Elecciones presidenciales en Rumania, 1992

Las elecciones presidenciales rumanas de 1992 se celebraron el 27 de septiembre (primera vuelta) y el 11 de octubre (segunda vuelta). Fueron las primeras elecciones para elegir al jefe de Estado desde la entrada en vigor de la Constitución rumana de 1991. El presidente saliente, ya en el cargo por un mandato temporal de dos años después del éxito en las elecciones de 1990, así como el líder del Frente Democrático de Salvación Nacional, Ion Iliescu, fue el candidato de los más votados en la primera vuelta, mientras que en la segunda vuelta, derrotó al representante de la coalición de centro-derecha de la Convención Democrática de Rumania, Emil Constantinescu. Iliescu fue nombrado por un período de cuatro años hasta 1996. La primera vuelta de las elecciones presidenciales se celebró junto con las elecciones parlamentarias, ganadas por el Frente Democrático para la Salvación Nacional, que formó un gobierno encabezado por Nicolae Văcăroiu, también apoyado por diferentes fuerzas niños.

Las elecciones se celebraron de conformidad con las disposiciones de las leyes 68/1992 (para el Parlamento) y 69/1992 (para el presidente de la República) promulgadas en junio de 1992, que sustituyeron a la ley 92/1990 promulgada por el Gobierno Provisional, pero de las que se ocuparon varios puntos. El artículo 34 de la Constitución de 1991 dispone que los ciudadanos mayores de 18 años tienen derecho a votar, mientras que, de conformidad con el art. 35 para postularse a las cámaras tomó 23 años (diputados) y 35 años (Senadores). La ley 68/1992 mantuvo el sistema de votación proporcional, pero introdujo un umbral de barrera del 3%, que no existía en la legislación anterior. Arte. 59 de la Constitución, además, dispone que las organizaciones que representan a las minorías étnicas tienen garantizado un representante en la Cámara de Diputados, independientemente de que alcancen el umbral de la barrera. La elección del presidente de la República se celebró en dos rondas. La votación entre los dos candidatos más votados solo se esperaba en el caso de que ninguno hubiera obtenido el 50% + 1 de los votos en la primera ronda. Para postularse a la presidencia de la República era necesario presentar al menos 100 firmas a la Oficina Central Electoral. 000 seguidores.

Tras la Revolución rumana de 1989, el poder fue asumido ad interim por un órgano de la provisional, el Consejo del frente de Salvación Nacional, cuyos miembros en enero de 1990, y decidió formar un partido político, el frente de Salvación Nacional (FSN), que, a pesar de las protestas de la oposición a la contigüidad ideológica lo consideraba como el sucesor del Partido Comunista de Rumania, ganó con una mayoría de las elecciones búlgaras 1990 para la Legislatura Constituyente y para el nombramiento del primer presidente de la República de la era democrática, Ion Iliescu En 1991 se aprobó la nueva Constitución que establecía una república semipresidencial. En septiembre de 1991, el Presidente y Primer Ministro del FSN Petre Roman se vio obligado a dimitir como resultado de la cuarta mineriada y reemplazado por Theodor Stolojan, mientras que las relaciones entre el ex Primer Ministro y el jefe de estado comenzaron a deteriorarse debido a las diferencias políticas. En abril de 1992, por lo tanto, el ala del partido encabezado por Iliescu fundó un nuevo partido, el Frente Democrático de Salvación Nacional (Fdsn), en el que se fusionaron las personalidades más conservadoras del FSN y más cercanas a la nomenklatura del régimen anterior. Para una acción más eficaz contra el Gobierno de las principales fuerzas de oposición, a saber, los grupos del partido de centro - derecha, El Nacional Campesino Demócrata Cristiano (PNȚCD) de Corneliu Coposu y el Partido, El Nacional Liberal (PNL), en noviembre de 1991, formaron una coalición de la Cruz llamada la Convención Democrática de Rumania (CDR), que incluía numerosas organizaciones no gubernamentales que hacían campaña por la consolidación de la sociedad civil y partidos de diferentes ideologías (incluidos los neoliberales del PAC, los ambientalistas del PER, los socialdemócratas del PSDR y los ETNORREGIONALISTAS de la UDMR) reunidos por la adversidad común a las iniciativas del FSN A pesar de la reciente fundación, en el verano de 1992 el nuevo partido de Iliescu ya tenía una mayoría de escaños en el Senado y más de 50 en la cámara, pero ningún representante en el gabinete. En abril de 1992, el PNB se retiró del CDR, pero entraron dos de sus corrientes escindidas, el PNB - CD y el PNB - AT. Antes de la votación general del 27 de septiembre, la primera elección del año fueron las elecciones locales de febrero de 1992, que vieron la victoria del FSN, fuerte en los centros rurales, mientras que el éxito del COR también se registró en los principales centros urbanos del país, incluida la capital Bucarest. La división del electorado fue un síntoma de la aparición de una primera división en el eje derecha - izquierda en un clima político que, en cambio, en 1990 inmediatamente después de la revolución había sido completamente dominado por el FSN. Planeadas en un principio para el verano, las elecciones generales de 1992 fueron pospuestas para el mes de septiembre debido a la extensión del debate parlamentario sobre la nueva ley electoral, que los tiempos fueron influenciados por el contexto político marcado por la división dentro del partido gobernante y la despedida del PNB al CDR, los acontecimientos que empujaron a los partidos políticos a posponer la fecha por razones de cálculo político. Especialmente interesada en organizar elecciones en el otoño estaba la FDSN, que, fundada en abril, necesitaba un período más largo para consolidarse. La tendencia iniciada en 1990 se confirmó en los dos años siguientes, marcada por el gran número de nuevos partidos pequeños. En 1992, 144 partidos políticos estaban activos, mientras que en las elecciones legislativas se propusieron 79 grupos para la cámara de Representantes y 65 para el Senado.

La campaña electoral comenzó el 31 de agosto y terminó el 24 de septiembre. El 29 de agosto, el recién creado Consejo Nacional Audiovisual (CNA) estableció las reglas para la programación de televisión y radio para la campaña electoral. Las entrevistas radiofónicas de los candidatos presidenciales se realizarían semanalmente en la Radio România Actualità de 19: 00 a 19: 40. Las apariciones en televisión siguieron un patrón similar. Si bien el 21 de septiembre la televisión estatal invitó a los seis candidatos a un programa de una hora de duración sobre cuestiones relativas a la juventud, entre el 23 y el 24 de septiembre se emitieron mensajes de aproximadamente siete minutos de duración de cada candidato, que presentó individualmente su candidatura a las elecciones. 572 observers Romanian, 562, and foreign, as well as by the participation of 15 organizations Romanian independent for the defence of the rights of man and of 20 international organizations, including the Council of Europe, the european Parliament, the parliamentary Assembly of NATO, the Office for democratic institutions and human rights of the OSCE, the Council for the human rights of the United Nations, UNICEF, the Programme of Nations United Nations High Commissioner for refugees, the International Federation of human rights, The International Organization of the Francophonie, the Arab League and the Open Society Foundations A diferencia de 1990, no hubo debate al final de la campaña electoral, ni antes de la votación general del 27 de septiembre ni antes de la segunda vuelta del 11 de octubre. La corrección de las elecciones generales de 1992 quedó garantizada por la presencia de 7. Fundado en abril, el partido de Iliescu tenía la capacidad de cooptar a la mayoría de las secciones del FSN e inmediatamente convertirse en un agente electoral líder. Dos años después del plebiscito de 1990, sin embargo, el actual Presidente de la República Ion Iliescu había perdido parte de su influencia y comenzaba a ser visto por sus oponentes, así como por una creciente prensa independiente, como un populista y anti-reformista, un legado de su pasado reciente en los cuadros del Partido Comunista Rumano. Iliescu conservó, sin embargo, su completa autoridad sobre la televisión estatal, que siguió siendo el principal instrumento de su propaganda electoral. En este sentido, el Consejo Nacional Audiovisual (CNA), fuertemente deseado por el jefe de Estado, estaba integrado en su mayoría por miembros de su partido. El único nombre posible, Iliescu fue indicado oficialmente como candidato presidencial durante el primer Congreso de las FDSN del 27 al 28 de junio de 1992, que eligió formalmente a Oliviu Gherman como jefe del partido. El 21 de agosto, se inscribió para la carrera electoral en la oficina Electoral central, presentando un programa titulado "creo en el cambio para el bien de Rumania" (" Cred în cambare în bine a României ") . Además de la FDSN, su candidatura también fue apoyada por otras formaciones menores: el Partido Socialista Democrático Rumano, el partido del cambio libre y el partido de la unidad Socialdemócrata. Poco después de su nacimiento, el grupo de Iliescu llevó a cabo una estrategia doble. Por un lado, trató de desacreditar a la NSF de Petre Roman, acusando a su administración de no ser capaz de frenar la corrupción y enfatizando el enfoque moderado de la política económica de la NSF, contrario a los amplios programas de liberalización perseguidos por Roman y Stolojan. El propio Iliescu reprendió repetidamente a los líderes del CDR por ocultar sus supuestos objetivos reales: vengarse y procesar a aquellos que habían simpatizado con el PCR, restaurar la monarquía (aunque era una corriente minoritaria y no oficial del PNȚCD), restaurar la aristocracia de la tierra (un tema particularmente delicado para los votantes rurales, que apoyaron en masa a Iliescu por después de la revolución), vender Transilvania a Hungría y quieren explotar los recursos de Rumania en contra del interés nacional Los grandes ataques, sin embargo, fueron reservados contra los miembros de la oposición de centro - derecha, considerados demasiado viejos para dirigir el país y listos para iniciar una caza de brujas contra los ex militantes del PCR. En su programa, el FDSN aseguró un lento proceso de reforma económica y la privatización de los órganos del estado, haciendo especial énfasis en las medidas de protección social, disipando los temores de los más tradicionalistas electorado. Iliescu utilizó un liguaje directo y sencillo, también dirigido a los ciudadanos que vivían en las zonas más remotas del país e imbuido de una retórica revolucionaria que evocaba los escenarios de 1989. Iliescu siguió siendo el personaje más carismático y preparado de la campaña electoral, superior al de todos sus oponentes en apariciones televisivas. Mientras que la popularidad de Iliescu estaba en leve declive, el CDR, dirigido por el líder del PNȚCD Corneliu Coposu, mostró su fuerza en las elecciones locales de febrero de 1992, ganando en las principales ciudades y descubriendo su base electoral entre la población urbana, la clase media y los profesionales, categorías sociales más preparadas para una rápida transición a la economía de mercado. En abril el PNL abandonó la Alianza, mientras que la definición de un candidato a la presidencia de la República fue objeto de debate durante toda la primavera y la elección se pospuso hasta el verano. En enero, de hecho, el presidente del partido Alianza Cívica (PAC) Nicolae Manolescu había anunciado unilateralmente su candidatura como representante de la coalición, también con el apoyo de parte de la prensa de oposición, como el Diario Revista 22. Esto, sin embargo, fue rechazado por algunos miembros de la base del PNȚCD y por la líder de la ONG Alianza Cívica, Ana Blandiana, un elemento que llevó a prolongados contrastes entre los componentes del CDR. El conflicto más grave fue el entre partidos y asociaciones No políticas, que gozaban del derecho de voto dentro del Comité de selección del candidato presidencial y que los partidos menores creían en el servicio del PNȚCD, el elemento que provocó varios argumentos sobre el poder efectivo de los componentes individuales de la Alianza. En el CDR, el 46% de los miembros procedían del PNȚCD, el 18% de la PAC, mientras que el resto se dividía entre las demás formaciones. El PNȚCD apoyó a Emil Constantinescu, vicepresidente de la ONG Alianza Cívica y rector de la Universidad de Bucarest. Tras cuatro votaciones, el 27 de junio de 1992, los 67 miembros del Comité electoral del CDR designaron a Constantinescu como candidato oficial a la presidencia, que derrotó a Ion Rațiu, Nicolae Manolescu, Sergiu Cunescu y Nicu Stăncescu. En comparación con Iliescu, Constantinescu se fue con una desventaja relacionada con la popularidad, ya que el del candidato CDR era un nombre desconocido para las masas, mientras que según una encuesta en el verano de 1992 era conocido solo por el 7% de los estudiantes de la Universidad de la capital. A lo largo de los meses, sin embargo, logró reducir la desventaja. En agosto se hizo público el documento programático para las elecciones llamado "plataforma - programa de la Convención Democrática de Rumania para sacar al país de la crisis a través de la ley, La Verdad, La reconciliación y la Reforma" (" Platforma - programa a Convenciei Democratice din România pentru scoerea Țării din crisi prin Lege, Vără, Reconciliere și Reforma ") . En el manifiesto, a pesar de la falta de planes concretos para la solución del conflicto interétnico, la coalición pidió la unificación entre Rumania y Besarabia, una reforma de las instituciones basada en el estado de derecho, la eliminación de la corrupción, la garantía de la propiedad privada, una economía de libre mercado y la privatización a gran escala, un contrato social entre empleadores y trabajadores, más Inversión extranjera, más atención a las instituciones tradicionales como la Iglesia, El Ejército y la escuela El objetivo de la coalición era convencer al electorado de que el éxito del CDR conduciría a la recuperación económica y a la paz social. Según el modelo del CDR, el presidente de la República habría desempeñado el papel de moderador entre las fuerzas sociales y políticas. El 24 de agosto Constantinescu registró oficialmente su candidatura a la presidencia en la oficina Electoral Central con las firmas de unos 175. 000 partidarios, presentando el eslogan "Reconstructiamo insieme La speranza" (să reclădim insieme speranța). En sus discursos Constantinescu utilizó una retórica anticomunista, tratando de señalar a Iliescu las fallas de los conflictos sociales de principios de los noventa. Sin embargo, el mensaje central y el lenguaje utilizados por el líder del CDR no llegaron a todos los votantes, que se sintieron más atraídos por la accesibilidad del Oratorio de Iliescu. Otro tema de preocupación para el electorado tradicionalista fue la participación de los regionalistas húngaros de la Unión Democrática húngara de Rumanía en el CDR. En varias áreas del país, de hecho, los pro-húngaros eran considerados anti-Rumen. A pesar de ser parte de la coalición y apoyar a Constantinescu para la presidencia, la UDMR prefirió competir en sus propias listas. A principios de los noventa el atractivo nacionalista fue creciendo. En 1992 el más fuerte de estos partidos fue el partido de Unidad Nacional Rumana, activo principalmente en Transilvania, que el 26 de agosto registró en la oficina Electoral central a unos 120. 00 firmas requeridas para la candidatura presidencial del alcalde de Cluj-Napoca, Gheorghe Funar, ya validada internamente durante el Consejo Nacional del PUNR del 11 de junio de 1992. Funar presentó el lema "Lavoro, libertà, dignità nazionale, fede in Dio" (" trabajo, libertad, dignidad nacional, fe en Dios ") . El candidato de PUNR usó retórica con matices ultranacionalistas y repetidamente lanzó duras críticas a la comunidad húngara. Gravemente debilitado por la separación del grupo de Iliescu y la disminución constante de las encuestas (comenzó la campaña en alrededor del 18% y terminó en el 10%), el frente de Salvación Nacional de Petre Roman atacó numerosos ataques en el FDSN, acusando al presidente de la República, actuando contra la ley y violando la Constitución, implicándose activamente en la vida política de su partido. El líder del FSN, sin embargo, decidió no postularse a la presidencia, afirmando que quería centrarse en el programa político de gobierno de su partido y que no consideraba la función de Presidente una prioridad. El partido se postuló entonces para el escaño de Caius Traian Dragomir, quien se inscribió en la oficina Electoral Central el 27 de agosto de 1992 con 118. 000 firmas y el eslogan "¡un presidente para todos los rumanos!" (" A president for all Romanians! ") . Tras la salida del CDR en abril de 1992 en busca de una mayor individualidad, El Partido Liberal Nacional de Radu Câmpeanu entró en un estado de aislamiento. El líder del PNL incluso intentó proponer la candidatura del rey Miguel I a la presidencia de la República, que fue elegida acompañada de fuertes críticas a la opinión pública y finalmente abandonada. El partido, por lo tanto, no presentó ningún nombre para la presidencia, mientras que la mayor parte del consenso del electorado de centro - derecha estaba orientado al PNȚCD y al CDR. El líder del Partido Republicano, el físico Ioan Mânzatu, entró en la carrera electoral presentando 123. 000 firmas y el lema "Votate una possibilità onesta per la Romania" (" Votați o chance onestă pentru România ") . El único candidato independiente fue Mircea Druc, ex Primer Ministro de Moldavia de 1990 a 1991, que se registró con 105. 000 firmas. Su programa fue apoyado por una serie de pequeños partidos y asociaciones que apoyaron la unificación de Rumania y Moldavia : el movimiento ecologista Rumano, el Frente Popular Demócrata Cristiano, La Asociación Mundial Pro Besarabia y Bucovina. Druc se presentó con la consigna unionista "no hay rumanos de este y del otro lado. Noi veniamo da un paese" (" no hay rumanos de más allá y de aquí. Somos del campo ") .

Iliescu, algunos de sus candidatos ya meses antes del inicio de la campaña electoral, se mantuvo a la cabeza en la mayoría de las encuestas a lo largo del período de campaña con un margen de entre 8 y 10 puntos. Constantinescu, que entró en la carrera solo a finales de junio, comenzó con una gran desventaja, pero en pocas semanas logró alcanzar una tasa de popularidad del 30%. Una encuesta de IMAS publicada unos días antes de la votación incluso dio Constantinescu por delante de Iliescu (36% contra 27%) y el primer partido CDR por delante de la FDSN (29,5% contra 12,5%). La votación del 27 de septiembre, de hecho, devolvió un resultado que vio a Iliescu en el 47%, 16 puntos más que Constantinescu y solo 3 puntos de la posibilidad de evitar la segunda vuelta. El tercer lugar fue para Gheorghe Funar, representante del electorado nacionalista opuesto a las minorías étnicas, que en ciertas áreas de Transilvania obtuvo más del 30% y fue el candidato más votado en los distritos de Alba y Bistrița. Iliescu ganó la mayoría de los votos en las aldeas (en promedio más del 35%), el 30% en las ciudades pequeñas y el 19% en los centros principales, con picos en las partes sur del país y la región de Moldavia. El CDR tuvo un mejor desempeño en las ciudades más grandes y Transilvania, donde Constantinescu alcanzó el 43% frente al 23% de Iliescu. El área también fue una excepción para el voto de las dos cámaras. Mientras que a nivel nacional el FDSN fue el partido más votado, en Transilvania este fue el UDMR (20%), seguido por CDR (19%), PUNR (18%) y, finalmente, FDSN (12%). En vista de la votación entre Iliescu y Constantinescu, prevista entre las 6.00 y las 21.00 horas del 11 de octubre, la campaña electoral se reabrió entre el 4 y el 8 de octubre. El discurso político de Iliescu era más incisivo y pretendía capitalizar el voto de las categorías sociales que representaban el núcleo duro de su electorado. Se dirigió principalmente a las comunidades rurales, las de las pequeñas ciudades industriales y los ancianos, votantes más inclinados al paternalismo estatista y asustados por el cambio radical prometido por Constantinescu. En cuanto a la campaña en la capital, además, el líder de la FDSN trató de presentar como un éxito de su presidencia la preparación de un gran concierto de Michael Jackson que tuvo lugar en Bucarest entre las dos rondas de votación. El mismo organizador del evento, Marcel Avram, agradeció públicamente a Iliescu por su supuesta intervención directa. A pesar de perder cerca de 5 millones de votos en comparación con las elecciones de 1990, el 11 de octubre el candidato de las FDSN superó al de los CDR con un 61% y obtuvo un nuevo mandato presidencial.

Las elecciones confirmaron la centralidad de la figura de Iliescu en el período postrevolucionario, así como el favor reconocido por la población rumana a un programa de lenta transición a la economía capitalista. Iliescu prestó juramento el 30 de octubre de 1992 para lo que oficialmente se consideró su primer mandato desde la entrada en vigor de la Constitución de 1991, que limitaba el número de mandatos de un presidente de la República a dos. Muchos miembros de la oposición gritaron al escándalo y denunciaron el uso del fraude electoral por parte de la FDSN, poniendo en tela de juicio la enorme cantidad de votos cancelados por irregularidades procesales, alrededor de un millón y medio, equivalente al 12.06% en el Senado y al 12.73% en la cámara. Las sospechas del CDR, sin embargo, nunca fueron probadas. El FDSN fue el partido que obtuvo la mayoría de los votos, pero fueron insuficientes para formar una mayoría propia. Iliescu incluso pidió conversaciones con el CDR para formar un posible gobierno de coalición, pero a falta de objetivos comunes, la Alianza era imposible. El partido, por lo tanto, recurrió a las fuerzas nacionalistas conservadoras presentes en el Parlamento, el PUNR, el partido de la Gran Rumania (PRM) y el Partido Socialista Laborista (PSM), que garantizaron su apoyo parlamentario al FDSN incluso sin formar parte del Gobierno. La alianza entre las cuatro fuerzas pasó a la historia bajo el nombre de "Quadrilatero rosso" (Quadrilaterul Rosu). Por el papel del Primer Ministro Iliescu señaló a Nicolae Văcăroiu, un ex funcionario comunista del Comité de planificación del Estado, que en ese momento no era miembro de ningún partido. La elección de una figura técnica subrayó el deseo de las FDSN de marcar un paso más hacia la democratización del país, con la separación del estado y el partido, cuya coincidencia, en cambio, había caracterizado las décadas de dictadura. El Gobierno de Văcăroiu tomó posesión el 19 de noviembre, mientras que en 1993 las FDSN absorbieron otras fuerzas menores y cambiaron su nombre por el de Partido Socialdemócrata de Rumania (PDSR).

Elecciones presidenciales en Rumania

Elecciones europeas 1992

Elecciones presidenciales en Rumania, 1990

Las elecciones presidenciales de Rumania de 1990 se celebraron el 20 de Mayo. Fue la primera ronda electoral de la era democrática, organizada poco más de cinco...

Elecciones europeas 1990

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad