Cavasagra

Cavasagra es una aldea de Vedelago, en la provincia de Treviso, alrededor del 2. 000 habitantes, incluidos los pueblos de Carpenedo y Viciliege. Entre 1867 y 1871 fue la cabecera municipal, bajo el nombre de Sant'Andrea Di Cavasagra. El monumento principal es villa esquina de la Reina.

Existen varias hipótesis sobre el origen del curioso nombre del país. Es probable que la "r" de la palabra Cavasagra no sea original, tanto es así que los textos antiguos se refieren a:

El territorio de Cavasagra ha estado habitado durante al menos 5-6000 años. Restos arqueológicos de la prehistoria se encontraron en la zona de Palù, el pantano que hasta principios del siglo XX ocupaba la zona sur del país. Algunos hallazgos han tenido lugar en Fossa Storta, no lejos de las fuentes del río Sile: herramientas de pedernal, cuchillas de tamaño mediano, raspadores, puntas de Hoz, puntas de flecha, varias piedras de molino de arenisca y un hacha en mármol verde serpentino. Estos objetos deben ser inscritos en el Neolítico y que es a 4. 550 – 3. 000 años antes de Cristo. En los manantiales del Sile, al sur de Cavasagra, en una zona pantanosa, se encontraron diversos materiales de arcilla y pedernal pertenecientes a un asentamiento de zancos semicirculares. De este yacimiento, atribuible al periodo Eneolítico (3. 000 – 1. 800 años antes de Cristo) han surgido restos de material orgánico como huesos de animales domésticos y restos de comida, Pedernales procesados, raspadores y ollas de arcilla pertenecientes a una necrópolis. El asentamiento debía contar con siete-ocho mil personas. La primera mención escrita de la localidad data del año 997. Es menos conocido que algunas personas locales participaron en los disturbios de 1848, en la defensa de la nueva República Veneciana de San Marco, proclamada por Daniele Manin. De Cavasagra son los caídos Catterino Basso y Luigi Vettori, el PRIMERO en la defensa del fuerte de Marghera, el segundo en la defensa de Venecia. Durante el plebiscito veneciano de 1866 en Cavasagra, un austriaco elogió públicamente al Imperio y fue trasladado a la prisión de Castelfranco. Entre 1867 y 1871 Cavasagra fue la sede municipal, bajo el nombre del municipio de Sant''Andrea Di Cavasagra. En Cavasagra fue de hecho transferido la sede del antiguo municipio de Albaredo. El municipio fue suprimido e integrado en Vedelago. Una decisión que suscitó muchas controversias y resistencias. Por ejemplo, el conde Persico escribió En La Gazzetta di Venezia: "se observa que el municipio de S. Andrea Di Cavasagra tiene un área de PM 31333: 69 un ingreso censal de L. 63043: 52 y una población de 3493 habitantes, y que el otro municipio de Vedelago tiene un área de PM 27676: 01, un ingreso censal de L. 54208:74 y una población de 2027 habitantes. A excepción de la capital del Distrito (Castelfranco Veneto, ed.), se puede observar que no hay grandes diferencias entre la población, el área y los ingresos de los otros seis municipios. Por lo tanto se manifiesta por razón de las cifras que el municipio de Vedelago, y más aún el de S. Andrea, no puede calificar pequeños y tales municipios para los cuales surge, más allá de la necesidad, la oportunidad de su unión" . En la segunda mitad del siglo XIX, uno de los pocos molinos de la zona estaba en funcionamiento en Cavasagra. Poco después se abrió la primera línea de ferrocarril que cruzaba la aldea: en 1877 se inauguró Vicenza - Treviso con una estación en Albaredo. También en este caso entre las protestas, ya que los residentes exigieron innecesariamente una estación adicional cerca de la aldea de Carpenedo. La historia del país en la primera mitad del siglo XX está ligada al conde Antonio Frova y su familia. El conde llegó a Cavasagra desde Milán en 1902, comprando a los condes Persico La Villa Corner y su finca agrícola: 80 casas y 620 hectáreas, trabajadas por 133 familias. El Frova promovió las obras de recuperación y la renovación de los sistemas de cultivo. Las innovaciones no siempre son entendidas y evaluadas positivamente por los agricultores locales. El 30 de noviembre de 1907 la villa fue el escenario de una revuelta campesina contra el Conde Frova: unos cincuenta alborotadores, culpados por el incendio de La barchessa, terminaron en prisión durante tres meses y solo gracias a Monseñor Angelo Brugnoli fueron liberados. El Frova luego vendió las propiedades en 1946. Hay muchos relatos históricos que describen el "hecho grave" que ocurrió en Cavasagra el sábado 30 de noviembre de 1907. Alrededor de la medianoche, la villa Persico ora Frova, al sonido de la campana del martillo, fue atacada por campesinos enojados que abrieron las puertas, aterrizaron las estatuas del jardín, devastaron los invernaderos y las áreas adyacentes y finalmente prendieron fuego al establo y al granero. Era la noche de San Andrés y la descripción informa de las palabras del alcalde de la época, en su informe. La cuestión era si se trataba de un movimiento de protesta espontáneo de campesinos exasperados por los métodos del amo, o de un motín provocado por ingeniosamente "mestatori" dirigido por intereses políticos o especiales. El propietario era Antonio Frova, un antiguo guardabosques de Bérgamo, que había comprado la finca y la villa de la Condesa Persico unos años antes, en 1903. Ya el cambio de propietario había despertado muchas preocupaciones en los inquilinos, que del nuevo propietario "no puede recuperar si no un fuerte aumento en los matorrales" , como se indica en un documento de la fábrica local. El aumento llega puntualmente en los años siguientes, después de que Frova introdujo algunas mejoras, recuperación de tierras, una rotación de cultivos diferente y llenó los establos con ganado. Ya no es la gestión paternalista tradicional de los antiguos nobles; de ella tal vez solo queda la reivindicación de "obediencia absoluta" y de honores y obligaciones (carruajes, obras a 60 - 80 centavos al día), cada vez menos tolerada por los campesinos. Solo el propietario, entonces, puede proporcionar la compra de fertilizantes químicos y el seguro de trigo contra daños por granizo, por supuesto, a expensas de los inquilinos. De sus condiciones económicas se preocupa hasta cierto punto, se limita a recomendar "la máxima limpieza en las casas, en los patios y en los establos" ; pero si en caso de agravios tiene su respuesta de abogado: "emigrar a América!" Los cambios introducidos, que en los primeros años trajeron más que nada nuevas cargas para los campesinos, el diferente tipo de relaciones con el amo, de las cuales también se reconoce la competencia, suscitan malos ánimos y protestas. La escritura aparece en las paredes y las piedras vuelan contra la villa, las vides y las moras se cortan por la noche. Poco después del último aumento de los matorrales, en San Martino en 1907, tuvo lugar el asalto a la villa. Inmediatamente hay un fuerte despliegue de fuerzas públicas. "En pocas horas Cavasagra estaba en una especie de estado de sitio: bomberos para apagar el fuego, cincuenta carabinieri, un escuadrón de la caballería 4* Génova y 300 soldados" . Unos sesenta agricultores son detenidos, pero la investigación no llega a resultados concretos y unos meses más tarde todos los sospechosos son puestos en libertad. Gracias sobre todo a la intervención del Obispo, de su canciller don Brugnoli, y del párroco Don Luigi Perizzolo. El Tribunal declara que "no hay lugar para proceder para la vida no privada" . Frova obtiene la solidaridad y el apoyo de la jerarquía de la Iglesia, de las autoridades y de la prensa, que aceptan volver a juzgar públicamente los hechos. Después de pensar en vender toda su propiedad (y el propio Don Brusatin por un tiempo entra en negociaciones), Frova decide quedarse y llega a concluir un nuevo y mejor contrato con los empleados. "Sobre los perpetradores de fechorías reina un misterio impenetrable. Hay quienes suponen el trabajo inteligente de extraños, tal vez esta era la forma en que la autoridad judicial tuvo que golpear para concluir mejor su investigación" , señala el Obispo con ocasión de la visita pastoral del 8 de octubre de 1908. Las sospechas recaen, de hecho, en los Socialistas de Castelfranco infiltrados entre los campesinos; y la tesis estaría apoyada también por un testimonio de Don Ferdinando Pasin. Ciertamente debe haber habido una organización: deja en claro la participación numerosa en el motín, la elección de la noche de la fiesta del país, el sonido prolongado de las campanas de martillo, la acción de obstáculo para la llegada de la ayuda. Pero sobre la atribución de responsabilidad hay alguna duda: don Pastega, de hecho, el entonces párroco de la Parroquia de Castelfranco, confiesa en su diario, que inmediatamente supo "unos días después del crimen, el incendio, el nombre de las personas más responsables" y para que se comuniquen en una persona influyente de la Curia, que "ahogó las posibles secuelas" . Si realmente hubieran sido Socialistas, tal vez las cosas no hubieran ido como fueron, dadas también las conflictivas relaciones que Don Pastega tuvo en Castelfranco con los miembros de ese partido. El episodio, sin embargo, causa un revuelo para el inesperado e inconsolable estallido de violencia y tiene un eco en el Parlamento de Roma. Testimonió sobre todo el estado de exasperación al que habían llegado los campesinos venecianos, pero es también una prueba del papel desempeñado por el clero, todavía capaz de hacer el trabajo de pacificación. Tras la muerte de Antonio Frova (1920) los hijos Arturo, Camillo y Carla quisieron honrar su memoria donando al pueblo la escuela primaria, todavía en uso, que domina la plaza del pueblo. El edificio, obra de los arquitectos venecianos Berti y Lorenzetti, fue inaugurado en 1925. Luego renovado, la escuela primaria Cavasagra cuenta actualmente con cinco aulas, un laboratorio gráfico-pictórico, una de Informática y vídeo y una de Ciencias, con las subvenciones correspondientes. Durante la Primera Guerra Mundial, la villa fue el cuartel general del octavo ejército italiano, dirigido por Enrico Caviglia. Fue poco después de su llegada a Villa Corner, el 23 de junio de 1918, que el general tomó posesión del comando del ejército por primera vez. La estancia en Cavasagra representó un paso importante en la carrera del tobillo. En memoria del episodio histórico quedan por un lado los cañones que todavía adornan la avenida de entrada de villa esquina, por el otro el nombre de la plaza principal de la ciudad, que lleva el nombre del General Enrico Caviglia. Leonardo Lanaro escribe que "en el pueblo se asentaron de alguna manera escoceses divertidos en faldas y bravucones atrevidos. Entre una empresa y otra habían hecho paradas en la retaguardia y se habían dedicado a ejercicios con granadas de mano; y el lugar más adecuado era obviamente una esquina del Palù, esas tierras malditas que no se permitían cultivar. Ahora la villa había vuelto al Frova, el tobillo había sido decorado y de los atrevidos quedaban solo unos pocos niños dados a las chicas desafortunadas" . Muy importante para el desarrollo del país fue la recuperación de la zona pantanosa de Palù. El área de los manantiales de Sile era de hecho una vasta Cuenca, extraordinariamente rica en agua e igualmente insalubre, pero que permitía la cría de ranas, peces de agua dulce, pero incluso camarones y camarones. Hay quienes experimentaron, con poco éxito, la implantación de arrozales. Todos experimentos desafortunados. "If the definitive reclamation of the source area took place in this century (the Twentieth Century, ed.) , las primeras obras de asentamiento agrario del Gran Pantano se remontan a principios del '' 700" la fase más importante de la recuperación comienza, sin embargo, en 1927: con el Real Decreto 27. 10. 1927 se formó el consorcio de derecho de reclamación Sile Superiore. Decisiva fue la eliminación o escalado de los molinos que impedían la salida de agua, desde Munaron en Casacorba hasta el molino de Morgano. El trabajo de recuperación continuó durante décadas con el uso de dragas, las intervenciones en el canal Corbetta, hasta la conclusión final con la excavación del canal de aleros. Esta es la última intervención importante, que tuvo lugar entre 1966 y 1969, que permitió resolver definitivamente el problema mediante la apertura al cultivo intensivo. A principios de los dos mil años en Cavasagra se construyó un fitodepurador, financiado y promovido por el municipio de Vedelago. La planta de nuevo diseño, sin embargo, nunca ha estado completamente operativa debido a numerosos problemas técnicos sin resolver durante mucho tiempo. Cavasagra fue una tierra de emigración durante mucho tiempo , al menos hasta los años veinte fascistas: muchas familias que buscaron su fortuna en América Latina (Argentina y Brasil primero), Australia, Alemania, Francia y Suiza. Un fenómeno arrestatosi con el auge económico y el crecimiento de la población que duró desde la Segunda Guerra Mundial hasta el final de los años noventa del siglo XX, con la desaparición progresiva de la agricultura como profesión, ya que cada vez más cavasagresi estaban en uso en las fábricas de Castelfranco Veneto, en el zapato de Montebelluna, y en las muchas pequeñas empresas en los distritos manufactureros, locales. La crisis económica que marcó los primeros dos mil años ha vuelto a golpear duramente al país. A diferencia de entonces, cuando los campesinos semianalfabetos se fueron, dejando en este período son principalmente jóvenes graduados. Los destinos siguen siendo Alemania, Inglaterra y Francia, pero también los países de Europa del Este, Australia y América del Norte.

El monumento principal del pueblo es villa corner della Regina, una villa veneciana que se eleva al oeste del pueblo, rodeada por un elegante jardín italiano, amueblado con grupos de estatuas, una piscina monumental y una larga fila prospectiva que corre hacia las fuentes del Sile. La plaza principal está dominada por la iglesia dedicada a Sant''Andrea, con el cercano campanario esbelto, que alberga un apreciado retablo del siglo XVI dedicado al santo titular. En la plaza hay otros dos edificios impresionantes: la escuela primaria "Antonio Frova" y la más moderna escuela igual de la infancia "Maria Immacolata" de Cavasagra. Un par de kilómetros al sur del centro del complejo fluye el río Sile. El área es considerada de interés natural y está protegida por la región del Véneto, como un parque Regional. También en Cavasagra, así como en la cercana Casacorba, hay algunos fontanassi, los manantiales de los que fluye el Sile. También son de interés el campo al norte del país, donde se pueden ver ejemplos interesantes de la antigua disposición plantada en la que las parcelas están divididas por filas de moras que a veces, pero cada vez menos extendidas, todavía sostienen las vides. En la frontera con Ospedaletto, cerca de las casas Ballao, se pueden admirar algunos cipreses pantanosos gigantescos, de siglos de antigüedad: es una especie importada de América en el siglo XVII; su edad y tamaño los hace de particular interés desde el punto de vista botánico. Villa Corner es una villa veneciana de impronta Palladiana, de origen del siglo XVI y completada por el arquitecto Francesco Maria Preti en el siglo XVIII para Pietro Corner. La fundación de la Iglesia de Cavasagra, dedicada a San Andrés, se remonta al siglo XII. Hay muchos documentos que le conciernen, pero no se sabe nada sobre cómo era originalmente y qué obras de arte contenía. Se supone que el retablo actual que representa a San Andrés, entre San Jerónimo y Santa María Magdalena, es en realidad una obra del siglo XVI encargada precisamente para esta iglesia. La pintura, muy original desde el punto de vista iconográfico, es de excelente calidad pictórica, tanto es así que se ha atribuido durante mucho tiempo a CIMA Da Conegliano. Una atribución buscada por Luigi Crico, hoy considerada poco fiable. La atribución de M. Lucco (1978), el veronese Domenico Capriolo (1494 - 1528) sigue siendo más creíble. La única noticia cierta con respecto al edificio original se remonta a 1580: entonces la Iglesia tenía 50 pies de largo y 2 de ancho. En los mismos años se menciona la Iglesia campestre de San Giacomo en Carpenè (ahora Carpenedo). En 1673 se construyó el nuevo campanario. En 1818 se colocó la primera piedra de la nueva iglesia que, sin embargo, "cayó al suelo debido a la mala construcción del arquitecto" . Así que fue necesario esperar hasta 1824 para la iglesia actual. El esbelto campanario fue construido en 1893.

La fiesta del pueblo está dedicada a Nuestra Señora del Rosario y tiene lugar en noviembre. El primer domingo de octubre, Cavasagra también se celebró tradicionalmente el festival de ingranài Pomi (granadas), una cita ahora olvidada. Desde los años setenta, se ha celebrado una popular "fiesta de la cerveza" en el pueblo de Carpenedo. En Cavasagra, en la Barchesse de villa Corner, se encuentra la Asociación Cultural Veneto Jazz, promotores de conciertos y festivales de jazz en todo el Véneto.

Aldeas de Vedelago

Albaredo (Vedelago)

El nombre parece derivar de la naturaleza del lugar, a saber, del latín arbor (árbol) o albulus (Álamo). Es un asentamiento de origen romano, como lo demuestr...
Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad