Dolona

Dolon (en griego antiguo : Δόλων, Dólōn) es un personaje de la mitología griega, mencionado en la Ilíada entre los troyanos que lucharon contra los griegos en la guerra que siguió a la rata de Helena por París.

Hijo único del rico y Noble Eumede, un Heráclido asentado en Troya, Dolón fue heraldo del rey Príamo, y el más feo de todos los que participaron en la defensa de la ciudad: a pesar de su edad no tan joven, todavía era capaz de correr ágilmente. Es el protagonista de la décima canción de la Ilíada, llamada precisamente por algunos estudiosos "Doloneide" (y considerada una adición tardía). Cuando Héctor ordenó establecer un campamento nocturno en medio del campo de batalla después de derrotar a los griegos, obligándolos a volver a entrar en el campamento, pidió la ayuda de un voluntario para espiar los movimientos de los aqueos infiltrándose en su campamento. Dolon aceptó la propuesta, pero pidió los caballos de Aquiles como recompensa. Héctor estuvo de acuerdo. Dolone, que llevaba una piel de lobo y un tocado de Marta, fue a Reconocimiento. Al mismo tiempo, sin embargo, Diomedes y Ulises se dirigieron al campo de Troya como espías. Detenido por los dos guerreros griegos Dolon se vio obligado a revelar la subdivisión del campo de Troya. Reveló, entre otras cosas, que los guerreros tracios dirigidos por el joven rey Reso, que llevaba dos hermosos caballos blancos, habían llegado recientemente. Dolón fue decapitado por Diomedes después de suplicar en vano que lo perdonara: la cabeza cortada del troyano no agotó inmediatamente sus funciones vitales, sino que rodó en el polvo mientras aún hablaba. (Homero, Ilíada, X, traducción de Vincenzo Monti) Diomedes Entonces entró en la tienda de Reso, matándolo con la espada mientras dormía. Las vestiduras y el arco de Dolón fueron llevados al campamento griego junto con los caballos de Reso, y consagrados a Atenea. Dolone dejó atrás a un hijo adolescente, Eumede (a quien había dado el mismo nombre que su padre), destinado a morir en el siguiente conflicto, el de los refugiados troyanos liderados por Eneas contra los Rutuli de Turn, en Italia; así, según el duodécimo libro de la Eneida.

En griego, δόλος significa "engaño" , y es precisamente el sentimiento que caracteriza a Dolón. Observe cómo Homero define su ropa, de hecho lleva una piel de lobo y un sombrero de Marta, que son sinónimos de astucia mezclada con fraude y, en consecuencia, engaño. Homer luego confirma las características especiales del personaje cuando este último intenta salvar su vida indicando a Ulises la ubicación del campamento de Troya. Una artimaña que luego falla y lo condena a morir como un traidor.

Dolone es la figura típica del antihéroe, ya que no lucha por la gloria sino por la sed de ganancia, lo que lo llevará a la ruina. En primer lugar es malo, y como en el caso del otro antihéroe Homero, Tersite, en el código de Heroica un físico desagradable es sinónimo de cobardía y mezquindad; también es una caminata rápida, que, por un lado, lo hace adecuado para una incursión rápida en el campamento enemigo, pero, por otro, parece implicar una cierta propensión a escapar como la cualidad del personaje dominante. Dolone se ofrece para la misión deseada por Héctor, pero ni siquiera piensa en pedir prudentemente un compañero, ya que como se reiteró, su primer interés es garantizarse un premio desproporcionado, el carro y los caballos de Aquiles. Luego se muestra tonto, ya que cae en la trampa de los griegos: se detiene a esperar a los enemigos, con la esperanza de que los troyanos han venido a traerle nuevas disposiciones de Héctor, hasta que pueda distinguir su apariencia, deteniéndose aterrorizado cuando la lanza enemiga lo toca. El miedo interrumpe tanto sus rasgos como su capacidad de razonar: de hecho, de un espía se convierte en un denunciante, revelando mucho más de lo que el astuto Odiseo le pide. Pensando que los griegos tienen su propio sistema de valores, les ofrece inmensas demandas de rescate, mientras que para absolverse (atribuye, de hecho, a Héctor la responsabilidad de la incursión y la recompensa extraordinaria), revela sin escrúpulos la estructura del campo de Troya, tratando de conducir a los enemigos hacia un botín tentador. Nada de todo esto, sin embargo, es suficiente para salvar su vida: a Dolone, de hecho, la muerte viene casi inesperado, cuando el troyano está convencido de que adquirió la confianza de sus oponentes; pero Odiseo solo ha tranquilizado genéricamente, sin prometerle nada, y Diomedes, habiendo obtenido la información, trunca la cabeza del traidor con brutalidad, no permitiendo incluso los gestos del suplicante. La óptica guerrera de la Ilíada considera fuera de lugar cualquier gesto de compasión, tanto más hacia un personaje descrito como débil y tonto.

Participantes en la guerra de Troya

La edición de coleccionista incluye:

Decapitación

Troyano

Troo Alastorida

Troo (en griego antiguo: Τρώς) Es un personaje de la mitología griega, mencionado en el libro Veinte de la Ilíada. Descendiente del pueblo de "Ilio" no tiene pa...

Eufemo (hijo de Trezeno)

Eufemo (en griego, εφφημος) es una figura de la mitología griega, hijo de Trezeno y nieto de Cea. Es mencionado por Homero como capitán de los Ciconi, un pueblo...
Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad