Misterio del hombre de Somerton

The mystery of the Somerton Man (el misterio del hombre de Somerton) es un caso de crónica sin resolver, relativo a un hombre encontrado muerto en la mañana del 1 de diciembre de 1948 en Somerton Beach, un suburbio de Adelaida, en el sur de Australia. La historia también se conoce como el caso Tamam Shud (o Taman Shud), debido a un trozo roto de una página de poemas persas Rubayayyāt de Umar Khayyām, encontrado en un bolsillo oculto de los pantalones del hombre, escrito Tamam Shud, que en persa significa "terminado" , "concluido" . Considerado en su momento "uno de los misterios más profundos de Australia" , este caso ha sido objeto de numerosas ilusiones a lo largo de los años sobre la identidad de la víctima, el cómo y el por qué de su muerte. El interés público en el caso sigue siendo significativo debido a varios factores: el hecho de que ocurrió en un período particularmente tenso de la Guerra Fría, lo que parecía ser un código secreto encontrado en uno de sus bolsillos, el uso de veneno no rastreable, la falta de identificación y un posible amor no es correspondido. El caso fue seguido ampliamente en Australia y también en el extranjero se le prestó considerable atención, entre otras cosas porque la policía distribuyó material a través de las fronteras nacionales para tratar de identificar al cuerpo y otros gobiernos participaron en la búsqueda de pruebas.

El cuerpo fue encontrado en la mañana del 1 de diciembre de 1948, a las 6:30 a.m., en Somerton Beach (Adelaida, Australia Del Sur). Cuando llegó la policía, el cuerpo estaba tirado en la arena, con la cabeza en el terraplén y los pies cruzados, mirando hacia el mar. The police did not notice anything strange in the body; the left arm was outstretched, the right was bent. Tenía un cigarrillo entero detrás de la oreja, y otro cigarrillo, fumado por la mitad, estaba en el lado derecho del cuello del abrigo, sostenido firmemente por la mejilla del hombre. Se usa un billete de autobús desde Adelaida a San Leonards at Glenelg, un billete de tren de segunda clase sin usar de Adelaide a Henley Beach, un angosto peine de aluminio Americano, medio paquete de chicle de fruta jugosa, un paquete de cigarrillos del club del ejército que contienen cigarrillos Kensitas y un paquete de Bryant y May coincide completo durante un cuarto. Los testigos afirmarían entonces haber visto, en la tarde del 30 de noviembre, a un hombre similar al encontrado muerto, en la misma posición y en el mismo punto que el cadáver. A las 19: 00 una pareja lo vio extender su brazo derecho y luego hacer que retrocediera débilmente. Otra pareja afirmó que en la media hora de 19. 30 a 20. 00 en el que lo habían visto, no lo habían notado moverse, aunque tenían la impresión de que había cambiado de posición: los dos testificaron que habían comentado entre sí que podría haber muerto, ya que no reaccionó a los mosquitos, pero habiendo juzgado más probable que estaba dormido o borracho no habían investigado más. Witnesses claimed that the man was in the same position where the police would find him the next morning. Según el patólogo John Burton Cleland, profesor emérito de la Universidad de Adelaida, el hombre tenía "rasgos británicos" , tenía entre 40 y 45 años y estaba en perfecto estado físico. Era alto 180 cm, con ojos color avellana y cabello rubio rojizo, ligeramente gris alrededor de las sienes, con hombros anchos y cintura estrecha; las manos y las uñas no mostraban signos de trabajo manual y los dedos de los pies tenían la forma de un bailarín o alguien que usa generalmente Zapatos de dedo del pie; también los músculos de la pantorrilla alta se desarrollaron como los de un bailarín. Estos también podrían ser rasgos genéticos dominantes, además de ser característicos de los corredores de media y larga distancia. Estaba vestido con "ropa de calidad" , es decir, camisa blanca, corbata roja y azul, pantalones marrones, calcetines, zapatos y, aunque la noche y el día anteriores habían sido cálidos, un jersey de punto marrón y un abrigo cruzado gris y marrón. Toda la ropa estaba sin etiqueta y no tenía sombrero, hecho inusual en 1948 especialmente para alguien vestido de esa manera, ni cartera. Bien afeitado y sin ningún signo distintivo, el hombre no llevaba nada que pudiera identificarlo, lo que llevó a la policía a pensar en un suicidio. An autopsy was performed; the pathologist estimated the time of death at about 2 a.m. on December 1. La autopsia reveló que la última comida del hombre había sido pastosa, tres o cuatro horas antes de su muerte, pero no se encontró ninguna sustancia extraña en el cuerpo. Dwyer, el patólogo, concluyó: "estoy bastante convencido de que su muerte no pudo haber sido natural. El veneno que asumí era un barbitúrico o un hipnótico soluble." Aunque el envenenamiento siguió siendo una hipótesis fuerte, pasty no fue considerada la causa. In addition, the coroner could not determine the identity of the man, the cause of death or even whether the man seen on the evening of November 30 was the same as the dead man found the next morning, since no one had seen his face that evening. Scotland Yard también participó, en vano. A photograph of the man and his fingerprints were circulated far beyond national borders, to no avail. Dado que el cuerpo no fue identificado, el 10 de diciembre siguiente fue embalsamado y según la policía fue la primera vez que este procedimiento fue necesario. En la mañana del 2 de diciembre, el caso fue cubierto en un borrador de tercera página por The Advertiser, un periódico local en Adelaida, que apuntaba a tal E. C. Johnson como posible identidad de la víctima. The News, otro periódico local, puso el artículo en primera página por la tarde, dando más detalles sobre el hombre desconocido. El 3 De Diciembre, C. E. Johnson se presentó vivo a la policía, que luego lo eliminó de la lista de posibles identidades del cadáver; también ese día, la noticia publicó una foto del hombre en su portada, aumentando el número de declaraciones sobre la posible identidad por parte de los lectores. El 4 de diciembre, la policía declaró que las huellas dactilares del hombre no estaban en los registros de Australia Del Sur y que, por lo tanto, la investigación debía extenderse fuera del estado. El 5 de diciembre, El anunciante informó que la policía estaba investigando los registros militares después de que un hombre afirmó haber bebido con un hombre similar al encontrado muerto en un hotel Glenelg el 13 de noviembre. En ese momento el hombre misterioso le mostraría una tarjeta de retiro militar con el nombre "Solomonson" . A principios de enero de 1949, dos personas lo identificaron como Robert Walsh, un antiguo Leñador de sesenta y tres años que había dejado Adelaida varios meses antes para comprar ovejas en Queensland y no había regresado, como se esperaba, en Navidad. James Mack, después de declararse inicialmente incapaz de reconocer al hombre, se puso en contacto con la policía confirmando que era Walsh, pero que no lo había dicho antes porque había notado una diferencia en el color de su cabello. Aunque escéptico, considerando que Walsh habría sido demasiado viejo para ser el hombre, la policía confirmó que la conformación física del cuerpo podría ser la de un leñador, incluso si el estado de las manos significaba que había hecho ese trabajo durante al menos un año y medio. Sin embargo, esta pista también fue desmantelada cuando la señora Elizabeth Thompson, quien había sido una de las primeras personas en identificar el cuerpo como Robert Walsh, cambió de opinión después de verlo por segunda vez, notando la ausencia de una cierta cicatriz y la longitud de las piernas diferente de la de Walsh. Los investigadores de Victoria habían adelantado la hipótesis de que el hombre podría ser el estado de Victoria , por la similitud de las marcas de lavandería con las utilizadas por muchos tintorería Melbourne: cuando la foto del hombre comenzó a circular en Victoria, 28 personas declararon haberlo reconocido, pero todas las afirmaciones fueron rechazadas en el curso de investigaciones posteriores para las que la probabilidad de que fuera victoriana pobre A principios de febrero de 1949 había habido un total de ocho identificaciones "positivas" del cuerpo, incluidos dos hombres de Darwin que lo habían confundido con un amigo suyo, otros que creían que era un establo desaparecido o un trabajador de un barco de vapor o incluso un Sueco. En noviembre de 1953, la policía anunció que había recibido recientemente la 251A declaración de identificación de un ciudadano, pero señaló que la única indicación de valor en ese caso era la ropa que llevaba puesta. En su interior contenía una bata a cuadros de color rojo, las zapatillas de fieltro rojo de séptimo tamaño, cuatro pares de ropa interior, pijamas, herramientas para el afeitado, un par de pantalones de color marrón claro con arena en las implicaciones, un destornillador, un electricista, un cuchillo de la mesa se reduce a un instrumento corto afilado, un par de tijeras para el dedo del pie, un cepillo de la plantilla y, finalmente, un carrete de hilo encerado marca naranja Barbour, de "un unusual type" , no disponible comercialmente en Australia; era el mismo utilizado para reparar el forro de un bolsillo del pantalón que el hombre de Somerton llevaba puesto El caso dio un giro el 14 de enero de 1949, cuando el personal de la estación de Adelaida encontró una maleta marrón, cuya etiqueta había sido retirada, que había sido entregada al armario de la estación después de las 11 en punto. 00 del 30 de noviembre de 1948. Todas las placas de identificación en la ropa habían sido removidas, pero la policía encontró el nombre "T. Keane" en una corbata, "Keane" en una bolsa de lavandería y "Kean" sin la "e" final en una camiseta sin mangas, junto con tres marcas de limpieza en seco: 1171/7, 4393/7 y 3053/7. La policía cree que quien retira las placas de identificación de la otra ropa que había dejado con el nombre de "Keane" a propósito, sabiendo que no era el nombre del hombre muerto. Más tarde se señaló que las etiquetas "Kean" eran las únicas que no se podían quitar sin dañar el vestido. Después de una búsqueda, resultó que en ninguno de los países de habla inglesa una persona llamada T. Keane había desaparecido, y una publicación nacional de marcas de tintorería también resultó ser infructuosa. De hecho, todo lo que se podía obtener de la maleta era que, como estaba hecha, solo podía haberse producido en los Estados Unidos y, dado que no era para ser importada, significaba que el hombre había estado en los Estados Unidos, o se la había comprado a alguien que había estado allí. Después de comprobar los registros, ferrocarril, la policía concluyó que el hombre había llegado en la noche de Melbourne, Sydney o Port Augusta, que había tomado una ducha y estaba bien afeitado, y los baños ciudadanos adyacentes antes de regresar a la estación, donde compró un billete para el tren a las 10:50 a Henley Beach, que, por razones desconocidas, perdido o de otra manera no tomado. Después de regresar de los baños, dejaba su maleta en el guardarropa de la estación, luego tomaba un autobús a Glenelg. Derek Abbott, que estudió el caso, avanzó la hipótesis de que el hombre había comprado el billete de tren antes de entrar en la ducha: los baños públicos de la estación estaban cerrados ese día, y luego levantar el velo y tener que llegar a los baños ciudadanos habrían perdido 30 minutos, lo que explicaría la falta de uso del billete de tren y el uso del autobús. John Burton Cleland, el patólogo asignado al caso, volvió a examinar el cuerpo y observó varios detalles: primero los zapatos del hombre estaban muy limpios y probablemente pulidos recientemente, en lugar de estar en el estado que se habría esperado en un par de zapatos utilizados para vagar por Glenelg todo el día; esto habría dado apoyo a la teoría de que el cuerpo inicialmente debido a la falta de vómitos y convulsiones, los dos efectos principales del veneno Una investigación sobre la muerte del hombre misterioso, llevada a cabo por el forense Thomas Erskine Cleland, se inició unos días después del descubrimiento del cuerpo y continuó aplazándose hasta el 17 de junio de 1949. Thomas Cleland planteó la hipótesis de que, dado que ninguno de los testigos podía decir con certeza que el hombre visto en la noche del 30 de noviembre era el mismo encontrado a la mañana siguiente, seguía existiendo la posibilidad de que este último hubiera muerto en otro lugar y luego fuera abandonado en la playa, aunque señaló que esto seguía siendo una inferencia, dado que todos los testigos dijeron que todavía estaban convencidos de que era la misma persona. Cedric Stanton Hicks, profesor de Fisiología y farmacología en la Universidad de Adelaida, declaró que algunos tipos de medicamentos, que proporcionaron los nombres al forense, pueden tomarse por vía oral en dosis tan pequeñas que hacen casi imposible identificarlos, mientras que siguen siendo extremadamente tóxicos. Los nombres no se dieron a conocer al público hasta los años ochenta, cuando ambas sustancias, digitale y ouabaina) estaban fácilmente disponibles para cualquier persona en cualquier farmacia sin tener que dar una razón válida para la compra. También se observó que el último movimiento del hombre, el visto por los testigos a los 19. 00, puede haber sido la última convulsión antes de la muerte. A pesar de las pistas, el forense fue incapaz de determinar la causa de la muerte del hombre Somerton. Esto llevó a las autoridades a calificar el caso de un "misterio sin paralelo" y a creer que la causa de la muerte nunca podría ser aclarada. Casi al mismo tiempo que la investigación del forense, se encontró un pequeño trozo de papel enrollado en el bolsillo de un pantalón, con las palabras "Tamam Shud" impresas en él. Después de una búsqueda infructuosa a nivel nacional, una copia del Rubayayyāt compatible con ese pedazo de papel, una imagen del fragmento fue liberada de la policía interestatal y un hombre, que obtuvo de la policía para permanecer anónimo, reveló que había encontrado una primera edición es extremadamente rara para una traducción de Edward FitzGerald Del RUB Rubayyāt publicada en 1859 por Whitcombe y Tombs en Nueva Zelanda en el asiento trasero de su coche, que había dejado abierto alrededor de una o dos semanas antes de que el cuerpo fue encontrado en un aparcamiento en Jetty Road (Glenelg) Los empleados de la biblioteca pública fueron convocados para traducir las palabras que resultaron ser las últimas palabras de rubayyāt, una obra de Umar Khayyām, que significa "terminado" , "concluido" . Aunque la ortografía correcta del término es tamam, en relación con este caso la palabra es a menudo escrita y pronunciada por el medio taman, con la N final. No sabía de la conexión entre el libro y el caso Chronicle hasta que lo había aprendido del periódico el día anterior. Por análisis de microscopio, se comprobó que el pedazo de papel había sido arrancado de ese mismo libro. El tema del poema llevó a la policía a asumir que el hombre de Somerton se había suicidado con veneno, una teoría que sin embargo no tenía otra evidencia que apoyara. En la parte posterior del libro había anotaciones ligeras a lápiz, consistentes en letras mayúsculas dispuestas en cinco líneas, la segunda línea de las cuales estaba tachada. Dado que la segunda línea es muy similar a la cuarta, se ha asumido que está tachada como incorrecta, lo que llevaría a la suposición de que las letras constituyen un código secreto. No está claro si la primera y tercera líneas comienzan con "M" O "W" , pero generalmente tendemos a considerarla una W, dada la diferencia de la M de la segunda y cuarta líneas. También hay una pequeña "X" , por encima de la última "O" del código, cuyo significado no es interpretable. Inicialmente se pensó en un texto en algún idioma extranjero, pero luego la hipótesis del código adquirió más grosor. Los criptógrafos llamaron para descifrarlo no tuvo éxito; el Departamento de Defensa de australia, después del análisis del escrito, informó lo siguiente: en la parte posterior del libro se observó un número de teléfono perteneciente a una ex enfermera de veintisiete años que vivía en Moseley Street, Glenelg, a unos 400 metros al norte de donde se encontró el cuerpo, Jessica "Jestyn" Thomson. La mujer dijo que, mientras trabajaba en el Royal North Shore Hospital de Sydney durante la Segunda Guerra Mundial, poseía una copia del Rubayayyāt que, en 1945, en el hotel Clifton Gardens en Sydney, le dio a un teniente de la sección de transporte de agua del ejército australiano, Alfred Boxall. Cuando el detective Leane le mostró el molde de yeso del cuerpo, "Jestyn" dijo que no pudo identificarlo, ni confirmar o descartar que era Boxall. Según Leane, al ver la impresión de la mujer habría tenido una reacción a la muy fuerte, que se describe como "completamente sorprendido, hasta el punto de dar la impresión de estar a punto de desmayarse" ; en una entrevista en 2002, Paul Lawson, el técnico que había hecho el yeso, informó haber notado que la mujer, después de ver el cuerpo, inmediatamente volvió la mirada y no había mirado. Tenga en cuenta que "Thomson" era el apellido de Prosper Thomson, el hombre con quien "Jestyn" se casaría solo más tarde, en 1950 (después de haber obtenido el divorcio de su primera esposa), pero con quien ya había tenido un hijo en 1947, Robin. Su apellido de soltera en ese momento era Powell, sin embargo, se identificó a sí misma ante la policía como "Jessica Thomson" , aunque no estaba casada en ese momento y ni siquiera es seguro si ya estaba cohabitando con su futuro esposo. Los medios de comunicación informaron que la mujer afirmó haberse mudado a Melbourne después de la guerra y se casó; luego recibió una carta de Boxall, a la que respondió que se había casado. Thomson añadiría que, hacia finales de 1948, un hombre desconocido le pediría a su vecino información sobre ella. No hay evidencia de que Boxall, que no sabía el nombre de casada de la mujer, haya tenido contacto con ella después de 1945. Thomson, que negó saber nada sobre el caso, obtuvo por la policía para permanecer en el anonimato para evitar la vergüenza de estar vinculado al hombre de Somerton o Boxall; la policía le han concedido, privando a las investigaciones siguiendo uno de los senderos, el más prometedor (su nombre fue considerado importante, porque existía la posibilidad de que fuera la clave para descifrar el mensaje en la parte posterior del libro). Gerald Feltus, un investigador de la junta que había seguido el caso sin resolver, entrevistó a "Jestyn" en 2002, afirmando haber encontrado "evasivo" o "reacio a hablar sobre el tema" , y pidió no hablar de ella públicamente, porque su familia no estaba al tanto de su participación en el caso; Feltus era de la opinión de que "Jestyn" sabía la identidad de los muertos. Jessica "Jestyn" Thomson murió en 2007; en un libro de 2010, Gerald Feltus afirmó haber recibido permiso para revelar los diversos nombres del caso de la familia del marido de Jestyn, que se consideran seudónimos. La policía creyó que el hombre encontrado muerto era en realidad Boxall hasta que lo encontraron vivo y bien, todavía con su copia del Rubayayyāt (una edición impresa en Sydney en 1924) completamente intacta; Boxall, quien después de la guerra reanudó su trabajo anterior en una estación de autobuses de Randwick (Nueva Gales del Sur), desconocía por completo la conexión entre el hombre de Somerton y él mismo. En el frente de esa copia del libro, "Jestyn" había cubierto el versículo 70 de la obra: se difundieron rumores de que Boxall estaba llevando a cabo actividades de inteligencia durante la guerra, y el hombre de Somerton era un espía ruso envenenado por oponentes desconocidos. En una entrevista en 1978, Boxall declaró que nunca le había dicho a "Jestyn" sobre su trabajo en el ejército y que no podría haber sabido nada a menos que otros le hubieran dicho al respecto. Para difundir estos rumores también ayudó el hecho de que el hombre había muerto en Adelaida, la capital más cercana a Woomera, una base de misiles, y el Centro de inteligencia de alto secreto, y también el particular, que uno de la ciudad donde el hombre podría ser dejado para Adelaida era Port Augusta, también cerca de Woomera. Tres meses antes de la muerte de Somerton el 16 de agosto de 1948, también había muerto de envenenamiento digital de Harry Dexter White, un miembro del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, que había sido acusado de ser un espía soviético en la investigación del proyecto Venona. Además, en abril de 1947, el servicio de inteligencia de señales de los Estados Unidos, durante el proyecto Venona, descubrió que el material de alto secreto había sido pasado del Departamento Australiano de Asuntos Exteriores y comercio a la embajada soviética en Canberra. Esto llevó, en 1948, a una prohibición de la transferencia de cualquier información confidencial de los Estados Unidos a Australia, una decisión a la que el gobierno australiano respondió creando la organización Australiana de inteligencia de seguridad.

Después de la investigación se hizo un molde de yeso del hombre, desde los hombros hacia arriba, y el cuerpo fue enterrado en el cementerio West Terrace en Adelaida. La ceremonia de entierro fue llevada a cabo por el Ejército de Salvación, y los gastos de entierro fueron pagados por la Asociación de Corredores de apuestas de La Tribuna de Australia Del Sur. Años después del entierro, las flores comenzaron a crecer en la tumba, por lo que la policía interrogó a una mujer que había sido vista saliendo del cementerio, quien declaró que no sabía nada sobre el hombre enterrado allí. Al mismo tiempo, la recepcionista del hotel Strathmore, frente a la estación de Adelaide, reveló que un "hombre extraño" había ocupado la habitación 21 alrededor del momento de la muerte de Somerton, abandonándola el 30 de noviembre de 1948; también recordó que los limpiadores habían encontrado un caso médico negro y una jeringa hipodérmica en la habitación. El 22 De Noviembre De 1959 E. B. La policía de Australia del Sur considera que el caso sigue abierto; el molde de yeso, que también contiene parte del cabello del hombre, todavía está conservado por la policía, pero muchos de los juicios restantes desaparecieron: El formaldehído utilizado para embalsamar el cuerpo ha arruinado una buena parte del ADN, el caso brown, fue destruido en 1986, y las declaraciones de los testigos han desaparecido de los archivos digitales de la policía con el paso del año Collins, un recluso en la prisión de Wanganui afirmó conocer la identidad del hombre de Somerton. Ha habido numerosos intentos en los años siguientes-y todos sin éxito-para descifrar el código que se encuentra en la parte posterior del libro, también llevado a cabo por la inteligencia militar y naval, matemáticos, astrólogos y criptógrafos aficionados. En 2004, el investigador retirado Gerald Feltus especuló que la última línea del código, "ITTMTSAMSTGAB" , era el tema principal de "It''s Time to Move to South Australia Moseley Street" . " (" It''s time to go to Moseley Street, South Australia. Moseley Street era la calle Glenelg donde vivía la enfermera Jessica " Jestyn " Thomson). En un documental sobre el caso, titulado The Somerton Beach Mystery series, producido por la Australian Broadcasting Corporation en 1978, fueron entrevistados Boxall, que no fue capaz de añadir nada nuevo sobre el caso, y Paul Lawson, que había hecho el molde de yeso del cuerpo, que se negó a responder cuando se le preguntó si alguien se había identificado positivamente en el cuerpo. En 1994, el juez y médico forense John Harber Phillips, analizando el caso, declaró que, dada la congestión del estómago, la ausencia de enfermedades naturales y la ausencia de otras pruebas macroscópicas, era indudable que el resultado de la muerte era digital. El superintendente en Jefe de Australia Del Sur, Len Brown, quien siguió el caso, dijo que estaba convencido de que el hombre era de uno de los países del Pacto de Varsovia, lo que explicaría la incapacidad de la policía para establecer su identidad.

En marzo de 2009, un grupo de profesores de la Universidad de Adelaida, liderados por Derek Abbott, tomaron el caso tratando de descifrar el código y proponiendo exhumar el cuerpo para pruebas de ADN. Sin embargo, estas investigaciones fueron dificultadas por una serie de factores: primero, en los años sesenta se perdió la copia del Rubayayyāt involucrado en el caso, y no se encontró otra idéntica. Los relatos de las autopsias de 1948 y 1949 también ya no existen, y aunque la Biblioteca Barr Smith conserva varios registros de Cleland, ninguno de ellos se relaciona con este caso. El profesor de anatomía de la Universidad de Adelaide Maciej Henneberg, examinando las imágenes de las orejas del hombre, observó que la cavidad superior es mucho más grande que la inferior, una característica rara en la población caucásica (transportada solo por 1-2% de los individuos). Los exámenes dentales realizados en mayo de 2009 también revelaron que el hombre de Somerton sufría de hipodoncia en ambos incisivos laterales, también una característica rara, común a solo el 2% de la población mundial. En junio de 2010, Abbott pudo tener una fotografía del Hijo de "Jestyn" , Robin Thomson, en la que se destacaban claramente en ambas orejas, los dientes, y de la que se podía inferir que el chico tenía que ser el mismo que la forma de las orejas del hombre de Somerton, es la ipodontia (la probabilidad de que esto fuera una coincidencia se estima en uno de cada diez a veinte millones). Según suposiciones de los medios, Robin, que tenía 16 meses de edad en 1948 y murió en 2009, podría haber sido el Hijo de Alfred Boxall o el hombre de Somerton, transmitido por Jessica como el Hijo de su marido Prosper, una alegación que podría ser refutada o confirmada por pruebas de ADN. Sin embargo, la exhumación del cuerpo fue denegada en octubre de 2011 por el Fiscal General John Rau, afirmando que "debe haber razones de interés público que vayan mucho más allá de la curiosidad popular o el vago interés científico" . En 2011, una mujer de Adelaida entregó a Henneberg un documento de identidad que había encontrado entre las pertenencias de su padre, que pertenecía a uno de esos H. C. Reynolds, que se parecía mucho al hombre de Somerton; Henneberg confirmó el parecido extremo de Reynolds con el hombre de Somerton, particularmente gracias a las orejas idénticas de los dos y un lunar en la mejilla en la misma posición en ambas fotos. La coincidencia entre las dos fotografías llevó a Henneberg a identificar positivamente al hombre en Somerton con Reynolds; el documento emitido en los Estados Unidos el 28 de febrero de 1918, identificó a Reynolds como un marinero en los británicos que tenía la edad de 18 años; sin embargo, la investigación realizada en los archivos nacionales del Reino Unido y el Memorial de guerra El Australiano no encontró evidencia de un H. C. Abbott también ha objetado al hecho de que la policía, tratando en el momento del caso, habría pasado por alto algunos detalles: por ejemplo, el hecho de que el paquete de cigarrillos Club Del Ejército contenía cigarrillos kensitas se atribuyó a la práctica generalizada de la época de comprar cigarrillos económicos en paquetes de cigarrillos más caros, pero en realidad las Kensitas eran bastante caros, lo que llevaría a investigar los cigarrillos (reemplazado sin el conocimiento del hombre de Somerton) como la fuente del veneno, una pista nunca siguió Reynolds, y la investigación de esto todavía está en curso por la policía de Australia Del Sur. En julio de 2013, Abbott publicó una representación artística de los muertos, con la esperanza de que fuera más fácil identificarlos (ya que, dijo, la foto de la autopsia que ya se había publicado entonces no sería suficiente para reconocer al hombre). En noviembre de 2013 la familia de "Jestyn" concedió una entrevista televisiva; en ese momento Kate Thomson, hija de Jessica y Prosper, dijo que su madre revelaría que había mentido a la policía, y que sabía la identidad del hombre de Somerton, que también era conocido en un "nivel más alto" que la policía; también encontró que Jessica era simpatizante comunista y ambos hombres de Somerton podrían haber sido espías rusos Abbott también señaló que por el tipo de embalaje del hilo encerado Barbour sería posible rastrear hasta el país donde se compró. La nuera de Jessica, esposa de su hijo Robin, creía que el hombre de Somerton era el padre natural, apoyando la solicitud de Abbot de realizar una prueba de ADN exhumando el cuerpo. Kate se opuso, considerando que la exhumación era irrespetuosa para su hermano.

Casos de asesinato sin resolver

Historia de Australia

Cifrados sin resolver

Personas no identificadas

William Lane

William Lane (6 de septiembre de 1861 – 26 de agosto de 1917) fue un periodista británico, activo principalmente en Australia, Paraguay y Nueva Zelanda. Su nomb...

Asesinato de Arce

Coordenadas: 41°38 ' 22. 27 "N 13°33' 29. 59" E / 41. 63952 ° n 13. 558219 ° e 41. 63952; 13. 558219 el crimen de Arce es el asesinato de Serena Mollicone (Arce...

Periodistas británicos

Nacido en 1861

Murió en 1917

Nacido el 6 de septiembre

Murió el 26 de agosto

Nacido en Bristol

Muertes en Auckland

Historia de Paraguay

Sindicalistas británicos

Crímenes Crónica Negra en Italia

Arce

Casos de asesinato en 2001

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad