Franja de Aragón

La Franja de Aragón (Franja de Aragón en español, Franja d'Aragó o Franja de Ponent en catalán, Francha de Aragón o Francha de Lebán en aragonés) es un territorio que comprende las zonas de Aragón, frontera oriental con Cataluña, donde la lengua, la más utilizada es el catalán, con su variedad Occidental (o dialectos derivados de ella).

Hasta los años setenta del siglo XX, se prefiere indicar el ámbito territorial de la Franja de Aragón, los siguientes términos: Marcas de Aragón (en catalán Marques d''Aragó, en la región italiana de las marcas de Aragón), Raya de Aragón (en catalán Ratlla d''Aragó, en la frontera italiana de Aragón, Cataluña Aragonesa (en catalán, Catalunya Aragonesa, en Cataluña aragonesa italiana), así como varios otros. En la segunda mitad de los años setenta, poco después de la caída del franquismo, comenzó, por primera vez a utilizar el término de la Franja de Ponent (en la Franja italiana de Occidente), con sus connotaciones nacionalistas parte obvia del catalán, como en las áreas de la lengua aragonesa Francha de Lebán (en la Franja italiana de Levante), en claro contraste con el catalán "Ponent" . En los círculos gubernamentales de Aragón y España, sin embargo, el nombre Franja de Aragón fue un éxito inmediato. En 1985, el prestigioso Institut d''Estudis Catalans, atendiendo a las demandas aragonesas, adoptó definitivamente el término Franja d''Aragó, pero no aceptado por muchos catalanes que continuaron, y aún continúan, utilizando el antiguo nombre de Franja de Ponent. A menudo, tanto en Cataluña como en Aragón, especialmente en ocasiones de visitas oficiales e intercambios culturales interregionales, se prefiere utilizar el término Franja (en italiano Frangia), sin ir seguido de ningún adjetivo calificativo para evitar malentendidos de cualquier tipo.

Hay que decir inmediatamente que la Franja Aragonesa aún no es un territorio dotado de autonomía interna. Entre las causas que han retrasado y es probable que sigan retrasando el logro de este objetivo se encuentra también la definición incierta de sus límites territoriales. Según los compiladores de un anteproyecto de Ley de lenguas de Aragón (Anteproyecto de Ley de lenguas de Aragón), aún no aprobado, la superficie total de los territorios de habla catalana sería de 4. 442, 80km2 y 47. 236 habitantes en 62 municipios. Según la Gran Enciclopedia Aragonesa, la franja está integrada por las siguientes subregiones (comarcas), para un total de 5. 370km2 y una población de unos 70. 000 habitantes: las instituciones lingüísticas y culturales catalanas no están de acuerdo con las cifras proporcionadas por la Gran Enciclopedia Aragonesa, que incluiría las zonas de habla castellana o aragonesa. Sin embargo, mientras l'' Institut d''Estudis Catalans prefiere eliminar del cómputo, algunos de los mistilingui comunes o que hablan lenguas de la transición entre el aragonés y el catalán (Isábena, Lascuarre, Torre La Ribera, etc), GREC (grupo Enciclopedia Catalana) los Incluye, y con ellos otros (Benasque, Castejon de Sos, Bisaurri etc), descartando al mismo tiempo, solo aquellos claramente considerados hispanohablantes. De esta manera se llegaría a dar un significado exclusivamente étnico - lingüístico al nombre de este territorio y no predominantemente, si no exclusivamente, geográfico, como lo desean el citado instituto enciclopédico Aragonés y también muchos aragoneses. Según el Institut d''estudis Catalans, el área total de la franja de Aragón sería igual a 4. 137, 20km2 y 45. 984 habitantes (encuestas censales de 2006), mientras que según GREC los km2 son 5. 008, 0 y los habitantes 51. 294 (estos datos también se basan en las encuestas de 2006). Ambas cifras son obviamente inferiores a las propuestas por la importante institución aragonesa especialmente en lo que respecta al número de habitantes de la subregión (que recordamos, es de 70. 000 para la Gran Enciclopedia Aragonesa). Los territorios que, según los dos institutos catalanes mencionados, pasarían a formar parte de la Franja, presentarían en todo caso una fuerte unidad etnolingüística (con un porcentaje de catalanohablantes del orden de cerca del 90% de la población total).

Los territorios que hoy forman parte de la franja de Aragón fueron habitados por poblaciones de Lengua y Cultura Ibérica que, a partir del siglo II A.C., sufrieron un intenso proceso de romanización que duró hasta la caída del Imperio Romano de Occidente. La dominación visigoda (siglo V - VII) fue seguida por la dominación árabe (principios del siglo VIII). La región fue liberada del yugo musulmán entre el IX (área pirenaica) y el siglo XII (distritos limítrofes con la actual Comunidad Valenciana). Integrada en la corona de Aragón, cuyo destino siguió, fue repoblada en su mayoría por colonos catalanes, cuya lengua se ha conservado hasta nuestros días.

En las franjas se hablan varios dialectos catalanes todos pertenecientes al catalán Occidental y por lo tanto estrechamente relacionados entre sí (entre estos los principales son ribagorzà, fragatí, tamaridad y maellà). Característica de estos dialectos es que han adoptado en su léxico un cierto número de términos Castellanos. En lo que se refiere a ribagorzà, la influencia se siente, así como castellano, también Aragonés. En Aiguaviva el dialecto utilizado es un catalán con características arcaicas y cercano, según algunos lingüistas, a las parlaciones transicionales del valenciano (también pertenecientes a la gran familia catalán - Occidental). Por último, cabe destacar el punto de vista de algunos nacionalistas aragoneses, que consideran el catalán de la Franja una lengua por derecho propio, relacionada con la fábula y que han rebautizado como Aragonés de Oriente. Estas teorías, sin fundamento y no apoyadas por la doctrina, sin embargo, se han afianzado en algunos márgenes populares, ayudando a bloquear el proceso de Normalización Lingüística iniciado con el anteproyecto de ley de las lenguas de Aragón, anteriormente citado.

Hay que señalar de inmediato que el camino hacia una normalización lingüística efectiva sigue siendo largo. Sin embargo, los 62 municipios considerados de habla catalana por las autoridades aragonesas están actualmente sujetos a una protección lingüística limitada que se implementa en el reconocimiento del catalán como lengua de uso, junto con el castellano, en dos ámbitos importantes, el de la educación y, en parte, el de la Administración Pública. Con el Anteprogetto de la Ley de las lenguas de Aragón, publicado entre 2000 y 2001, pero luego arenatosi y nunca convertido en ley, la Comunidad Autónoma de Aragón, habría tenido que dar a los catalanes y aragoneses, la misma dignidad, en sus respectivos ámbitos territoriales de difusión de la lengua española, creando así una situación de perfecto bilingüe (catalán y castellano) también está al margen de Aragón. Los retrasos en la aprobación de una ley lingüística de aliento por parte del Parlamento aragonés se deben en parte a razones objetivas (no menos importante la falta de acuerdo sobre la delimitación territorial exacta de la subregión) y en parte relacionadas con la idiosincrasia del pueblo, aragonés, más bien refractario a garantizar la lengua catalana, incluso más que en el aragonés, un estatus comparable al de la Castellano, aunque dentro de un ámbito territorial circunscrito A este respecto cabe señalar también que algunos excesos verbales de las organizaciones pancatalanistas y nacionalistas más radicales del Principado han endurecido a veces las almas y reforzado las posiciones igualmente extremas de los nacionalistas aragoneses que se han convertido en promotores de protestas populares y colectas de firmas, condicionando la acción de la coalición socialista-Aragonesa (PSOE-PAR) entonces en el poder, y del proyecto legislativo, promovido, es bueno recordar, por el propio gobierno A este respecto, se recuerda que tanto el catalán como el aragonés han sido reconocidos como parte integrante del patrimonio lingüístico regional y, por lo tanto, no sólo deben ser objeto de una protección especial, sino también de medidas destinadas a su desarrollo y difusión. En los últimos años, las excelentes relaciones existentes entre los gobiernos de las dos comunidades autónomas, junto con los lazos económicos, culturales, patrimoniales y también de sangre existentes entre los pueblos del aragonés y catalán, nunca fallan, nos llevan a esperar que pronto el anteprogetto en cuestión, pueda finalmente ser retomado y convertido en ley, con el fin de garantizar a la Franja de Aragón, una normalización lingüística satisfactoria.

Albelda, Alcampell, Altorricon, Arén, Azanuy - Alins, Baells, Baldellou, Benabarre, Bonansa, Camporrells, Castigaleu, Castillonroy, Estopinan del Castillo, Fraga, Isábena, Lascuarre, Laspaules, Monesma y Cajigar, Montanuy, Peralta de Calasanz, Puente de Montañana, San Esteban de Litera, Sopeira, Tamarite de Litera, Tolva, Torre La Ribera Torrente de Cinca, Velilla de Cinca, Vencillon, Veracruz, Viacamp y litera, y Zaidin. Aguaviva, Aréns de Lledo, Beceite, Belmonte de San José, Calaceite, La Cañada de Verich, La Cerollera, La Codoñera, Cretas, Fornoles, La Fresneda, Fuentespalda, La Ginebrosa, Lledo, Mazaleón, Monroyo, Peñarroya de Tastavins, La Portellada, Rafales, Torre de Arcas Torre del Compte, Torrevelilla, Valderrobres, Valdeltormo y Valjunquera. Fabara, Fayón, Maella, Mequinenza y Nonaspe.

Aragón

Lengua catalana

Países catalanes

Consistores de Barcelona

El Consistori (de la Gaya Sciència) de Barcelona (" Academia de la ciencia gay ") fue una Academia Literaria fundada en Barcelona por Juan El Cazador, rey de Ar...

Literatura catalana

Idioma occitano

Literatura occitana

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad