Finlandia y determinó que la ocupación del Norte de Finlandia ya no era vital, por lo que recomendó la retirada de todo el 20.º Ejército de montaña a Lyngen en territorio noruego. Además, el ministro de producción de guerra Albert Speer había asegurado que Alemania había acumulado suficientes reservas de níquel, lo que lo hacía menos importante para la permanencia de Alemania en el norte de Finlandia, y la presencia de todo el 20.º ejército en Noruega habría fortalecido sus defensas ante posibles acciones de los Aliados o Suecia. Tácticamente "Nordlicht" era una extensión de la operación Birke, con el problema adicional de la retirada del cuerpo XIX desplegado al este de Petsamo y la evacuación de los depósitos de los suministros que contenían reservas durante ocho meses; de hecho, siempre que el Ejército 20 pudiera permanecer aislado, Hitler había ordenado el apilamiento de enormes reservas desde 1942, de modo que en 1944, el ejército tenía a su disposición, también los bienes ahora no se puede encontrar en Alemania El cuerpo XXXVI de la montaña se reservó la tarea más fácil desde el retiro de Rovaniemi, en Finlandia, en Karasjok y Lakselv, Noruega, podía contar con carreteras durante todo el año, mientras que el cuerpo XVIII de la montaña tuvo que retirarse del torno, Skibotten, también en Noruega, a través de Muonio a lo largo de un camino solo parcialmente completo, y cuya mala condición fue compensada en parte por el hecho de que el más meridional y más abreviatura de Lyngen El 3 de octubre Hitler aprobó la operación Nordlicht, como se llamaba el plan, que implicaba la retirada de 200 000 ÷ 250 000 hombres, su equipo y suministros, durante más de 1 000 km durante el otoño Ártico, a una línea de defensa que iba desde el fiordo Lyngen hasta el extremo norte de Suecia. No se había fijado una fecha para la retirada del XIX cuerpo de montaña del frente de Murmansk : el frente debía mantener posiciones hasta que se completara la retirada de las otras unidades, después de lo cual el XIX cuerpo de montaña se retiraría a Petsamo, luego continuaría a Tarnet y Kirkenes, y desde aquí, a lo largo de la carretera 50, al fiordo Lyngen. Todo bajo la amenaza de un posible ataque a las fuerzas angloamericanas, finlandesas o soviéticas (estas habrían podido cortar a través del territorio sueco hasta Narvik, exigiendo de Suecia el uso del ferrocarril Luleå-Narvik, en contrapartida del uso de ferrocarriles, suecos, por Alemania en 1941, o ataque según la costa noruega), al desembarco de tropas noruegas desde O la intervención de Suecia, que había abrogado los acuerdos comerciales con Alemania y parecía encaminarse ahora hacia una política de ruptura total Se suponía que el XIX cuerpo alcanzaría las nuevas posiciones el 15 de noviembre ya que el invierno ártico estaba sobre nosotros y la carretera 50 normalmente se consideraba intransitable entre Kirkenes y Lakselv de octubre a junio debido a la nieve, aunque el clima de ese año parecía más indulgente de lo habitual. Las órdenes de retirada estipulaban la destrucción de cualquier trabajo militar o civil que pudiera resultar útil para el enemigo, incluidos los asentamientos. Cuando todavía se estaba preparando la operación Nordlicht, la Stavka ordenó al comandante del frente de Carelia, General Mereckov, planificar y llevar a cabo una ofensiva para eliminar a las tropas alemanas que aún se encontraban en territorio Soviético.

Los 56.000 hombres del XIX cuerpo de montaña incluían la 2. ª y 6. ª División de Montaña, La 210. ª División de Infantería, el divisionsgruppe van der Hoop (llamado así por su comandante, el Coronel Adrian Freihere van der Hoop) y la brigada de reconocimiento ciclista "Noruega" . La 210ª División, con la fuerza de unos 6000 hombres, se dispersó en una posición estática defensa de la costa entre la parte oriental de la península de Varanger, Kirkenes y Tarnet; la Divisionsgruppe van der Hoop (4000 hombres) en una posición similar entre la desembocadura del fiordo, por supuesto, a través del Istmo de la península Srednij, y la salida al mar del Río Titovka; la 6ª División (18000 hombres) mantuvo las posiciones fortificadas en el estuario de el río Litsa, el curso del Titovka y el lago Chapr; la 2ª División (16000 hombres) la línea fortificada a lo largo del Río Titovka, al sur de la 6ª División, hasta la colina 273 El XIX cuerpo no tenía vehículos blindados, pero podía contar con 135 cañones de campaña, 261 cañones antitanque, 245 morteros de 80 mm y el apoyo de unos 160 aviones. 1. La Brigada "Noruega" (2000 hombres) se mantuvo en reserva. El resto eran tropas estáticas y de apoyo. Las fuerzas soviéticas pertenecían al 14.º ejército, comandado por el General Vladimir Ščerbakov. Las tropas se organizaron en tres cuerpos de infantería, el 99º (19.000 hombres), el 131º (cuyo tamaño real no se conoce) y el 31º (12.000 hombres); dos formaciones compuestas, el 126º y el 127º cuerpo de Infantería Ligera (cada uno de los cuales tenía un tamaño nominal de unos 8.000 hombres), formadas en marzo de 1944 al unirse a brigadas de Infantería de Marina y unidades de esquí; el grupo Pigarevič (llamado así por el Comandante, General Boris pigarevič) comprende la 45ª División de infantería, la 3ª Brigada de infantería Naval y las tropas de la 2ª región fortificada El Ejército había defendido el frente de Murmansk desde 1941 con fuerzas inferiores al oponente, pero, en vista de la ofensiva, su pobre consistencia de solo dos divisiones y dos brigadas de infantería se fortaleció con la llegada desde el frente de Carelia del Sur de seis divisiones de infantería y tres brigadas de infantería ligera, llevando la fuerza total a unos 96 000 hombres. El 14. º ejército tenía su propia fuerza blindada, por lo tanto, el General Mereckov decidió asignar desde el frente de Karelia, la 7.ª Brigada Blindada, con un total de 74 tanques T - 34, un regimiento de tanques pesados KV - 85 (21), dos regimientos de cañones autopropulsados (15 unidades) agregados los dos acorazados, tres regimientos y dos brigadas de vehículos, lanzacohetes Katjuša (120 unidades). Los soviéticos tenían a su disposición también 1032 cañones, 1090 morteros, una marcada superioridad aérea (750 aviones), y el apoyo dado por la Flota del norte del almirante Arsenii Golovko, que habría utilizado la brigada de Infantería de la Armada ya en la península de Rybačij para romper las defensas de las divisiones alemanas Gruppe van der Hoop, y otra brigada para aterrizar en la costa oeste de la península y avanzar en la retaguardia alemana. La Flota del Norte tenía alrededor de 275 aviones que se utilizaron para apoyar operaciones de aterrizaje y acciones ofensivas contra el tráfico marítimo alemán, mientras que no se utilizaron para apoyar operaciones terrestres.

El terreno en el que se llevó a cabo la ofensiva se encuentra a unos 300 km al norte del Círculo Polar Ártico. A lo largo de la costa, el paisaje está dominado por la tundra y está salpicado de colinas de roca desnuda o cubiertas de líquenes. Hacia el interior, el terreno se vuelve más montañoso, y está atravesado por cientos de arroyos, que desembocan en las marismas y lagos drenados por ríos que fluyen hacia el noreste, y por numerosos barrancos y barrancos; y aquí la vegetación está formada por árboles escasos y arbustos bajos desde las alturas permiten tener una buena vista sobre el terreno circundante a la que se puede mover desapercibido, solo en períodos de poca visibilidad. El terreno en octubre aún no está congelado y es tan empapada con agua que no permite el tránsito de vehículos y dificulta incluso la marcha de las tropas. En el lado ocupado por los alemanes había dos carreteras principales importantes para el suministro o la retirada del XIX cuerpo: la carretera 50, que seguía la línea costera desde Kirkenes al suroeste, y una segunda carretera que desde Kirkenes se dirigía al este hasta Tarnet y que, entre 1943 y 1944, se extendió más al este (Tarnet road), hasta Petsamo, utilizando el trabajo forzado de prisioneros de guerra. Las otras carreteras estaban representadas por la autopista ártica, que iba de Rovaniemi a Petsamo y estaba conectada con Kirkenes, Nikel (en Finlandés Kolosjoki) y Luostari por carreteras secundarias, tres carreteras truncadas (Speer, Russa y Lan o Lanweg) al este del fiordo de Petsamo apoyaban directamente las posiciones del XIX cuerpo. En el lado ocupado por los soviéticos, una sola carretera conducía desde Murmansk a las posiciones soviéticas, aunque, en preparación para la ofensiva, algunas carreteras secundarias se prepararon brevemente en el verano de 1944. Ninguna carretera conectaba directamente las posiciones ocupadas por los alemanes con las ocupadas por los soviéticos, por lo que era de importancia primordial para ambas partes tratar de explotar la red de carreteras para sus operaciones y al mismo tiempo tratar de evitar que el oponente hiciera lo mismo. Los alemanes habían construido un elaborado sistema defensivo a partir del verano de 1941. A lo largo de los ríos Litsa y Titovka las defensas se basaban en posiciones fortificadas en tres líneas sucesivas que incluían búnker de concreto (lugares en posiciones dominantes), trincheras, depósitos y estaciones de municiones, ametralladoras y artillería, y estaban rodeadas por líneas de alambre de púas y campos de minas; la primera línea de defensa estaba tripulada, mientras que las dos siguientes se utilizarían en caso de un avance. La distancia entre dos posiciones fortificadas fue cubierta por fuego directo o indirecto de ametralladoras, cañones y morteros, diversos obstáculos y campos de Minas. En las semanas previas a la ofensiva, se construyeron posiciones intermedias adicionales o se fortalecieron las existentes. La segunda línea defensiva estaba situada a unos diez km por detrás de la primera, a lo largo de la orilla occidental del Titovka, y la tercera 25 km más atrás a lo largo del Río Petsamo. Otras líneas fortificadas protegieron las minas de Nikel, el puerto de Liinakhamari (en la desembocadura del fiordo Petsamo) y el puerto y Aeropuerto de Kirkenes.

La ofensiva, lanzada el 7 de octubre de 1944, y que dura 24 días, se puede dividir en tres fases: el avance de las líneas alemanas y la conquista de Petsamo (7 - 15 de octubre), el avance hacia Noruega y la zona minera finlandesa (18 - 22 de octubre), la conquista de Kirkenes y la persecución de las fuerzas alemanas hacia el oeste y el suroeste (23 de octubre - 1 de noviembre). En la mañana del 7 de octubre, después de dos horas y media de preparación de artillería, el 131.º cuerpo atacó las líneas fortificadas mantenidas por la 2. ª División de montaña inmediatamente al sur del Lago Chapr, en el punto que separaba las posiciones de la 2. ª División de las de la 6. ª División. Después de una serie de violentos combates, al mediodía las tropas soviéticas lograron superar las líneas fortificadas alemanas en el río Titovka en poder de la 2.ª División de montaña, que, bastante deteriorada, se retiró hacia Luostari a lo largo del Lanweg. En la noche, el cuerpo 99 se unió al ataque, y la acción, llevada a cabo con el apoyo de la artillería, la aviación y, para sorpresa de los alemanes, que no esperaban la posibilidad del uso de tanques en la tierra de las fuerzas blindadas, eliminó a varios enemigos de piedras angulares. Sin embargo, a pesar de la cuidadosa preparación, la ofensiva encontró inmediatamente numerosas dificultades debido a las condiciones climáticas, caracterizadas por la mala visibilidad, las nubes bajas y el aguanieve, que, mientras que por un lado favoreció el ataque de la infantería, por el otro hizo difícil dirigir con precisión el fuego de artillería y dificultó el apoyo aéreo en la batalla. Al día siguiente, mientras los soviéticos amenazaban con capturar la carretera en el Ártico cerca de Luostari, Rendulic ordenó a la 6ª División abandonar la línea fortificada en el Litsa y retirarse a la segunda línea de defensa en el río Titovka-y la brigada "Noruega" , mantenida hasta ese momento en reserva, para tomar una posición en los dos lados de la carretera, el Lan, que se enfrentaría con la carretera en el Ártico en Luostari. El 9 de octubre, el 126.º cuerpo, después de una agotadora marcha en terreno muy accidentado, atacó el flanco sur de la 2. ª División de montaña en dirección a la carretera Ártica, mientras que el flanco norte fue rechazado a lo largo del Lanweg abriendo una brecha con las posiciones de la 6. ª División. A medianoche del mismo día, 3 000 hombres de una brigada de Infantería de Marina desembarcaron en la costa norte de Finlandia detrás de las líneas alemanas al oeste de la península de rybačij; otra brigada de Infantería de Marina atacó por tierra a lo largo del Istmo de la Península de srednij obligando al Divisionsgruppe van der Hoop a retirarse. Además, si los soviéticos hubieran podido subir a Ivalo, el camino de retirada del cuerpo XXXVI habría estado en peligro; para evitar tal eventualidad, algunas unidades (un regimiento de la División 163, un batallón de ametralladoras y uno de las SS) del cuerpo XXXVI, bajo el mando del general Karl Rübel (Kampfgruppe Rübel), que ya había cruzado el río Kemi en su retirada hacia el norte, fueron desviadas hacia el norte - Al oeste con órdenes de proceder a máxima velocidad; las unidades llegaron a la zona noroeste de Luostari el 11 de octubre y establecieron una línea para defender las carreteras de aproximación a la autopista Ártica La compacidad de todo el XIX cuerpo comenzó a tambalearse, con la 2ª y 6ª divisiones en peligro de ser cercadas. En la mañana del 10 de octubre, el cuerpo 131º envió dos regimientos al norte a través de la brecha que se había abierto entre las posiciones de la 2ª y la 6ª División para cortar la carretera de la conexión principal rusa de la 6ª División en el oeste, mientras que al sur de la 2ª División del cuerpo 126º llevó a cabo la acción del día anterior cortando la carretera en el Ártico aproximadamente 8 km al este de Luostari. Rendulic ordenó a la 6ª División atacar al oeste para despejar la carretera rusa y luego retirarse a la tercera línea de defensa en el río Petsamo junto con el Divisionsgruppe van der Hoop; también envió a la 163ª división, que todavía estaba en la carretera Rovaniemi - Salla, a través de una marcha en etapas forzadas, para destruir las instalaciones mineras para la extracción de níquel en Kolosjoki : se habían hecho a prueba de bombas: algunos estaban alojados en búnkeres subterráneos, y los de la superficie estaban protegidos por enormes cúpulas de hormigón armado Al mismo tiempo, el 127º cuerpo, al sur de la línea alemana, avanzó hacia el oeste en terreno sin carreteras y cruzó el río Petsamo. Durante los siguientes dos días, la 6ª División logró romper la carretera rusa y junto con el divisionsgruppe van der Hoop se retiró hacia Petsamo, mientras que la 2ª División trató de mantener el cruce de la carretera Luostari. Los soviéticos habían ocupado un perímetro que se extendía a lo largo de la carretera Ártica durante unos 8 km y, para evitar que se ampliara hacia el oeste, el Kampfgruppe Rübel fue enviado para establecer una línea de Defensa a ambos lados de la carretera. El 13 de octubre, mientras el Kampfgruppe Rübel y la 2. ª División intentaban, sin éxito, liberar la carretera, atacando respectivamente al norte y al sur, el cuerpo 126º envió una parte de sus tropas al norte, cortando la carretera Tarnet, y aislando así la 6.ª División y la Divisionsgruppe van der Hoop al norte por la 2. ª División y el Kampfgruppe Rübel al sur. En una semana el 14. º Ejército había destruido un frente en cuyas defensas los alemanes habían trabajado durante tres años. Para los alemanes, el disparo, después de tres años de casi inactividad de la guerra en el frente, se intensificó por el hecho de que los soviéticos dirigieran el ataque, en contraste con lo que el 20.º Ejército había aceptado ahora como un hecho incontrovertible desde 1941: el terreno Ártico hacía imposible el movimiento rápido de grandes fuerzas y, sobre todo, descartaba la posibilidad de usar tanques de agua. Pero los soviéticos habían invertido esta creencia mediante el empleo de fuerzas especialmente entrenadas para llevar a cabo operaciones en ese tipo de terreno. A pesar de la desastrosa situación del XIX cuerpo, la inminencia del invierno ártico y la intensidad de la ofensiva soviética, Hitler y el OKW se inclinaron inicialmente a ordenar un alto temporal a la retirada en una línea al este de la zona minera y a lo largo de la carretera Ártica. La razón de esta decisión se debió a la gran cantidad de suministros acumulados en la zona, para cuya eliminación cuarenta buques de transporte estaban a punto de atracar en puertos noruegos. El 15 de octubre, las tropas de asalto soviéticas cruzaron el río Petsamo y ocuparon la ciudad del mismo nombre, mientras que la Infantería de Marina Soviética desembarcó en la desembocadura del fiordo de Petsamo y ocupó el puerto de Liinahamari. El XIX cuerpo, ya no capaz de atacar al este, pidió permiso al mando del 20.º ejército para poder atacar al oeste en lugar de desbloquear la carretera Tarnet, la única ruta posible para la retirada que había sido cortada por la Infantería de Marina Soviética en la noche entre el 12 y el 13 de octubre. El comando alemán dio su aprobación al ataque hacia el oeste, afirmando que, después de la reapertura de la carretera, Tarnet, la 2ª división, que se redujo bastante mal, dejó en la parte trasera del Kampfgruppe Rübel para reagruparse, mientras que el resto del cuerpo XIX habría tenido que formar una línea de defensa entre Petsamo y Kirkenes hasta que la mayoría de los suministros no hubieran sido evacuados. El Kampfgruppe Rübel, que había alcanzado la consistencia de dos divisiones, recibió la orden de establecer una línea de Defensa al noreste de Kolosjoki para cubrir la retirada del XIX cuerpo y bloquear el avance soviético al suroeste hacia Ivalo. Las tropas alemanas lograron superar a los relativamente pocos Marines soviéticos que bloqueaban la carretera de Tarnet, y la 6ª División y el divionsgruppe van der Hoop pudieron retirarse a Noruega. Incluso las tropas soviéticas especialmente entrenadas para la ofensiva a través de la tundra no pudieron mantener el ritmo del avance por mucho tiempo. Las tropas soviéticas habían avanzado de 35 a 60 km en pocos días superando rápidamente las tres líneas defensivas alemanas, y el 99.º y el 131. º cuerpo habían avanzado tan rápido que perdieron el apoyo de artillería después de solo dos días. Las tropas estaban agotadas después del avance y los duros combates en el difícil terreno, y carecían de suministros debido a la insuficiencia de la red de carreteras. Para permitir que las tropas descansaran y repostaran, el 15 de octubre, Mereckov ordenó detener la ofensiva durante tres días. La pausa forzada de la ofensiva soviética dio a los alemanes tiempo para reagruparse. Ya al comienzo de la ofensiva los alemanes se dieron cuenta de que no serían capaces de evacuar todos los suministros que habían guardado en el área de Petsamo, por lo que establecieron una lista de prioridades dando prioridad a los combustibles, pero aún así solo una parte podía ser evacuada, todo lo demás cayó en manos de los soviéticos los alemanes habían colocado la 6ª División debía retirarse a Ivalo, cuyas rutas de aproximación, al este de Kolosjoki y Akhmalakhti, fueron defendidas por el Kampfgruppe Rübel con el apoyo de lo que quedaba de la 2ª división; el Kampfgruppe Rübel debía mantener las líneas hasta que todas las fuerzas en retirada hubieran pasado Rendulic ordenó al Kampfgruppe Rübel volver a Salmijärvi en tres días, y, como esto habría dado a los soviéticos un acceso libre a la red de carreteras entre la zona minera de Kolosjoki y Kirkenes, las iglesias de la 6ª División para defender la aproximación a Kirkenes desde el sur para permitir el envío de mercancías almacenadas en la zona. Los alemanes destruyeron puentes y carreteras detrás de ellos con la ayuda de bombarderos de la Luftwaffe. En la mañana del 18 de octubre, el 14.º Ejército reanudó su ofensiva y el General Merechov pidió permiso a Stalin para perseguir a los alemanes en territorio noruego, obteniendo una rápida aprobación. La frontera Noruega se cruzó el 18 de octubre hacia el norte y el 23 de octubre hacia el sur. Dado que los alemanes habían dividido sus fuerzas en retirada en dos grupos, uno dirigido hacia Kirkenes y el otro hacia Ivalo, Merechov hizo lo mismo al dirigir el esfuerzo principal hacia Ivalo: el 99.º cuerpo hacia Akhmalakhti, con apoyo al norte del 126. º cuerpo; el 31. º cuerpo más al sur, hacia la zona minera de Nikel, con apoyo al 127. º cuerpo en su flanco izquierdo. Por lo tanto, el principal esfuerzo soviético se dirigió contra el Kampfgruppe Rübel, que sin embargo logró evadir el ataque frontal de las fuerzas soviéticas huyendo a lo largo de la carretera Ártica hacia el norte; pero al día siguiente el 127. º cuerpo atacó en el flanco izquierdo del Kampfgruppe rübel amenazando con cortar la carretera detrás de él; el Kampfgruppe Rübel escapó nuevamente del cerco retirándose hacia el oeste estrechos del Lago Kaskama Una menor acción en contra de Kirkenes fue llevada a cabo por el 131º Cuerpo. En los días siguientes la presión Soviética disminuyó y el Kampfgruppe Rübel fue capaz de retirarse hacia Ivalo. El 21 de octubre los alemanes abandonaron la zona minera de Nikel después de destruir las instalaciones; los soviéticos ocuparon Nikel y Nautsi al día siguiente. El 23 de octubre el cuerpo 131º atacó la 6ª División, desplegada en defensa de Kirkenes, mientras que los marines desembarcaron en el noreste de Tarnet capturando la central hidroeléctrica que abastecía a la ciudad, por lo que fue imposible para los barcos alemanes en el puerto de Kirkenes suministrar agua dulce a las calderas, por lo que Rendulic iglesias a OKW permiso para detener la evacuación de suministros y abandonar la ciudad. Después de varias horas de retraso, se dio permiso y las tropas de la 6ª División abandonaron rápidamente la ciudad y las líneas al este de ella huyendo a lo largo de la carretera 50. De las 135 000 toneladas de suministros almacenados, sólo un tercio pudo ser evacuado, las otras 90 000 toneladas fueron destruidas; los alemanes sufrieron grandes pérdidas en los dos últimos días de la evacuación de suministros de Kirkenes por aviones soviéticos. Kirkenes, incendiada por los alemanes en retirada, fue ocupada por las tropas soviéticas el 25 de octubre; el 26 de octubre comenzó la retirada alemana de la Península de Varanger y la ciudad de Vardø. La persecución de los alemanes a lo largo de la costa noruega Por el 14.º Ejército continuó hasta el 30 de octubre, cuando los soviéticos alcanzaron el fiordo de Tana. Mientras tanto, más al sur, el 126.º cuerpo, que tomó Akhmalakhti el 24 de octubre, continuó avanzando hacia el noroeste hacia la ciudad Noruega de Neiden, que llegó el 27 de octubre cortando la carretera 50, cuando la 6. ª división alemana ya había pasado. En la parte sur del frente, la persecución de los alemanes, fue arrestado el 2 de noviembre en la ciudad finlandesa de Ivalo, debido a los constantes problemas de logística y suministro determinados por la destrucción de carreteras operadas por los alemanes y obligó a Merechov a asignar parte de las tropas a la reconstrucción de carreteras y puentes.

A finales de enero, la operación Nordlicht había terminado. En el extremo noroeste de Finlandia, una pequeña franja de territorio finlandés permaneció en manos alemanas hasta finales de abril de 1945 como parte de la línea de Defensa establecida en el fiordo Lyngen. Al noreste de Lyngen, hasta la Península de Varanger, la región Noruega de Finnmark estaba completamente vacía, a excepción de dos pequeños destacamentos alemanes en Hammerfest y Alta que continuaron evacuando suministros hasta finales de febrero. De hecho, Hitler, queriendo evitar la posibilidad de que la Unión Soviética o el gobierno noruego en el exilio en Gran Bretaña podría establecerse en el extremo norte de Noruega, ordenó al norte y al este del fiordo y el Lyngen se implementó una estrategia de "tierra quemada" , por lo que el 20, el ejército llevó a cabo una destrucción sistemática de las carreteras, y de todos los militares y civiles mano a mano en retirada. Como parte de esta política, el 28 de octubre de 1944, Hitler ordenó que toda la población noruega fuera deportada más allá del fiordo Lyngen. La orden fue implementada por el 20.º ejército con la ayuda del Nasjonal Samling (el Partido Fascista noruego de Vidkun Quisling) por medio de pequeñas embarcaciones, queriendo mantener las carreteras despejadas para la retirada de las tropas alemanas. La política de "tierra quemada" se encontró con la resistencia tímida de algún oficial subordinado, pero un área dos veces grande Sicilia fue completamente devastada. Una población de unas 45.000 personas fue deportada y 10.400 casas, 115 escuelas y 27 iglesias fueron destruidas. Según el General Rendulic, no más de 200 personas escaparon de los rastrillos. Alrededor de 20.000 personas escaparon de la deportación, incluidos 10.000 ciudadanos Kirkenes y Vardø, que no pudieron ser deportados porque el avance soviético obligó a los alemanes a abandonar la zona a toda prisa, y 8.500 nómadas sami, que fueron excluidos de la política de deportación. Aunque la operación Nordilict se llevó a cabo con habilidad y tenacidad, la suerte fue un factor igual de importante para tener éxito: ninguna de las amenazas de intervención de los Aliados occidentales, Finlandia y Suecia se materializó; el clima fue particularmente bueno y el invierno llegó más tarde de lo habitual. Especialmente la operación tuvo lugar en un momento en que los recursos tanto de la Unión Soviética como de los Aliados Occidentales se utilizaban más en los frentes principales, por lo que la ofensiva soviética se llevó a cabo con fuerzas modestas, inferiores a las del 20.º ejército, y los angloamericanos no intervinieron. Contrariamente a los temores del gobierno noruego en el exilio y los Aliados occidentales, los soviéticos retiraron rápidamente sus fuerzas del territorio noruego, dejando la 45ª División de Infantería (de 131º cuerpo) a Kirkenes para atender a la población local durante el próximo invierno (toda la ciudad, con la excepción de una iglesia fue incendiada por los alemanes antes de la retirada). Una misión militar noruega llegó a Murmansk el 9 de noviembre y llegó a Kirkenes en los días siguientes. En los meses siguientes, pequeños destacamentos militares noruegos de Inglaterra y Suecia desembarcaron en Murmansk y fueron asignados al 14.º Ejército Soviético para operaciones en territorio noruego; en diciembre algunos barcos noruegos desembarcaron en Kirkenes. A finales de enero de 1945 el número de soldados noruegos en el extremo norte llegó a 1.350 y 2.735 al final de la guerra en mayo. Las últimas unidades soviéticas abandonaron el territorio noruego en octubre de 1945.

Batallas del frente oriental de la Segunda Guerra Mundial

Guerra en 1944

Batallas de la Segunda Guerra Mundial que involucran a la Unión Soviética

Batallas de la Segunda Guerra Mundial que involucran a Alemania

Batalla del Mar de Barents

La batalla del Mar de Barents se libró el 31 de diciembre de 1942 en las aguas del Mar de Barents, como parte de los eventos más grandes del Teatro Ártico de la...

Batalla de Kiev (1941)

La Batalla de Kiev, considerada por algunos historiadores como la batalla de cerco más grande en la historia militar, se libró entre el 25 de agosto y el 26 de ...

Guerra en 1942

Teatro ártico de la Segunda Guerra Mundial

Batallas de la Segunda Guerra Mundial que involucran al Reino Unido

Guerra en 1941

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad