El Vampiro Marius

El Vampiro Marius (título original sangre y Oro) es la octava novela de The Vampire Chronicles DE Anne Rice. Con esta novela, el autor continúa la idea de contar desde otro punto de vista acontecimientos importantes del mundo de los vampiros: en este caso, es Marius, el guardián de los padres divinos. Introduce un nuevo personaje, llamado Thorne, un vampiro que se había retirado, durante casi mil años, en una cueva de hielo, permaneciendo en contacto con el mundo a través de sus poderes mediales.

Despertado de su letárgico sueño, Thorne siente la necesidad de entender los eventos que había percibido y va en busca de un vampiro anciano con quien hablar. Thorne recibe una llamada de los medios de comunicación de Marius, que lo espera en una ciudad europea (que no se especifica) y lo invita a su casa. Después de una noche de caza, Thorne cuenta cómo había sido "creado" por el vampiro ciego Maharet, que robó los ojos de los mortales y había tejido las cadenas que mantenían cautivo a Lestat. Más tarde, Marius comienza la historia de sus orígenes y su tarea de proteger a los padres divinos. El resto de la novela es un largo flashback, narrado por Marius y con Thorne como espectador, que recorre, ampliando, muchos acontecimientos ya narrados en las otras novelas de la serie y termina en la decisión final de Thorne, derivada de lo que aprendió. La historia personal de Marius se puede dividir en períodos, coincidiendo con sus dramas personales e importantes acontecimientos históricos, vinculados a la historia del Imperio Romano y el Renacimiento italiano. En el momento de su creación como vampiro, Marius era un senador romano. Es secuestrado por un druida, llamado Mael, y llevado a la Galia, donde es transformado por un antiguo vampiro que vivía dentro de un roble y era considerado un Dios por la población local. Más tarde, es enviado a Egipto, donde escucha el llamado de los medios de comunicación de Akasha y asume el papel de protector de los padres divinos. Marius trae a los padres divinos a Antioquía, Turquía. Allí encuentra a Pandora, una joven Romana que conocía como mortal, y la transforma en vampiro, convirtiéndola en su compañera. Una noche son atacados por vampiros que adoran a Satanás : Marius los extermina sin piedad, pero se produce una pelea con Pandora, que lo lleva a abandonarla y huir a Roma, llevándose con él a los padres divinos. Mario fue testigo del desarrollo del cristianismo y del ascenso del emperador Constantino. Se reconcilia con Mael, que mientras tanto también se había convertido en vampiro, y conoce a su compañero Avicus, uno de los antiguos vampiros quemados por el Gran Fuego, que había escapado de su cautiverio en un roble en la Galia. Más tarde fue testigo de las invasiones bárbaras y el saqueo de Roma (410) por el líder Alarico y se retiró a dormir en el santuario de los padres divinos. Se despierta 50 años más tarde y huye, junto con Avicus y Mael, llevando a sus protegidos a Constantinopla. Constantinopla es el nuevo "centro del mundo" , una ciudad rica en actividad y cultura, como lo había sido Roma antes del saqueo. Pero también es el dominio personal de Eudoxia, un poderoso vampiro, mucho mayor que Marius. Eudoxia intenta imponer su autoridad, pidiendo a Marius que le confíe la custodia de los padres divinos. Pero Marius no acepta y, en un ataque de ira, destruye con el poder del fuego a los sirvientes de Eudoxia, luego trae a Eudoxia a la presencia de Akasha, quien, en lugar de donar su sangre, la drena por completo y luego la prende fuego. Después de este episodio, Marius se da cuenta de que sus poderes mentales no son infalibles, como no son los de sus amigos, y que otros vampiros pueden descubrir la posición de los padres divinos. Decide que debe ser el único guardián, y para esto abandona a sus amigos en Constantinopla, llevando a la pareja sagrada a un refugio en los Alpes italianos. Marius construye un refugio tallado en piedra, en un lugar inaccesible para los humanos, y lo embellece como lo había hecho anteriormente. Durante siete siglos vivió en completa soledad. Gracias a un nuevo poder, que le permite volar, viaja por toda Europa, presenciando cambios políticos, la evolución del arte y grandes epidemias. En 1482, durante una visita a Roma, se enteró de la obra en la Capilla Sixtina. Quedó fascinado y decidió que iría a Florencia a conocer a Botticelli, el famoso pintor. La misma noche, en un parque, se encuentra con el vampiro Santino, el líder del aquelarre satanista Romano, quien le propone convertirse en el nuevo líder del aquelarre. Horrorizado, Marius se niega inmediatamente y se siente tentado a matarlo, pero, aún teniendo su alma llena de las maravillas de la Capilla Sixtina, le perdona la vida. Después de conocer a Botticelli en Florencia (y después de haber resistido la tentación de darle el regalo oscuro), Marius decide comprar una villa en Venecia y llenarla de jóvenes eruditos y aprendices pintores. Así comienza lo que él mismo llamará su "edad de oro" : el don de la huida le permite dejar a sus padres divinos seguros en los Alpes, para que pueda cultivar sus amistades y educar a sus hijos. Durante este período conoció a dos personas que tendrían una gran importancia en su vida: Bianca Solderini, una rica cortesana chantajeada por sus parientes florentinos (que la obligaron a matar a sus enemigos con veneno), y Amadeo, un joven ruso obligado a prostituirse en un burdel en Venecia. Después de salvar a Amadeo, Marius lo mantiene como amigo y amante en su casa, hasta que unos años más tarde, para salvarlo de una muerte segura, le da sangre oscura y lo convierte en un vampiro. En el mismo período se familiariza con un erudito de la Orden de los Talamasca. Una noche, mientras Marius está visitando el santuario en los Alpes, algunos vampiros del aquelarre de Santino destruyen su casa y masacran a sus estudiantes. Marius se apresura allí, pero no logra salvar a Amadeus, que había sido secuestrado y llevado a Roma, y cae en una trampa, en la que es horriblemente quemado y de la que logra escapar por pura suerte. Refugiándose en un sótano, se las arregla para enviar un mensaje telepático a Bianca, quien inmediatamente se apresura en su ayuda. Su desesperada necesidad de sangre lo lleva a alimentarse de Bianca, pero no puede controlarse y, para no matarla, se ve obligado a donar algo de su propia sangre a ella, convirtiéndola así en un vampiro. Marius y Bianca pasan varios años en el santuario en los Alpes, donde Bianca recibe la sangre de Akasha. Marius logra ponerse en contacto con el Talamasca y descubre dos hechos muy importantes: Amadeus se convirtió en el líder del aquelarre satanista en París y tomó el nombre de Armand, mientras que Pandora se encontraba cerca de la ciudad de Dresde. Con un engaño, Marius logra convencer a Bianca de mudarse, junto con los padres divinos, a Dresde. Permanecen allí hasta que reaparece Pandora, que mientras tanto había elegido como compañero a un vampiro de origen indio. Durante su reunión, Pandora se da cuenta de que Marius se había vuelto demasiado posesivo y se niega a volver con él. Al mismo tiempo, los celos de Bianca también estallan, que lo abandona. Habiendo perdido a las dos mujeres que amaba, Marius decide retirarse a la soledad del pasado, mudándose a una isla en el Egeo. En este punto, Marius continúa la historia haciendo solo breves pistas sobre el despertar final de Akasha, causado por las canciones de rock de Lestat, y los eventos narrados en la novela La Reina de los condenados, terminando con la muerte de Akasha y la transferencia del núcleo sagrado al cuerpo de Mekare. Después de escuchar la historia, Thorne le pregunta a Marius por qué aún no se ha vengado de Santino. Marius responde que, ya que quedan muy pocos vampiros, antes de matar a uno de ellos debe pedirle permiso a Mekare. Después de quedarse dormido, Thorne despierta en la selva donde se esconden los gemelos Mekare y Maharet. Una reunión está en marcha, a la que también asisten Marius, Pandora y Santino. En ese momento, Thorne, para agradecer a Marius, destruye a Santino y le da sus ojos a Maharet, también aceptando el encarcelamiento como castigo por matar a Santino.

Novelas de 2001

Novelas en inglés

Novelas de las crónicas de los vampiros

El tiempo de Daisy

El tiempo de la margarita (Lost in The Forest) es una novela psicológica escrita por Sue Miller y publicada en 2005 en Nueva York por Random House. Varias veces...

El tiempo de las nuevas hojas

The time of the new leaves es una novela de Nancy Zaroulis, publicada en Estados Unidos en 1979. En Italia fue lanzado en 1980, en la traducción de Marisa Caram...

Novelas de 2005

Novelas psicológicas

Novelas de 1979

Novelas de autores estadounidenses

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad