El hijo pródigo (Prokof'ev)

El hijo pródigo (título original francés Le fils pródigal, en Ruso Блудный сын), Op. 46, es un ballet de Sergej Sergeevič Prokof'EV escrito en 1928; la coreografía original fue hecha por George Balanchine para los ballets rusos de Sergej Djagilev.

A pesar del éxito de " Le pas d''acier 1927 Diaghilev no comisionado Prokofiev otro ballet, fue el compositor, llegando al empresario en monte carlo al año siguiente para la nueva temporada de los Ballets Rusos, para llevar a cabo una negociación con él conseguir en el mes de septiembre, la asignación a una nueva realización. El nuevo ballet propuesto se inspiró en la parábola del Hijo Pródigo del Evangelio según Lucas. Prokof''EV escribió la partitura rápidamente, en poco más de un mes, finalizándola en octubre de 1928. La tarea de la parte coreográfica fue confiada a Balanchine, el libreto a Boris Kochno, las escenas y el vestuario a Georges Rouault. La puesta en escena del ballet sufrió varios inconvenientes; Rouault terminó el set con gran retraso y Prokof''EV hizo varias críticas a la coreografía de Balanchine considerándola demasiado abstracta, Djagilev también hizo numerosas objeciones al músico por la partitura. A pesar de todo, el ballet se representó finalmente en París en el Théâtre Sarah Bernhardt el 21 de mayo de 1929 bajo la dirección del autor; los principales intérpretes fueron Serge Lifar (el hijo pródigo), Felia Doubrovska, Michael Federov, Léon Woizikowsky, Anton Dolin. En la misma noche, Renard di Stravinsky también fue interpretada, dirigida por el autor. De esta obra Prokof''EV dibujó algunas partes insertándolas en su Sinfonía No. 4, Op. 47 de 1930; debido a que el trabajo se hizo rápidamente, el músico simplemente transportó las piezas sin modificarlas de la partitura de ballet.

El ballet consta de tres escenas que incluyen diez episodios, cada uno de los cuales dura aproximadamente tres minutos. La historia está inspirada solo parcialmente en la parábola del Evangelio, con omisiones y varias adiciones necesarias para la acción escénica. Un joven, después de una discusión con su padre, quiere irse en compañía de dos amigos casuales; las hermanas tratan en vano de detenerlo. El niño está buscando aventuras y, valientemente, repele fuertemente cualquier intento de disuasión. En un país lejano, bajo una carpa, un grupo de hombres extraños, calvos y saltando, se divierten alrededor de una mesa llena de comida. El joven entra con sus amigos y trata de acercarse a esas personas extrañas que, sin embargo, sospechan inmediatamente; cuando el niño les ofrece una bebida aquí cambian de actitud y lo saludan festivamente. De repente aparece una hermosa sirena vestida de rojo con una gran capa; el joven, inmediatamente atraído por la mujer, está enredado en un juego de seducción. Como aturdido, es emborrachado por los dos compañeros y finalmente saqueado de todo por los hombres extraños, la sirena e incluso por falsos amigos; cuando se recupera se va desesperado. En la tienda de campaña viene la sirena y la mesa se convierte como por arte de magia en un recipiente. El hijo pródigo, con el corazón roto por el remordimiento, decide regresar a su tierra natal de la familia. Vestido con harapos, exhausto, llega frente a su tienda y cae inconsciente. La familia se acerca a él con aprensión, el joven pide perdón a su padre que lo abraza y lo tranquiliza.

Rouault, mientras preparaba la edición de su ciclo de grabados del Miserere, encontró tiempo para crear, a petición de Djagilev, las escenas y los trajes del Hijo Pródigo. La primera y la tercera escenas, más relacionadas con la historia del Evangelio, se representan con escenarios similares, con un telón de fondo idéntico que reproduce dos carpas colocadas cerca de un muelle; en la parte inferior un faro y dos barcos anclados. La segunda parte representa una gran carpa, en el centro hay una mesa extendida con comida; en el fondo, recién mencionado, aparecen personas. Los trajes son oscuros, marrones los del Padre y dos hermanas. El joven y sus compañeros están vestidos con colores claros y en el medio destaca el rojo brillante del vestido de la sirena. Balanchine realizó esta coreografía al comienzo de su carrera, con tan solo 24 años. El ballet revela un aspecto marcadamente expresionista y presenta numerosas referencias al simbolismo de cuento de hadas ruso. Las señales religiosas de la parábola se respetan en la primera y tercera escenas, mientras que en la segunda se realiza una especie de diversión fantástica con aspectos grotescos, bien subrayada por la música de Prokof''EV. La coreografía es muy vital, dinámica y presenta, varios años antes que Maurice Béjart, bloques de bailarines que interactúan, se descomponen y se reensamblan con actitudes primitivas, casi animales. Es un ballet casi enteramente masculino que, sin embargo, presenta, en el centro, el polo de atracción de un paso en dos del protagonista con la sirena. La coreografía de Balanchine, extremadamente expresiva y casi violenta, será repudiada después de muchos años por el coreógrafo que ahora había encontrado su figura estilística como un creador neoclásico, estilizado y extremadamente refinado.

Piccolo, dos flautas, dos oboes, trompa inglesa, dos clarinetes, clarinete bajo, dos fagotes, controfagotto, cuatro trompas, dos trompetas, tres trombones, tuba, platillos, timbales, triángulo, caja, bombo, pandereta, cuerdas.

La coreografía de Balanchine se repitió numerosas veces con otras compañías. En 1950 fue interpretada por el New York City Ballet con Jerome Robbins como intérprete principal. En 1965, de nuevo con el New York City Ballet, en Spoleto, el hijo pródigo tuvo en Edward Villella un notable intérprete. En 1973 el Royal Ballet lo representó en Londres y luego en julio de 1976, durante una gira, en el Festival Internacional del Ballet de los nervios. El ballet también fue parte del programa del Teatro allá Scala para la temporada 2009-2010. Otras coreografías fueron realizadas por Aurel Milloss en Roma en 1941 y luego en el Teatro Comunale de Bolonia en 1977. El coreógrafo Mario Pistoni creó una nueva versión, en un estilo contemporáneo, en 1962 para la Scala de Milán con escenas y trajes de Emanuele Luzzati.

Ballets de Sergej Sergeevič Prokof'EV

Cenicienta (ballet)

Cenicienta (op. 87) es un ballet en tres actos con música de Sergej Sergeevič Prokof'EV, escrito entre 1940 y 1944, basado en el cuento de hadas homónimo; la co...

Suite

Obras basadas en Cenicienta

Ballets basados en cuentos de hadas

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad