Castillo de Angers

El castillo de Angers, también llamado Castillo de los Duques de Anjou, se encuentra en la ciudad de Angers, en el Departamento de Maine y Loira, en Francia, en un promontorio con vistas a Maine. Después de que el sitio fuera frecuentado desde la antigüedad por su posición defensiva-estratégica, los condes de Anjou colocaron su capital allí, hasta que, bajo los Plantagenets, el Reino de Francia adquirió el Condado de Anjou. Luis IX hizo construir el castillo actual en el siglo XIII, transformado por los Duques de Anjou en el palacio noble en el siglo XV donde Iolanda de Aragón dio a luz a Renato d'Angiò. En el siglo XVII, como resultado de las guerras de religión, el rey Enrique III de Valois ordenó la destrucción del castillo, pero solo la parte superior de las Torres fue derribada. Después de eso, durante la Segunda Guerra Mundial, la fortaleza se transformó en una prisión y luego en guarnición y almacenamiento de municiones, desde principios del siglo XXI, el tapiz del Apocalipsis, y se gestiona con respecto a la apertura al público por el Centre des monuments nationaux, es una de las atracciones más visitadas en el Maine y Loira.

La ubicación del Castillo de Angers es estratégica, ya que se encuentra en el flanco occidental de la colina de la ciudad, el punto más alto de Angers, con sus 47 metros de altura sobre el nivel del mar. El castillo se extiende sobre un área cuya altura varía entre 35 y 45 metros. Tiene vistas al río Maine, que fluye a una altitud de unos 20 metros sobre el nivel del mar. La colina se compone de pizarra de esquisto, un material muy extraído en la época medieval. En 1997 se encontró un montículo al oeste de la corte, bajo los restos del antiguo castillo del Condado. Construido alrededor de 4500 AC, el montículo consistía en cuatro o cinco cámaras funerarias, construidas con paneles de yeso, algunas de las cuales están conectadas al exterior a través de un pasillo. Tiene unos 17 metros de diámetro, está reforzada en el lado sur con un contrafuerte y consiste enteramente en losas de esquisto; la factura de las losas sugiere el dominio en el procesamiento de la pizarra presente en el Neolítico. La teoría de un asentamiento Galo de la tribu andecavi en el sitio fue rechazada durante mucho tiempo por la poca evidencia que apoyaba la hipótesis. Sin embargo, la campaña de excavaciones preventivas llevada a cabo entre 1992 y 2003 podría finalmente probar la existencia de un pueblo que existió entre el final de los asentamientos de La Tène (80-70 A.C.) y el período Augusto (10 A. C.). La presencia de restos arqueológicos y los restos de un muro con vigas horizontales, y el descubrimiento de una subdivisión de la zona en sectores permiten reconsiderar la hipótesis de un pueblo galo en el sitio del castillo. Durante la ocupación romana, hacia finales del siglo I, el sitio se transformó en una vasta plataforma de 3600 m2 rodeada de muros con contrafuertes con vistas al Maine. Se construyó un templo y sus dependencias, con dos salas termales: una con chimenea y un sistema de descarga de agua, la otra con tuberías que llevaban agua caliente al Palacio Condal hasta el siglo X. A finales del siglo III la migración de los pueblos germánicos llevó a la zona a un creciente estado de inseguridad: como resultado, los lugareños se refugiaron en la ciudad de Giuliomago, la antigua Angers, alrededor de la cual se erigió un alto muro de 10 a 12 metros. Parte de los baluartes galo-romanos que atraviesan el actual castillo de Oeste a este, a lo largo de la antigua fortaleza del siglo I, fueron destruidos para construir las murallas actuales. En el extremo occidental, En la galería del Apocalipsis, en la capilla de Saint-Laud, se encuentran los restos de una antigua torre defensiva. También había una puerta llamada "porta Chanzé" , cuyos restos están enterrados en el bastión del suroeste. Las excavaciones realizadas entre 1992 y 2003 demostraron la ocupación del sitio entre los siglos VII y IX. Se han encontrado restos de edificios de buena calidad constructiva y jardines que corresponderían a una residencia Episcopal: esto concuerda con el hecho de que el obispo de Angers es el propietario del sitio del castillo a mediados del siglo IX. En 851 el obispo de Angers, Dodone, permitió al conde de Anjou establecerse en su propia tierra, "cerca de los límites de la ciudad" . Aunque esta posición permitía una vista perfecta de Maine en un momento en que Angers era vulnerable a las incursiones de los normandos, esto no impidió que estos últimos saquearan la ciudad varias veces. Al mismo tiempo, los bretones también hicieron varias incursiones y conquistaron parte del territorio angevino. En ese período de incertidumbre e invasiones los condes de Anjou construyeron lo que se convertiría en el Palacio Condal, a instancias del Rey Carlos El Calvo. Este castillo nunca fue sitiado y estaba mal fortificado, porque los condes de Anjou sometieron gradualmente a Poitou, Maine, Normandía y Aquitania. Por lo tanto, se menciona como un palacio residencial y no como una fortaleza, y por lo tanto estaba compuesto predominantemente de edificios residenciales. Un gran comedor fue construido en el extremo occidental del promontorio, que descansaba sobre las antiguas murallas galo - romanas: en los escritos de la época se nombra una torre, probablemente identificable con parte de las antiguas fortificaciones. La capilla de Sainte-Geneviève, la Iglesia del Palacio, acogió a finales del siglo IX Las Reliquias de San laudo, que poco a poco dio nombre al lugar de culto. En el siglo X se erigió un horno sobre bases de columnas encontradas durante las excavaciones de la Fundación. En el siglo XI la gran sala se amplió hacia el norte de 300 a 500 m2. En el siglo XII el Palacio quedó bajo el control de la dinastía Plantagenet, y en 1131 o 1132 fue devastado por un incendio; durante la reconstrucción, el Gran Salón fue restaurado y equipado con la puerta actual. Los apartamentos continuaron expandiéndose hacia el norte y el sur del patio, y finalmente se construyó la nueva capilla de Saint - Laudo inmediatamente fuera de las murallas romanas, que permanecen en los cimientos de su lado norte, es una capilla de una sola nave con bóveda de cañón, rota, con solo la capilla radial orientada al sur. Con Anjou convirtiéndose en parte del Reino Plantagenet, el Palacio perdió su papel como centro político, y los Plantagenet reunieron su corte en Angers muy raramente. Todo el Palacio cayó en decadencia. En 1214, después de la Batalla de Bouvines y la de Roche - aux - Moines, El Rey de Francia Felipe Augusto conquistó Anjou a Juan Sin Tierra y unió la provincia con el territorio del Reino, acercando así las fronteras al Ducado de Bretaña, territorio hostil a Francia. Los bretones lograron conquistar Angers en 1227, custodiando al Duque Pedro I de Bretaña, pero fueron expulsados inmediatamente por las tropas del Regente blanco de Castilla y Luis IX. Bianca comenzó inmediatamente después de la construcción de una fortaleza real para contrarrestar las acciones de los bretones; para ello se amplió un castillo con murallas preexistentes cuya construcción había sido iniciada por Juan Sin Tierra en 1202. Los canónigos de San Laudo y parte de los habitantes de la ciudad fueron expulsados para erigir una fortaleza de más de 2,5 hectáreas. Casi un cuarto del antiguo distrito religioso de Saint-Maurice D''Angers fue destruido para permitir la expansión del edificio. Como material de construcción se utilizó el Esquisto presente en las rocas del lugar: la extracción de la piedra, realizada al pie de las murallas, ayudó a ensanchar las zanjas. Para la construcción del castillo, el rey pagó más de 5000, y se estableció como una tarifa para los ciudadanos de Angers; la construcción tomó unos diez años (1230 - 1242), dando al edificio su aspecto actual: era, como todavía hoy se caracteriza por la presencia de un anillo de más de 800 metros de longitud y espaciado por 17 Torres. Solo el lado norte, empinado, frente al Maine, nunca estuvo equipado con torres. Luis IX también decidió equipar la ciudad con murallas. El Anjou fue concedido al hermano de Luis IX, Carlos I de Sicilia, el que daría lugar a la dinastía de los angevinos. Aunque Carlos fue llamado por el Papa a Italia, no descuidó el castillo de Angers, garantizando su mantenimiento y mejora; se inspiró en este castillo para construir el angevino macho en Nápoles. Sus sucesores, sin embargo, se preocuparon poco por la fortaleza, que volvió a ser propiedad del Rey en 1290 : Angers perdió su papel político y el Palacio volvió al olvido. Anjou se convirtió en ducado en 1360, una nueva dinastía, después de la de los Valois, se estableció en Angers. Luis I de Anjou rara vez se quedó allí, al igual que su sucesor Luis II. Luis I, sin embargo, en 1370 arregló la vivienda del siniscalco detrás de la puerta de la ciudad, luego restauró el gran salón, que estaba equipado con nuevas ventanas más grandes y se enriqueció con la presencia de una gran chimenea. También construyó una nueva cocina, cuatro veces más grande que la adyacente y más antigua que data del período condal y encargó a su arquitecto y contador, Macé - Delarue, el mantenimiento y reparación del castillo. Su sucesor, Luis II, hizo erigir el ala real alrededor de 1410. Iolanda de Aragón, esposa de Luis II, hizo construir una nueva capilla para albergar la reliquia de la Cruz de Lorena o verdadera cruz de Anjou, que anteriormente se encontraba en la Abadía de La Boissiere, donde sin embargo fue amenazada por los ingleses. En 1409 dio a luz, en los apartamentos del castillo, a su hijo Renato. El castillo también fue reforzado en previsión de las incursiones inglesas: en 1443 el primer duque de Somerset Juan Beaufort desembarcó en Normandía con 8000 hombres y llegó a las puertas de Angers. Una salva de artillería disparada desde el castillo mató a uno de los capitanes de Somerset, que decidió levantar el asedio para ponerlo en el Castillo de Pouancé. Bajo el reinado del Duque Renato de Anjou, el ala real se enriqueció con una galería y el Duque, en 1450, también construyó un cuerpo de guardia y varios otros edificios. Renato de Anjou entró en conflicto con su sobrino, el rey Luis XI de Francia, en relación con la herencia del Ducado. Luis XI decidió tomarla por la fuerza y se presentó a Angers en 1474 seguido por su ejército, obligando así a Renato a ceder las tierras a él. Luis XI inmediatamente instaló una guarnición en el castillo y confió el mando a Guillaume de Cerisay. En 1485 Carlos VIII hizo cavar las zanjas que hasta entonces apenas habían sido esbozadas y luego dejadas en desuso. Posteriormente, Jean Bourre fue nombrado capitán del castillo y lo dotó de artillería. En 1562 se decidió adaptar el castillo a las nuevas técnicas de guerra. El arquitecto Philibert Delorme fue nombrado responsable de las obras que se llevaron a cabo por Jehan de l''Espine: la artillería se colocó en las terrazas al sur, en el lado del patio, y detrás de la pared norte entre la puerta y la casa del gobernador, donde se incrustan balas de cañón. Se construyó un bastión avanzado frente a la puerta del campamento, y los fosos se ampliaron de nuevo. En 1585, durante las guerras de religión, católicos y Protestantes lucharon por la posesión del castillo, y Enrique III dio la orden de arrasarlo para que ninguna otra facción pudiera usarlo contra él. Fue el gobernador del castillo, Donadieu de Puycharic, quien se encargó de la demolición: las torres fueron bajadas y las almenas derribadas, pero la demolición fue lenta y fue suspendida seis veces, y finalmente abandonada al final de las guerras. Las grúas para la demolición de la fortaleza permanecieron plantadas en el sitio hasta mediados del siglo XVIII. En 1595 se prepararon nuevas terrazas de artillería, equipando el castillo con poderosas obras de Defensa; al mismo tiempo, los agujeros de ballesta se reajustaron para armas. El castillo todavía estaba habitado en 1648, cuando los ciudadanos de Angers se rebelaron contra el gobernador, y luego de nuevo durante el movimiento de la Fronda. El castillo fue utilizado como prisión y residencia de ancianos para inválidos. En 1661, Luis XIV ordenó a d''Artagnan arrestar a Nicolas Fouquet, Superintendente de Finanzas de verdad, que el rey era sospechoso de malversación de doce millones de liras del tesoro real: después de su arresto en el castillo de Nantes, Fouquet fue llevado al castillo de Angers, donde vivió durante tres semanas. Durante el siglo XVIII una pequeña guarnición comandada por un teniente del Rey permaneció en el palacio y el castillo comenzó a sufrir de falta de mantenimiento. Durante la revolución, en 1789, el castillo se convirtió en la sede del Comité Revolucionario de Angers. A principios del messidoro del anno I (finales de junio de 1793) los vándeos, regresando de la Virée de Galerne, sitiaron la ciudad y su fortaleza en vano. Esto fue utilizado de nuevo como prisión durante las Guerras del terror y la Vendée. En 1806 se autorizó la demolición del fuerte de la Porta dei Campi para la construcción de una avenida, y el castillo se transformó al año siguiente en una prisión civil y militar. En 1813 la capilla fue modificada para albergar a doscientos marineros ingleses prisioneros de las Guerras Napoleónicas. Dos años más tarde, después de la derrota final de Napoleón Bonaparte, los prusianos ocuparon la fortaleza que solo fue devuelta en 1817 al ejército francés, que la utilizó como arsenal y guarnición. En 1857 el Consejo General se convirtió en el propietario del castillo por la suma de 20000 francos, pero tuvo que hacerse cargo del mantenimiento de las partes históricas del sitio. El castillo fue clasificado como monumento histórico de Francia en 1875 para proteger el Palacio de las intervenciones del ejército francés, que había dañado la casa real y la capilla mediante la construcción de estructuras militares. En 1912 la ciudad de Angers alquiló los fosos y jardines y en 1936 colocó ciervos y corzos allí. Las negociaciones sobre la propiedad del castillo se abrieron entre el ejército y la Direction générale des Beaux - Arts (Dirección General de Bellas Artes). En julio de 1939 concluyeron las negociaciones y se esbozaron los planes de restauración, pero el proyecto fue interrumpido por la Segunda Guerra Mundial : los alemanes ocuparon el sitio y lo utilizaron como depósito de municiones. El 15 y 16 de mayo de 1944 el ejército alemán y evacuó a los hombres presentes, y las municiones por temor a los bombardeos aliados; diez días más tarde, el 25 y 26 de mayo, Angers sufrió su primer bombardeo: seis bombas cayeron sobre el castillo, tres de los cuales están dentro de las paredes. Una vez que la capilla cedió, la casa real se incendió y los techos se derrumbaron. En 1945, la reconstrucción de la capilla comenzó bajo la dirección del arquitecto Bernard Vitry; los edificios militares más modestos fueron desmantelados. En 1948 se arreglaron los jardines y el castillo se abrió al público. La restauración de la capilla se completó en tres años y fue inaugurada por el obispo de Angers. En 1952 se tomó la decisión de construir un edificio especial para albergar el tapiz del Apocalipsis, que fue inaugurado el 30 de julio de 1954. Entre 1970 y 1979 el Quai Ligny (la cuenca del río docking) fue demolido gradualmente en favor de la ciudad para desarrollar amplias carreteras en la orilla izquierda de Maine, liberando así la vista de las murallas. Entre 1992 y 2003 una serie de excavaciones arqueológicas preventivas fueron llevadas a cabo por AFAN e INRAP durante la renovación de la galería del Apocalipsis: estas excavaciones permitieron el descubrimiento de los restos del Palacio condal y rastros de ocupaciones neolíticas, galas y romanas. En 2007 se modernizó la recepción y la zona de venta de entradas. En febrero de 2009 se preparó un nuevo espacio para la galería del Apocalipsis, donde también se pueden admirar, a través de una ventana de vidrio, los restos de antiguos asentamientos y las paredes del Palacio Condal. El 10 de enero de 2009 se produjo un incendio debido a un fallo de un radiador eléctrico que destruyó la casa real. Gracias a la pronta intervención de los empleados, los valiosos tapices fueron asegurados y no sufrieron daños; el techo del edificio, sin embargo, fue destruido, con un daño estimado de 2 millones de euros. La ministra de Cultura Christine Albanel prometió la reconstrucción del edificio dañado en el segundo trimestre del mismo año, aunque al final tardó hasta tres años y un costo tres veces superior al presupuestado. El incendio no solo dañó el techo, sino que el suministro de agua para extinguirlo también arruinó la mampostería, requiriendo una reconstrucción radical. La ABF (responsable de la protección del Patrimonio de los edificios históricos franceses) aprovechó la oportunidad para hacer accesible el monumento a las personas con movilidad reducida mediante la instalación de un ascensor.

La apariencia externa de la Fortaleza data casi en su totalidad de los tiempos de Luis IX, conocido como San Luis, y recuerda el papel militar del Castillo de una manera monumental. Por el contrario, los interiores y edificios de la corte, construidos más tarde entre Luis I de Anjou y Renato de Anjou, recuerdan el papel residencial de la Corte de Anjou entre los siglos XIV y XV. Los jardines del castillo rodean el complejo, La Colina Palatina al sur y al este, y están encerrados por las paredes; estos comienzan desde la llamada Torre del Molino, con vistas al río abajo, expuesto al norte, y se enriquecen con diecisiete Torres: continuando hacia el sureste, entre el tercero y el cuarto se abre la puerta de la ciudad, mirando hacia el noreste, después de que las paredes se han curvado bruscamente al suroeste, entre el noveno y el décimo a usted abre la puerta de los campos, diametralmente opuestos y expuestos al suroeste La estructura se extiende sobre una altura, casi treinta metros más alto que el río de abajo. Donde las murallas forman las torres laterales de una puerta, se colocan más juntas. En la porta dei Campi, la pared que rodea el complejo gira hacia el noroeste, y luego continúa, con una ligera curvatura, en esta dirección. Es en este lado que se desarrolla alrededor de un patio, el núcleo del complejo: poniendo el punto de observación en el centro del patio, hacia el río se encuentra una zona que una vez albergó el llamado Gran salón, que sigue siendo la única puerta de acceso; en sentido antihorario el patio está rodeado por dos lados por el porche del Libro de Apocalipsis, que culmina en su extremo oriental en lo que se conoce como el Castelletto; el cuerpo principal del complejo, que consiste en la Logia real y la Capilla Palatina, cierra la corte El lado hacia el río, que mira hacia el Noroeste, no está fortificado. En la zona más oriental de la estructura, más allá del patio y cerca de la Porta dei Campi, hay un patio colocado en una terraza y los cuartos del gobernador. La fortaleza construida por San Luigi en 1230 incluye diecisiete torres que consisten en una alternancia de esquisto y Toba. Estos tienen unos treinta metros de alto, dieciocho metros de ancho de diámetro y están conectados entre sí. En el pasado había una torre decimoctava, fuera de las murallas hacia Maine, La Torre Guillon, que se utilizó para el suministro del castillo y que fue demolida en 1832. Las imponentes paredes construidas entre 1230 y 1240 por iniciativa de San Luis se desarrollan sobre una circunferencia de unos 800 metros de longitud. En toda la fortaleza cubre un área de 25. 000 m2. En el lado norte, el voladizo empinado significaba que no se consideraba necesario aplicar obras defensivas allí. Entre las torres tercera y cuarta y novena y décima se abren dos puertas, conocidas como la puerta de la ciudad y la puerta del campo. Los sistemas de defensa del castillo también incluían las murallas de la ciudad: en 1422, durante la Guerra de los Cien Años, se dijo que la ciudad era una especie de Bastión inferior de la fortaleza. En 1537 la ciudad de Angers fue llamada "el patio del castillo" . Con sus 40 metros, la Torre del molino es la más alta de la ciudad. Debe su nombre al hecho de que en el siglo XVI sostuvo un molino de viento, pero también sirvió como Torre de vigilancia. Fue renovado en el siglo XVI después de la nivelación de las torres, destinado a hacer espacio para las armas; las torres, en un momento, eran más de 12 metros de altura y cubierto por una pizarra garitta. A la derecha de esta torre encontramos las murallas de Donadieu de Puyaric, que se erigieron para reforzar las antiguas cortinas de Luis de Anjou, dañadas por la destrucción parcial ordenada por Enrique III. la terraza de la puerta de los campos domina el jardín del foso del castillo, una plataforma en cambio domina el Maine. La porta dei Campi, orientada al sureste, permite la conexión entre el castillo y la ciudad. Tiene dos tercios que consisten en piedra caliza, mientras que el último tercio contiene capas alternas de piedra caliza y esquisto. Dos torres flanquean una puerta de entrada, a la que se accedía por un puente levadizo, luego por otro puente que tenía que ser operado por una sola cadena a partir de una abertura por encima de la puerta. La entrada estaba protegida por cuatro Arqueros (dos a cada lado) dispuestos de manera escalonada en los cuatro pisos disponibles para cada torre; esto también se defendió con un sistema de doble puerta, con un agujero asesino entre estos dos. Finalmente, para reforzar esta entrada muy bien defendida, se añadió una puerta, de la que quedan restos de una bisagra y un cierre. En la entrada hay una sala abovedada del siglo XIII que soportaba las cámaras de la guardia y ahora soporta las habitaciones del gobernador. Para conmemorar los 600 años del reinado de Renato, el Atelier Perrault Frères construyó un puente temporal. También la puerta de la ciudad, orientada al norte, asegura la conexión entre el castillo y la ciudad. En comparación con la porta dei Campi es de construcción menos cuidadosa y construida principalmente de esquisto, con finas líneas de piedra caliza. La entrada a la puerta de la ciudad está flanqueada por dos torres circulares, la tercera y la cuarta. Esta puerta fue reconstruida en el siglo XV o XVI para dar cabida a dos puentes levadizos: uno doble para pasar los vagones, y el otro para el paso de peatones. Su defensa era similar a la puerta de los campos. Había varias puertas y guardias para muchos arqueros, algunos de los cuales se convirtieron en cañoneras. Detrás de la puerta estaban los pasillos de los guardias, coronados por un arco. Estas habitaciones fueron remodeladas bajo Luis I. Los fosos fueron excavados durante la construcción de la fortaleza bajo el reinado de San Luis: al sur separaron el castillo, construido en la colina del mismo nombre, del suburbio de Esvière, al norte marcaron la frontera entre la ciudad y el castillo. Fueron ampliadas en los siglos XIV y XVI y actualmente alcanzan los 11 m de profundidad y los 30 m de ancho. Aunque Maine pasa a los pies del castillo, por lo que hay una abundancia de agua, los fosos nunca se llenaron por completo, principalmente debido a la pendiente del terreno. Bajo el rey Renato, los fosos se transformaron en corredores para la celebración de torneos, muy queridos por el Duque; en el siglo XVIII se convirtieron en jardines y huertos. La ciudad de Angers los adquirió en 1912, y de 1936 a 1999 se introdujeron ciervos y ciervos allí. Actualmente los fosos albergan jardines. El patio se divide en dos partes. La organización de los edificios construidos entre los siglos XIV y XV divide el interior de la fortaleza, entre el patio de abajo, dijo el patio de la guarnición, y el patio señorial delimitado por la Casa Real, Capilla, gatehouse y otros edificios demolidos (zonas comunes, cocinas), ahora sustituido por la galería del Apocalipsis. La gran sala del Castillo de Angers se remonta al período condal, es decir, el siglo IX: es una sala para reuniones y ceremonias donde el conde ejercía el poder. La primera sala, de 300 m2, se amplió en el siglo XI a 500 m2. En el siglo XII, probablemente después del incendio de 1131, la gran sala fue equipada con pequeñas ventanas arqueadas y la puerta actual, también semicircular, decorada con "espiga" (o " zigzag ") . La antigua sala carolingia fue modificada de nuevo hacia finales del siglo XIV y se abrieron grandes ventanas "verticales" con doble celosía, equipadas con asientos en la parte inferior; entre una y la otra de estas se abrieron pequeñas ventanas. También se instaló una chimenea monumental. La puerta del siglo XII se ha conservado hasta nuestros días, y los documentos que datan de 1370 mencionan, en el lado de Maine, el proyecto de construcción de las ventanas y la chimenea. Probablemente en el castillo ya existía a finales del siglo IX una capilla que lleva el nombre de San Genoveffa, que recibió en este período Las reliquias del obispo de Coutances, Laudo, que dio el nombre a la Iglesia. Alrededor de 1060 el conde de Anjou Goffredo Martello creó un capítulo de cánones para garantizar el culto. La capilla fue destruida una vez a principios del siglo XII, luego reconstruida y consagrada por el obispo de Angers Renaud Martigné el 8 de junio de 1104. La iglesia fue destruida de nuevo por el fuego y reconstruida en 1131 por Enrique II. Aunque parcialmente oculto por la reconstrucción del castillo por San Luis, sirvió como Capilla del castillo hasta el siglo XIV, cuando fue sustituido por la nueva capilla deseada por Iolanda de Aragón. Los restos de la capilla fueron descubiertos en 1953 durante la excavación de la galería del Apocalipsis: se descubrió que medía cinco metros por cinco y estaba cerrada por una bóveda de cañón de piedra semicircular. Todavía hay capiteles tallados en las columnas de la pared norte. Ahora la capilla es visible desde la galería del Apocalipsis junto con los restos de una torre galo - romana. La galería, de 4,5 metros de altura, fue construida entre 1953 y 1954 por el arquitecto jefe de monumentos históricos Bernard Vitry para albergar el tapiz del mismo nombre. Tiene nueve metros de altura y está ligeramente bajado del suelo para no exceder la altura de las paredes. La galería forma un ángulo recto y cae sobre el camino de los antiguos edificios que cerraban el patio señorial. La primera parte tiene 40 metros de largo, la segunda 56. Para armonizarlo con los edificios circundantes, las fachadas se cubrieron completamente con esquisto. En el interior, la galería tiene bultos de ancho debido a la presencia de las torres de la ciudad. El tapiz del Apocalipsis se ha conservado aquí desde 1954, a pesar de las aberturas que dejan entrar la luz externa que podría arruinar los colores. En 1975 se instalaron cortinas, y en 1980 se colocaron barras para que el tapiz no entrara en contacto con la pared. Inicialmente la galería tenía un fondo rojo, luego, en 1982, fue reemplazado por uno beige y en 1996 por uno azul oscuro. Para limitar la degradación de los colores, la temperatura se mantiene constante y la luz se filtra. En la galería también hay explicaciones sobre las costumbres y costumbres típicas del siglo XIV. El castelletto es la entrada al patio señorial que viene de ambas puertas. Fue construido por el Duque Renato de Anjou y se completó en 1456. Es obra del arquitecto angevino Guillaume Robin. Por encima del pasaje para acceder al patio, consta de dos plantas con una torreta que alberga la escalera. Está flanqueado por tres torres que sobresalen sostenidas por contrafuertes y cubiertas por un techo cónico, al igual que en el castillo del Castillo de Saumur. Las torretas están fuera del eje del edificio, para darle un aspecto asimétrico. El techo del edificio principal es el resultado de un cambio realizado durante la construcción. El porche de entrada tiene un arco bajo coronado por un arquivolto "tirantes" : en el lado del patio el arco comienza en un lado de un capitel, mientras que en el otro desciende directamente al suelo. El interior consta de un piso y un ático. El plan fue habitado más tarde por el Hijo de Renato, Juan II de Lorena; luego se convirtió en una prisión en 1707. Dentro del castillo se encuentra la capilla construida por voluntad de Iolanda de Aragón, esposa de Luis II de Anjou. Su construcción comenzó en 1405 y terminó en 1413. Dedicado a San Juan Bautista, con su única nave rectangular y tres arcos angevinos, retoma el estilo arquitectónico angevino-Gótico. El edificio es muy amplia (22.85 metros de largo y 11.90 de ancho) y baja (las bóvedas son 14.90 metros) con las decoraciones típicas del siglo xv. Las tres llaves están finamente talladas: la primera representa el escudo de armas de Luis II, y Yolanda, la segunda está decorada con el escudo coronado Luis II, la tercera contiene una doble cruz, un símbolo de la verdadera cruz de Anjou, un relicario de la propiedad de la casa de Anjou, que fue expuesta en la capilla entre 1412 y 1456. Las puertas visibles ahora son las originales Góticas. En el lado sur se colocó un oratorio señorial, o logia: construido bajo Iolanda, fue mejorado por Renato que agregó un arco tallado triple con vistas al altar. El oratorio está decorado, desde el lado de la capilla, con marcos de piedra, aunque todos los adornos más importantes fueron destruidos durante la ocupación militar del edificio. Se accede a través de una puerta externa o desde la capilla; una chimenea, escondida desde el exterior por un contrafuerte y un pináculo, calentaba la estructura. La iluminación es principalmente a través del lado orientado al este, y además cada tramo está iluminado por dos ventanas, una al norte y otra al sur. Las ventanas originales fueron destruidas, sin embargo, todavía es posible encontrar en el dosel al sur del sitio de los restos de una vidriera del siglo XV originalmente perteneció a la Abadía de Louroux : transportado en 1812, en la Iglesia de Vernantes, fue el lugar en 1901 en el Museo de Arqueología y reensamblado en la capilla del antiguo hospital de San Giovanni d''Angers. Llegó a la capilla del castillo en 1951. Un retrato representa al rey Renato y su esposa Juana de Laval arrodillados en oración frente a la Virgen. La casa real fue construida por Luis II de Anjou en 1410 : en ese momento los edificios se extendían hasta Maine para regresar al Gran Salón, cerrando el patio, mientras que hoy solo queda la sección del edificio adyacente a la capilla, habiendo sido parcialmente destruida en 1858. El edificio actual data del siglo XVIII, mientras que las dos alas que lo flanquean son de la segunda mitad del siglo XVI. Durante la construcción del edificio actual se abrió una gran ventana en el lado este. El edificio tiene cuatro habitaciones en el primer piso; en el segundo, las ventanas se colocaron para optimizar la iluminación y no dejar ningún rincón en la oscuridad. La galería del Rey Renato fue construida entre 1435 y 1453 por el Duque Renato d''Angiò. Consta de cuatro bloques separados por contrafuertes, bajo cada uno de los cuales se construyeron dos ventanas para iluminar las dos plantas de la galería. Los arquitectos del Duque de Anjou, Jean Gendrot y André Robin, ejecutaron una fachada en gran parte de vidrio, muy inusual en el siglo XV. La galería mide quince metros de ancho con una longitud de veintitrés metros y hay hasta once ventanas. Las claves del primer piso están decoradas con dibujos de los escudos de Renato d''Angiò o con la Cruz de Anangiò, mientras que en la parte inferior de la galería una puerta amurallada atestigua la antigua presencia de otros edificios, ahora destruidos. La escalera se encuentra en la esquina formada por la capilla y la casa real y conecta los pisos primero y segundo de la casa; también, a través de la misma escalera, se accede al ático de la capilla. La parte superior de la escala está cerrada por dieciséis veces separadas por costillas, y donde estas se encuentran se leen dos letras del lema de Renato: en Dieu en so it (en Dieu, en soit, contracción de soit selon la volonté de Dieu; en italiano: Sia según la voluntad de Dios). La construcción de la galería y la escalera permitió el acceso independiente a algunas partes del Palacio. También proporciona un doble acceso y al alojamiento del Siniscalco d''Angiò y el patio norte, donde se celebraban fiestas y ceremonias.

El castillo es administrado por el Centre des monuments nationaux y en 2013 recibió 184 518 visitantes. Su directora, desde 2011, es Patricia Corbet, sucedida por Antoine Lataste (de 2009 a 2011), a su vez sucesora de Gérard Cieslik (2006 - 2009).

Castillos del valle del Loira

Arquitecturas de Angers

Castillos de Maine y Loira

Monumentos históricos de los países del Loira

Castillo de Chaumont

Castillo de Chaumont - sur-Loire / oo'mõ sywa LWA./ , también llamado Castillo de Langon / Lggõ/, se encuentra en Chaumont-sur - Loire, Departamento de Loir - e...

Castillo de Chambord

Castillo de Chambord es el más grande de los castillos del Valle del Loira y uno de los más conocidos y frecuentados. Fue construido por voluntad del Rey Franci...

Chaumont-sur-Loire

Castelli del Loir-et-Cher

Residencias reales francesas

Arquitecturas renacentistas de Francia

Chambord (Loir y Cher)

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad