Embriogénesis en artrópodos

Los artrópodos representan el filo animal más numeroso; son Metazoi con simetría bilateral, cuyo cuerpo está dividido en segmentos generalmente muy diferenciados (metameria heteronoma), con apéndices uniformes y articulados en relación con los metameros. Pueden ser acuáticos o terrestres y, a pesar de la multiplicidad de su apariencia, constituyen un filo bastante homogéneo. Poseen un exoesqueleto, lo que implica el fenómeno de mudas para su crecimiento. Las formas larvarias están muy extendidas. Como características anatómicas comunes, todos poseen un sistema nervioso ventral, un "corazón" dorsal y, como cavidad corporal, un hemocele.

En estos huevos, el embrión se dibuja en una región del blastodermo que corresponde a la futura región ventral del animal; esta área, externamente visible, a menudo tiene un escudo alargado U forma ovalada y generalmente es más ancha en la futura región de la cabeza, donde generalmente se observan dos áreas iguales llamadas "lóbulos cefálicos" ; en la sección se observa que en este bosquejo embrionario (también llamado " estría embrionaria ") , se vuelven más altos que en el blastodermo extraembrionario restante, y este engrosamiento ocurre antes del comienzo de la gastrulación e independientemente de la formación del mesodermo En cuanto al desarrollo embrionario, entre ellos se encuentran huevos muy extendidos ricos en deutoplasma, huevos centrolecitarios, con segmentación Meroblástica superficial. En los artrópodos, en general, el mesodermo se origina en forma de estrías mesodérmicas más o menos pronunciadas, comenzando siempre masivas, que metamerizan secundariamente en los somitas, en cada uno de los cuales aparece una cavidad celomática. Posteriormente las cavidades celomáticas convergen con los residuos de blastocele formando un sinceloma. Metameria comienza desde la cabeza y se extiende en la dirección caudal, y en el embrión la parte ventral se desarrolla primero. El sinceloma, o hemocele, deriva por lo tanto de la confluencia del verdadero celoma, contenido en los somitas, con espacios blastocélicos, lo que conlleva la necesidad de metamerización y cavitación del mesodermo. Este fenómeno es evidente en casi todos los artrópodos; en crustáceos, sin embargo, la formación de somitas huecas solo se conoce en áreas individuales del cuerpo y relativamente pocas formas. En muchos otros casos, sin embargo, no se observa un mesodermo metamerizado, ni mucho menos espacios celómicos en él; en general este hecho se considera un fenómeno secundario, y los crustáceos también caen en el patrón mesodermal general de los artrópodos. En los artrópodos, se encuentran apéndices embrionarios de diversas funciones. En todas las formas con huevos ricos en deutoplasma, se encuentra regularmente un saco vitelino; a menudo hay estructuras como los "órganos dorsales" , cuya función aún no está completamente aclarada, pero que ciertamente deben considerarse entre los apéndices embrionarios. Entre los insectos y escorpiones, se encuentran regularmente amnios con serosa; en los otros arácnidos y miriápodos solo hay envolturas cuticulares, a menudo reforzadas en el interior por las exuvias de las primeras mudas. Los órganos tróficos, del tipo de placenta, se encuentran aquí y allá entre los artrópodos terrestres, sin ningún orden y son conocidos por algunos insectos y por algunos escorpiones.

Entre los crustáceos dominan los huevos a la superficie de segmentación meroblastica, la relación de riqueza en deutoplasma de sus huevos, pero también hay ejemplos de los huevos en segmentación oloblastica, además, distribuidos SIN un diagrama, en el sentido de que las especies pertenecientes al mismo género pueden segmentarsi de una manera completamente diferente; incluso en la misma especie, la segmentación puede ser completamente diferente, dependiendo de si el de huevos repentinos o duraderos En la variedad de huevos de crustáceos encontramos todos los pasos de la segmentación Holoblástica a la Meroblástica superficial; y la segmentación Holoblástica puede ser en Crustáceos igual, adecuada o desigual. En los huevos Holoblásticos la segmentación generalmente conduce a una celoblástula, que gastrula por inmigración masiva. Más tarde proliferan las células mesodérmicas, a menudo 2, ubicadas al lado del blastoporo, formando una capa mesodérmica debajo del ectodermo ventral; así aparece la metameria que, generalmente, procede en dos filas, de adelante hacia atrás, terminando posteriormente en una zona prolígera no segmentada; junto con la metameria se esbozan los diversos apéndices. El huevo centrolecitico es grande, rico en deutoplasma, y la división inicial del núcleo solo conduce primero a la fase plasmodial, donde aparecen las pirámides de yema, seguido de la formación del blastodermo que envuelve todo el deutoplasma. El embrión está esbozado en un área del blastodermo que corresponde a la futura parte ventral del animal. En esta área se observan: 2 engrosamientos anteriores (los " lóbulos cefálicos ") ; más caudalmente el CROQUIS torácico - abdominal está representado por otros dos engrosamientos más pequeños; posterior a ellos se forma un área discoidal (el " disco endodérmico ") . En el borde superior del disco endodérmico, el área donde se desarrolla el mesodermo está representada por un área semilunar. En este punto el endodermo comienza un proceso de introflexión (embolia) hacia el interior de la masa deutoplasmática. A medida que avanza la invaginación, las células endodérmicas absorben gradualmente todo el deutoplasma, por lo que al final de este proceso han adquirido dimensiones colosales (pirámides de becerro secundarias). Al mismo tiempo, el área mesodérmica ubicada antes del disco endodérmico comienza una proliferación desordenada hacia adelante de células destinadas a formar una capa debajo del ectodermo, en la que, sin embargo, no hay metamerización en somitas. En esta etapa, como resultado de la formación del mesodermo y posterior a los lóbulos cefálicos, incluso bocetos de antenas, antenas y mandíbulas aparecen en forma de tubérculos (etapa de " nauplius ") . A medida que avanza el desarrollo, el bosquejo embrionario crece más en longitud, diferenciando progresivamente metámeros y apéndices relativos en orden Céfalo-caudal, con la particularidad de que la parte torácico - abdominal se desarrolla plegada hacia adelante. Del huevo, finalmente, las cáscaras del pequeño crustáceo casi se desarrollaron, pero todavía presenta en la parte posterior un residuo de saco vitelino (saco vitelino dorsal de artrópodos). Este tipo de desarrollo indirecto es bastante frecuente en los crustáceos, y es consecuencia de adaptaciones particulares, como formas de cuidado parental (bolsas incubadoras), obligatorias en las formas terrestres, gran parte del desarrollo tiene lugar dentro del cuerpo materno, o particularmente abundante deutoplasma, como en los Astácidos. Mucho más extendido es el desarrollo indirecto, con formas larvarias que, a través de mudas sucesivas, adquieren gradualmente los rasgos del adulto. La forma larvaria más extendida es el "nauplius" . La embolia endodérmica descrita es, de hecho, bastante rara o solo mencionada; en la mayoría de los crustáceos todo el proceso de desarrollo está dominado por la inmigración mesodérmica, mientras que el endodermo se desarrolla secundariamente a partir de células internas, con un procedimiento aún por aclarar.

En las Araneidas hay una segmentación que inicialmente puede considerarse total, pero que luego se borra de nuevo, también complicada por la formación de las pirámides y las columnas vitelinas. A medida que se divide el núcleo, también se divide la masa del deutoplasma, de modo que gradualmente se forma una cavidad de segmentación en el centro que más tarde, al romperse las pirámides vitelinas, se llena de nuevo, mientras que los núcleos, migrados a la periferia, originan blastómeros por formación para formación de membranas celulares. Al final de la segmentación tienes, en definitiva, una "periblástula" . En los escorpiones, sin embargo, hay una segmentación Meroblástica discoidal con la formación de una discoblástula. Más tarde, en una zona ventral de la periblástula, se forma el bosquejo embrionario, en forma de espesores (los llamados " montículos primitivos ") del blastodermo, externamente visibles como zonas de cierta configuración. De esta manera forma una "placa ventral formada exteriormente del ectodermo y el mesodermo, un inmigrante bajo este: Agelena tiene al principio una forma de corazón (con el slargata antes), que luego se hace más y más largo, mientras que al mismo tiempo aparecerán surcos trascersali, limitando los varios somitas, en cada uno de los cuales hay pares de pequeños protuberancias indican bocetos metaméricos de las extremidades En correspondencia con estos engrosamientos se verifica la" inmigración proliferativa " por parte del mesodermo, mientras que el origen del endodermo aún no está aclarado. A partir de una discoblástula esto se alarga, y al mismo tiempo se divide por surcos transversales en los metámeros, comenzando con los cefálicos. En los escorpiones, además, se desarrolla un amnión para los pliegues.

Artrópodos

Uniramia

Los Uniramia son un clado perteneciente al filo de los artrópodos, que contiene aquellos grupos de artrópodos equipados con apéndices estrictamente uniramosos, ...

Mirmecomorfismo

En entomología el mirmecomorfismo es una forma de mimetismo que consiste en la imitación, por arañas, insectos u otros artrópodos, de la apariencia y a veces de...

Entomología

Ecológico

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad