Carmen de Burgos

Carmen de Burgos y Seguí (Madrid, 10 de diciembre de 1867-Madrid, 9 de octubre de 1932) fue una escritora, periodista y traductora española. Es considerada la primera periodista profesional en España por su papel como editora del diario universal de Madrid en 1906, un periódico dirigido por Augusto Figueroa. Ha escrito numerosas novelas, cuentos, biografías, ensayos, traducciones y diarios de viaje utilizando el seudónimo Colombine.

Nació en Almería en 1867 y vivió en Rodalquilar, Níjar, donde su padre, vicecónsul de Portugal, poseía tierras, minas y la finca La Unión. Carmen, a pesar de la educación burguesa, se opuso a la observancia de dos principios básicos de la sociedad patriarcal: el derecho y la religión. A la edad de diecisiete años contrajo matrimonio con Arturo Bustvarez Bustos, un periodista quince años mayor que ella, hijo del Gobernador Civil de Almería que también poseía una imprenta dedicada a la impresión del principal periódico de la capital. Esto permitió a Carmen entrar en contacto con el mundo editorial desde una edad temprana. El matrimonio fue para ella una decepción desde el primer momento, y, más tarde, se separó de su marido. En junio de 1894, Arthur, uno de los cuatro hijos de la pareja, murió. En ese mismo año Carmen comenzó un curso para convertirse en maestra, obteniendo el título en 1901. Después de alejarse de su marido infiel y alcohólico, comenzó una nueva vida independiente con su hija María Álvarez de Burgos. Juntos se mudaron a Madrid donde la autora trabajó como profesora para poder mantenerse a sí misma. En 1902 comenzó a colaborar con el Diario El Globo, en el que tenía una columna, Notas Femeninas, en la que analizaba temas como "la esposa y el sufragio" o "la inspección de las fábricas obreras" . En 1903, Augusto Suárez de Figueroa fundó el Diario Universal, y la contrató para iniciar una columna diaria titulada Lecturas para la mujer, que escribió bajo el seudónimo Colombina, sugerido por su editor. Era la primera vez en España que una mujer era reconocida como periodista profesional. Hizo campaña para legalizar el divorcio, aspecto que despertó admiración en Giner de los Ríos y Blasco Ibáñez, a la vez que provocó ataques y duras críticas por parte de la iglesia y sectores conservadores que buscaban desacreditarla. En los artículos que ha escrito, sus ideas políticas sobre los derechos de las mujeres y el importante tema del sufragio universal son evidentes. En 1905 obtuvo una beca del Ministerio de Educación Pública para analizar los sistemas de enseñanza de otros países y viajó durante casi un año a Francia, Italia y Mónaco. En 1906 reanudó su trabajo como profesor y periodista; también inició en el Heraldo de Madrid una campaña a favor del sufragio femenino, con una columna titulada El voto de la mujer. En el mismo año murió su ex marido. En 1907, con la llegada al gobierno del conservador Antonio Maura, el ministro de Educación Pública Rodríguez - San Pedro la trasladó a Toledo para alejarla de Madrid, según su biógrafa Concepción Núñez. A pesar de ello, Carmen volvía a su casa madrileña cada fin de semana para asistir al círculo literario que había creado desde su regreso de Francia, el encuentro modernista. Ese encuentro semanal de escritores, periodistas, artistas, músicos, poetas y artistas extranjeros de paso por Madrid duró muchos años y fue el origen de la Revista crítica. Allí conoció a Ramón Gómez de la Serna, entonces un desconocido estudiante de dieciocho años, con quien Carmen mantuvo una intensa correspondencia amorosa y literaria durante veinte años. Tras el desastre del Barranco del Lobo en el Rif de 1909, Carmen de Burgos decidió acercarse a las tropas españolas que luchaban alrededor de Melilla. Allí era corresponsal de guerra del Diario El Heraldo de Málaga. De vuelta en Madrid, publicó el artículo ¡Guerra a la guerra! , en la que defendió a los pioneros de la objeción de conciencia. Con la proclamación de la Segunda República en 1931, la nueva Constitución reconoció el matrimonio civil, el divorcio y el sufragio femenino, cumpliendo las expectativas de Carmen de Burgos. Se afilió al Partido Republicano Socialista radical y fue nombrada presidenta de la Cruzada de Mujeres Españolas y de la Liga Internacional de Mujeres Ibéricas e Iberoamericanas. También fue elegida vicepresidenta de la Izquierda Republicana anticlerical. El 8 de octubre de 1932, mientras asistía a una conferencia sobre educación sexual en el círculo socialista radical, Carmen de Burgos sufrió una enfermedad y fue llevada de vuelta a su casa donde tres médicos la esperaban, entre ellos su amigo Gregorio Marañón. Murió a las dos de la mañana del día siguiente y fue enterrada en el cementerio civil de Madrid en presencia de los principales políticos e intelectuales de la época. Clara Campoamor, junto con otros intelectuales, pidió que una calle de Madrid llevara su nombre. Después de la Guerra Civil y la posterior victoria del régimen fascista de Francisco Franco, Su nombre fue colocado en la lista de autores prohibidos, y sus libros desaparecieron de bibliotecas y librerías. Carmen de Burgos es considerada una de las primeras activistas comprometidas en la defensa del papel social y cultural de las mujeres, pero también de la libertad en general. Decididamente independiente, creía en la posibilidad de un mundo mejor y fue una de las primeras feministas, aunque odiaba este término. En su obra la mujer moderna y sus derechos (1927), escrita, sin recurrir a su famoso apodo, Carmen calificó su posición como feminista moderada, lo que representaría "la lucha de los sexos, incluso la enemistad con el hombre, pero por el contrario, indica que la mujer pretende trabajar con él, y a su lado" . El ensayo comienza y termina con la exposición de sus ideas sobre el movimiento feminista y el tema del sufragio universal. También se refiere, a la luz de vuestros viajes, a otros países europeos, analizando su historia y sus leyes al respecto. Carmen de Burgos entró en contacto con muchas personas importantes, como Galdós, Blasco Ibáñez, Cansinos Assens, Juan Ramón Jiménez, Tomás Morales, Alonso Quesada, Julio Antonio, Julio Romero de Torres, Sorolla. Fundamental fue sobre todo la amistad establecida con la escritora portuguesa Ana de Castro Osório, que permitió crear un intercambio cultural entre dos realidades muy cercanas, España y Portugal. El primer encuentro entre las dos mujeres tuvo lugar en 1915, probablemente en el Hotel Continental de Lisboa, donde Carmen había sido invitada a hacer una entrevista. Durante ese viaje Colombine redescubrió una nueva patria y se hizo amiga de Ana, quien encabezó la Cruzada de mulheres portuguesas. Ambos se habían establecido en el campo del periodismo, la literatura y la política. Compartían muchas ideas y opiniones, y ambas se distinguían por dar voz a los derechos de la mujer y otras cuestiones sociales. La relación casi fraternal entre los escritores aumentó a lo largo de los años, hasta la muerte de Carmen. A principios del siglo XX Carmen de Burgos abordó el tema del derecho al divorcio, realizando una verdadera investigación sobre el tema. Trató de informar y movilizar a políticos, artistas, escritores y ciudadanos sobre la posibilidad de establecer legalmente una ley de ruptura del matrimonio. La iniciativa que proponía había comenzado cuando, buscando un tema para tratar en su columna del Diario Universal, se encontró con una carta que le había enviado el escritor Vicente Casanova. Éste quería informarle de la existencia de un "club de matrimonios mal avenidos" . El principal objetivo de Carmen era conocer la posición de las autoridades políticas, la mayoría de las cuales no se expusieron. Por el contrario, hubo muchos intelectuales que respondieron a la pregunta que ella planteó en el artículo del Diario Universal, como Miguel de Unamuno, Pío Baroja, Vicente Blasco y muchos otros. Después de haber recogido varios testimonios sobre el tema, el periodista publicó en 1904, el volumen titulado El divorcio en España, dividido en dos partes: la primera contiene las cartas enviadas por las figuras más ilustres, mientras que la segunda está formada por las respuestas de los lectores del periódico. A partir de la encuesta que inició y desarrolló, Carmen de Burgos comparó los resultados y encontró que la mayoría del país estaba a favor del divorcio. En la conclusión del ensayo Carmen afirmó que el divorcio podría convertirse en un instrumento de progreso en España, "conveniente para la sociedad y la moral" .

Su actividad en el campo del periodismo fue muy intensa. Trabajó en El Universal, El Globo, la Correspondencia de España, El Heraldo de Madrid y ABC, periódico del que fue su primera editora. La mayor parte de su trabajo, como diarios, cartas y colecciones, apareció en publicaciones periódicas. La prensa fue una herramienta que le permitió desarrollar su actividad feminista y literaria. Carmen también es conocida como una de las primeras corresponsales de guerra en la historia de España: se ocupó por ejemplo de varios episodios que ocurrieron durante la guerra de Melilla en 1909. Además de su intensa labor periodística, destacan sus conferencias en el movimiento feminista, como: la misión social de la mujer (1911) y la mujer en España. Sin embargo, no recibió mucha atención de varios críticos y escritores contemporáneos, que generalmente la consideraban solo como la amante de Ramón Gómez de la Serna, ignorando su trabajo. En sus escritos periodísticos y literarios Carmen de Burgos, a través de una amplia visión de conjunto, observó las realidades de las clases sociales del siglo XX y esbozó sus principales características. Además, la presencia de figuras femeninas es fundamental en sus obras, cuya psicología se estudia y analiza a fondo. Entre sus novelas más populares recordamos Puñal de claveles, escrita en los últimos años de su vida, y basada en el hecho conocido como el crimen de Níjar, que tuvo lugar en 1928 en El Cortijo del Fraile, Campos de Níjar, y que fue una de las principales inspiraciones para Federico García Lorca cuando escribió Bodas de sangre.

Ensayos y otros escritos novelas novelas cortas traducciones de libros y ensayos de autores extranjeros

Escritores españoles

Periodistas españoles

Traductores en español

Nacido en 1867

Murió en 1932

Nacido el 10 de diciembre

Murió el 9 de octubre

Nacido en Almería

Muertes en Madrid

Francisco Rodríguez Adrados

Francisco Rodríguez Adrados (29 de marzo de 1922-21 de julio de 2020) fue un lingüista, filólogo y griego español. Líder de la filología clásica española conte...

Morris Kharasch

Morris Selig Kharasch (24 de agosto de 1895-9 de octubre de 1957) fue un químico Ucraniano. Es considerado un pionero de la química orgánica moderna por sus co...

Lingüistas españoles

Filólogos españoles

Griegos españoles

Nacido en 1922

Muertes en 2020

Nacido el 29 de marzo

Murió el 21 de julio

Nacido en Salamanca

Indo-Europeos

Miembros de la Academia de Atenas

Estudiantes de la Universidad de Salamanca

Ganadores del premio nacional de letras españolas

Químicos Ucranianos

Nosotros químicos

Nacido en 1895

Muertes en 1957

Nacido el 24 de agosto

Muertes en Copenhague

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad