Colegiata de Santa Maria Assunta (San Gimignano)

Coordenadas: 43°28 ' 04. 05 "N 11°02' 33. 98" E / 43. 467792 ° n 11. 042772 ° E 43. 467792; 11. 042772 la Colegiata Basílica de Santa Maria Assunta, también conocida como la Catedral de San Gimignano es el principal lugar de culto católico de San Gimignano, la sede de la parroquia confiada al clero de la Archidiócesis de Siena - Colle di Val d'Elsa - Montalcino. Situado en la piazza del Duomo, se encuentra en la parte superior de una amplia escalera desde la que domina el lado occidental de la plaza. Erigido tal vez en 1056 y ciertamente consagrado en 1148, fue renovado por primera vez en 1239 y luego ampliado en 1460 en el proyecto de Giuliano da Maiano. La fachada desnuda es el resultado de la disposición del siglo XIII y se ha transformado varias veces a lo largo de los siglos con la apertura de las dos puertas laterales y ventanas circulares. El interior con tres naves divididas por columnas recuerda el estilo de las iglesias parroquiales de Casentino; las Naves fueron cubiertas por bóvedas en el siglo XIV, en el siglo XV Giuliano da Maiano diseñó el alargamiento del crucero y el presbiterio y construyó las capillas de la concepción y de Santa Fina. Todas las paredes y bóvedas están cubiertas con frescos hechos por varios artistas y principalmente por Lippo Memmi y Bartolo Di Fredi. Durante la Segunda Guerra Mundial la iglesia y sus frescos sufrieron daños considerables, reparados por repetidas campañas de restauración. En diciembre de 1932 el Papa Pío XI la elevó a la dignidad de Basílica Menor.

En 949 hay una plebe ecclesiae Sancti Johanni pero no es seguro que corresponda a la ubicación actual del edificio, ya que fuera de las paredes de San Gimignano y más precisamente cerca de las fuentes de Pietratonda, en el siglo XIII hay una indicación toponímica como Pieve Vecchia. La plebe S. Johannis Aquí sitio burgo S. Jeminiani era parte de la Diócesis de Volterra que también controlaba directamente el territorio. Hacia mediados del siglo XI el territorio de la parroquia fue ocupado por los condes Cadolingi, quienes el 1 de diciembre de 1059 devolvieron la mitad al obispo volterrano. En 1056 el Papa Víctor II elevó la parroquia de San Giovanni in San Gimignano al Título de Propositura; las primeras noticias del capítulo de canónigos, sin embargo, se remontan solo al 11 de septiembre de 1118 cuando la Iglesia fueron donadas casas colocadas en el castello Della Pietra. Durante la primera mitad del siglo XII la importancia del Castillo de San Gimignano creció constantemente y, en consecuencia, también la importancia de su iglesia principal. La iglesia parroquial fue transferida dentro del pueblo y reconstruida y el 21 de noviembre de 1148 fue consagrada y nombrada en honor a San Geminiano en presencia del papa Eugenio III y 14 prelados, este evento se recuerda en una placa amurallada en la fachada. En la segunda mitad del mismo siglo la autoridad y el poder de San Gimignano creció de nuevo y la ciudad logró conquistar la autonomía municipal liberándose de su antiguo señor, el obispo de Volterra. La nueva autonomía municipal fue inmediatamente reconocida por el Papa Alejandro II, quien el 29 de diciembre de 1171 y el 23 de abril de 1179 envió dos bulas al castrum S. Geminiani cum suis pertinentiis et plebe, et parochialisbus ecclesiis. Siendo también un señor feudal permitió la propuesta de San Gimignano, y de una manera especial con la propuesta de Lamberto activa entre el 13 de agosto de 1192, y el 21 de marzo de 1231, impactando masivamente en los acontecimientos políticos de la Val d''Elsa en el siglo XII, la iglesia se convirtió en el Centro de la vida civil del castillo, y a menudo fue utilizado como un lugar para actos políticos importados, como por ejemplo el 15 de mayo de 1199 cuando ante plebem se firmó el Acta de presentación del Castillo de Montignoso mientras que, en el mismo período, Bajo el campanario de la Iglesia el sábado tuvo lugar el mercado de ganado En el mismo período, La disposición propuesta, dentro de la parroquia, un territorio que era el señor absoluto; disponibilidad de bienes raíces de propuesto dentro del territorio de la parroquia fue concedida por el obispo de Volterra, Pedro ya a finales del siglo XI, y este privilegio fue confirmado el 29 de enero de 1182, el Papa Lucio III. Durante el largo pievanato de Lamberto el edificio fue redefinido y tuvo la rotación de la orientación tanto que en lugar del antiguo ábside se construyó la nueva fachada que ahora giraba hacia la plaza por donde pasaba la Vía Francigena y por donde los otros edificios se levantaban asientos del poder civil de la ciudad. El 21 de marzo de 1231 se construyó el choro plebis y en 1239 el podestà de San Gimignano decidió asignar una suma para completar la fachada, aún sin terminar y las obras fueron confiadas a Matteo Brunisemd. Junto con la nueva iglesia se construyeron los edificios adyacentes: el 23 diciembre 1212 existe en el claustro y a mediados del siglo XIII, el complejo eclesial, incluyendo un edificio utilizado para las reuniones del Consejo general, un campanario, un dormitorio con un porche y un hospital dedicado a la Santa Cruz. El sucesor del piadoso Lambert, el propuesto Berlingerio, mantuvo y aumentó aún más sus poderes; el 4 de junio de 1251 fue nombrado Albacea papal y el 6 de abril de 1254 obtuvo, del papa Inocencio IV, la confirmación de todos los privilegios para sí mismo y para sus Canónigos Regulares. En el estatuto municipal de 1255 el municipio emitió una serie de reglas para la gestión de la fábrica de la parroquia, fue considerado en todos los aspectos como un edificio público; y la gestión de la fábrica de la iglesia fue confiada a una obra directamente dependiente del poder civil. En el mismo año el trabajo de La fabbrica della pieve decidió llevar a cabo numerosas intervenciones para la terminación de la iglesia; se decidió construir una Pérgamo y la nueva fuente bautismal, hecha en 1257 por el maestro Nicoletto Da Poggibonsi. En 1264, el Consejo de la ciudad celebrada en el coro de la iglesia parroquial, se apropió de una suma de dinero para ser asignado al maestro Ranieri de la colina, que tenía la tarea de llevar a cabo los pasos en frente de la fachada; también se resolvió, que esta escalera fue construida para compensar la diferencia de altura de la plaza, y que su realización utilizando las piedras de Castelvecchio. En 1274 se completaron las principales obras arquitectónicas y en ese mismo año Rinaldo da Siena comenzó a pintar al Fresco el flanco sur. En los años entre 1274 y 1280 resulta que los canónigos de San Gimignano vivían en un edificio adyacente de su propia propiedad y en el mismo período de tiempo desempeñaron el papel de subcolectores i para los diezmos de la Diócesis de volterrana. Entre los nombrados para el puesto, también estaba el propuesto Lando, que ha ocupado el cargo de canónigo de la Catedral de Volterra; este cargo se dio generalmente a los representantes de las instituciones religiosas para ser muy rico) y la parroquia de San Gimignano y era seguro, tanto es así que en ese período podía contar con 60 iglesias sufragáneas que garantizaban una recaudación de 30 Liras al año. Las relaciones entre la iglesia y el pueblo fueron muy estrechas, y alcanzaron su apogeo entre el 27 de diciembre de 1288, y el 4 de abril de 1289, periodo en el que se dan a cambio de las casas y Terrenos para construir el nuevo ayuntamiento en la plaza mayor, que, gracias a esta intervención adquirió su aspecto actual. Por su parte, el municipio unos años más tarde incluyó en el estatuto de 1314 una apropiación de dinero público con el fin de ampliar el nuevo coro de la Iglesia. Durante el siglo XIV la situación económica del Chorlito empeoró lentamente a pesar de poder contar con ingresos agrícolas constantes. Sin embargo, la situación había empeorado hasta el interior del castillo, donde la competencia de las diversas comunidades religiosas se estableció gradualmente, aunque en crisis, los ingresos eran sustanciales: en 1356, la única parroquia tenía un rendimiento de 99 Liras al año, y todo el chorlito hizo 764 Liras 10 soldi; para contribuir a los ingresos, también estaba el cementerio (el lugar en la actual Piazza dei Pecori) cuyas capillas nobles tenían un ingreso propio. Durante el siglo XIV la Iglesia continuó enriqueciéndose con obras de arte: en 1356 la pared izquierda fue pintada al fresco por Bartolo di Fredi que en 1367 pintó al fresco las paredes del claristorio con las historias del Antiguo Testamento; en 1379 la antigua pila bautismal fue reemplazada por una nueva obra de mármol del Siena Giovanni Cecchi. En 1392, las bóvedas de la Iglesia amenazaron con la ruina y fueron reconstruidas rápidamente y poco después, en 1393, Taddeo Di Bartolo pintó al fresco las paredes de abajo. En el siglo XV los alquileres de la Iglesia, el terreno sometido a ella y las numerosas capillas y altares en su interior todavía garantizaban excelentes ingresos y gracias a ellos continuaron con los adornos. Para dar un mayor impulso a las intervenciones, todas realizadas gracias al impulso de Onofrio de Pietro operaio della pieve, estaba también la nueva dignidad de la iglesia que el 20 de septiembre de 1471 fue elevada a Colegiata. Se llamaba Giuliano da Maiano que diseñó seis capillas del crucero, la nueva sacristía y una nueva expansión del coro que se llevó a las dimensiones actuales. Para realizar esta última obra tuvo que demoler el borde inferior del campanario y el Demoledor fue el cantero Florentino Bartolomeo. Giuliano da Maiano fue llamado en 1458 para diseñar y dirigir las obras para la capilla de Santa Fina. Las obras se completaron en 1468 y el interior de la capilla fue pintado al fresco por Domenico Ghirlandaio, mientras que el altar es obra de Benedetto da Maiano. Unos años más tarde, en 1477, también se construyó la capilla de la Santísima Concepción que tenía como modelo la capilla de Santa Fina. En 1575 la iglesia fue reconsagrada a Santa María Assunta y en el mismo año el capítulo de los canónigos se componía de 12 canónigos con 30 capellanes. En los siglos siguientes la crisis económica y demográfica que también afectó a San Gimignano no permitió la realización de ninguna intervención notable: en 1632 la logia se cerró y se transformó en un baptisterio; en el siglo XVIII la fachada fue estucada y en 1818 la misma fachada fue pintada en plazas con escenas de la vida de la ciudad por el pintor Tommaso Baldini. A finales del siglo XIX, más precisamente en 1893, comenzó la restauración del edificio: los frescos fueron restaurados y las columnas fueron tapiadas, mientras que el 22 de julio de 1896 la fachada fue tapiada y llevada a su aspecto actual. Otras restauraciones se hicieron después de la Segunda Guerra Mundial: en 1951 durante el trabajo se encontró cerca de la entrada actual el suelo de loza de pesto, la parte del sótano del ábside central primitivo junto con rastros modestos de los ábsides menores. En 1970 se reabrió el pórtico del claustro.

La fachada que da a la Plaza es románica, que data del siglo XIII. La fachada saliente se eleva en lugar del ábside primitivo perteneciente al edificio de 1148; está precedida por una escalera y se abre por un portal doble con arco y bisel monolítico redondo y con el anillo decorado con cordón, interesante es la presencia, en el arquivolto, de conc di gabbro, caso extremadamente raro que se encuentra. Toda la fachada es de travertino y justo debajo del rosetón central se abre por una celosía borrada, generalmente reconocida como el único elemento restante del antiguo ábside, aunque no faltan voces de discordia. La fachada es el resultado del cambio de orientación de la Iglesia, ocurrido en la segunda mitad del siglo XII; es fácilmente perceptible que esta intervención está detrás de la fase primitiva del edificio como se puede ver en la conexión con los lados de la iglesia pero antes de la elevación en terracota de la nave central y por lo tanto no es posible En 1239 Matteo Brunisemd trabajó en la fachada, pero su intervención debe limitarse a la realización del Gran Ojo de piedra en forma colocado en el centro que se insertó en las estructuras anteriores. El marco del ojo está decorado con un patrón de hojas redondeadas y acanaladas y tiene un parecido singular con un edificio civil ubicado en via San Matteo en el mismo San Gimignano, que tiene una decoración tallada idéntica y una trifora según el modelo de la arquitectura de Lucca del siglo XIII. A este período También pueden ser las dos ranuras para las cuencas de cerámica colocados a los lados del ojo visto en la Moda Val d''Elsa enriquecer las fachadas de edificios sagrados con placas de cerámica producción árabe estalló en el siglo XIII, y todavía son visibles en la fachada de la Catedral de San Miniato, en la Iglesia de Marcignana, en la parroquia de Castelfiorentino, etc, etc La fachada se levantó con el uso de ladrillo y otros dos ojos se abrieron a los lados del ojo central y casi en línea con los portales de acceso. El rosetón central de la fachada, Iridescenze es una obra contemporánea del artista Marcello Aitiani. La mampostería de esta zona del edificio se compone de ladrillo y rosa amarillo dispuestos de manera irregular, y está coronada por una cornisa colorida y en forma y decorada solo en el lado sur, con decoraciones grabadas; toda la banda superior está decorada con un patrón de color rosa que continúa durante toda la longitud; la banda mediana está decorada con un zig - zag, también, para toda la longitud, mientras que el extremo inferior de la la decoración se realiza por medio de un patrón de hojas elípticas, pero está presente solo para un estiramiento El claristorio es el resultado de varias fases de construcción y tiene dos series simétricas de siete monóforos dobles de strombo con un arco de medio punto, que difieren de los de la pared sur porque tienen el anillo decorado con un patrón en zigzag. Una decoración como la presente en la banda superior y en la central también se encuentra en la parroquia de Coiano, que data de finales del siglo XII, mientras que la decoración con motivos vegetales junto con el motivo en zigzag es visible en el anillo del portal de la parroquia de Castelfiorentino en el que está tallada la fecha 1195. Gracias a estas intervenciones es posible atribuir el tiempo de la construcción del marco de la parroquia de San Gimignano en un período entre finales del siglo XII y 1215. Más tarde se levantó la nave central y en lugar de los monóforos se abrieron oculi en correspondencia de la bóveda, hecha antes de 1367. Además de la claristoria, los lados también muestran signos de varias fases de construcción. La primera fase, correspondiente a la iglesia consagrada en 1148, tiene una mampostería en calados de piedra caliza anfistegina, arenisca y travertino dispuestos en filaretto y amurallados con mortero; en el flanco sur es visible una puerta cerrada por un pilar del claustro que conectaba el presbiterio con el dormitorio. Después de 1239 los flancos fueron levantados por el uso de terracota y en el flanco sur se cortaron dos ventanas individuales con un arco de medio punto y tres ventanas archiacute en el norte para remediar la diferencia de altura. En el siglo XIV las aberturas fueron apisonadas para ejecutar los frescos internos, obra de Barna da Siena a la derecha y Taddeo Di Bartolo a la izquierda. El área de la tribuna es la construcción cronológicamente más reciente. Se supone que la primera fase de las obras, fechada en la segunda mitad del siglo XII, se realizó fuera de la primitiva iglesia, construyendo el nuevo ábside frente a la antigua fachada y luego conectándolo con el resto del edificio una vez que este último fue demolido. Más tarde, en el siglo XIV, se construyó el nuevo coro hasta el campanario, luego, después de cortar las paredes de esquina del presbiterio, se construyeron los brazos del crucero, luego en 1458 se abrieron las capillas para los altares; en 1466 se amplió el coro y finalmente entre 1468 y 1477 las dos capillas fueron construidas por Giuliano da Maiano.

El interior tiene tres naves, salpicadas por columnas que recuerdan a las iglesias de Casentino, con bóvedas con frescos y yeso pintado en las paredes. La iglesia está decorada con importantes ciclos pictóricos que cubren todas las paredes, un ciclo que data de varios siglos, pero muy raro en su integridad. Las Naves están marcadas por una serie de arcos que forman las siete bahías y están sostenidas por columnas de piedra coronadas por capiteles románicos. Los capiteles son coronados o molduras de dosseret o simples horarios, y algunos tienen una forma ungulata con una decoración que es similar a la que se encuentra en los capiteles de la Iglesia de Céllole mientras que otros tienen una evolución del capital ungulado y están decorados con un patrón de follaje con swags y remolinos, rosetas, superposición y cabezas humanas; muestran una fuerte similitud con los realizados por Johannes Bundi, artista volterrano autor de las capitales de la parroquia de Santa María en Chianni entre finales del siglo XII y principios del XII Las columnas están hechas de rocas de travertino, tienen bases de estilo Pisano (dos toros separados por una Escocia) y terminan con un collar. Si la datación es correcta, los capiteles se hicieron en un momento posterior en comparación con los tambores de las columnas, particularmente en comparación con los que se ven en la iglesia parroquial de Montignoso y los, de la arcaica presente en la iglesia parroquial de Mensano y en la parroquia de Casole d''Elsa. Durante las restauraciones de 1951 se encontraron los cimientos de la fachada original y los ábsides más pequeños (diámetro 4 metros) y también las bases moldeadas de los contrafuertes de la encimera. Gracias a estos descubrimientos fue posible reconstruir la orientación original y la disposición espacial de la Iglesia. La iglesia original tenía tres ábsides y estaba dividida en tres naves de seis tramos por cinco pares de columnas según un modelo típico de la Val d''Elsa y se encuentra también en las iglesias parroquiales de Céllole, Santa Maria a Chianni, Pedro y Pablo en Coiano, parroquia de Mensano y el resto en el territorio de volterra. Durante el trabajo se observó que: la diferente elevación de la base por encima, con respecto a las de las columnas, que indican el momento de construcción de la primera que la última en el muro de la pared interior de la fachada, por encima de la puerta derecha somos las pinturas más antiguas realizadas en esta iglesia. Hay los pocos restos de la figura gigante de San Cristoforo colocados debajo de las figuras pintadas por Bartolo Di Fredi. Pero sobre todo aquí están las pinturas hechas alrededor de 1305 por Memmo di Filippuccio. Las escenas de Memmo están dispuestas en tres niveles; en el registro de arriba es la escena que representa el milagro de San Nicolás reanudado mientras se da a las tres viejas doncellas de tres bolsas de oro, y otros restos de frescos que representan a dos mujeres dormidas o tal vez la muerte y el martirio de un santo en un caldero; la escena, la mediana no es identificable; que se coloca por encima de la puerta que representa a la Virgen con el Niño, Dos Santos y dos ángeles adoradores. La zona central interior de la contracara está dominada por el fresco que representa el martirio de San Sebastián, fechado en 1465 y firmado por Benozzo Gozzoli; el Fresco se inserta en un marco decorativo en el que se pintan pequeñas figuras de Santos, mientras que en la parte inferior está la figura de Jesús crucificado entre San Jerónimo y San Onofrio. En los dos estantes a los lados, frente a alfombras de imitación, Damasco, son las valiosas estatuas de madera del Arcángel Gabriel y María anunciada, que forman el grupo de la Anunciación, por Jacopo della Quercia (1421 con el color de Martino di Bartolomeo 1426). La parte más alta de la contra-fachada está decorada con un juicio final de Taddeo Di Bartolo, una obra firmada y fechada en 1393; en esta obra el artista sienés representó a Cristo juez entre profetas y Ángeles, La Virgen y San Juan. A continuación se encuentran las figuras de los Doce Apóstoles, del mismo autor, y esta escena tiene que vincularse con las otras dos escenas, siempre Taddeo, situadas al principio de las paredes laterales de la nave y donde se representan a la izquierda y los Beatos, y a la derecha, Los Condenados. Las pinturas de los pilares laterales son de Gozzoli: a la izquierda Una Assunta en Gloria y San Bernardo y Sant''Agostino, a la derecha un Sant''Antonio Abate y San Girolamo y San Bernardino. En el área de la nave derecha, alrededor del óculo, hay un fresco con dos pavos reales, animales del antiguo simbolismo cristiano ya que se creía que su carne nunca se pudrió, como la palabra de Cristo. En el lado interior del Pilar hay una santa Fina y una Santa Catalina de Alejandría ejecutadas alrededor de 1320 por Lippo Memmi. El rosetón contemporáneo, inaugurado el 31 de enero de 2003, por el artista Marcello Aitiani, se inserta ahora en el contrafactado interior de la nave. Para esta obra el poeta Antonio Prete habla de "formas musicales de luz. El rosetón es pensado por el artista en diálogo armonioso con el contexto pictórico-escultórico, y, en particular, con frescos de Taddeo Di Bartolo, que rodean completamente la ciudad, sin sacrificar el estilo contemporáneo de su propio" alfabeto "pictórico; tal es la escala del color continuo, rico en significados simbólicos y correspondencia con la música, utilizada en esta obra y aquí transpuesta en un círculo en forma de arco iris también para recordar sugerencias teológico-poéticas El motín que busca el color para decir su fiesta, la luz que persigue la forma en la que detenerse sin atenuar su vínculo con lo invisible" . De hecho, la obra aparece como una meditación visual gozosa y rica sobre el tema del Espíritu Santo "que fue dado a los hombres en forma de alegría" (Pastor de ER). El título de la Rosa, Iridescenze, de hecho alude a la visión Trinitaria, expresada poéticamente por Dante, de las tres personas que se reflejan entre sí "como iri da iri" , como Rainbow da rainbow (Paradiso, canto xxxiii, vv. 115 - 120). Una visión a la que Aitiani se inspiró libremente, como también se puede ver en sus notas preparatorias: "una claridad solar en una posición central (en la que está inscrito el monograma del nombre de María), rodeada por un anillo de luz con los colores del arco iris, alude a la divinidad del Padre. Un segundo anillo, también con los colores del iris en rotación continua, cierra el borde exterior del rosetón y se expande en luz cruciforme, para sugerir al Hijo (de nuevo una iconocracia: el círculo es, al mismo tiempo, una cruz). Respiran entre los dos arcoíris, según la imagen poética que Dante refiere al Espíritu Santo, tiras de luz-color-fuego, estructuradas en configuraciones con geometrías complejas como los fractales de Mandelbrot" . "La cinta de luz - escribe el poeta Antonio Prete - baila flotando en el alegre arco iris y se envuelve alrededor de un círculo que es principio y fuente. Fuente de luz. El rosetón que irradia escapando de las sombras invita a la meditación. Superposiciones de luz que se convierten en Color, ondas tocadas por la luz. La visión Dantesca del último canto del Paraíso está en el fondo, tocada y al mismo tiempo removida en su irrepetible experiencia, en esa" profunda y clara subsistencia / de la alta luz " ". El" lenguaje " muy actual de la obra, pero no bullicioso ni extravagante, se combina con técnicas y materiales típicos de la tradición más antigua (vasos con diferentes materiales y características cromáticas, con intervenciones pictóricas del artista y horneado en el horno. Las baldosas de vidrio están unidas con plomo). Las paredes que dan a la nave están decoradas con un friso monocromo de Pier Francesco Fiorentino que representa putti reggifestoni y debajo hay doce medallones que representan las figuras de diez apóstoles y dos personajes no reconocibles. En la parte inferior, en el arco de triunfo sobre el altar mayor, hay un Cristo en piedad en el sepulcro de Sebastiano Mainardi. En las velas de la bóveda del primer lapso de la nave están representados los Cuatro Evangelistas, obra de Taddeo Di Bartolo, en el sub-arcos están representados los cuatro Profetas (a la derecha) y las virtudes cardinales (a la izquierda), del mismo autor. El púlpito está situado contra la cuarta columna de la derecha y es una obra de madera con incrustaciones de Antonio Da Colle (1469). La nave izquierda tiene las paredes cubiertas con frescos con las historias del Antiguo Testamento de Bartolo Di Fredi, pintado en 1367. El ciclo se desarrolla en seis tramos (el sexto casi completamente perdido) en tres registros, de los cuales el superior contiene lunetos. En el primer registro: en el segundo registro, desde la izquierda, diez cajas (dos más se pierden) en el registro inferior, desde la izquierda, once Cajas (la última se pierde) en los lunetos de los arcos hacia la nave central son los profetas atribuidos a Pier Francesco Fiorentino. El pilar en el portal está decorado con un fresco de Santa Catalina, por Lippo Memmi, mientras que a la derecha del portal se representan escenas de la vida de San Nicolás de Bari y la consagración de la Iglesia. En la puerta hay un fresco de 1305 de Memmo Di Filippuccio con la Virgen y Los Ángeles. La capilla de la concepción se encuentra a la altura del séptimo arco de la nave izquierda. Construido en 1477 a imitación de la capilla de Santa Fina fue renovado en el siglo XVII. Hay frescos de Pier Dandini que representan el nacimiento de María y la adoración de la Santa Anunciación en las paredes laterales, mientras que en la bóveda se representa la coronación de Nuestra Señora. En el altar hay un lienzo con la Inmaculada Concepción pintada por Ludovico Cardi llamado Il Cigoli. La pared lateral de la nave derecha está ocupada por un famoso ciclo de frescos con historias del Nuevo Testamento, pintados entre 1338 y 1340 por los hermanos Lippo y Federico Memmi, influenciados por el estilo del más famoso cuñado de Simone Martini. Los frescos se distribuyen en tres bandas horizontales en los seis tramos de la nave. Leer los episodios es casi totalmente bustrofédico. El lado hacia la nave está decorado por encima de los arcos de una serie de seis profetas de los hermanos Memmi, mientras que el séptimo bisel en frente de la Capilla de Santa Fina que representa a San Gregorio el Papa, que predice Santa Fina, el día de su muerte, atribuido a Niccolò di Segna di Bonaventura. A lo largo de la pared, a lo largo de toda la longitud de la storie, hay una pancale tallada e incrustada hecha en 1470 por Antonio Da Colle. Se encuentra en la parte inferior de la nave derecha, en el séptimo arco. Obra maestra del Renacimiento Toscano, fue diseñada por Giuliano y Benedetto da Maiano en 1468. La arquitectura consiste en las tres paredes de la capilla en cada una de las cuales se abre un arco; en la parte superior el entablamento está decorado con un friso en terracota de colores con Serafines, más allá de los cuales están los lunetos que también incorporan las ventanas circulares. El santo está enterrado bajo el altar, que es obra de Benedetto da Maiano de 1475 y está coronado por un tabernáculo con una fina pintura de cuero de su retrato, obra del Senés Manno Di Bandino de principios del siglo XIV. La urna sobre el Tabernáculo contenía los huesos del santo hasta 1738. El bisel superior está decorado con una Virgen con el niño entre dos ángeles. Las paredes laterales fueron pintadas al fresco por Domenico Ghirlandaio alrededor de 1475. A la derecha San Gregorio anunciando a Santa Fina la fecha de su muerte, coronada por la escena dos ángeles llevan al santo al cielo. A la izquierda los funerales de Santa Fina, que también incluye la ilustración de Tres Milagros de la leyenda del Santo (curación de la enfermera de Beldia, clérigo que recupera la vista y campanas sonadas por ángeles). Los penachos de los arcos presentan a los profetas, mientras que los lunetos están decorados con los Santos Ambrosio, Nicolás, Jerónimo, Gimignano y Agustín. Finalmente, los cuatro evangelistas están presentes en la bóveda. Los paneles de madera tallados y con incrustaciones, dispuestos a lo largo de las paredes laterales, son de Antonio Da Colle. El crucero de la Catedral se eleva por cuatro escalones. Fue decorado por Giovanni di Cambi en 1503 con la excepción de los dos redondos en la parte superior con San Pedro y San Juan Bautista por un pintor sienés del siglo XIV. El altar mayor tiene un ciborio de Benedetto da Maiano (1475). El coro tiene una doble orden de sillería de madera construida por Antonio Di Colle en 1490. La primera capilla a la izquierda del altar se llama San Gimignano tiene un altar compuesto por algunas piezas del antiguo Altar mayor, obra de Benedict da Maiano demolido y reemplazado por otro en el siglo XVII. La capilla en la parte inferior, siempre a la izquierda, en cambio presenta el retablo con la invención de la cruz por Simone Ferri. En la sexta bahía de la nave a la izquierda, por encima de la cantoria, mármol 1450, el órgano de tubos fue construido entre 1500 y 1502 por Pietro Donati, y más tarde fue objeto de varias revisiones, primero por Peter Agati en 1780, a continuación, la empresa Agati - Tronci en 1905 - 07, que han dado lugar a la conformación actual. El instrumento tiene una transmisión suspendida totalmente mecánica y tiene 17 registros (varios de los cuales se dividen en bajos y Sopranos); el material sonoro está completamente encerrado en una caja de madera, con una exposición en tres campos compuestos por tuberías principales. La consola es de ventana, y tiene un teclado y pedalera. La sacristía está adornada con varias pinturas de la escuela florentina de los siglos XVIII y XVIII. Entre los más interesantes: descenso de Cristo al Limbo por Matteo Rosselli, coronación de la Virgen de Passignano, un Belén y una adoración de la trinidad por Giovanni Camillo Sagrestani y las dos deposiciones de finales del siglo XVI por Jacopo Ligozzi (1591) y Domenico Passignano (1590). El campanario es el elemento más antiguo del complejo interior. De hecho, nació como un elemento aislado, una de las muchas torres familiares de San Gimignano, y antes de principios del siglo XIII se transformó en un campanario. El cambio de uso también implicó la apertura de grandes monóforos en los que se colocaron las campanas. Una puerta con impostas de madera siempre de Antonio Da Colle (1469) conduce desde el crucero izquierdo al claustro, rodeado por un porche con arcos, que se apoyan en columnas que descansan sobre un zócalo continuo. Desde el claustro se puede disfrutar de una bonita vista de las torres en la esquina suroeste. El claustro domina el Palazzo della propositura, la rectoría y el dormitorio, todos edificios que datan del siglo XIII.

Iglesias de San Gimignano

Ciclos de frescos de la Toscana

Iglesias dedicadas a María asumidas en el cielo

Basilicas de la Toscana

Iglesia de Santa Maria della Serra

Coordenadas: 42°07 ' 22. 84 "N 14°13' 57. 26" E / 42. 123011°n 14. 232571 ° e 42. 123011; 14. 232571 la Iglesia de Santa Maria della Serra, también llamado Sant...

Catedral de Bolzano

Coordenadas: 46°29 ' 51. 15 "N 11°21' 14. 54" E / 46. 497542 ° n 11. 354039 ° e 46. 497542; 11. 354039 la Catedral de Bolzano, dedicada a santa Maria Assunta, e...

Iglesias de la provincia de Chieti

Palombaro (Italia)

Arquitectura gótica de Bolzano

Iglesias de Bolzano

Concatedral de Trentino-Alto Adige

Concattedral dedicado a María

Diócesis de Bolzano-Brixen

Iglesias de la Diócesis de Bolzano-Bressanone

Historia de Bolzano

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad