Federico Patellani

Federico Patellani (Monza, 1 de diciembre de 1911-Milán, 10 de febrero de 1977) fue un fotógrafo y director de cine italiano. Conocido por sus reportajes temáticos sobre la recuperación de la sociedad italiana en la posguerra, pronto se convirtió en un punto de referencia para un fotoperiodismo refinado y "culto" que, según algunos admiradores, siguió el ejemplo de los reportajes estadounidenses publicados por la prestigiosa revista Life. Es considerado "uno de los fotógrafos italianos más importantes del siglo XX" , exponente de la fotografía neorrealista. Bajo el seudónimo de Pat Monterosso, también fue un fotógrafo de guerra que documenta la guerra en Rusia en la Segunda Guerra Mundial.el fondo de sus fotografías consideradas "de huella socio - antropológica" y que consta de más de 700. 000 disparos, se conserva en el Museo de Fotografía Contemporánea de Cinisello Balsamo.

Hijo de Aldo, un abogado de Monza, Federico comenzó a acercarse a la fotografía en la escuela secundaria gracias a su padre, que además de disparar (le regaló una máquina de cortinas de pequeño formato), le enseñó desarrollo e impresión fotográfica en el cuarto oscuro. Continuando sus estudios para un abogado como su padre, en la Facultad de derecho de Milán, asistió a varios clubes de arte y literatura, hasta que en 1935 como oficial del ejército italiano, fue comisionado para fotografiar las operaciones de genio en África Oriental. A su regreso a Italia optó por abandonar su carrera como abogado para dedicarse por completo a la fotografía. Se casó con Laura Schibler, "en 1938, nació su hijo Aldo." En 1939, comienza a trabajar con el tiempo de huecograbado, un semanario que pronto se convertiría en el primer ejemplo de fotoperiodismo en Italia, con imágenes que "cuentan" eventos como las palabras "y en el que Patellani representa un punto de referencia también para sus fototesti, una nueva, especialmente diseñada por fotoperiodista, a la descripción de las fotografías con un breve texto explicativo de la misma. La Segunda Guerra Mundial lo consagró fotógrafo de guerra, de hecho fue reportero en el frente oriental bajo el seudónimo de Pat Monterosso. Sus reportajes sobre la guerra, así como en Rusia, continúan también en Italia, donde en 1943 fotografía los efectos destructivos de la guerra en Milán y Valmontone, Cassino y Nápoles con sus fotos que aparecen no solo en la revista Tempo sino también en varios periódicos nacionales. También fotografía aspectos del rodaje italiano con reportaje sobre FIAT y The Italsider, aspectos de la vida cotidiana con las noticias, así como actores, actrices y Miss Italia. También está involucrado en encuestas que abordan lo Social, como la de los trabajadores de las minas de carbón en Carbonia (Cerdeña), realizada en 1950 para el semanario" Tempo " . Según su hijo, Aldo, otro aspecto único de la obra de su padre, gracias a la reputación y la confianza profesional disfrutó como fotoperiodista en las oficinas editoriales de italiano y extranjero, de toda Europa, fue ser él mismo el oferente de sus informes; en lugar de realizar servicios por encargo, por lo que era el mismo Patellani para indicar a los periódicos, la compra de los servicios que se proponen realizar o ellos estaban siendo realizados Su colaboración con muchos periódicos italianos es también para revistas importantes como Epoca, La Domenica del Corriere y la Storia Illustrata. Informes temáticos en diferentes partes del mundo como en Kenya y varios otros estados africanos, México, Ecuador y en 1976 en Ceilán. Murió a la edad de 65 años, el 10 de febrero de 1977, en Milán copiosa producción de libros fotográficos temáticos y fotos que aparecieron en varios libros de importantes editoriales de todo el mundo. Su archivo fotográfico se encuentra ahora en el Museo de Fotografía Contemporánea de Cinisello Balsamo. Sus fotos son solicitadas por diferentes organismos en muchas ciudades de Italia y en algunos países del mundo, tanto para exposiciones individuales como temáticas colectivas.

La guerra de Etiopía en 1935; la Segunda Guerra Mundial en el Frente Oriental o país de Rusia; Italia, Milán, 1943 y Valmontone en 1945, son los escenarios de guerra, donde Federico Patellani o Pat Monterosso (su apodo para ser enviado a Rusia), presta su trabajo como fotoperiodista en guerra. Sus reportajes de guerra comienzan en 1935, en la parte oriental del Cuerno de África, En Eritrea y en la Etiopía italiana. El oficial del genio del ejército italiano, Federico Patellani, tiene entonces veinticuatro años. Con su Leica i fotografía en la campaña de África cien rollos. Sus fotografías se centran más en los "escenarios" y "Condiciones" de la guerra en curso, que en imágenes sangrientas de los combates. Fotografía a sus compañeros de armas, la población local, los mercados, los pueblos indígenas, el desembarco y el reingreso de las tropas hacia y desde África. Será un periódico de Milán, L''Ambrosiano, que a su regreso a Italia, está interesado en comprar y publicar esas fotos para algunos servicios periodísticos. Ya desde este primer servicio "ya se puede encontrar el estilo narrativo que constantemente su trabajo fotográfico; un gusto por la historia desarrollado y derivado de su fuerte pasión por la literatura" , "a partir de este momento Patellani hará de la fotografía una profesión. En 1939 finalmente dejó la derecha para dedicarse al fotoperiodismo" . 1939 fue también el comienzo de su estrecha colaboración con el semanario Tempo. Aquí Patellani entra en contacto con los personajes, y en colaboración con la revista, habría afectado en los próximos años, el periodismo, la literatura, el diseñador, el cine y muchos otros aspectos de la cultura italiana: Alberto Mondadori, Salvatore Quasimodo, Cesare Zavattini, Indro Montanelli, Bruno Munari, Alberto Lattuada y Leonardo Sinisgalli. Es en este entorno que la "nueva fórmula fotógrafa" enriquece el estilo "narrativo" que distinguirá cada una de sus fotografías. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, el fotoperiodista está listo para una nueva aventura. Recordado en 1941, el oficial Patellani, fotógrafo Personal del conocido General Giovanni Messe (que se convertiría en Mariscal de Italia), sigue al ejército y al equipo de operadores de fotocine en Rusia, más conocido como el frente oriental de la Guerra Mundial. También aquí, como había hecho con la guerra en África, fotografía "temas relacionados con la vida cotidiana" , prefiriendo fotografías de la vida cotidiana del ejército y la población local, más que de los campos de batalla. Lamentablemente el material fotográfico de esta "campaña" es escaso y puede apoyarse exclusivamente en las imágenes enviadas a la revista Tempo y en las pocas que hoy existen en el archivo de su fondo fotográfico. En 1943, es el turno de Milán bajo el bombardeo, y escombros; es muy probable que en este período se refieren a los dos documentos mecanografiados: L''Italie ne danse pas (Italia no bailaba en absoluto) y la vie des décombes (la vida de los escombros), precisa "fototesti" que describen la destrucción y la vida de las personas entre los escombros en 1945, después de Patellani pasó dos años en un campo de internamiento en Suiza, es el momento de Valmontone, Cassino y Montecassino donde el fotoperiodista documenta la destrucción causada por una violenta guerra entre Nazis y aliados y las vidas de los sobrevivientes Mucho material se pierde, como por ejemplo, el enviado a Roma con una serie de otras películas para el Instituto de la luz regresó de Rusia con un tren hospital en 1942, Patellani continúa con las historias relacionadas con la guerra, fotografiando la destrucción de algunas importantes ciudades italianas.

Ya colaborador del semanario "Tempo" , Patellani consolida la relación con el huecograbado Milanés con servicios especiales sobre los eventos más importantes que afectarán a la Italia de la posguerra. Lo hace rompiendo los patrones tradicionales del fotoperiodismo italiano: la fotografía se convierte, de manera disruptiva, en un documento explicativo de un evento. Patellani es un promotor de una concepción fotográfica "diferente" e intérprete de emociones que logran "capturar imágenes" vivas, actuales, palpitantes ", capturando el movimiento y lo sensacional" . Un ejemplo "histórico" es la imagen de portada de "Tempo" del 15 de junio de 1946 (n. 22), en la que una sola imagen ocupa toda la portada para "documentar" el nacimiento de la República Italiana. La imagen representa el primer plano del rostro de una hermosa niña sonriente que "rompe" con la cabeza la portada del "Corriere della será" , que anunciaba el nacimiento de la República y que en cambio no contenía ninguna foto. A partir de este momento Patellani se convierte en el fotoperiodista de referencia del semanario que dirigido primero por Alberto Mondadori e Indro Montanelli, pasa la mano a Arturo Tofanelli. En Cerdeña, en nombre del tiempo, las cuatro historias que fueron exclusivas en las que Patellani también escribe la letra, una investigación basada en la isla semanal para valorar su investigación en Cerdeña, con temas que van desde la antropología social : Carbonia, "ex Ciudad/fábrica Fundación fascista, considerado en su estado de deterioro y desmontaje" , es la famosa fotos en blanco y negro que muestra en primer plano la cara de un minero más otros mineros, ubicados en diferentes pisos con las caras de polvo negro el polvo de carbón, sobre un fondo de nubes grises oscuras; Cagliari, que documenta la semidistrizione y las ruinas de la ciudad causadas por la guerra; el bandolerismo sardo y, en particular, la recuperación de la en la Barbagia y, finalmente, los disparos sobre la cristalización de una sociedad pastoral, y agrícola de la isla en la evidencia de sus aspectos arcaicos A partir de 1946 el fotógrafo centrará su atención en algunas realidades del Sur de Italia documentando con sus tomas la lenta recuperación de las ciudades maltratadas y semi-destruidas, así como de los trabajadores que se reorganizan, desde los trabajadores del sulfato hasta los agricultores y pescadores. En 1950 es el turno de Cerdeña hasta ese momento tierra italiana olvidada. En 1952 fundó su propia agencia fotográfica, Pat Photo Pictures, que pronto se convirtió en un gran archivo de fotos que hizo él mismo en diferentes partes del mundo, convirtiéndose en una fuente de suministro de imágenes para periódicos y editores nacionales e internacionales. En ese mismo año hizo para Tempo un informe en el sur de Italia titulado Italia mágica, famoso se convierte en su imagen sobre la adivinación "hágalo usted mismo" de plomo fundido arrojado al agua congelada. En 1953 estuvo primero en Grecia y luego en Turquía para imágenes del archivo de su agencia, y luego en 1954 regresó al sur de Italia donde realizó para televisión los documentales Viaggio nei Paese di Ulisse e Viaggio in Magna Grecia. En 1959 fue el turno de una serie de reportajes titulados Paradiso Nero y made in Central Africa from the Belgian Congo to Kenya, y publicados por la revista Epoca. Siempre fue en 1959, que la monzese fotógrafo comenzó su colaboración con los más importantes periódicos nacionales de la época, tales como La Domenica del Corriere, Storia Illustrata, Atlante y Successo con la venta de fotoperiodismo servicios di cuenta de todo el mundo. Mientras tanto Patellani también fotografía "la Italia del tiroteo y que trató de olvidar su pasado reciente" . Fotógrafo e intelectuales pertenecientes al mundo de la cultura, retrata Giuseppe Ungaretti, Thomas Mann, Carlo Carrà, Ardengo Soffici, Elio Vittorini, Benedetto Croce, Alberto Savinio, Massimo Campigli, Bruno Munari, Mario Sironi, Eugenio Montale, Oreste Del Buono, Filippo de Pisis, por nombrar solo algunos. Fotógrafo Italia Miss Italia concurso de belleza que eligió a la chica más hermosa de Italia, y como perfeccionista y ella es una forma particular de hermosa, teniendo en cuenta las tomas y aspectos inusuales de la innovadora, nunca banal: los competidores en la carrera, las "medidas" de los aspirantes, las poses son intencionalmente "modificado" expresando ironía. El su archivo fotográfico está enriquecido tomas inusuales para "las piezas" : la belleza de Sophia Loren, romántica Ingrid Bergman en una escena que muestra un lado de su cara, fotografiado en las rocas y con el pelo en el viento, la sensual Silvana Mangano durante el rodaje de la película El Mambo, Anna Magnani, con solo la cara y los ojos medio cerrados que emerge del agua, Lucia Bosè en un concurso de belleza Miss Italia, y el control de sus dientes por un reportero, Gina Lollobrigida en traje, ciociara regional que muestran las piernas sin vergüenza (Miss Italia - Stresa - 1947), y luego Toto con una toalla blanca traída a la cara como una loción para después del afeitado ", Luchino Visconti pensativo y hosco en el primer plano del fumador, Vittorio De Sica y Cesare Zavattini, Carla Del Poggio, con Jean Gabin, Federico Fellini y Giulietta Masina haciéndose pasar por Gelsomina en un pausa de la película The road, Kirk Douglas durante el rodaje de Ulises, y muchos otros Este es también el momento en que fotografía a muchas estrellas del cine italiano que renace, y gracias a la larga amistad con varios directores y productores importantes, como Dino De Laurentis, Alberto Lattuada, Carlo Ponti y Federico Fellini, es uno de los pocos fotógrafos que pueden operar libremente en los sets de filmación. Más allá de esta importante fase, Patellani continuó fotografiando en todos los continentes hasta su muerte. Acompañado por su hijo, Aldo es viajar a diferentes partes de la tierra para el tema de reportaje es para las imágenes de lo que ya era un archivo fotográfico con cuerpo y variado, Kenia y varios otros estados africanos a México, de Ecuador a Ceilán en 1976, trabajando hasta el final como fotoperiodista (que inventó) en Italia, una" nueva fórmula " .

Literatura, pintura y cine fueron las pasiones y los intereses que Patellani cultivó en su vida, e influyó profundamente su actividad principal al fotógrafo y periodista capaz de "pensar en imágenes" Patellani, de hecho, comienza ya a una edad temprana como pintor, un interés que aumenta asistiendo durante los años de estudios universitarios, entre diferentes círculos culturales, incluso el "grupo de café Craja" años para estar en Milán el "lugar de encuentro de poetas, artistas, arquitectos" Un interés por varios papeles: en 1939, es un productor de cine con Carlo Ponti, una coproducción para la película de Mario Soldati, un pequeño mundo antiguo, basada en la novela de Antonio Fogazzaro; catorce años más tarde, en 1953, es el director asistente de Alberto Lattuada en la película, La Loba, adaptada de la novela homónima de Giovanni Verga; en los próximos tres años rodará dos documentales para la televisión, en Italia Sur, viaje a la Magna Grecia y viaje a los países de Ulises; finalmente, un largometraje en América Central, titulado América Pagana "En su edad madura, su amor por la pintura reavivó, y reanudó la pintura." Mientras trabajaba a tiempo completo como fotógrafo, Patellani también desarrolló un fuerte interés en el cine. Un viaje que lleva a Patellani y su amigo escritor Aldo Buzzi en un "tour de force" de diez mil kilómetros que recorre México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Ecuador. "A partir de Vera Cruz, el documental recorre el camino de la civilización Maya a través de ocho países, mostrando los lugares y las personas, ilustrando los monumentos, recordando los acontecimientos históricos" . Largometraje en el que Patellani esta vez es también director.

Desde el 14 de mayo de 2016, la planta principal del Palazzo Martinengo Colleoni en Malpaga en Brescia alberga el Museo MA. Co. F. - Centro de fotografía italiana. Creado por la voluntad de los fotógrafos Gianni Berengo Gardin y Uliano Lucas, en colaboración con el arquitecto Renato Corsini, el museo muestra una colección permanente de aproximadamente 240 fotografías originales de 42 de los fotógrafos italianos más importantes y representativos del siglo XX, incluido Federico Patellani .

Las monografías los "documentos del tiempo" con las fotos y fototests de Federico Patellani fueron:

Fotógrafos italianos

Directores italianos del siglo XX

Nacido en 1911

Muertes en 1977

Nacido el 1 de diciembre

Murió el 10 de febrero

Nacido en Monza

Muertes en Milán

Fotoperiodistas italianos

Directores de televisión italianos

Directores de cine italianos

Herbert Bloch

Herbert Bloch (18 de agosto de 1911 – 6 de septiembre de 2006) fue un arqueólogo e historiador alemán. Cruciales para su formación cultural fueron los años de e...

Carlo Maria Piazza

Carlo Maria Piazza (21 de marzo de 1871 – 24 de junio de 1917) fue un aviador y oficial italiano. Fue uno de esos pilotos imprudentes que llenaron las crónicas...

Arqueólogos alemanes

Arqueólogos estadounidenses

Historiadores alemanes

Nosotros historiadores

Muertes en 2006

Nacido el 18 de agosto

Murió el 6 de septiembre

Nacido en Berlín

Muertes en Cambridge (Massachusetts)

Judíos alemanes

Judíos húngaros

Nosotros los epigrafistas

Miembros del Instituto de Estudios Avanzados

Miembros de la Academia Medieval de América

Historiadores de la Edad Media

Estudiosos de la latinidad medieval

Nosotros griegos

Historiadores del cristianismo

Miembros del Instituto Arqueológico Alemán

Nacido en 1871

Murió en 1917

Nacido el 21 de marzo

Murió el 24 de junio

Nacido en Busto Arsizio

Aviadores italianos de la primera guerra mundial

Caballeros de la Orden Militar de Saboya

Medallas de plata para el valor militar

Caballeros de la Orden de la Corona de Italia

Decorado con la Croix de guerre (Francia)

Oficiales del Ejército Real

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad