Guerra del Padre Rale

La guerra del Padre Rale (1722-1725), también conocida como la guerra de Lovewell, la guerra del gobernador Dummer, la Guerra de Greylock, la Guerra de los tres años, la Cuarta Guerra Anglo - Abenachi o la guerra Wabanaki - Nueva Inglaterra de 1722-1725, fue una serie de batallas libradas entre Nueva Inglaterra y la Confederación Wabanaki (principalmente Mi'kmaq, Maliseet y Abenachi), aliados de Nueva Francia. El Teatro oriental de la guerra se luchó principalmente a lo largo de la frontera entre Nueva Inglaterra y Acadia (en la actual Maine) y Nueva Escocia; el teatro occidental se luchó en el norte de Massachusetts y Vermont en la frontera entre Canadá (Nueva Francia) y Nueva Inglaterra. En ese momento Massachusetts incluía a los actuales Maine y Vermont. La causa principal del conflicto fronterizo de Maine fue la Frontera Acadia-Nueva Inglaterra que Nueva Francia insistió en definir en el río Kennebec en el sur de Maine. Después de que los británicos conquistaron Acadia en 1710, Nueva Escocia se convirtió en británica, pero el actual Nuevo Brunswick y casi todo Maine siguieron siendo territorio en disputa entre Nueva Inglaterra y Nueva Francia. Para asegurar el control de la región, Nueva Francia estableció misiones católicas en los cuatro principales pueblos nativos de la región: uno en el río Kennebec (Norridgewock), uno más al norte en Penobscot (Penobscot), uno en San Juan (Medoctec). y uno en Shubenacadie (misión de Santa Ana). Del mismo modo, durante la guerra del Padre Le Loutre, Nueva Francia había creado tres fortalezas a lo largo de la frontera de la actual Nueva Brunswick para protegerla de un ataque británico desde Nueva Escocia. Complicando las cosas en la frontera de Nueva Escocia fue el Tratado que puso fin a la guerra de la Reina Ana firmado en Europa y que no involucró a los miembros de la Confederación Wabanaki. Mientras que los Abenachi firmaron el Tratado de Portsmouth (1713), nadie había sido consultado sobre las propiedades británicas de Nueva Escocia, y los Mi'kmaq protestaron organizando redadas contra pescadores y asentamientos en Nueva Inglaterra. La guerra comenzó en dos frentes como resultado de la expansión de los asentamientos de Nueva Inglaterra a lo largo de la costa de Maine y en Canso, Nueva Escocia. Los colonos ingleses fueron dirigidos principalmente por el Teniente Gobernador de Massachusetts William Dummer, El Teniente Gobernador de Nueva Escocia John Doucett, y el capitán John Lovewell. La Confederación Wabanaki y otras tribus nativas fueron dirigidas por el Padre Sébastien Rale, El Cabo Gray Lock y el Cabo Paugus. Al final de la guerra Maine cayó ante Nueva Inglaterra con la derrota del Padre Rale en Norridgewock y la posterior retirada de los nativos de los ríos Kennebec y Penobscot a Saint - François - du - Lac y Bécancour. En la actual Nueva Brunswick y Nueva Escocia, el Tratado que puso fin a la guerra mejoró las relaciones entre los europeos, Mi'kmaq y Maliseet. Por primera vez, una potencia Europea acordó formalmente que su dominio sobre Nueva Escocia se negociaría con los habitantes indígenas de la región.

Cuando la guerra de Sucesión Española terminó con el Tratado de Utrecht de 1713, las fronteras coloniales del noreste de América fueron redibujadas, solo que esto se hizo sin tener en cuenta las reclamaciones de los Nativos Americanos que habitaban esas áreas. La Acadia francesa fue cedida a Gran Bretaña (que fundó la provincia de Nueva Escocia) aunque con fronteras en disputa. El área dividida entre las potencias europeas consistía en tierras entre el río Kennebec (la parte oriental de la actual Maine) y el Istmo de Chignecto (actual provincia canadiense de Nuevo Brunswick). La tierra fue ocupada por tribus de habla algonquina aliadas a la Confederación Wabanaki, que reclamaba la soberanía sobre todo el territorio. Joseph Dudley, gobernador de Massachusetts (que entonces incluía Maine) y Nuevo Hampshire, organizó una conferencia de paz en Portsmouth, Nuevo Hampshire. En las negociaciones que tuvieron lugar allí y en la Bahía Casco, los presentes wabanaki objetaron una voz al hecho de que los franceses habrían cedido a los británicos su territorio (actualmente el Este de Maine y Nuevo Brunswick) y acordaron el posicionamiento de la frontera en el río Kennebec y la creación del gobierno del puesto comercial en su territorio. El Tratado de Portsmouth, ratificado el 13 de julio de 1713 por ocho representantes de ciertas tribus de la Confederación Wabanaki, sin embargo, contenía frases que afirmaban la soberanía británica sobre su territorio. Al año siguiente, otros líderes tribales de Abenachi firmaron el tratado, mientras que ningún Mi''kmaq lo firmó antes de 1726.

Después de la conclusión de la paz, los colonos ingleses se expandieron al este del Kennebec, mientras que muchos pescadores se mudaron a Nueva Escocia. El establecimiento de un asentamiento permanente de pescadores británicos en Canso fue un punto delicado para los mi''kmaq locales, que asaltaron los asentamientos británicos. En respuesta a las hostilidades Wabanaki hacia la expansión, el gobernador de Nueva Escocia Richard Philipps, construyó una fortaleza en el Canso en 1720, mientras que los gobernadores de Massachusetts, Joseph Dudley y Samuel Shute construyeron fuertes en el territorio Abenachi en la boca del Kennebec: Fort George en Brunswick (1715), Saint George''s Fort en Thomaston (1720), y Fort Richmond (1721) en Richmond. Los franceses apoyaron a los Wabanaki construyendo una iglesia en el pueblo abenachi de Norridgewock (actual Madison, Maine) en el río Kennebec, manteniendo una misión en Penobscot en el Penobscot, y construyendo una iglesia en el pueblo Maliseet de Meductic en el río Saint John. En una reunión en Arrowsic, Maine), en 1717, el gobernador Shute y los representantes de algunas tribus wabanaki intentaron llegar a un acuerdo sobre la invasión de las tierras de Wabanaki y la fundación del comercio de los sachem Wiwurna se opusieron no solo a la creación de asentamientos en sus tierras, sino también a la construcción de fortalezas, y reclamaron la soberanía sobre las tierras en cuestión. Shute, que a menudo había interrumpido violentamente a Wiwurna, afirmó tener derechos sobre el territorio. Los Wabanaki exigieron el trazado de una frontera más allá de la cual no sería posible establecer nuevos asentamientos. Shute respondió: "solo deseamos lo que es nuestro, y lo que ya tenemos." Esta respuesta ambigua, y el Tratado que finalmente se firmó, no satisfizo a los Wabanaki. En los años siguientes, los colonos continuaron invadiendo las tierras Wabanaki al este de Kennebec. Los Wabanakis respondieron asaltando rebaños de ganado. Canso, un centro recientemente creado y disputado por tres potencias, pero fortificado por Nueva Escocia y habitado principalmente por pescadores de Massachusetts, fue atacado por mi''kmaq y French en 1720, lo que aumentó aún más las tensiones. Shute protestó por la presencia del sacerdote jesuita francés Sebastian Rale, que vivía entre los Kennebec en Norridgewock en el Centro de Maine, pidiendo su eliminación. Los Wabanaki respondieron en julio de 1721 con una negativa, y exigieron que los rehenes (entregados durante las negociaciones anteriores) fueran liberados a cambio de un cargamento de pieles. Massachusetts no dio una respuesta oficial. Los Wabanaki fueron a lugares distantes para obtener un documento escrito afirmando su soberanía sobre las áreas en disputa, definiendo sus fronteras, y amenazaron con violencia si su territorio era violado. Shute desestimó la carta como "insolente y amenazante" , y envió milicias a Arrowsic. También afirmó, basándose en la influencia de Rale, que las demandas Wabanaki eran parte de una intriga francesa para recuperar el control de la zona.

Convencido de que los franceses se escondían detrás de las reclamaciones Wabanaki, el gobernador Shute envió una expedición militar para capturar al Padre Rale en enero de 1722. Comandado por el coronel Thomas Westbrook de Thomaston, la milicia no pudo capturarlo, pero saqueó la iglesia y la casa de Rale. Mientras gran parte de la tribu estaba cazando, los 300 soldados de Westbrook rodearon a Norridgewock para capturar a Rale, pero había sido advertido y huyó al bosque. Entre las propiedades del sacerdote se encontró una caja fuerte, en la que un compartimiento secreto reveló cartas que demostraban que Rale era un agente del gobierno canadiense, en el que también se prometió suficiente munición para expulsar a los británicos de sus asentamientos. Shute reiteró sus peticiones en cartas a los Señores del comercio y al Gobernador General Philippe de Rigaud Vaudreuil de Nueva Francia. Vaudreuil respondió afirmando que aunque Francia reclamaba la soberanía sobre esas tierras, todavía eran los Wabanaki los que retuvieron la posesión de ellas, y destacó la diferencia en el concepto entre la posesión Europea y la de los Nativos Americanos. En respuesta a la incursión de Norridgewock, el Abenachi irrumpió en Fort George el 13 de junio. La fortaleza fue comandada por el capitán John Gyles. The Abenachi burned the village houses and took 60 prisoners, many of whom were later released. El 15 de julio de 1722 el padre Lauverjat de Penobscot llevó a 500-600 nativos de Penobscot y Medunic (Maliseet) a sitiar el Fuerte San Jorge durante doce días. Quemaron un aserradero, una gran Balandra y varias casas, matando a hombres y ganado. Cinco colonos de Nueva Inglaterra murieron y siete fueron hechos prisioneros, mientras que los colonos mataron a veinte Maliseet y Penobscot. Después de la incursión en Westbrook se le dio el mando de la Fortaleza. Brunswick fue atacado de nuevo e incendiado antes de que los guerreros regresaran a Norridgewock. En represalia por el ataque británico al Padre Rale en Norridgewock en marzo de 1722, 165 Mi''kmaq y Maliseet se reunieron en Minas (Grand Pre, Nueva Escocia) para sitiar Annapolis Royal. Con el riesgo de un asedio, en mayo de 1722 El Vicegobernador John Doucett tomó como rehenes a 22 Mi''kmaq para evitar el asalto. En julio de 1722 Abenachi y Mi''kmaq sitiaron Annapolis Royal con la intención de matar de hambre a los habitantes. Los nativos capturaron 18 barcos de pesca y prisioneros en incursiones desde la isla del Cabo Sable hasta Canso. También tomaron prisioneros y botes de los que trabajaban en la Bahía de Fundy. El 25 de julio de 1722, el gobernador Shute declaró formalmente la guerra a los Wabanaki, mientras que el Vicegobernador William Dummer finalmente arrastraría a Massachusetts a la guerra, ya que Shute zarpó abruptamente hacia Inglaterra a finales de 1722 para hablar de sus problemas con la colonia de Massachusetts.

El 10 de septiembre de 1722, con el padre Rale en Norridgewock, 400 o 500 Indios San Francisco (Odanak, Quebec) y Mi''kmaq se reunieron en Arrowsic, Maine. El capitán Penhallow disparó un mosquete de un guardia, hiriendo a tres de los indios y matando a otro. Esta defensa dio a los habitantes tiempo para retirarse a la fortaleza. En posesión de la aldea indefensa, los indios mataron 50 cabezas de ganado y prendieron fuego a 26 casas fuera de la fortaleza. Los indios también irrumpieron en el fuerte matando a un Inglés, pero causando poca impresión. Esa noche el Coronel Walton y el capitán Harman llegaron con 30 hombres, junto con los 40 de la fortaleza liderados por los capitanes Penhallow y Temple. Estos 70 hombres asaltaron a los nativos, pero fueron derrotados y se retiraron a la fortaleza. Al darse cuenta de que los nuevos asaltos eran inútiles, los indios se retiraron río arriba. A su regreso a Norridgewock, los nativos asaltaron Fort Richmond. Fort Richmond sufrió un asedio de tres horas. Las casas fueron quemadas y el ganado sacrificado, pero el fuerte resistió. Brunswick y otros asentamientos cerca de la desembocadura del Kennebec fueron destruidos. El 9 de marzo de 1723, el coronel Thomas Westbrook condujo a 230 hombres por el río Penobscot y lo remontó durante unos 50 km hasta Penobscot. Encontraron una gran fortaleza (60 x 45 metros, con paredes de 5 metros de espesor) con también una gran capilla. El pueblo estaba deshabitado, y los soldados lo arrasaron, prendiéndole fuego. A lo largo de 1723 el padre Rale y la Confederación Wabanaki de Acadia organizaron 14 incursiones contra los asentamientos ingleses a lo largo de la frontera con Nueva Inglaterra, principalmente en el actual Maine. La campaña comenzó en abril y duró hasta diciembre. En varios asaltos murieron o fueron capturadas 30 personas. La campaña fue tan exitosa que Dummer ordenó la evacuación de la frontera en la primavera de 1724. En la primavera de 1724 el padre Rale y la Confederación Wabanaki organizaron diez incursiones a lo largo de la frontera de Maine en las que mataron, hirieron o capturaron a más de 30 británicos. El 23 de marzo la Fortaleza de Cabo marsopa fue atacada y un sargento fue asesinado. El 17 de abril, un granjero fue asesinado en Black Point, mientras que sus dos hijos fueron hechos prisioneros en Norridgewock. En el puerto de Kennebunkport una balandra fue tomada y toda la tripulación asesinada. En el mismo período tres hombres fueron asesinados en un aserradero en el mismo río. En Berwick, en mayo, un padre fue asesinado, uno de sus hijos fue encarcelado y el otro evitó obtener su cuero cabelludo, pero resultó gravemente herido. Otro hombre sobrevivió a la convulsión del cuero cabelludo, pero fue mutilado. Otro fue asesinado. En la primavera de 1724 el comando de San El fuerte de George en Thomaston fue entregado al capitán Josiah Winslow. El 30 de abril de 1724, Winslow y El Sargento Harvey con 17 hombres abordaron dos barcos y dejaron el fuerte de George por el río durante muchas millas hasta la Isla Verde. Al día siguiente, los dos barcos se separaron y alrededor de 200-300 Abenachi atacaron el barco de Harvey, matándolo a él y a toda su tripulación, excepto a tres guías indios que huyeron a Fort George. El capitán Winslow fue rodeado por 30 o 40 canoas, muchas con cuatro o seis hombres a bordo, que entraron en el agua desde ambas orillas y atacaron el barco con una enorme furia. Cuando las canoas se acercaron Winslow les disparó. Después de horas de lucha Winslow y sus hombres fueron asesinados, a excepción de tres indios que huyeron (uno fue nombrado Wm. Jeffries de Harwich). Se dice que los nativos Tarrantinos perdieron más de 25 guerreros. El 27 de mayo en Purpooduck (actual Portland Del Sur), los nativos mataron a un hombre e hirieron a otro. El mismo día un hombre fue asesinado en Saco. En junio, los indios asaltaron Dover, New Hampshire, y Elizabeth Hanson escribió un relato de su cautiverio. El 17 de julio en Spurwick, un inglés y un Indio fueron asesinados. En el curso de la campaña, apoyada por los Mi''kmaq de la isla del Cabo Sable, los nativos también apoyaron una campaña naval. En pocas semanas capturaron 22 barcos, matando a 22 británicos y tomando muchos prisioneros. También llevaron a cabo un asedio infructuoso al fuerte de San Jorge. La campaña nativa fue tan exitosa a lo largo de la frontera de Maine que Dummer ordenó su evacuación en la primavera de 1724. En la segunda mitad de 1724 los colonos ingleses lanzaron una agresiva campaña en los ríos Kennebec y Penobscot. Los británicos nunca habían tenido tanto éxito en la tierra de Abenachi. El 22 de agosto de 1724, los capitanes Jeremiah Moulton y Johnson Harmon llevaron a 200 Rangers a Norridgewock para matar al Padre Rale y destruir el asentamiento. Había 160 Abenachi, muchos de los cuales preferían correr que luchar. Al menos 31 fueron los que lucharon, lo que permitió que los demás se alejaran. Muchos de los que quedaron fueron asesinados. Rale murió en los primeros momentos de la batalla junto con un líder nativo, seguido por 25 Entre mujeres y niños. Los británicos perdieron dos soldados y un Mohawk. Harmon destruyó las granjas de Abenachi, y aquellos que lograron escapar se vieron obligados a abandonar la aldea y trasladarse al norte a las aldeas de Abenachi de San Francisco y Bécancour, Quebec.

El éxito de 1724 en Norridgewock causó interés entre los británicos en la caza del cuero cabelludo. En busca de cabelleras, el capitán John Lovewell organizó tres expediciones contra los nativos. A principios de diciembre de 1724 Lovewell y su compañía de 30 hombres salieron de Dunstable, Nuevo Hampshire, y caminaron por el Lago Winnipesaukee (" Lago Winnipiscogee ") en las Montañas Blancas de Nuevo Hampshire. El 10 de diciembre de 1724, el capitán Lovewell y un grupo de rangers mataron a dos Abenachi. El 19 de diciembre, a 60 km al norte de Winnipesaukee, encontraron un wigwam en el que mataron y tomaron el cuero cabelludo de un Abenachi adulto tomando a un niño como prisionero en respuesta al secuestro de dos hombres de Dunstable y la emboscada y asesinato de otros ocho a manos de los guerreros de Abenachi. La compañía recibió 200 liras por cuero cabelludo. En febrero de 1725 Lovewell organizó una segunda expedición al lago Winnipesaukee. El 20 de febrero llegaron a un wigwam recientemente abandonado y siguieron las pistas durante 7 km. En las orillas de un pantano en la fuente de Salmon Falls, en la actual ciudad de Wakefield, encontraron otros wigwams de los que salía humo. Poco después de las 2: 00 am Lovewell dio la orden de disparar. Un poco más tarde diez Indios yacían muertos. Se decía que los indios llevaban consigo muchas sábanas, raquetas de nieve, mocasines, algunas pieles y algunos mosquetes franceses, lo que sugeriría que estaban a punto de atacar los asentamientos fronterizos. Evitar este ataque fue probablemente el verdadero éxito de esta misión. A principios de marzo los hombres de Lovewell llegaron a Boston. Recorrieron las calles mostrando los cueros cabelludos obtenidos, y el propio Lovewell llevaba una peluca hecha de cueros cabelludos Indios. El precio pagado fue de 1000 Liras (100 Por cuero cabelludo). La tercera expedición de Lovewell consistió en 46 hombres y partió de Dunstable el 16 de abril de 1725. Construyeron una fortaleza en Ossipee donde dejaron 10 hombres, incluyendo al doctor y John Goffe, mientras que el resto se dispuso a atacar a la tribu Pequawket en la actual Fryeburg, Maine. El 9 de mayo, mientras los soldados estaban ocupados orando con el capellán Jonathan Frye, un guerrero Abenachi fue visto solo. Lovewell y sus hombres lo rodearon, dejando su equipaje en un claro. Poco después descubrieron que el equipaje había sido descubierto por un grupo de Pequawket comandados por el jefe Paugus que, esperando su regreso, prepararon una emboscada. Cuando Lovewell y sus hombres llegaron al guerrero capturado comenzaron un tiroteo, aunque no está claro quién disparó primero. Lovewell y uno de sus hombres fueron heridos, mientras que el indio fue asesinado por un obispo llamado Seth Wyman, el segundo al mando de Lovewell, y su cuero cabelludo fue tomado por el capellán Frye. Cuando el grupo de Lovewell regresó para recoger el equipaje, emboscaron. Lovewell y ocho hombres murieron y dos resultaron heridos cuando el Pequawket abrió fuego. Los sobrevivientes lograron retirarse repeliendo los continuos ataques del Pequawket hasta el atardecer. Solo 20 personas sobrevivieron a la batalla, tres de las cuales murieron en el viaje de regreso. El Pequawket perdió al jefe Paugus.

El teatro occidental de la guerra también era conocido como la "guerra de Grey Lock" . El 13 de agosto de 1723, Gray Lock entró en la guerra por primera vez al asaltar Northfield, Massachusetts, cuando cuatro guerreros mataron a dos ciudadanos cerca de la ciudad. Al día siguiente atacaron a Joseph Stevens y sus cuatro hijos en Rutland. Stevens huyó, dos chicos fueron asesinados y los otros capturados. El 9 de octubre de 1723 Gray Lock asaltó dos pequeñas fortalezas cerca de Northfield, matando a algunas personas y tomando un prisionero. El gobernador Dummer ordenó la construcción del Fuerte Dummer donde Brattleboro se encuentra ahora en Vermont. La fortaleza se convirtió en una base importante para las operaciones de reconocimiento y las incursiones en el territorio de Abenachi. Fort Dummer fue el primer asentamiento europeo permanente en Vermont, y su mando fue asignado al Teniente Timothy Dwight. El 18 de junio de 1724, Grey Lock asaltó a un grupo de hombres en el trabajo en un prado cerca de Hatfield, Massachusetts. Grey Lock se retiró y mató a un hombre en Deerfield, Northfield y Westfield durante el verano. En respuesta a las incursiones, Dummer ordenó que más soldados fueran llevados a Northfield, Brookfield, Deerfield y Sunderland. El 11 de octubre de 1724 setenta Abenachi atacaron Fort Dummer y mataron a 3 o 4 soldados. En septiembre de 1725 un grupo de seis Exploradores partió de Fort Dummer. Grey Lock y otros 14 guerreros los emboscaron justo al oeste del río Connecticut, matando a dos e hiriendo y capturando a los otros. Un hombre logró escapar, mientras que dos indios fueron asesinados.

En respuesta al asedio de la capital Annapolis Royal, Nueva Inglaterra lanzó una campaña para poner fin al asedio a finales de julio de 1722, y recuperó más de 86 prisioneros tomados por los nativos. Una de estas operaciones condujo a la Batalla de Winnepang (puerto de Jeddore), en la que murieron 35 nativos y cinco ingleses. Los cuerpos de solo cinco indios fueron encontrados después de la Batalla, mientras que los cuerpos de los británicos fueron decapitados y las cabezas pegadas en picas alrededor de la nueva fortaleza de Canso. Durante la guerra se erigió una iglesia en la Misión Católica del pueblo Mi''kmaq de Shubenacadie (misión de Santa Ana). En 1723 el pueblo de Canso fue nuevamente asaltado por los Mi''kmaq, que mataron a cinco pescadores. En el mismo año los británicos construyeron una fortaleza con doce cañones para defender el pueblo y a los pescadores. El peor momento de la guerra para Annapolis Royal fue el 4 de julio de 1724, cuando sesenta Mi''kmaq y Maliseet asaltaron la capital. Mataron y despojaron del cuero cabelludo a un sargento y a un soldado, hirieron a otros cuatro soldados y aterrorizaron a la aldea. También quemaron casas y tomaron prisioneros. Los británicos respondieron ejecutando a uno de los rehenes Mi''kmaq de la misma manera que el sargento fue asesinado. En represalia también quemaron tres casas Acadianas. Al final, se construyeron tres fortalezas para defender la ciudad. La Iglesia Acadiana se trasladó más cerca de la fortaleza para que pudiera ser controlada más fácilmente. En 1725, sesenta Abenachi y Mi''kmaq atacaron Canso de nuevo, destruyendo dos casas y matando a seis personas.

Después de la incursión de Norridgewock, los jefes Penobscot en diciembre de 1724 le dijeron al Vicegobernador Dummer que querían abrir negociaciones de paz. Las autoridades francesas se opusieron y continuaron fomentando el conflicto. Después de las negociaciones en marzo de 1725, el Vicegobernador de Massachusetts Dummer anunció un alto el fuego el 31 de julio. Los Términos de este acuerdo preliminar, negociado por Dummer y los jefes Loron y Wenemouet, inicialmente se aplicaban solo a los Penobscots. Se le permitió mantener sacerdotes jesuitas, pero el gobernador Dummer se negó a mudarse de las tierras en disputa, y el Acuerdo no extinguió las disputas sobre la soberanía británica sobre los Wabanaki. Cuando el acuerdo escrito fue traducido por el jesuita francés Etienne Lauverjat al idioma Abenaki, Loron inmediatamente lo rechazó, especificando que no aceptaría las reclamaciones de soberanía inglesa sobre él. A pesar del desacuerdo Loron mantuvo la paz, enviando collares de conchas a los otros líderes tribales, aunque el regalo no llegó a Gray Lock que continuó con sus expediciones. En una importante negociación de paz en Falmouth a finales de 1726, los Penobscots reiteraron las objeciones de Loron, pero fueron persuadidos (quizás debido a las malas traducciones) para firmar el Acuerdo de todos modos. Los Tratados de paz involucraron a muchos líderes tribales y fueron firmados el 15 de diciembre de 1725 en Maine y el 15 de junio de 1726 en Nueva Escocia. En la reunión en Falmouth en el verano de 1727 la Paz fue confirmada por todos menos Gray Lock, a quien los mensajeros indios no habían podido encontrar. Las actividades de Gray Lock aparentemente terminaron en 1727, después de lo cual desapareció de British records.

Al final de la guerra, los nativos de los ríos Kennebec y Penobscot declinaron (aunque los historiadores contemporáneos a menudo creían que se habían retirado), y el control Británico del Oeste de Maine se hizo más fuerte. Los Términos críticos del Tratado de Dummer se repetirían en cada nueva negociación durante los próximos 30 años, pero no hubo más enfrentamientos importantes hasta la guerra del Rey Jorge de la década de 1740. En la actual Nueva Brunswick y Nueva Escocia, el Tratado de Dummer marcó un cambio en las relaciones entre los británicos, MI''kmaq y Maliseet. Por primera vez, una potencia europea aceptó formalmente el hecho de que su dominio sobre Nueva Escocia se negociaría con los habitantes indígenas de la región. Mi''kmaq y Maliseet de Nueva Escocia se negaron a declararse súbditos británicos. La guerra fue en gran parte una victoria de los nativos en Nueva Escocia, mientras que fue una victoria inglesa en Maine, aunque los colonos de Nueva Inglaterra se vieron obligados a aceptar el destino de que los nativos tenían el derecho de poseer la tierra. Incluso si los franceses perdieran sus puestos avanzados en Maine, el actual Nuevo Brunswick seguiría siendo francés durante años. La paz en Nova duró 18 años. Al final de la guerra del padre Le Loutre, con la derrota de Le Loutre en Fort Beausejour, los británicos tomaron el control de la actual Nueva Brunswick. Esta guerra fue la única librada por los Wabanaki contra los británicos por elección y a su manera, en lugar de apoyar los intereses franceses.

La batalla más importante de la guerra, a saber, la batalla del Pequawket o "Batalla de Lovewell" , se celebró en canciones e historias. En el siglo XIX, Henry Wadsworth Longfellow escribió "The Battle of Lovells Pond" , Nathaniel Hawthorne escribió "Roger Malvin''s Burial" hablando de la batalla, y Henry David Thoreau lo menciona en su A Week on the Concord and Merrimack Rivers. La ciudad de Lovell (Maine) lleva el nombre de John Lovewell. La Bahía de Paugus, la ciudad de Paugus Mill (ahora parte de Albany) y el Monte Paugus en New Hampshire llevan el nombre del Cabo Paugus. El sitio del Pueblo Kennebec de Norridgewock, ahora ubicado en Old Point en Madison, Maine, fue declarado un distrito histórico nacional en 1993.

Guerras indias

Guerra en 1722

Guerras del viejo oeste

Guerras que involucran a Francia

Guerras que involucran a Inglaterra

Guerras que involucran a los nativos americanos

Línea De Morice

La línea Morice fue una línea de defensa construida durante la guerra de Argelia, de julio a septiembre de 1957 y luego terminada con instrumentos defensivos ad...

Guerra De Komenda

Las guerras de Komenda fueron una serie de pequeñas guerras que duraron de 1694 a 1700 entre la compañía holandesa de las Indias Occidentales y la compañía real...

El colonialismo francés en África

Guerras que involucran a Argelia

Líneas defensivas

Historia de Ghana

Guerras que involucran a la República de las siete Provincias Unidas

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad