Drepanothrips reuteri

El Trips de la vid, (Drepanothrips reuteri Uzel, 1895) es un trips polífago que puede vivir en varias especies de árboles y arbustos, pero es particularmente frecuente en Vitis spp. , donde ataca la vegetación en las primeras etapas de desarrollo, causando deformaciones, retrasos en el crecimiento, caída de las flores y suberosidad de las bayas. Entre las diversas especies de trips alojados por la vid cultivada (alrededor de una docena) es la única capaz de causar daños de alguna importancia.

Drepanothrips reuteri está muy extendida en América del Norte, Europa y Asia Occidental. En Italia está presente de norte a sur y en Sicilia.

Drepanothrips reuteri, al igual que los otros miembros del suborden Terebrantia, pasa por dos fases neanidales (edad i neanida y edad II neanida) y dos fases ninfales (preninfa y ninfa) antes de llegar a la etapa adulta. Alrededor de 0,2 mm de largo blanco hialino de 0,3 mm de largo tiene color blanco y ojos rojos de 0,8 mm de largo amarillo claro estas dos últimas etapas antes de la edad adulta presentan bocetos de alas, no funcionan el aparato de boquilla y están casi inactivos. También se les llama subpupes. Miden aproximadamente 0,8 mm y son de color naranja claro. Es de color amarillo-marrón, las hembras miden 0.7 -0.85 mm de longitud y los machos 0.5-0.6 mm. las antenas, formadas por 6 artículos tienen extremos negros. La cabeza es más ancha que larga; hay tres pares de Sedas ocelares, el macho tiene dos apéndices en forma de Hoz (drepanae) en los lados de la IX tergita abdominal que se extienden más allá del ápice abdominal.

Drepanothryps reuteri pasa el invierno como una hembra fertilizada en los tocones, particularmente en la base de brotes de un año de edad. En marzo-abril comienza a alimentarse de los primeros brotes de la vid y comienza a poner huevos en las venas o epidermis de las hojas, a través del ovopositor. Alrededor de las picaduras hay manchas cloróticas visibles. Los neánidos luego ocupan la página inferior de las hojas, refugiándose de la intensidad de la luz demasiado fuerte y se localizan cerca de las venas, iniciando la actividad trófica. Después de 2 etapas se refugian en los pliegues de las hojas o caen al suelo y se convierten en ninfas. Los adultos de la primera generación parpadean entre mayo y junio. En general, se observan de 2 a 4 Generaciones anuales, con las ovideposiciones concentradas en la hembra y en las hojas apicales. La duración del ciclo de huevo a adulto es de 20 – 25 días, variable dependiendo de la tendencia climática de la zona. Los adultos son muy móviles y se mueven hacia brotes jóvenes, por lo que rara vez se observan en las hojas cuando los síntomas son ahora notables.

Los síntomas en las plantas son causados por picaduras de nutrición de jóvenes y adultos que causan la muerte de las células afectadas y las vecinas que dejan de dividirse y crecer. Se forman manchas necróticas parduscas en las hojas, visibles en ambas páginas, especialmente a lo largo de las costillas; posteriormente, con el crecimiento de la hoja, se observan laceraciones, ondulaciones y, a veces, ligeras arrugas marginales de la aleta de la hoja (hoja de cuchara). Tales síntomas son más notables en caso de sequía o períodos ventosos. En brotes, pecíolos, raquis, los pinchazos causan la formación de áreas claras con rayas marrones; también hay retrasos en la brotación y deformaciones de brotes jóvenes que tienden a asumir una conformación en zigzag, particularmente evidente si la tendencia climática es desfavorable para un crecimiento óptimo de la vid. Si los ataques son muy intensos, los racimos también pueden dañarse, lo que resulta en el aborto de las flores o la caída de las bayas jóvenes. Las perforaciones de nutrición realizadas en bayas ya formadas provocan la aparición de manchas suberosas. Los síntomas pueden confundirse con los del ácaro, en particular de Calepitrimerus vitis; sin embargo, los trips causan pegajosidad del colgajo de la hoja, áreas necróticas y crecimiento en zigzag de los brotes. También se encuentran en todos los brotes de la rama, mientras que Calepitrimerus vitis prefiere los brotes basales. Sin embargo, la observación a simple vista o con una lente le permite distinguir fácilmente los trips de los ácaros.

En general, el desarrollo de Trips está limitado por depredadores presentes de forma natural en el viñedo. Sin embargo, puede volverse problemático en el caso del uso generalizado de insecticidas que interfieren con el crecimiento de poblaciones de insectos útiles; por esta razón, generalmente no es peligroso en la agricultura orgánica. Los adultos se observan fácilmente, tal vez con la ayuda de una lente que resiste, en hojas y brotes, mientras que las formas juveniles son más difíciles de notar. Es aconsejable proceder con los controles visuales ya que las primeras hojas son visibles (fase fenológica D - E según Baggiolini), examinando los brotes en busca de las hembras que han pasado el invierno. Más tarde, a medida que el follaje crece, los controles se vuelven más difíciles. Un método empírico, para evaluar la extensión de la infestación, es el uso de una lámina negra o plateada sobre la cual sacudir la vegetación para identificar adultos y juveniles. Es importante No confundir Drepanothrips reuteri con otras especies de tisanoptera depredadores o indiferentes, generalmente de color más oscuro, aunque a menudo el reconocimiento de la especie es difícil. En caso de infestaciones superiores a 2 - 4 individuos durante el desarrollo de las primeras hojas (fase fenológica D - E según Baggiolini) es aconsejable programar una intervención insecticida con espinosad o ésteres fosfóricos. Esto debería permitir la eliminación de las hembras antes de poner huevos, reduciendo así el tamaño de las poblaciones de verano. En pre-floración puede ser útil una intervención si las poblaciones son altas y hay un temor de daño en los racimos; el umbral es de unos diez individuos en las hojas apicales. Durante este período, Las operaciones de poda verde ayudan a reducir las poblaciones de verano. Drepanothrips reuteri es presa en los estadios juveniles por fitoseidos como Typholodromus pyri o por tisanoptera como Aelothryps intermedius. En la agricultura ecológica se puede intervenir con aceites de verano y productos a base de piretro o azadiractina. El período más problemático es la fase de rotura de las yemas, durante la cual los enemigos naturales aún no están presentes.

Tisanoptera

Tornillo adversidad

Scaphoideus titanus

La flavescencia dorada cicalina (Scaphoideus titanus Ball 1932) es un insecto del orden de los Auchenorinchi Homopteri Rincoti, nativo de América del Norte que ...

Daño de cebo de tornillo

La enfermedad del cebo, es una enfermedad de la vid causada por un grupo de hongos que colonizan los vasos linfáticos y la madera, comprometiendo la translocaci...

Membracoidea

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad