Iglesia de la Gran Madre de Dios (Turín)

Coordenadas: 45°03 ' 43. 92 "N 7 ° 41' 56. 76" E / 45. 0622 ° n 7. 6991 ° e 45. 0622; 7. 6991 la Iglesia de la Gran Madre de Dios es uno de los lugares de culto católicos más importantes de Turín. Situado en la plaza homónima, se encuentra en la orilla derecha Hidrográfica del río Po, en el distrito de Borgo Po, inmediatamente con vistas al Puente Vittorio Emanuele I y la céntrica Piazza Vittorio Veneto; junto con estas vistas, combinadas con la vista del cercano Monte dei Cappuccini, completa una de las vistas más famosas y sugerentes de la zona oriental del centro histórico de Turín. El proyecto fue obra del arquitecto de la corte Saboya Ferdinando Bonsignore (1760 - 1843) que dio a la Iglesia formas y proporciones inspiradas en las del Panteón de Roma, de estilo neoclásico - Adriano. La primera piedra fue colocada por el rey Vittorio Emanuele del día, el 23 de julio de 1818, y la iglesia se completó en 1831 como parte de la quinta ampliación de la ciudad de Turín, deseada por Carlo Felice, y con ella surgió la gran piazza Vittorio Veneto (entonces piazza Vittorio Emanuele, las dos últimas cuadras de la via Porta Nuova, piazza Carlo Felice y las cuadras frente a la parte al sur del curso del Platiani (hoy sobre el río).

El edificio, la única iglesia en la ciudad de propiedad municipal, fue erigido por la voluntad del cuerpo decurional de la ciudad para celebrar el regreso del rey Víctor Manuel I de Saboya el 20 de mayo de 1814, después de la retirada del ejército de Napoleón y el final del dominio francés. En el tímpano del pronao sobre su entrada es claramente visible el epígrafe dedicatorio ordo popvlvsqve tavrinvs OB adventvm regis, acuñado por el latinista Michele Provana del Sabbione. La dedicación, así como la construcción de todo el templo, recibió severas críticas entre los contemporáneos por el hecho de que se menciona la llegada o llegada (en latín: adventŭs) del Rey y no de su regreso (en latín: redĭtus) después del exilio. El proyecto de Ferdinando Bonsignore, un artista de Clara dirección neoclásica, fue elegido después de un concurso y comenzó a realizarse solo en 1818, después de la colocación solemne de la primera piedra. La construcción del templo se interrumpió durante aproximadamente una década y el patio reanudó las obras bajo el reinado de Carlo Felice a partir de 1827. En el trabajo de construcción también participó el arquitecto Monferrato Luigi Canina, un residente de Roma, que fue consultado a menudo por cuestiones arquitectónicas relacionadas con el edificio, y también tuvo la tarea de mantener el contacto con un escultor Bertel Thorvaldsen, y Carlo Finelli, con motivo de la construcción de estatuas y bajorrelieves, obras realizadas por los jóvenes estudiantes de las Academias de Italia y en particular de la Academia de Bellas Artes de Turín, recientemente reformado El edificio fue inaugurado en 1831 bajo el reinado del sucesor Carlo Alberto cuyo cuerpo aquí tuvo la última bendición solemne el 14 de octubre de 1849 antes de ser enterrado en Superga. Además de Bonsignore, contribuyeron el arquitecto Giuseppe Formento y el ingeniero Virginio Bordino de monregalese, que diseñaron el sistema para erigir las grandes columnas del pronao esastilo sobre el stilobate.

El edificio se eleva sobre la plaza circundante gracias a una base alta que consiste en una amplia escalera al final de la cual se encuentra el gran pronao esastilo, que consta de seis columnas frontales; dentro del pronao hay otras dos columnas, una a cada lado, flanqueada por tres pilares que se apoyan en las paredes. Las diez columnas y seis pilares llevan capiteles corintios y el pronao en su conjunto le da a la estructura un marcado aspecto neoclásico. En el frontón alto está el tímpano tallado con un alto relieve de mármol de 1827 atribuido a Francesco Somaini de Maroggia (1795-1855), que representa a la Virgen con el niño que recibe tributo de los decuriones de Turín, patronos del edificio religioso. Bajo el pórtico, a los lados del portal, hay dos nichos que contienen estatuas de santos : en la base de la escalera, cada uno está en un gran soporte al lado de la estructura, hay dos estatuas, que representan la fe y la religión, hechas por el escultor Carrarese Carlo Chelli, en 1828, a menudo erróneamente interpretado como una representación de la Virgen. La fe, a la izquierda, está representada por una figura femenina con una cinta tejida en el pecho y una capa que la cubre totalmente dejando al descubierto, además de la cara y las manos, el pie izquierdo que Calcetines el mismo tipo de sandalia de la segunda estatua, la religión. Con su mano derecha sostiene un libro abierto, en la izquierda elevado al cielo sostiene con un cáliz. A su derecha hay un pequeño ángel semidesnudo, de pie, con un palo en su mano derecha y su izquierda mirando a la mujer. La religión, a la derecha, es representada por una mujer en un vestido largo cerrado por una cinta y cubierto por una capa. Impasible, mira hacia el horizonte y parece no notar al joven que está arrodillado junto a ella y que cubre dos tablas de piedra blanca. Con su mano derecha sostiene una cruz. Vittorio Emanuele I de Saboya, en el centro, al pie de la escalera, está representado con una colosal estatua de mármol de casi diez metros, obra de Giuseppe Gaggini, profesor de la Accademia Albertina de Turín, iniciada en 1849, pero terminada solo en 1869. Se completó a instancias del rey Vittorio Emanuele II, como se lee en la inscripción en la parte posterior de la base, decorada con el escudo municipal de armas: "VITTORIO EMANUELE II rey de Italia esta estatua donada a los TORINESI el año MDCCCLXIX" . En el frente de la base en cambio, una segunda inscripción describe el tema: "VITTORIO EMANUELE I rey de Cerdeña regresó a su pueblo el XX mayo MDCCCXIV coronó su fidelidad secular" . La obra se colocó en el zócalo, con una ceremonia oficial, solo en 1885. La Iglesia, por su forma arquitectónica específica, no está provista de un campanario y un campanario con reloj en estilo neobarroco, fue construida, separada de ella, solo en 1830, en un edificio situado en el lado derecho de la plaza, que está en la esquina con via Bonsignore, donde se establecieron también el oratorio, las oficinas y los archivos parroquiales. De considerable importancia es el aparato escultórico, a cuya realización asistieron los escultores Ángel Bruneri (San Maurizio), Giuseppe Bogliani (San Carlos Borromeo y San Juan Bautista), Carlo Caniggia (Amedeo IX de Saboya), Joseph Chialli (San Marco), Antonio Moccia (Margherita di Savoia), Andrea Galassi, a la que la estatua de la Madre de Dios con el niño, que está situado detrás del altar mayor, rodeado por un aura mística formado por rayos dorados y coronado por una gran corona de madera apoyada por dos putti El interior de la Iglesia aparece muy simple, con una sola nave con un plan circular; el altar mayor colocado al Este y obtenido en un ábside semicircular caracterizado por dos grandes columnas en pórfido rojo, opuesto a los otros dos análogos que flanquean el portal de acceso, colocado al oeste. En los nichos laterales interiores hay estatuas que representan: San Mauricio, La Beata Margarita de Saboya, el beato Amedeo IX de Saboya y San Juan Bautista, patrón de la ciudad. Del siglo XX son en cambio el gran crucifijo del escultor Edoardo Rubino y un bajorrelieve de Umberto Baglioni. La base de la cúpula hay una decoración establecida por guirnaldas talladas alternas con cuatro bajorrelieves que representan episodios de la vida de la Virgen, a saber: la Natividad, la presentación en el templo, el matrimonio, la coronación, realizada sobre el diseño y modelo de Carlo Finelli por los escultores milanesi, Gaetano Motelli, Abbondio Sangiorgio, Francesco Somaini y Francis Stanga. La parte más importante y característica de la Iglesia es sin duda la cúpula. Se caracteriza por cinco órdenes de lagunas octogonales de medida decreciente decoradas en estuco y se considera una obra maestra del neoclásico Piamontés; la estructura está completamente hecha de hormigón y termina con un óculo circular de más de tres metros de diámetro desde el cual se filtra la luz cenital. En las habitaciones de abajo ubicadas dentro de la base de la iglesia, en una cripta diseñada por Giovanni Ricci, se encuentra el Santuario de los caídos de la Primera Guerra Mundial inaugurado el 25 de octubre de 1932, en presencia de Benito Mussolini.

Según una tradición, la iglesia se levantaría en el lugar donde, en la antigüedad, había un templo dedicado a la diosa egipcia Isis, también conocida como "Gran Madre" . Delante de la iglesia estaban expuestos los cadáveres abandonados en espera de reconocimiento; anteriormente estaban expuestos frente al Palacio Real. Una de las dos estatuas a los lados de la escalera, la de la izquierda, representa a una mujer sosteniendo un libro abierto en su mano derecha y con su palanca izquierda un cáliz. Para los amantes del esoterismo, tal estatua, que representa oficialmente la fe, sería la misma que la Virgen, sosteniendo el Santo Grial, e indicaría un punto que debería conducir al descubrimiento del precioso cáliz, que podría inducirse a pensar que la legendaria reliquia se encuentra en esta ciudad.

Arquitectura neoclásica de Turín

Iglesias de Turín

Edificios de culto dedicados a María

Iglesias de la Arquidiócesis de Turín

Iglesia de Nuestra Señora de Cabu Abbas

Coordenadas: 40°29 ' 31. 09 "N 8 ° 45' 39. 47" E / 40. 491969°n 8. 760964 ° E 40. 491969; 8. 760964 la Iglesia de Nuestra Señora de Cabu Abbas es una iglesia ru...

Iglesia de Santa Lucia del Fagnour

Coordenadas: 45°05 ' 47. 5 "N 7°51' 57. 31" e / 45. 096529 ° n 7. 86592 ° e 45. 096529; 7. 86592 la capilla de Santa Lucía, considerada la más antigua de Sciolz...

Iglesias en Torralba (Italia)

Iglesias de la ciudad metropolitana de Turín

Iglesias dedicadas a Santa Lucía

Suelto

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad