Castillo de Blois

El castillo de Blois / blwa / es uno de los principales castillos del Valle del Loira; la ciudad de la que toma su nombre, Blois, es la capital del departamento francés de Loir - et - Cher, y se encuentra a lo largo de una colina en la orilla derecha del Loira. Fue la residencia de numerosos gobernantes de Francia y Juana de Arco fue bendecida allí por el Arzobispo de Reims antes de la expedición destinada a liberar Orléans sitiada. El castillo real de Blois reúne alrededor de un solo patio una revisión de la arquitectura francesa desde la Edad Media hasta el período clásico, lo que lo convierte en un edificio muy importante para comprender la evolución de la arquitectura a lo largo de los siglos.

Durante el reinado de Carlos el calvo, en 854, el castrum Blisum, construido a orillas del Loira, fue atacado por los vikingos. La fortaleza, reconstruida, estaba situada en el Centro de la región gobernada por los condes de Blois, poderosos señores feudales de los siglos X y Xi cuyas posesiones se extendían desde la región de Blois y Chartres hasta Champagne. La primera fortaleza, La "Gran Torre" fue erigida por Teobaldo I de Blois en el siglo X. Un documento de 1080 muestra la intención de Teobaldo III de administrar justicia "en la fortaleza de Blois, en el patio detrás del palacio, cerca de la torre, en la brecha entre las cámaras del Palacio" . A finales del siglo XII se construyó la Colegiata de Saint - Sauveur en el patio de enfrente. En el siglo XIII el castillo fue reconstruido por la familia de Châtillon, de Borgoña. El Cronista Jean Froissart la describe como "grande y hermosa, fuerte y generosa, una de las más bellas del Reino de Francia." El último descendiente de la familia, Guido II de Blois-Châtillon, vendió Blois en 1392 a Luis d''Orléans, hermano de Carlos VI, quien tomó posesión de ella en 1397, a la muerte de Guido. Cuando Luis de Orleans fue asesinado en París en 1407 por orden de Juan el intrépido, duque de Borgoña, su viuda, Valentina Visconti, se retiró a vivir a Blois, donde murió al año siguiente, después de haber grabado en las paredes del castillo: rien ne m''est plus, plus ne m''est rien. En 1429, antes de Partir para el sitio de Orléans, Juana de Arco fue bendecida en la capilla del castillo por Renault de Chartres, Arzobispo de Reims. El Hijo de Luis de Orleans, Carlos, fue hecho prisionero por los británicos. A su regreso de su cautiverio, en 1440, el castillo de Blois se convirtió en un gran centro cultural; fue con motivo del concurso de poesía celebrado allí que François Villon compuso y exhibió su Ballade du concours de Blois. Las partes restantes del antiguo castillo también fueron destruidas para hacerlo más habitable. De la fortaleza de este período, solo se conservan la gran sala, del siglo XIII, y la torre cilíndrica de Foix. El 27 de junio de 1462 nació en el Castillo Luis, hijo de Carlos de Orleans. Se convirtió en rey de Francia en 1498 bajo el nombre de Luis XII; el castillo medieval de los condes de Blois luego se convirtió en una residencia real y Luis lo convirtió en su sede principal quitando importancia al castillo de Amboise. En los primeros años del siglo XVI, entre 1498 y 1503, Luis XII comenzó con Ana de Bretaña (su esposa desde 1499), la reconstrucción del castillo en estilo gótico tardío, sin fortificaciones, bajo la dirección de los arquitectos Colin Biard y Jacques Sourdeau (que trabajó aquí incluso más tarde, durante la construcción del ala de Francisco I), y la creación de un jardín renacentista ahora se ha ido. Favorecido por Luis XII, como residencia de invierno, el castillo de Blois se convirtió en el teatro de muchas reuniones diplomáticas: la boda de Cesare Borgia en 1499; la recepción del archiduque Felipe de Austria en 1501; el matrimonio de Guillermo IX, Marqués de Montferrato, y Ana, hija del Duque Renato d''Alençon en 1508; los esponsales entre Margarita de Angoulême y el duque Carlos IV de Alençon, en 1509; las dos estancias de Maquiavelo en 1501 y en 1510 También hizo construir la capilla de Saint-Calais. El Cronista Jean D''auton escribe "todo lo nuevo y suntuoso que parecía obra del Rey" . Ana de Bretaña murió allí el 9 de enero de 1514. Su funeral se celebró en la cercana iglesia de Saint-Sauveur. Claudia de Francia, hija de Luis XII y Ana de Bretaña, se casó en 1514 con su primo Francisco De Angulema, bisnieta de Luis de Orleans. Este ascendió al trono en 1515 y Claudia, queriendo abandonar el castillo de Amboise, remodeló el de Blois para instalar allí la corte. Ese mismo año Francisco comenzó la construcción de una nueva ala en el estilo renacentista y encargó una de las librerías más importantes de la época. La dirección de las obras fue confiada al arquitecto italiano Domenico da Cortona, a quien se debe la escalera monumental. Pero la construcción se estancó después de la muerte de la esposa del Rey, que ocurrió en el castillo en 1524; Francisco abandonó Blois en favor de Fontainebleau, donde se transfirió la gran biblioteca, que formó el núcleo de la Biblioteca Nacional. Sin embargo, la residencia de Blois no fue olvidada, ya que Claudia de Francia había colocado a sus siete hijos allí educados por Catalina de Médicis. el 18 de octubre de 1534, el castillo fue el escenario del "escándalo del cartel" : los partidarios de la Iglesia Reformada colocaron panfletos en todas partes contra la misa, y uno también se colocó en la puerta de la cámara del Rey. Este evento marcó el comienzo de la supresión del protestantismo en Francia después de un período de relativa tolerancia. Después de estos acontecimientos, Blois recibió en 1539, la visita de Carlos V, y Pierre de Ronsard se reunió en el castillo, en un baile en abril de 1545, Cassandra Salviati, musa de Les Amours de Cassandre. El Hijo de Francisco I, Enrique II, coronado rey de Francia, hizo su entrada solemne en agosto de 1547 acompañado de "mujeres desnudas a caballo" (quizás queriendo escenificar el mito de Zeus y Europa, que molestó a muchos de los que asistían). En 1556 Caterina De Medici hizo representar ante el Rey La Tragedia de Sofonisba, la primera obra que respetaba la regla tradicional de las tres unidades. El castillo de Blois siguió siendo la residencia principal de los sucesores de Enrique II y, en particular, de Francisco II y Carlos IX. Francisco II permaneció allí principalmente en el invierno de 1559 con su esposa María Stuarda. En abril de 1572 se firmó un tratado con Inglaterra y el compromiso de Enrique de Navarra (más tarde Enrique IV) con Margarita de Francia se celebró en la capilla. También en Blois Enrique III convocó a los Estados Generales en 1576, que se reunieron en el gran salón ahora llamado "de los Estados" ; de nuevo el propio rey recordó aquí los Estados Generales de 1588-1589. Dentro del castillo, en su habitación del segundo piso, asesinó el 23 de diciembre de 1588 a su enemigo, El Duque de Guisa; el hermano de este último, el cardenal de Lorena, lo siguió al día siguiente. Poco después, el 5 de enero de 1589, Catalina de Médici murió. El castillo fue ocupado por el sucesor de Enrique III, Enrique IV, que se quedó allí en 1589. En 1598 se añadieron nuevos edificios al castillo. Pidió a Arnaud de Saumery que construyera una galería de 200 metros de largo en el jardín de Luis XII. A la muerte de Enrique IV, en 1610, el castillo se convirtió en un lugar de exilio voluntario para la viuda María de Médici y fue habitado por Richelieu. Después de dos años de prisión, la Reina huyó del castillo por la noche, según la tradición con una escalera de cuerda, pero muy probablemente con la complicidad de alguien, después de lo cual se reconcilió temporalmente con su hijo. En 1626 Luis XIII asignó el Condado de Blois a su hermano Gaston D''Orléans como regalo de boda. Este último se trasladó allí en 1634 desde Orléans. Gastone siempre tuvo un profundo afecto por el castillo, diciendo que "el aire de Blois lo había curado" . En 1635, el castillo fue ampliado de nuevo, con un ala diseñada por François Mansart, pero los problemas financieros en 1638, bloqueó el proyecto y Gastone, incapaz de residir en la parte nueva del edificio, porque las escaleras aún no se habían construido, y todavía había un plan, se vio obligado a ocupar el ala de Francisco I, que, si el proyecto se había completado, habría sido destruido. Los cambios en los apartamentos reales se remontan a este período. Gastone aquí conoció a la Fronda Fronda, en 1652-1653, y aquí murió el 2 de febrero de 1660, dejando el castillo abandonado. Olvidado por Luis XIV, el castillo ya no estaba habitado. En el siglo XVIII el rey asignó los apartamentos del castillo a antiguos sirvientes; alrededor de 1720, la Régence quiso relegar al Parlamento en el exilio. Luis XVI en 1788 propuso un plan para destruir el castillo, junto con el castillo de Muette, y el castillo de Madrid, en Neuilly, mientras que el Departamento de guerra propuso adaptarlo a los cuarteles. Esta última propuesta prevaleció y el castillo fue ocupado por el Comtois Real, Regimiento de caballería. Durante la Revolución el castillo fue abandonado durante 130 años y los Jacobinos querían eliminar todos los rastros de la monarquía vaciando el Palacio de muebles, estatuas y otros objetos. La Iglesia de Saint-Sauveur, que se encontraba en el patio, fue vendida a Guillón, quien la destruyó por completo. El estado del castillo era tan desastroso que se consideró apropiado demolerlo, hasta que Napoleón decidió venderlo a la ciudad de Blois el 10 de agosto de 1810. Sin embargo, por falta de fondos, el castillo fue utilizado de nuevo como cuartel. En 1834 la mitad sur del ala de Orleans fue destruida para colocar las cocinas militares. La presencia de los soldados en el castillo, sin embargo, no impidió la apertura al público del ala Francisco I durante la restauración. El castillo fue visitado por Victor Hugo, Balzac y Alexandre Dumas. En 1841, durante el reinado de Luis felipe, el castillo fue clasificado como patrimonio histórico gracias al compromiso de Prosper Mérimée. Félix Duban en 1846 se encargó de la restauración de los apartamentos reales del ala Francisco I, combinando colores brillantes (rojo y azul) con oro. Asistido por Jules de la Morandière, Duban diseñó las decoraciones interiores inspiradas en estampas de época y en la obra del erudito Louis De La Saussaye. La restauración continuó hasta la muerte de Félix Duban en 1871 y el castillo fue convertido en Museo. Las nuevas restauraciones se llevaron a cabo entre 1870 y 1879 bajo la dirección de Jules de la Morandière. En 1850 Pierre-Stanislas Maigreau-Blau, alcalde de Blois, decidió fundar el Museo de Bellas Artes de Blois, que tendría su sede en el ala Francisco I del castillo. En ese momento, de hecho, las provincias francesas promovieron sus museos, fomentando el estudio de las artes. El alcalde de Blois defendió su proyecto: "no hay ningún departamento en Francia, hoy en día, que no tenga un museo. Es necesario considerar las ventajas de este tipo de actividades. Sabemos que son poderosos medios de estímulo para las artes y las Ciencias, ofreciendo el estudio de modelos o colecciones" . El museo fue finalmente inaugurado en el ala Luis XII en 1869. Una segunda restauración tuvo lugar entre 1880 y 1913, confiada a un inspector general de monumentos históricos, Anatole de Baudot, que se encargó de reorganizar la estructura, el suelo y algunos adornos y desarrolló el drenaje del agua de lluvia. Alphonse Goubert, sucesor de Baudot como jefe del proyecto, decidió rehabilitar el ala Gastone d''Orléans, con una escalera de piedra construida sobre la base de los bocetos de Mansart. En 1921 también se creó un Museo Lapidario en las antiguas cocinas del castillo. Durante la Segunda Guerra Mundial, la fachada sur (especialmente el ala Luis XII) fue dañada por los bombardeos y las ventanas de la capilla fueron destruidas. Los trabajos de restauración, iniciados en 1946, fueron confiados a Michel Ranjard. El 23 de mayo de 1960, se emitió un sello que representa el castillo. El castillo es actualmente propiedad de la ciudad de Blois. En 1990 una nueva restauración fue llevada a cabo por Pierre Lebouteu y Patrick Ponsot. Se restauraron los techos, las fachadas exteriores y los pisos, en particular los del ala Francis I. Gilles Clément, paisajista, se encargó de organizar el parque. Pequeñas restauraciones específicas continúan; el Castillo recibió 260.226 visitantes en 2003.

El castillo de Blois se compone principalmente de tres alas de estilo gótico, renacentista y neoclásico, aunque quedan vestigios del castillo medieval. Construido a instancias del conde de Blois Teobaldo VI en 1214 (la fecha exacta se estableció por el método de dendrocronología, llevada a cabo en las vigas), el Salón de los Estados es el salón gótico civil más antiguo de Francia y un importante ejemplo del gótico del siglo XII. Utilizado como Palacio de justicia por los condes de Blois, fue la sede de los Estados Generales en 1576 y 1588. Situado en el extremo norte del ala Francesco I, mide unos treinta metros por dieciocho y tiene, separados por una teoría de arcos apuntados sostenidos por columnas, dos Naves con bóvedas de cañón yuxtapuestas equipadas con soportes para las vigas de roble destinadas a estabilizar la estructura. La decoración pictórica es obra de Félix Duban, quien la restauró, entre 1861 y 1866, inspirada en la policromía típica del siglo XIII; Sus son de hecho los aproximadamente 6720 lirios que hoy se pueden admirar en el techo. Su intervención también se remonta a la chimenea, la escalera neogótica y los grandes ventanales que se abren en el frontón; solo la pequeña ventana con parteluz del frontón Occidental es original, mientras que las grandes ventanas con parteluz son del siglo XV. El Museo Lapidario, adyacente a la sala de los Estados, se encuentra en la antigua cocina de los tiempos de Francisco I y esculturas de los siglos XVI y XVII, procedentes de las diversas alas del castillo (las gárgolas de piedra, salamandras del yeso creado bajo la dirección de Felix Duban para reemplazar los destruidos durante la Revolución, piedra y yeso de la banda, esculpida por Simon Guillain y restaurada por Alfred Jean Halou del frontón del ala Gaston d''Orléans), la cabeza del busto de Gaston de Orleans, bajo la apariencia de Hércules, en tiza, diseñado por Alfred Jean Halou en 1915, los informes encontrados en el Loir-et-Cher, objetos Medievales encontrados en la colina del castillo, que datan del período carolingio, de moldes de yeso producidos por Felix Duban Los emblemas de vidrio de Luis XII y Ana de Bretaña fueron hechos por el pintor y vidriero Paul - Charles Nicod, mientras que el piso de terracota policromada es de Jules Loebnitz. En 2006 y 2007 el entorno fue sometido a una nueva intervención para preservar la policromía y la integridad de las vigas de roble. Esta torre circular, que se encuentra detrás del palacio medieval, cerca del ala Gastone d''Orléans, es lo que queda de las fortificaciones feudales del siglo XIII. Desde ella se puede disfrutar de una hermosa vista de la ciudad, el Loira y Saint - Nicolas de Blois. Esta torre defendía durante la Edad Media la esquina suroeste del castillo y la porta Foix, al pie de la colina rocosa. Perdió su papel defensivo en el siglo XVI y Gastone d''Orleans tenía un observatorio astronómico construido en la parte superior de la misma en forma de una pequeña casa con ladrillos rojos y piedras, accesible por una escalera torreta, también construido en el siglo XVII. La torre tiene cuatro plantas: las tres superiores están iluminadas por pequeñas aspilleras mientras que la inferior, que ahora se encuentra en el sótano, es ciega; en un momento, antes de la reinterpretación de la terraza, constituía la planta baja. Las fortificaciones de la ciudad y el castillo han sido catalogadas como monumentos históricos desde el 6 de noviembre de 1942. Se entra en el castillo a través del ala Luis XII, de 1498 - 1503, que se caracteriza por la fachada de ladrillo rojo y piedra blanca, en estilo franco-flamenco, o gótico en llamas, con muchos tragaluces adornados con pináculos, el alto techo de pizarra y el ático habitable. La entrada está coronada por una estatua ecuestre de Luis XII: es una copia realizada por el escultor Charles Émile Seurre en el siglo XIX, a partir de un original de Guido Mazzoni, destruido en 1792. El estilo todavía está fuertemente influenciado por el estilo gótico, con pináculos y una falta de simetría y regularidad en la planta y en la disposición de las ventanas; sin embargo, este ala fue construida entre 1498 y 1503, y algunos elementos, como candelabros en los pilares, el uso del arco bajado y la decoración de las columnas ya son de estilo renacentista. Un pasillo conduce a las diferentes habitaciones para evitar tener que pasar por todas las habitaciones para cruzar el ala, lo que es una novedad frente a la forma de construcción medieval. El ala ha sido el hogar del Museo de Bellas Artes de Blois desde 1869. Las ocho salas de la galería contienen una selección de pinturas y esculturas de los siglos XVI al XIX. La galería es una colección de tapices franceses y flamencos de los siglos XVI y XVII. El gabinete de retratos contiene pinturas de los siglos XVI y XVII, procedentes de los castillos de Saint - Germain - Beaupré y Beauregard son visibles Madame de Noailles, El Duque de Chevreuse, la Grande Mademoiselle, La Duquesa de Beaufort, Ana de Austria o María de'' Medici. En una sala de los siglos XVII y XVIII hay una serie de cincuenta medallones de terracota de Jean-Baptiste Nini. Esta torre de patio lateral, incluida en el ala Luis XII, se encuentra cerca del salón de los Estados. Todavía de estilo gótico flamígero, construido en ladrillo y piedra, tiene un alto techo de pizarra con buhardillas y parapetos decorados rodeados por un marco finamente tallado. Se pueden ver algunas esculturas, incluyendo el puercoespín de Luis XII en bajorrelieve. Los Restauradores escondieron, al nivel de una ventana del primer piso, un querubín con el pelo, la nariz y la sonrisa del ex alcalde de Blois, Jack Lang. La capilla de Saint-Calais se encuentra al final del ala Luis XII, en el patio del castillo. Hoy, de esta capilla privada del Rey, construida a partir de 1498 y consagrada en 1508 por Antoine Dufour, Obispo de Marsella y confesor de la Reina, solo quedan las bóvedas góticas del coro, habiendo sido destruida la nave por Mansart en la construcción del ala Gastone d''Orléans. Las vidrieras modernas de Max Ingrand, que datan de 1957, representan a varias figuras históricas. La fachada fue construida por Félix Duban y Jules de la Morandière en 1870. La galería, junto con la capilla de Saint - Calais, construida entre 1440 y 1445, fue una vez el doble de largo, pero fue parcialmente destruida en el siglo XVII junto con la capilla. Construido a mediados del siglo XV, es el primer edificio en el que la piedra y los ladrillos se utilizan juntos. La galería se apoya en arcos muy bajos. Columnas en forma de rombo, talladas con el lirio y la Real ermine, alternan con pilares con esculturas circulares. En el ala Francesco I, estilo renacentista, la arquitectura y las decoraciones se caracterizan por la influencia de la Moda Italiana. Aunque la construcción de este ala tuvo lugar solo doce años después de la del ala Luis XII, es decir, entre 1515 y 1524, el arte italiano es rampante e influye no solo en los motivos decorativos, sino también en el diseño y la forma del edificio en sí. El elemento más importante de este ala es la monumental escalera octogonal, tres de los lados de la cual se empotran en el interior del edificio. La escala también buscada, como el marfil de la porcelana ", según Balzac, está cubierta con enredadas esculturas renacentistas, adornos, estatuas italianas, balaustradas, lámparas de araña) y los emblemas en las salamandras reales, coronas," F "Francesco" C "de Claudia), y muestra una hermosa vista de las colinas, gracias a grandes ventanales con vistas al patio. Su bóveda pavimentada helicoidal, apoyada desde el exterior con contrafuertes rectangulares, es un símbolo del Renacimiento francés y la innovación de la arquitectura y muestra que las escaleras, en ese momento, se estaban convirtiendo, más que un elemento funcional, en un complemento estético. La parte trasera del ala, accesible desde la galería de la Reina, constituye la fachada de las logias, construidas siete metros por delante de las antiguas fortificaciones, caracterizadas por una secuencia de nichos que no se comunican entre sí. Estas logias, aunque inspiradas en las fachadas del patio de San Dámaso en el Vaticano, obra de Bramante, muestran en su construcción algunos elementos franceses, como la presencia de torretas, la disposición irregular de los nichos, las estructuras sobre él, etc En los alféizares de las torretas están representados los doce trabajos de Hércules, y otras escenas que representan al héroe griego (en particular, Hércules y el Centauro, Hércules y la Hidra de Lerna, Hércules y El Toro cretense, Hércules y Anteo, Hércules y Caco). Esta fachada en el pasado dominaba los jardines creados por Luis XII. La fachada interior está decorada con ventanas geminadas que se alternan con pilastras con capiteles italianos que cruzan las molduras presentes entre los pisos. El marco en la parte superior de la fachada tiene, superpuesto, una serie de motivos del Renacimiento temprano; recorre la parte delantera y supera la escalera monumental. El techo alto y la presencia de gárgolas a lo largo de la fachada todavía muestra un legado de estilo gótico que no ha sido completamente abandonado por los arquitectos. A pesar de su aparente homogeneidad, el ala de Francisco I incluye el Salón de los Estados, a la izquierda de la fachada de las logias. Los aposentos reales de esta ala fueron restaurados por Félix Duban siguiendo la corriente del Romanticismo. Gastone d''Orleans, de hecho, había destruido una cuarta parte del ala Francisco I, incluyendo los apartamentos privados del Rey. Los apartamentos públicos daban al patio y los privados en los jardines, que ya no existían. El primer piso contiene los apartamentos de la Reina. Las baldosas de terracota vidriadas de la galería, colocadas por Félix Duban sobre un modelo del siglo XV, fueron restauradas a finales del siglo XX. Forman patrones geométricos azules, blancos y amarillos. Se pueden admirar algunos instrumentos antiguos, incluyendo un clavecín italiano de Giovanni Antonio Baffo, de 1572, restaurado en 1880 por Leopoldo Franciolini; una mandolina de terracota de 1875 hecha para Giosafat Tortat; un violín de terracota de 1867, obra de Ulysse Besnard; una bolsa de maestro de danza de madera, con incrustaciones de Marfil. La galería también está decorada con bustos de los reyes de Francia, incluyendo un busto de bronce y mármol de Enrique II, de Germain Pilon; un busto de Francesco I del siglo XVI, autor desconocido, adquirido en 1926, reconstruido por Louis - Claude Vasse en 1756, en yeso patinado de una obra en bronce, ahora en el Louvre; un busto de Carlos IX en yeso patinado, y un busto de Enrique III en yeso patinado, y un busto de Enrique IV en yeso. También se puede ver un busto de yeso de Pierre de Ronsard, adornado con un epitafio de mármol negro que data de 1607. La galería también contiene numerosas pinturas, incluyendo un óleo sobre cobre, presumiblemente un retrato de la princesa de Conti, 1610, y un óleo sobre lienzo de C. Martin, Maria De'' Medici, y el delfín, de 1603. Además de esto hay una colección de monedas antiguas con la efigie de Luis XII, Francisco I, Enrique II, Carlos IX, Enrique III y Enrique IV. La Oficina de María de Médici, llamada Studiolo, está tapizada con paneles de madera que ocultan cuatro gabinetes del mecanismo secreto (los gabinetes se abren presionando un pedal oculto en el zócalo), que dio a esta sala El nombre de Cámara de los secretos. Los 237 paneles de madera tallada con diferentes diseños (arabescos, máscaras, candelabros, etc.) son originales de 1520 pero la chimenea y el techo fueron reconstruidos por Félix Duban. Los gabinetes no estaban destinados a ocultar venenos, como afirman algunos autores románticos, sino que se usaban para exhibir valiosas obras de arte y libros. El techo está decorado con lirios y, en el centro, un estuco cuadrado en el que se entrelazan la H y la C de Enrique II y Catalina de Médici. Una escalera permite el acceso al nuevo aseo, arriba. Esta sala se convirtió en la cámara real de Catalina de Médici, que murió el 5 de enero de 1589. La habitación está ricamente amueblada con una cama con dosel de roble y Haya de finales del siglo XVI, restaurada en el siglo XIX, con marco y patas estriadas características del reinado de Enrique IV, decorada en las esquinas con columnas Espirales; un cofre con tapa semicircular, hecha de roble, en estilo francés del siglo XVII, decorada con un panel que representa la decapitación de siglo, restaurado en el siglo XIX, con incrustaciones en nácar y marfil; un escritorio español llamado BARGUENO del siglo XVI, con patas del siglo XIX, en nogal, marfil y metal El monograma de Enrique II y Catalina de Médici, compuesto por la H y las dos C entrelazadas e insertadas con las restauraciones del siglo XIX, está presente en todas partes en esta sala, incluso en la chimenea, restaurada por Félix Duban en 1845. La sala de los capitanes de la guardia de la Reina, formada por dos partes, tiene dos chimeneas renacentistas adornadas con la salamandra de Francisco I y el Ávila de Claudia de Francia. Una de las chimeneas está decorada con nichos dorados. Se puede ver un busto de Francesco I en el yeso, la obra de Jean - Baptiste Halou de 1850, un gabinete en madera tallada, una mesa de Isidoro Patrois, Francisco I, da los títulos rojos, y los beneficios de la Abadía de San Martino, y una escultura moderna en plata, ébano y Oro Goudji, Salamandra, nutrisco et extinto, donado por el artista en 2007. La sala de los guardias se construyó a los lados de la cortina medieval. Las paredes fueron pintadas entre 1845 y 1847 por Vitet, quien se inspiró en la moda renacentista. Actualmente el entorno está dedicado a la historia de las armas y su evolución desde el siglo XV hasta el XVII. Cuenta con una importante colección de armas antiguas, incluyendo varias armas de varilla, una guadaña, un partisano, un corso, una alabarda y armadura. La habitación también está amueblada con una caja de madera de roble español del siglo 19 tallada y decorada con escenas de batallas y asedios y otra caja de madera tallada con decoraciones geométricas. Las paredes tienen varias pinturas, incluyendo la salida de los lansquenets, óleo sobre lienzo de Gustave Jacquet, donado por el estado en 1868; Baillard que adorna Francisco I; Burguignon en su laboratorio, óleo sobre lienzo de Jean - Alexandre - Rémi Couder, 1851. También hay una colección de bronces, incluyendo la batalla del Duque de Clarence, de Émilien de Nieuwerkerke, de 1839; Richard de Warwick fighter, de Theodore gechter, del siglo XIX y la caza del jabalí. El oratorio está inspirado en la biblioteca de Anne de Montmorency, en el castillo de Écouen, alrededor de 1550. Las ventanas datan del siglo XIX. También contiene un tríptico perteneciente a la Reina. El segundo piso alberga los apartamentos del Rey, que contienen el nuevo gabinete (el de Enrique III), reconstruido por Félix Duban a partir de un fragmento que representa una sirena. La pared está decorada con un tapiz que representa a París, Príncipe de Troya. En el balcón hay una pintura de un gabinete de madera del siglo XVII. Usted encontrará en esta sala con varias pinturas, algunos de los cuales son bastante famosos: Enrique III y sus compañeros de Ulises, el siglo XIX, Puerto de Enrique III para el pie del cadáver del Duque De Guise, óleo sobre lienzo de Charles Bartholomew Durupt, 1833; La Duquesa de Nemours, y Enrique III, Arnold Scheffer; la procesión y ceremonia fúnebre en honor del Duque De Guise, Arnold Scheffer, 1868; el cardenal de Lorena, fue liberado de la prisión (también llamado El asesinato del cardenal De Guise), Óleo Sobre lienzo Alebert de Médine, 1857; Enrique de Lorena, Duque De Guise, llamado Balafré, óleo sobre lienzo por un anónimo siglo XIX, el asesinato del Duque De Guise, óleo sobre lienzo por Paul Delaroche La galería Duban contiene dibujos, grabados y objetos que recuerdan el trabajo del arquitecto, incluida la restauración del Castillo de Blois. Esta sala alberga una colección de pinturas de los personajes principales y eventos de las guerras de religión. Muchos pintores del siglo XIX se inspiraron en el asesinato del Duque de Guisa. Hay un mecanismo de enfriamiento del vino en madera de castaño, Taylor, y los niños, presentado en la Exposición Universal de 1862; una mesa con un mármol octogonal y madera del siglo XIX, apoyado por patas talladas en forma de sirenas, sobre la que descansa un jarrón de granito, músculo orbicular de la isla de Córcega en el siglo XIX, un armario de nogal con dos puertas, adornado con Marfil, esmalte y piedras preciosas, que data de 1862, construido por John Deeble Crace; un buffet de dos puertas con Marfil, esmaltes y piedras preciosas, también de 1862, diseñado por Peter Joseph Janselme El salón del Consejo tiene una gran chimenea decorada con una salamandra dorada y muebles preciosos hechos en el siglo XIX en estilo renacentista, que recuerda al lujo principesco del siglo XVI. La sala del Consejo también está decorada con varias estatuas, incluyendo una estatua del Niño de yeso Enrique IV, de François Joseph Bosio. El original, encargado al artista por la Comuna de París, fue enviado al salón en 1824. La sala también está equipada con numerosas pinturas, incluyendo una página, óleo sobre lienzo de Ferdinand Roybet. La habitación está amueblada con una silla plegable en el estilo renacentista italiano, situada bajo un dosel decorado con lirios del siglo XIX en madera tallada y dorada; una creencia de roble francés del siglo XIX; una silla en nogal del siglo XIX, con el emblema de Francisco I; un armario francés con dos puertas en nogal del siglo XIX; una mesa extensible en nogal del siglo XVI, con partes del siglo XIX; varios tapices. Su monumental chimenea es una de las más grandes e impresionantes del castillo. Pintada y dorada con las efigies de Francisco I (salamandras y lirios) y Claudia de Francia (ermine), está decorada con una mezcla de elementos de estilo italiano como putti, guirnaldas de flores y frutas, hojas, candelabros y festones, y otros de estilo medieval, como dragones. Esta suntuosa decoración no es solo obra de Félix Duban, ya que las restauraciones recientes han revelado rastros de policromía que datan de los años entre 1515 y 1520, lo que sugiere que Duban simplemente ha restaurado los colores que ya existen. Esta galería contiene una colección de cerámica neorrenacentista de los siglos XIX y XX, incluyendo muchas obras de Ulysse Besnard, que consta de jarrones y placas decoradas. La habitación es el lugar donde se dice que murió el duque de Guisa, cuando se lanzó al pie de la cama del Rey después de ser disparado por ocho sicarios. Para recordar, el rey Duban enriqueció voluntariamente la habitación con decoraciones de oro y colocó lirios reales en la alcoba. La habitación está amueblada con una cama doble italiana del siglo XVI, restaurada en el siglo XIX, tallada, pintada y dorada, y un armario francés con dos puertas de finales del siglo XVI, en nogal. La torre se encuentra en la continuación del ala Francisco I y la domina con su pasarela y su techo alto. Desde el lado del jardín continúa la fachada de las logias con las aberturas más pequeñas y una decoración similar (paneles y pilares tallados). Muestra un panorama de los antiguos jardines reales donde se encuentran el pabellón de Ana de Bretaña y El Naranjal: esta área también se llama" Bains de la Reine " y es un monumento histórico de Francia desde el 12 de julio de 1886. La construcción de este ala, en estilo neoclásico, fue confiada a François Mansart entre 1635 y 1638, cuando la obra fue interrumpida por falta de fondos. Este ala ocupa la parte inferior del patio y se coloca frente al ala de Luis XII, en el lugar donde se encontraban el pabellón de María de Médici y el Palacio de Carlos IX. La fachada tiene tres órdenes de columnas y semicolumnas de tres estilos diferentes: dórico, jónico y corintio. El frontón central está decorado con las esculturas de Minerva, a la derecha y Marte, a la izquierda. Su incompletitud provocó reacciones de arrepentimiento por la belleza del edificio o de repulsión hacia el mal gusto arquitectónico colocado dentro del contexto renacentista. Mansart construyó una escalera de Honor coronada por una doble cúpula adornada con esculturas alegóricas atribuidas a Simon Guillain y Michel Anguier. Un pórtico cóncavo suaviza el cuerpo frontal central, con sus columnas estriadas, algunas de las cuales aún permanecen inacabadas después del abandono de las obras. El ala alberga la Biblioteca municipal, exposiciones temporales, congresos y conciertos. También contenía entre 1903 y 1914 el Museo de Historia Natural de Blois, antes de ser trasladado al antiguo palacio episcopal en 1922. Regresó al castillo después de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, permaneció en el ático del ala Gaston D''Orléans hasta 1984, cuando las colecciones fueron transferidas a los Jacobinos, donde se reabrió el Museo.

Blois

Castillos del valle del Loira

Residencias reales francesas

Castelli del Loir-et-Cher

Arquitecturas renacentistas de Francia

Monumentos históricos del centro-valle del Loira

Arquitectura de François Mansart

Castillo De Brissac

El castillo de Brissac / bʁi'ask/, también llamado gigante del Loira, se encuentra en Brissac-Quincé, en el departamento francés de Maine y Loira, a quince kiló...

Castillo de Marly

El castillo de Marly fue una residencia real francesa situada en el actual municipio de Marly-le-Roi, que bordeaba el parque real y que fue creado inicialmente ...

Castillos de Maine y Loira

Cossé-Brissac

Duques de Brissac

Jardines franceses

Arquitectura de Jules Hardouin Mansart

Marly-le-Roi

Las arquitecturas de Francia desaparecieron

Castillos de los Yvelines

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad