Museo Arqueológico Nacional de Adria

El Museo Arqueológico Nacional de Adria es un museo con sede en Adria, en via Giacomo Badini, museo inaugurado en 1961. Conserva hallazgos de la colección de la familia Bocchi y Áreas Arqueológicas de la época prerromana (especialmente testimonios del primer Emporio Griego y la consiguiente ciudad etrusca) y romanos descubiertos alrededor de la ciudad. Desde diciembre de 2014, el Ministerio de patrimonio cultural y actividades lo ha gestionado a través del Polo museale del Veneto, en diciembre de 2019 se convirtió en la Dirección Regional de museos.

En los primeros años del siglo XX, la administración de la ciudad de Adria decidió comprar a la familia Bocchi documentos, manuscritos, hallazgos arqueológicos y todo lo demás que pudieran recopilar para sus estudios centrados en la historia de la ciudad recogidos entre el siglo XVIII y el XIX a la obra de Ottavio (1697 - 1749), Francisco Jerónimo (1748 - 1810) y Francesco Antonio (1828 - 1888). La idea de crear un museo doméstico para ser visitado por los amantes de la antigüedad fue de Francesco Girolamo Bocchi, quien a partir de 1787 comenzó a registrar los nombres de los visitantes. Entre los invitados destacan los Archiduques de Austria, Francesco Carlo con su esposa Sofía de Baviera, y Theodor Mommsen, famoso epigrafista alemán. La casa, ubicada en las escuelas primarias en via Felice Cavallotti, pronto resulta inadecuada, y en 1927, con el fin de colocar más dignamente el Museo Cívico, el abogado Giuseppe Cordella da a la ciudad de Adria, la planta baja y la planta principal del Palacio de la familia con vistas al corso Vittorio Emanuele (que actualmente alberga las oficinas de la administración municipal) y en 1934, se hace la eliminación del material de las escuelas Escuela primaria en Palazzo Cordella Francesco Antonio Bocchi, tras el nombramiento como Inspector de las excavaciones y hallazgos de la Polesina, emprendió las excavaciones donde se encuentra el museo hoy, recuperando hallazgos etruscos y romanos. Una vez adquirido el material, el municipio dispuso la creación, en 1903, de una nueva estructura museística, el nuevo Museo Cívico, abierto al público en 1904. Con la adquisición del material copioso que en los años entre 1938 y 1940 se recoge en la gran necrópolis prerromana y romana encontrada durante la construcción del Nuevo nuestro Canalbianco, el Superintendente de antigüedades de la región del Véneto, profesor Brusin, comienza a pensar en la necesidad de un nuevo hogar. Mientras tanto, el Museo pasa por Antes de la fase crítica de la Segunda Guerra Mundial, cuando los artefactos son empaquetados y enviados a Venecia, un lugar que se considera el más seguro, regresando al final de la guerra sin haber sido dañado; luego el momento de la inundación en noviembre de 1951, que causa la inundación del lapidario en la planta baja, que fue limpiado fácilmente del agua ya en la mañana siguiente a la noche de la ola de inundación. Entre 1956 y 1957, tuvo una vez la idea de una nueva sede, consistente en un nuevo edificio especialmente diseñado por el arquitecto Giambattista Scarpari y ubicado en el jardín público frente a la entrada del Hospital, en un terreno que para la ocasión, el Consejo municipal votó a favor de donar al estado. En la primavera de 1958, el sitio de construcción comenzó y empleó a trabajadores desempleados locales. Después de más de tres años y muchas dificultades, en julio de 1961 hacer el traslado de las reliquias en la nueva estructura y la instalación de la exposición, que lleva, el 17 de septiembre del mismo año y con motivo de las celebraciones por el centenario de la unificación de Italia, la apertura del nuevo Museo. Una resolución posterior del Ayuntamiento de marzo de 1962, confirma la donación al estado del terreno en el que se encuentra el museo, y en enero de 1969 la Oficina Técnica de impuestos confirma la toma formal de la Administración Estatal del terreno y el edificio. El 1 de febrero de 1972, el Ministro de Educación, como último acto formal, decreta la creación del Museo Arqueológico Nacional de Adria desde 2002, se ha llevado a cabo un trabajo de renovación radical que se ha integrado con la adición de una nueva ala del Museo. La intervención, realizada completamente en julio de 2009, ofrece un recorrido de visita que, a partir del primer piso , en el que se exponen los contextos de vivienda y Necrópolis desde el siglo VI hasta principios del II aC, continúa descendiendo hasta el entresuelo, ocupado por los testimonios de la época romana y alta medieval. Estas intervenciones también se hicieron gracias a los fondos del juego de lotería, de acuerdo con lo que está regulado por la ley 662/96. Desde 2001, la Superintendencia de patrimonio arqueológico del Véneto ha iniciado una renovación de la estructura, con el objetivo de completar el proyecto para 2007. El trabajo de ampliación, que comenzó en abril de 2003, requirió una laboriosa fase de diseño: fue necesario empacar y apilar las más de 60.000 piezas expuestas dentro del museo y preparar un programa de renovación para garantizar las condiciones de seguridad del material arqueológico. Los trabajos de construcción, suspendidos en el verano debido a la detección de Estratigrafía más antigua de lo esperado, terminaron con la ceremonia de inauguración el 25 de septiembre de 2004. Para la ocasión, el museo fue parcialmente reabierto al público con una exposición temporal titulada "comida y bebida en el antiguo Véneto" y con la exposición de la tumba del carro, completamente restaurada. La renovación ha transformado el edificio: articulado en tres plantas, originalmente consistía en tres edificios dispuestos ortogonalmente entre sí en los lados oeste, norte y este, para dar lugar a un claustro cuadrado interno con un pequeño jardín. El frente sur consistía en un edificio más pequeño, utilizado para mostrar la tumba de los Biga, y una pared que cerraba el cuarto lado del porche. Las obras de ampliación han creado, a lo largo del lado sur, un nuevo edificio de tres plantas que permite la conexión de anillo de los lados oeste y este. El nuevo volumen Sur, con un desarrollo curvilíneo, se separa de la geometría del edificio original y define dos frentes escalonados similares a velas estiradas. La continuidad con el edificio existente se confió a los materiales, en particular a la elección de ladrillos con zócalo de revestimiento de piedra utilizado en el parámetro de pared de la perspectiva Sur. La parte superior de la fachada, hecha de ladrillo visto, se caracteriza por un ligero motivo decorativo obtenido con la inserción rítmica de un elemento de ladrillo cortado por un cuarto. El uso de ladrillos ordinarios, producidos por un horno tradicional, proviene de la necesidad de estar de acuerdo con la cara a la vista preexistente. Las conexiones del nuevo cuerpo del edificio con el edificio original, se realizan con segmentos de "fachada-Junta" colocados ortogonalmente o inclinados, hacia atrás de la estructura y con predominio de aberturas. En la esquina sureste el desarrollo de la curva se cierra con una "fachada-junta" que conecta con el lado este. Su prospecto retoma el motivo arquitectónico preexistente de la fachada principal del museo en el lado oeste, proponiendo el doble orden de las ventanas. El nuevo frente Sur es compacto y con pocas aberturas, debido a la necesidad de recibir un modesto aporte de luz natural en los espacios interiores. El museo también se renueva en los aspectos funcionales y distributivos: se han reforzado las condiciones de seguridad de los locales utilizados como almacenamiento y los almacenes en el sótano, anteriormente de 545 m2, se han ampliado a 800 m2. Con la fusión, en el lado oeste, de oficinas y servicios, se ha hecho la distinción entre espacios funcionales y el área de exposición reservada al público. En el lado sur se colocó el taller de restauración, mientras que el área restante del mismo lado y los lados norte y este estaban totalmente dedicados a la sección Romana, con una superficie total de 632 m2. El primer piso, anteriormente de 322 m2, ahora alcanza los 551 m2 reservados para exposiciones prerromanas. En el lado oeste, la sala de exposiciones temporales se mantuvo sin cambios, mientras que en la esquina suroeste se crearon nuevos baños para el público y la sala de enseñanza. En la esquina suroeste, una nueva escalera hace la conexión entre el piso elevado y el primero y enfatiza la transición entre la fase Etrusca y la fase romana del territorio. El edificio que contiene la tumba de La Biga ha sufrido una importante renovación: la esquina del edificio se ha redondeado hacia el Claustro, mientras que el techo, primero de tres aguas, se ha transformado en un ático de piso a terraza. Para hacerlo más utilizable, el balcón del piso también ha sido sujeto a cambios. Los espacios interiores del edificio recibieron mucha atención, en particular los techos de yeso reforzado con diferentes secciones compuestas según la sucesión de las habitaciones. Un sistema mixto de bóvedas bajas, planos inclinados y rectos, permitió acomodar tanto la red de distribución de Sistemas Eléctricos y especiales, como los canales de aire acondicionado, limitando la reducción de la altura útil de las habitaciones. Con la renovación también se trataron aspectos de la tecnología: el museo está equipado con un sistema de control global (BUS) de todos los sistemas gestionados por un software con built-in, que permite la gestión integrada del sistema de iluminación, aire acondicionado, sistema anti-intrusión y sistemas de lucha contra incendios y detección de humo. El sistema permite el autodiagnóstico del Estado de eficiencia y funcionamiento de los equipos, así como la señalización inmediata de cada emergencia con la identificación del punto de alarma en los planos del Museo.

El museo está dividido en 11 secciones: El nuevo orden de los hallazgos sigue un orden cronológico, comenzando desde el primer piso con la edad del hierro y llegando al entresuelo con la edad romana. Entre los elementos que forman parte del entorno es posible mencionar algunos testimonios prehistóricos de Adria, pistas de la'' edad de Bronce final, testimonios e ilustraciones de los elementos salientes del Centro urbano de la ciudad durante el siglo VI aC. Particular importancia se ha atribuido a la presentación de los hallazgos que recuerdan el carácter multiétnico del puerto, que ha sufrido de la influencia griega, veneciana y especialmente Etrusca, prevalente en las décadas entre el VI y el siglo V AC. El museo ha proporcionado la exposición completa de todos los entierros de la fase arcaica y clásica, que representan los hallazgos más importantes hechos en Adria en las últimas décadas, así como los que se remontan al siglo IV. La nueva parte sur de la primera planta fue dedicada al siglo III a. C, una época documentada por entierros seleccionados, mientras que una galería permite la vista desde arriba de la tumba de Biga, que representa uno de los elementos específicos del Museo. Debajo de la escala elipsoidal se pueden encontrar numerosas ánforas greco-itálicas y las primeras ánforas Romanas de la época republicana: esta sección introduce el tema de la llegada de los romanos a Polesina durante el siglo II A. C, que implicó intervenciones territoriales significativas como la redacción de Via Annia y Via Popilia. En el brazo oriental se da espacio a la Adria de la época imperial romana, de la que se conservan pocos restos arquitectónicos debido a la actividad de desmontaje de los edificios llevada a cabo en la Edad Media y en las edades siguientes. Los hallazgos móviles, por el contrario, son muy numerosos y entre ellos se destacan los recipientes de vidrio fino. En el brazo norte se presentan las villas rústicas de San Basilio Di Ariano Polesine y Corte Cavanella Di Loreo, cuyo arco de existencia abarca toda la época imperial romana. Una pequeña sección también fue dedicada a Adria entre el fin del mundo antiguo y el comienzo de la Alta Edad Media. Finalmente, el Museo optó por destacar la fortuna arqueológica de la ciudad entre los siglos XVI y XIX, destacando el papel de la familia Bocchi en la salvaguardia y documentación del pasado de Adria. Los testimonios de la antigua Edad del bronce se concentran en la alta Polesina. En esta primera fase el pueblo más importante es el de Canar di Castelnovo Bariano. En las dos fases siguientes los asentamientos aumentan alcanzando su pico en la reciente edad del Bronce. En este momento los asentamientos se extendieron también en la Polesina media y baja y a lo largo de la actual provincia de Rovigo. En los siglos entre el II y el I milenio antes de Cristo, el aspecto cultural y de asentamiento de Polesine cambió drásticamente. Nuevas ciudades nacieron en posiciones estratégicas para el comercio, la más importante fue Frattesina Di Fratta Polesine. Representaba un centro de comercio continental. Con el comienzo de la edad de hierro Frattesina y los otros asentamientos polesianos fueron abandonados para siempre. En los primeros siglos del primer milenio antes de Cristo. se formaron las ciudades estatales llamadas poleis, pero debido a la mala producción agrícola, comenzó un gran flujo migratorio que llevó a muchos griegos a abandonar las ciudades en busca de nuevas tierras fértiles. La cultura helénica, el idioma y los bienes tuvieron una difusión sin precedentes, el tráfico comercial creció en todo el Mediterráneo a la ventaja, así como los griegos, los otros pueblos marineros y colonizadores. A principios de la edad del hierro el mar Adriático fue atravesado por los nativos de Daunia, rastro material de estas frecuentaciones son los buques con decoración geométrica utilizados como bienes comerciales. Huella Intangible son los lugares de culto del héroe griego Diomedes. La isla de Corfú fue el hogar de una colonia de Corinto ya en el siglo VIII aC. Con el testimonio de los pocos fragmentos cerámicos de la edad del bronce de Adria, podemos deducir que el Delta del Po no albergó asentamientos hasta principios del siglo VI A.C. en la segunda mitad del siglo VI aC. en la parte sur del Delta se fundó Spina, y hacia finales del siglo nacieron otros asentamientos etruscos. A principios del siglo VI aC. al mismo tiempo que Adria, se desarrolla un importante asentamiento comercial y artesanal en el Delta del Po, ubicado en el campo de la actual aldea de San Basilio en el municipio de Ariano Polesine. Adria ocupó el área al sur del antiguo curso del po di Adria. La ciudad estaba organizada de acuerdo con una malla ortogonal regular de bloques separados por caminos o canales orientados hacia los puntos cardinales. Un pequeño grupo de inscripciones de graffiti en las paredes de los jarrones del ático encontrados en Adria, documenta la presencia estable de individuos de la isla griega de Egina. Los documentos egineti son recipientes "parlantes" que declaran el nombre del propietario o de dedicatorias votivas a Apolo o iris. Gracias a algunas inscripciones de graffiti en jarrones de producción etrusca de principios del siglo V antes de Cristo. sabemos de la presencia en Adria de tres personajes que se establecieron como gobernantes de la ciudad, procedentes de Volsinii Veteres (actual Orvieto). Según las tradiciones del pueblo, los etruscos en Adria también eran artesanos que trabajaban bronce, cerámica y jarrones con figuras negras. El término "cerámica ática" significa cerámica producida en Atenas desde el siglo VII A. C. Extraordinario especialmente por la profusa inventiva en la decoración figurativa tuvo un éxito ilimitado, derrotando a la competencia Corintia en los comerciantes. El epicentro de la actividad de producción fue la cerámica de Atenas. Los jarrones se formaron en el torno rápido, el cuerpo y el pie se mecanizaron por separado y luego se unieron. Una vez seco el jarrón podría ser decorado. El pigmento utilizado por los alfareros para obtener figuras o fondos de un negro brillante se llama incorrectamente "pintura" . Las figuras negras se dibujaron con una punta delgada y campos de pigmento, las rojas se definieron con una línea de contorno dibujada con un pincel empapado en pigmento. Las ollas se colocaron finalmente en el horno para cocinar. Los kits funerarios son muy raros, de los pocos encontrados no parece haber un solo criterio compositivo en la segunda mitad del siglo VI aC. en el siglo siguiente la diferencia entre kits masculinos y femeninos aparece bien definida. Otro grupo de tumbas menos fácilmente enmarcadas está bien documentado en la segunda mitad del siglo V y el siglo siguiente, caracterizado por la presencia de cerámica ático. En el siglo IV aC. muchas cosas cambiaron en Italia y el Mediterráneo con la aparición de una nueva potencia, Macedonia. Con Alejandro Magno y sus conquistas, la cultura griega se asentó en todo el Mediterráneo centro-oriental hasta el corazón de Oriente Medio, dando lugar a una nueva civilización global, el helenismo. En Italia, la Etruria Padana fue totalmente perturbada por las olas de migración procedentes del noroeste, mientras que en el Centro de Italia una nueva potencia comenzó a afirmarse, Roma. En el siglo III A. C. El Norte de Italia experimentó intensas migraciones desde tierras a merced de los acontecimientos bélicos, pero Adria no sufrió ninguna consecuencia negativa. De hecho, la documentación muestra cómo en este período Adria renació de un nuevo esplendor con una expansión demográfica sin precedentes. Las actividades comerciales y artesanales florecieron creando una riqueza sólida y generalizada. Los kits funerarios de esta época se componen de vasos de cerámica que constituían el banquete y se colocaron en el lado derecho del cuerpo, en el lado izquierdo en cambio se colocaron dos palos de hierro y un candelabro. El descubrimiento de este complejo arqueológico tuvo lugar durante las excavaciones para la nueva inalveazione del Canalbianco, hecha al sur de la ciudad de Adria a finales de los años treinta del siglo XX. Juntos, orientado de norte a sur, se dividió en dos subconjuntos: el primero formado por los esqueletos de dos caballos, descansando en las caderas en la posición opuesta, y adornado de las mordeduras de hierro y tres anillos grandes bridas de bronce con alma perecedera; el segundo desde el esqueleto de un caballo bridas de Bronce, acostado en el lado derecho, con las piernas extendidas por encima del eje del carro de hierro, de los cuales solo hay llantas de hierro de dos ruedas y sus tapacubos de Bronce Las excavaciones han llevado al descubrimiento de 396 tumbas etruscas y romanas, relevantes para la gran necrópolis meridional de la antigua Adria. El 25 de mayo de 1938, la tumba 155 fue desenterrada, el entierro de tres caballos acompañados por los restos de un carro de dos ruedas. La tumba de La Biga, debido a las precarias condiciones de conservación, estaba dividida en dos bloques revestidos por una cubierta exterior de hormigón y reforzados en la parte inferior por viguetas del mismo material. Los dos bloques fueron llevados al palazzo Cordella, entonces sede del Museo Cívico, donde permanecieron hasta 1961, cuando fueron trasladados a la ubicación actual. En las décadas ha sufrido pocas intervenciones conservadoras y algunas han demostrado ser perjudiciales para el uso de materiales hoy inadmisibles: los huesos equinos se han consolidado con goma laca que con el tiempo se ha oscurecido reteniendo polvo y suciedad, mientras que las llantas se han cubierto con una capa de cemento que ha comprometido su estabilidad e integridad. Los recientes trabajos de restauración, realizados gracias a la Fondazione Cassa di Risparmio di Padova e Rovigo, implicaron la documentación del estado real de la tumba, la consolidación preventiva y el desmontaje de huesos y partes metálicas, la excavación integral del sedimento original. La fábrica construida para albergar a los Biga ha previsto una nueva invasión destinada a acomodar la tumba restaurada. El baño, cubierto con mármol rojo de Verona, se llenó a medias con arcilla expandida, sobre la que se colocó la contraforma de resina de poliéster obtenida del molde original, lo que permitió reposicionar todos los elementos de acuerdo con la disposición original. Se hicieron dos nuevos soportes metálicos para las frágiles llantas, que se fijaron en la plataforma de resina de poliéster. Ya en el momento del descubrimiento se intentó rastrear al destinatario del sacrificio fúnebre, solo logrando encontrar rastros de manipulación atribuibles al saqueo del entierro. Más tarde se pensó para conectar la tumba de los caballos a la 311, encontrado el 13 de octubre de 1938, caracterizado por sus propios elementos que denotan la riqueza de los difuntos. Sin embargo, la hipótesis es refutada por la considerable distancia entre los dos entierros. Del examen del Diario de la excavación de la necrópolis, elaborado por el arquitecto Scarpari con la colaboración de los asistentes Longo y Nicolussi, es que la tumba es más cercana a la de los caballos fue el entierro modesto de un niño, identificable como tal por la presencia de conchas de la especie Glycymeris glycymeris, caracterizada por la presencia de pares en los nodos de un doble alambre de Bronce tejido tradición celta. Con motivo de la reciente restauración se esperaba obtener nuevas pistas, llegando a formular la hipótesis de que el difunto podría estar debajo del vagón. De la excavación del sedimento, sin embargo, solo se recuperaron unas pocas partes del arnés de hierro de los caballos emparejados y una punta de lanza de estilo celta. El arma encontrada confirma que el carro es un carro de guerra y que el entierro debe atribuirse a un joven guerrero de linaje aristocrático, quizás de cultura celta, pero insertado en la sociedad etrusca de la época. La tumba de La Biga, de hecho, incluye elementos característicos de dos civilizaciones diferentes: los entierros de los caballos se refieren a la veneciana, el carro a la Celta. Los accesorios, datados en la primera mitad del siglo III aC. en ese momento, tenían una amplia difusión en el área Ilirio - dalmática, pero sobre la base de la documentación arqueológica se puede decir que también estaban presentes en Altino, Feltre y en el territorio de Verona. El arnés fue diseñado para permitir un control rápido y efectivo de la montura, un aspecto necesario en las batallas en las que la caballería tenía un papel decisivo. El estudio paleozoológico de los caballos llevó al descubrimiento de nuevos datos: la pareja de animales estaba compuesta por un macho joven y una hembra joven de una apreciada raza veneciana. El caballo que yacía en el vagón resultó ser un semental de 7 a 8 años de edad y excepcionalmente grande en tamaño. Sus proporciones indican pertenecer a una raza Oriental muy apreciada que tuvo sus orígenes en el área de Altaj entre Rusia y Kazajstán. El corazón de la sección Romana está representado por la vitrina en la que se exhiben hallazgos de vidrio colocados cronológicamente entre finales del siglo I A.C. y principios del siglo I D. C. Entre los objetos más preciados destacan el vidrio soplado verde - azul olle, utilizado como osario en entierros de incineración, y los bálsamos de vidrio soplado policromados destinados a contener líquidos, bálsamos y perfumes para el cuidado de los difuntos. También se exhiben poderosos cuernos, jarrones ceremoniales a menudo con la cabeza de un animal, de los cuales es posible ver un espécimen con la cabeza de un caracol en vidrio amarillo. Las copas de vidrio azul son atribuibles a Ennione, un alfarero de origen Oriental que se firmó con una inscripción griega. Las copas de vidrio murrino, con vidrio de caña o con la técnica de celosía en exhibición recuerdan la tradición veneciana. Particularmente raros son el vidrio opaco azul y negro y la placa de vidrio incoloro decorada con talla. El lapidario Romano se encuentra en el claustro interno de 181 m2, accesible también a los visitantes con discapacidad gracias a un sistema de rampas. En total, la exposición incluye 82 hallazgos arqueológicos de los cuales 69 estelas funerarias y 13 piezas arquitectónicas o pequeños monumentos funerarios, divididos en 16 expositores colocados a lo largo de las paredes del porche y 14 expositores colocados entre los intercolumnos. La exposición incluye la mayor parte del patrimonio epigráfico devuelto desde el subsuelo de Adria desde el siglo XVII hasta la actualidad; solo se han evitado fragmentos demasiado pequeños para ser comprensibles. El miliar del cónsul Publius Popilio Lenate, el monumento epigráfico más importante de Adria, fue colocado en la sala de romanización. El objetivo principal de la nueva instalación del lapidario era hacer fácilmente comprensible al público los hallazgos arqueológicos normalmente poco apreciados y considerados como las lápidas inscritas. Por lo tanto, el museo ha optado por organizar la exposición de acuerdo con temas como la vida religiosa y civil de la ciudad, utilizando los hallazgos individuales como documentos ilustrativos. La mayoría de los elementos interesantes fueron destacados, incluyendo el papel independiente de la mujer, la importante presencia de los esclavos liberados y las uniones entre personas de diferente estatus legal. Cada hallazgo está ilustrado por su propia leyenda, que consiste en la transcripción latina, la traducción italiana, un breve comentario explicativo, la datación y el lugar del descubrimiento. Para los especialistas, también se ha añadido una referencia bibliográfica a los principales repertorios epigráficos. La visita comienza con el brazo norte, donde el sarcófago de mármol de Terentia Capitolina se enfrenta a una selección tipológica de estelas funerarias. El Brazo Oriental presenta una pequeña sección destinada a ilustrar las formas y usos escritos documentados en los epígrafes de Adriano, seguida de la parte relativa a las inscripciones que documentan las instituciones y cultos del antiguo ayuntamiento de Atria. En el brazo occidental se expone la sección dedicada a la ilustración de la sociedad Adriana entre el siglo I aC y el siglo I DC. , con especial referencia al papel del hombre y la mujer, las relaciones familiares y la situación de la infancia. En el brazo Sur, finalmente, se aborda el tema del estatus legal de los antiguos habitantes y la posición social de los esclavos liberados, o los liberados y los esclavos. El marco social y la materia prima de las lápidas sugieren la existencia de un componente "burgués" . De hecho, el mármol está casi completamente ausente, mientras que la traquita, la piedra de las colinas Berici y los compactos de piedra caliza de la zona Juliana -riania predominan. Las inscripciones pertenecen al siglo I aC y al siglo I DC, fueron expuestas al público para ayudar a la alfabetización para esto son formas simples y tienen contenido reducido a lo esencial. Las estelas generalmente tienen formas modestas y comunes, excepto las estelas de disco, entre los monumentos funerarios Romanos más antiguos, la única presencia en el norte de Italia. La escritura en piedra, llamada "capital" , tenía que ser claramente visible y podía variar según las edades, los usos relativos y el tipo de piedra utilizada. Entre una palabra y la otra es habitual insertar un punto, que puede tener diferentes formas, de separación llamada "interpunción" . Algunas inscripciones indican la presencia del municipium en Adria entre 49 y 42 AC.se mencionan el ordo decurionum (Ayuntamiento) y los quattuorviri quinquennales (magistrados Supremos). Varias inscripciones recuerdan la presencia de collegia, es decir, cualquier asociación de personas que comparten las mismas funciones, el mismo culto o la misma profesión. Muy poca es la información sobre los cultos de la ciudad. Se especula que un templo fue dedicado a Neptuno y recordamos las inscripciones votivas a Ceres, padre libre y Hércules. En muchas inscripciones está ausente del nombre, esta ausencia permite la datación de los monumentos a más tardar, ya que el apellido se convirtió en uso común solo después de 70 d. C. La mención del nombre de un ciudadano masculino siguió las reglas precisas y que incluía cinco elementos: el praenomen, el noble, o nomen, filiación, tribus y el cognomen. De los monumentos funerarios de Adriano surge una presencia femenina consistente, una peculiaridad No común entre las inscripciones romanas. El título de mujer libre nunca incluyó el praenomen, es decir, el nombre propio individual, sino que se limitó al único gentil del padre al Femenino seguido de la filiación y el apellido. En los monumentos funerarios la edad rara vez se indicaba, esto ocurría solo si la edad era muy avanzada o muy temprana. En la necrópolis de Adria es poco frecuente encontrar monumentos funerarios de niños, ya que fueron enterrados en un agujero carente de signos externos. Esto se debe a que aún no jugaron el papel de ciudadanos del Ayuntamiento. El conocimiento sobre la configuración social de las ciudades en la época romana deriva exclusivamente de datos epigráficos. A partir de estos análisis se encontró que muchos eran personas libres, mientras que el número de hombres libres declarados era menor. Los esclavos son poco declarados ya que no poseían propiedades. Se puede suponer que en la era más próspera de Adria la mayoría de los ciudadanos disfrutaban de condiciones económicas decentes. Cuando un esclavo fue liberado y así se convirtió en liberto, asumió el praenomen y el gentil del amo. Incluso después de la liberación, continuó vinculado a su patrón, de quien se convirtió en cliente. Los esclavos tenían un solo nombre, que generalmente traicionaba su lugar de origen. Junto a ella en las indicaciones sepulcrales se indicaba el nombre del Maestro al caso genitivo, para indicar que el difunto era " siervo de. ”.

La mirada de la oscuridad. El Ciego de Adria y el Tintoretto - a partir del 5 de septiembre de 2020 la exposición, comisariada por Alessandro Ceccotto, tiene como objetivo investigar la iconografía vinculada al poeta renacentista adriese Luigi Groto a través de las imágenes que los representan y los retratos de las páginas de título de sus libros; y también se enriquece con un camino táctil con reproducciones de texto 3D y en Braille para ser utilizable por las personas con discapacidad visual. Para la ocasión y en vista del hecho de que exhibe material cronológicamente consistente, se reorganizó la exposición temporal "Adria incluso después de la época romana" .

Adria

Museos Arqueológicos de Veneto

Museos de la provincia de Rovigo

Museos estatales italianos

Iglesia de Orsanmichele

Coordenadas: 43 ° 46 ' 14. 73 "N 11°15' 18. 61" E / 43. 770758 ° n 11. 255169 ° E 43. 770758; 11. 255169 la Iglesia de Orsanmichele, también una vez conocida co...

Villa Medici de Castello

La villa medicea di Castello se encuentra en la zona montañosa de Castello en Florencia, muy cerca de la otra famosa villa medicea De La Petraia, y es famosa so...

Orsanmichele

Iglesias de Florencia

Iglesias dedicadas a San Miguel Arcángel

Arquitectura gótica de Florencia

Museos de Florencia

Museos de escultura de Italia

Residencias de la Lorena

Villas en Florencia

Medici ciudad

Arquitectura de Giorgio Vasari

Accademia della Bran

Jardines italianos

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad