Carlos Valderrama

Carlos Alberto Valderrama Palacio (nacido el 2 de septiembre de 1961) es un exfutbolista Colombiano. Considerado uno de los mejores mediocampistas de la historia del fútbol colombiano y, más en general, del fútbol sudamericano, en su carrera ganó el premio al futbolista Sudamericano del año dos veces (1987 y 1993). Con su selección nacional participó como capitán en tres ediciones de la Copa del mundo – Italia 1990, Estados Unidos 1994 y Francia 1998 – por un período total de once años (de 1987 a 1998). Con 111 apariciones es el jugador con más partidos jugados con la Selección Colombiana. Se hizo conocido a nivel internacional, entre finales de los ochenta y principios de los noventa, tanto por sus habilidades en el campo como por su particular aspecto, que incluía una variedad de accesorios (collares, pulseras), un llamativo bigote negro y, sobre todo, un cabello rubio grueso y rizado, que lo hizo claramente reconocible en las primeras etapas del juego, ganándose el apodo de Gullit Blond. En marzo de 2004, fue incluido por Pelé dentro de la FIFA 100, una lista compilada por el ex jugador brasileño que incluye a los futbolistas vivos más grandes; también ocupa la trigésima novena posición en el ranking de los mejores jugadores de la sudamericana del siglo XX, publicado por la IFFHS, en 2004.

Hijo de Carlos Valderrama y Juana Palacio en Santa Marta, capital del Departamento del Magdalena, pasó los primeros años de su vida en el barrio del pescaíto, junto a sus diez hermanos y otros familiares, entre ellos su primo Didí, futbolista profesional y miembro de la Selección Nacional. Su padre, Carlos Jaricho Valderrama, profesor de matemáticas, y también un jugador a nivel profesional en la Unión Magdalena, donde jugó como defensa central, y jugó un papel clave en su vida, gracias a su presencia constante y su amor por el fútbol, que transmitió a su hijo. Fue su padre quien acuñó el apodo de pibe, niño pequeño, ya que el entrenador de la Unión Magdalena, Rubén Deibe, solía referirse a él con ese apodo. Una vez graduado, en 1979, hizo del fútbol su profesión, hasta hacer su debut en 1981 en la Liga Colombiana de fútbol con la camiseta del equipo donde había jugado su padre. Se casó con Claribeth Albán, conocida a la edad de diecisiete años, y tuvo seis hijos. Su característico cabello, inspirado en el estilo afro, fue concebido por él a la edad de dieciocho años cuando, al llegar a la mayoría de edad, se consideraba un "hombre libre" y por lo tanto decidió dejarse crecer el cabello como quisiera. Todavía en sus veinte años, también tuvo problemas con la justicia, cuando en 1981 fue detenido por la policía y tuvo que permanecer durante cuatro días en una celda de la cárcel de Santa Marta, por agredir a un oficial. En 1995, una prueba de ADN confirmó que había tenido un hijo de la periodista colombiana Emelina Ruge Tapias, después de una aventura extramatrimonial que ocurrió tres años antes, cuando Valderrama estaba jugando para Independiente Medellín. Una vez retirado, se encargó de abrir una academia en Barranquilla y sirvió como testimonio para la Major League Soccer, y en mayo de 2007 se había convertido en el entrenador del Atlético Junior. El 1 de noviembre de 2007, durante un partido entre el Atlético y el América de Cali, Valderrama acusó a Óscar Ruiz de corrupción, agitando dinero en su cara después de haber sido galardonado con un penal al equipo contrario. Por esto recibió una multa y diez días de descalificación. El Atlético luego perdió el partido 4-1, una derrota que terminó con las esperanzas del club de clasificarse. En 2008 recibió el título honorífico de la Universidad del Magdalena.

Su estilo de juego incluía un amplio repertorio de pases llamativos, primeros toques y lanzamientos largos, así como dribleos hábiles, lo que le permitió mantener la posesión del balón durante mucho tiempo (de él Eduardo Galeano escribió que sus pies estaban torcidos, lo que necesitaba sin embargo para "ocultar" el balón de los oponentes). Tras la victoria contra Argentina durante la Copa América 1987 fue llamado un clásico número diez, capaz de manejar el balón con gran precisión. Su principal defecto fue el ritmo lento, que pudo contrarrestar gracias a sus habilidades técnicas; sus otras debilidades fueron el cabezazo y la fase defensiva, en la que participó poco o nada. En el campo rara vez fue egoísta, a menudo proporcionando asistencias decisivas para sus compañeros de equipo: por lo general se posicionó en el papel de tres veces Jugador, y, dada su visión del juego, jugó la función de director ofensivo, dictando los tiempos del equipo. Jugó al fútbol a contracorriente, desprendiéndose de la fisicalidad y el atletismo que eran cada vez más importantes, corriendo poco más que maniobrando y haciendo circular el balón con velocidad e inteligencia.

Después de haber pasado la infancia y la adolescencia asistiendo con el entrenamiento del Padre en la Unión Magdalena, y habiendo jugado en el campo juvenil en la misma sociedad de 1978 a 1980, debutó en el Campeonato Profesional el 15 de marzo de 1981, ingresando a 74º del partido contra el Independiente Santa Fe, luego terminó 1 - 1, en lugar de Carlos Alberto Barreto; ese año, el entrenador fue el argentino Perfecto Rodríguez. El primer campeonato de Unión Magdalena con Valderrama en rosa vio al equipo llegar al grupo de semifinales (en el momento en que el torneo estaba estructurado en varias etapas de grupos), clasificándose en el último lugar y por lo tanto quedándose fuera de la competencia por el título. Valderrama anotó su primer gol el 12 de agosto de 1981 contra Deportes Quindío, e hizo 15 apariciones. Los primeros períodos en el club no fueron muy positivos para Valderrama, que sin embargo, junto con su primo Didí, disfrutaron de la confianza del entrenador Rodríguez. Al año siguiente los resultados empeoraron, y Unión se detuvo en la segunda ronda, recogiendo dieciocho puntos en los veintiún juegos de grupo. Valderrama hizo su debut el 3 de marzo contra el Deportivo Cali, y anotó su primer gol el 20 de mayo contra el Once Caldas; el 15 de agosto compensó su primera expulsión de su carrera, contra el Atlético Nacional. Al final de la temporada hizo 43 apariciones con 2 goles (de los cuales 25 con 1 gol en la apertura). En 1983 la fórmula de la competición cambió, pero el rendimiento del equipo no mejoró. El centrocampista hizo su debut el 13 de marzo contra Deportes Tolima, y anotó su primer gol de la temporada el 1 de mayo, en su sexta aparición, de nuevo contra Tolima. El 24 de julio, fue expulsado durante el partido entre Unión Magdalena y Atlético Bucaramanga; en total hizo 36 apariciones, con 2 goles. Valderrama fue vendido más tarde a los Millonarios de Bogotá, en ese momento el equipo más titulado en Colombia. Al llegar al club en Bogotá, muchas cosas a las que estaba acostumbrado Valderrama cambiaron: el clima era más frío, la ciudad más grande y la responsabilidad mayor. El entrenador Jorge Luis Pinto le ofreció varias oportunidades para jugar, aunque a menudo lo hizo salir desde el banquillo, pero el centrocampista de veintitrés años no pudo expresarse en su mejor momento; por lo tanto, el club decidió ponerlo a la venta. Fue el Deportivo Cali quien compró al joven director, pagándole la misma cantidad con que los Millonarios lo habían tomado de la Unión Magdalena, o diez millones de pesos. Proveniente de una experiencia infeliz en la sociedad capitalina, Valderrama logró dar un giro a su carrera con el Deportivo Cali, equipo con el que sentó las bases de su futura fortuna Europea e internacional. En 1985, Vladimir Popović, un ex mediocampista yugoslavo que había estado entrenando en Sudamérica durante varios años, especialmente en Colombia, se sentó en el banquillo. La primera temporada de Valderrama vio el nacimiento de un fuerte entendimiento entre él y Bernardo Redín, también mediocampista: los dos interpretaron el fútbol de una manera similar y en el campo lograron encontrarse instintivamente, con constancia y pericia, formando un dúo con gran creatividad. En el campeonato, el equipo mantuvo una buena actuación, tanto es así que al final del campeonato quedó en segundo lugar, superado solo por el América de Cali, y llevando a dos de sus jugadores en la cima del máximo goleador, Sergio Angulo con 25 goles y Miguel González con 34. Valderrama hizo su debut el 3 de marzo, en el 1er día, contra el Atlético Bucaramanga; anotó el primer gol el 4 de junio contra el América. En el partido contra Santa Fe fue expulsado, mientras que contra Cúcuta anotó el primer doblete de su carrera. Al final de la temporada había hecho 48 apariciones, con 13 goles. Al año siguiente, la compañía volvió a jugar la Copa Libertadores después de cinco años de ausencia y se presentó como uno de los principales contendientes por el título. Liderados por la pareja redín - Valderrama, en su mejor momento de forma, el equipo de Cali quedó cuarto tanto en la primera como en la segunda etapa (el campeonato había adoptado la fórmula de apertura y cierre) y así logró clasificarse para el torneo final, un grupo de ocho equipos. Una vez más, terminó segundo detrás del América de Gabriel Ochoa Uribe. Valderrama hizo su debut el 1er día, el 23 de febrero, contra Unión Magdalena, y anotó su primer gol el 10 de mayo contra Once Caldas. En total jugó 46 partidos, anotando 5 goles. En 1987, el equipo no fue la excelencia de la actuación del grupo, que se basó principalmente en Valderrama, Redín (que tanto aterrizó en la planta estable en la selección nacional ese mismo año) y el chileno Jorge Aravena, ganador del máximo goleador con veintitrés redes: al final de la temporada, Deportivo Cali, terminó sexto, lejos de la lucha por el título en los dos años anteriores había visto al protagonista. La aventura en Libertadores terminó con un play-off con América de Cali para definir el paso de la ronda, ya que los equipos habían logrado el mismo número de puntos: para ganar fue de nuevo América, que superó al Deportivo por 4-2 después de los tiros penales. Por lo tanto, fue en 1988 que el centrocampista Colombiano llegó a Europa, en la flor de su carrera: veintisiete años, de hecho, tuvo varias apariciones a nivel internacional, y fue un veterano de la actuación positiva, con motivo de la partida despejada para el 1 - 1 24 de mayo de 1988 contra Inglaterra en Wembley, tanto es así que los periódicos británicos, a raíz del partido, escribieron que Montpellier jugador como Valderrama En ese torneo, el centrocampista había hecho su debut en el día 1, el 25 de marzo contra América, y el día 10 había marcado el primer gol, en el partido del 30 de abril contra Once Caldas; el 12 de agosto, contra Santa Fe, fue expulsado. Al final del campeonato, después de 37 partidos y 4 goles, Valderrama abandonó el equipo. Aunque en su debut anotó los dos goles de su equipo en una victoria amistosa por 2-0 con el Partizan de Belgrado, sus aperturas en la Ligue 1 no fueron las mejores: llegó a Francia fuera de forma, y luego el entrenador del Montpellier, Pierre Mosca, lo dejó fuera de los titulares, haciéndole Sentarse en el banquillo. Laurent Blanc, entonces su compañero de equipo, atribuyó las dificultades encontradas por El Colombiano a la diferencia entre el fútbol sudamericano y el fútbol europeo, especialmente a nivel táctico y físico. Con la llegada, en 1989, el nuevo entrenador Michel Mézy, Valderrama ganó un lugar permanente en el once titular, logrando ser decisivo para el equipo, como sucedió con motivo de la Copa de Francia 1989 - 1990 (aunque no estuvo presente en el campo (en la final), especialmente en la semifinal contra Saint-Étienne. En 1991 fue vendido a la compañía española del Real Valladolid - por unos cuarenta millones de pesetas - donde jugaron dos de sus compañeros de equipo, René Higuita y Leonel Álvarez, y entrenado por su ex entrenador Francisco Maturana, quien había llevado a Colombia a una buena participación en el Mundial-Italia 1990. Poco después de la llegada de los sudamericanos, el presidente del equipo dejó su cargo, lo que fue seguido por varias tribulaciones económicas e internas en la sociedad. Como el entrenador colombiano no logró buenos resultados fue despedido, y con él también dejó a los otros tres compatriotas: Valderrama fue comprado por Independiente Medellín por cuarenta y cinco millones de pesetas. Al llegar a Medellín, participó en la temporada 1992, que terminó con el decimotercer lugar en la general, con el campeonato todavía dominado por América de Cali. Así cerró la vendimia con un resultado no emocionante, Valderrama cayó por 1. 200. 000 dólares al Atlético Junior, que había cerrado la final cuadrangular del Campeonato de 1992 con seis derrotas de seis; a pesar del poco alentador resultado, el entrenador Julio Comesaña todavía había recibido la confianza de la dirección. La primera etapa del torneo terminó con el Junior ganando el grupo B, obteniendo así acceso a la siguiente ronda; el grupo de semifinales vio al Junior clasificarse, detrás del Atlético Nacional, para la última etapa. El 19 de diciembre de 1993, un gol de Mackenzie en el minuto 89 contra el Atlético Nacional le dio al equipo el título después de trece años de ayuno, con Valderrama decisivo tanto por sus 5 goles como, sobre todo, por su contribución lúcida y creativa al mediocampo. Al año siguiente, ese 1994, comenzó sin Valderrama: después del asesinato de Andrés Escobar, de hecho, El Pibe había anunciado su retiro del fútbol, solo para volver a su decisión dos meses después, también gracias a la influencia del entrenador junior Comesaña. La situación no fue muy amistosa: después de la eliminación en la primera ronda de la selección nacional durante el Campeonato Mundial de 1994, de hecho, el ex ídolo fue mal visto por los aficionados de varios equipos, que lo culparon en parte por el fracaso que se produjo en los EE.UU. Con el paso del tiempo logró arreglar las relaciones con los colombianos y también volver a jugar a nivel internacional. El Campeonato de 1994 terminó con la exclusión del Atlético Junior del grupo final, debido a los malos resultados obtenidos especialmente durante la primera fase del campeonato (décimo lugar de dieciséis equipos), jugado sin Valderrama. En 1995 Dimayor cambió la fórmula del campeonato, eliminando las diversas fases de grupos y adoptando un solo grupo italiano, que duró treinta partidos. En el último día del campeonato, a pesar de la derrota ante Santa Fe, el club ganó el cuarto título en su historia. Valderrama terminó su última temporada en Colombia con un récord de 29 partidos jugados de 30, sin ninguna red en su haber. En 1996, en vista de la creación de una liga nacional, la Federación de fútbol de los Estados Unidos decidió equilibrar los valores de los equipos para garantizar un torneo lo más equilibrado posible, asignando a cada uno de los diversos equipos de cuatro jugadores seleccionados entre los mejores artículos que habían elegido jugar en la nueva liga. Como resultado, Valderrama fue asignado al Tampa Bay Mutiny, un equipo en el que había expresado su deseo de jugar, con cuya camiseta hizo su debut el 13 de abril de 1996 en el partido contra el New England Revolution. La primera temporada del Colombiano en Estados Unidos se caracterizó por un excelente desempeño: jugó 23 partidos en la temporada regular, anotando 4 goles y, sobre todo, diecisiete asistencias ganadoras, a pesar de tener treinta y cinco años. La aventura de playoffs terminó en las semifinales, cuando el Salvadoreño Raúl Díaz Arce, después de anotar un hat-trick en el partido de ida, selló el paso de la ronda de Washington. United con el gol de 2 - 1 en el partido de vuelta, jugado en Tampa. Al final del campeonato Valderrama recibió el premio MVP de la Major League Soccer como el mejor jugador de la temporada, mientras que su compañero Roy Lassiter destacó en el ranking anotador con veintisiete goles. El año de cosecha siguiente se inauguró el 6 de abril de 1997; El Motín de Tampa Bay se clasificó en segundo lugar en la Conferencia Este, detrás de los campeones, y el director colombiano dio un promedio de 0, 95 asistencias por partido (diecinueve eran de hecho los pasos son ganadores, de un total de veinte partidos jugados) en la temporada regular, mientras que la fase eliminatoria terminó en la primera ronda después de la doble derrota contra el Columbus Crew. Una vez más, sin embargo, Valderrama se destacó como uno de los mejores de la Liga, recibiendo nuevamente la inclusión en la lista para el premio MVP (que fue para el Preki estadounidense) y siendo nombrado Mejor Jugador del juego de estrellas de la MLS. Cuando dejó Tampa, después de un breve período en el Deportivo Cali en 1997, que terminó en Marzo, decidió, con motivo de la Major League Soccer 1998, trasladarse a Miami Fusion, un equipo con su primera participación en la liga superior después de su fundación, que se produjo el año anterior. Las 18 apariciones del centrocampista, reforzadas por doce asistencias, ayudaron al club a llegar a los play-offs como el cuarto clasificado de la Conferencia Este, último lugar disponible, además con solo un punto por delante del ex equipo Valderrama. Una vez más, D. C. United, que eliminó a Fusion en la tanda, fue el primer equipo de la Asociación Sudamericana en jugar en la postemporada. La experiencia del Colombiano en Florida terminó el 23 de abril de 1999, después de cuatro partidos de la temporada regular (en los que anotó un gol e hizo dos asistencias), también debido a la difícil relación con el entrenador brasileño Ivo Wortmann; luego jugó los dos juegos de playoffs desafortunados del Tampa Bay Mutiny contra el Columbus Crew. La temporada 2000, la primera celebrada desde el principio después del regreso al motín, vio a Valderrama establecer un récord de veintiséis asistencias en treinta y dos partidos, contribuyendo así a la clasificación del equipo a los play-offs una vez más, la post-temporada se detuvo después de solo dos carreras: el Galaxy De Los Ángeles, de hecho, derrotó al equipo de Tampa es los viajes de ida y vuelta, terminando la última temporada de Valderrama en miami, Florida. 2001 fue un punto de inflexión para el centrocampista que, después de haberse mudado de hot Florida a los rápidos del árido Colorado, estaba a punto de cumplir cuarenta años, lo que lo convirtió en el jugador más viejo de la MLS (el más joven, Santino Quaranta, de diecisiete años, era veintitrés años más joven que él). Fue traspasado a Colorado Rapids como parte de un intercambio de jugadores que llevó a Valderrama, Kotschau y Garlick a Commerce City, mientras que Adin Brown, Scott Vermillion y una de las primeras selecciones del draft se establecieron en Miami. A pesar del peso de la edad, todavía logró jugar doce partidos en la liga, sin embargo, sin clasificarse para los playoffs; el número de asistencias también disminuyó, situándose en tres. El de 2002 fue el último año de la carrera de Valderrama, así como uno de los mejores de la liga: la formación de Colorado llegó a las semifinales, y tuvo que rendirse solo a los futuros campeones de Los Angeles Galaxy (decisivos en el doble reto los tres goles globales del guatemalteco Carlos Ruiz). También a nivel personal el director Sudamericano alcanzó cifras decentes (dieciséis asistencias en veintisiete partidos de temporada regular). Terminó su carrera en el fútbol profesional a la edad de cuarenta y un años, siendo recordado como uno de los mejores jugadores de la Liga Americana, ostentando el récord de más asistencias (114). El 1 de febrero de 2004, se despidió oficialmente del fútbol con un partido en el que participaron varias otras personalidades del fútbol sudamericano. Sus primeras experiencias a nivel internacional con un representante Colombiano fueron con una selección Sub-17, que siguió a su período Con la Sub-20 de Colombia. Durante los dos años de entrenamiento Sub-20 participó en el Campeonato Sudamericano de Fútbol Sub-20 1981, programado en Ecuador : El equipo Andino tuvo como objetivo obtener la clasificación para la Copa del Mundo, Australia 1981. Aunque Valderrama había marcado un gol, su formación no podía ir más allá del quinto lugar en su grupo, siendo consecuentemente eliminado. Hizo su debut el 27 de octubre de 1985 contra Paraguay en Asunción, en un partido de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA de 1986. El entonces Comisionado técnico Gabriel Ochoa Uribe (quien ocupó una doble posición, sentado en el banquillo del América de Cali en el campeonato y al mismo tiempo siendo el selector) lo llevó en el minuto setenta en lugar de José Hernández. Ya en el partido de vuelta, Valderrama fue desplegado como titular, pero Colombia no se clasificó para la Copa del mundo de todos modos. De ese doble enfrentamiento con Paraguay, volvió a lucir la camiseta de los Cafeteros en 1987, con motivo de la Copa América, su primera competición oficial; El debut del 1 de julio contra Bolivia, anotando el primero de dos goles en la victoria de su formación (el otro comenzó a fichar a Arnoldo Iguarán). Después de la segunda victoria contra Paraguay, Colombia había obtenido por lo tanto el paso a las semifinales, que lo vio opuesto a Chile; tiempo extra era necesario, que finalmente decretó los ganadores Chilenos, gracias a los goles en rápida sucesión de Abstengo y Vera que hicieron inútil la ventaja colombiana, sin embargo marcada unos minutos antes por Redín en penalti. Colombia y Argentina, por lo tanto, se quedaron para disputar el tercer lugar, mientras que Chile y Uruguay (futuro ganador) compitieron por el trofeo. Fue durante el partido contra el argentino Valderrama ganó la atención internacional: su actuación fue incluso elogiada por periodistas extranjeros y fue instrumental para la victoria 2 - 0 de su selección nacional, firmada por los goles de Gabriel Gómez Y Juan Galeano. El resultado de Colombia, que sorprendió, destacó la táctica del CT Maturana y el talento del centrocampista, que ganó el premio al Mejor Futbolista del continente, otorgado por el Diario Uruguayo El País. 1988 se caracterizó principalmente por amistosos y participación en la Copa Stanley Rous. Al año siguiente fue la Copa América en Brasil, a la que Colombia mostró una fuerte participación positiva en la edición anterior, debutando con una victoria sobre Venezuela por 4 - 2 en Salvador (ciudad donde se celebraron todas las reuniones del grupo a). A pesar del comienzo convincente, el equipo de Valderrama fue derrotado 1-0 por Paraguay y no pasó del empate con Perú: la victoria simultánea de Brasil sobre Paraguay permitió a estos dos equipos clasificarse con seis puntos cada uno, mientras que Colombia ocupó el tercer lugar con cuatro y no pudo acceder al grupo final. Aunque la formación Andina no logró un buen resultado en la Copa América, aún logró lograr un resultado importante: la clasificación a Italia 1990, que marcó su regreso al Mundial después de veintiocho años (La última participación fue de Chile 1962). La última década del siglo XX comenzó, por lo tanto, positivamente, Valderrama y país: después del amistoso contra Hungría en Budapest, Colombia debutó en el Campeonato Mundial el 9 de junio de 1990 en el stadio Renato dall''ara, Bolonia contra los Emiratos Árabes Unidos. El partido resultó bastante fácil para el equipo sudamericano, que ganó por dos goles a cero con goles de Bernardo Redín y el propio Valderrama, quien anotó desde fuera del área a cinco minutos de los noventa. También la ciudad de Emilia fue el escenario del segundo desafío del Grupo D, que contra Yugoslavia el 14 de junio; esta vez, sin embargo, la formación de Maturana no pudo obtener el mejor de los oponentes europeos más Citados, sufriendo la red de uno a cero en el minuto número setenta y cinco, anotado por Davor Jozić. La última reunión programada fue el 19 de junio e incluyó el enfrentamiento entre Colombia y Alemania Occidental. El gol marcado por Pierre Littbarski a un minuto del silbato final parecía minimizar las posibilidades de Colombia de clasificarse como el mejor tercero, pero Valderrama fue decisivo: tomó el balón en el medio campo, evitó elegantemente a algunos oponentes y sirvió a Freddy Rincón, quien justo en los años noventa anotó el gol del empate. El inesperado resultado de la reunión permitió a la selección Sudamericana clasificarse para la siguiente ronda como el segundo mejor tercero detrás de Argentina. Las rondas eliminatorias pusieron así a Colombia y Camerún al frente, Dos de las sorpresas del torneo: en el Estadio San Paolo de Nápoles el partido se estancó durante el tiempo reglamentario, ya que ninguno de los equipos pudo marcar, y los treinta minutos adicionales fueron necesarios; dos goles de Roger Milla marcaron la eliminación de los sudamericanos. Camerún se convirtió así en la primera selección de su continente en clasificarse para los cuartos de final. A pesar de la eliminación, Colombia había hecho una buena impresión en la Copa del mundo, y el propio Valderrama se había hecho famoso al público en general gracias a sus actuaciones italianas. Fue casi un año antes de que la selección Sudamericana regresara al campo internacional (el 5 de junio de 1991 contra Suecia en Estocolmo), antes de la Copa América de 1991. En este torneo, que se celebró en Chile, la selección nacional comenzó el 7 de julio, Valparaíso contra Ecuador, ganando un net-cero, y continuó con un empate sin goles blancos con Bolivia; pero el resultado más importante fue la victoria contra el vigente campeón Brasil 2 - 0, con goles de Antony de Ávila, y Arnoldo Iguarán, lo que le permitió a Colombia clasificarse en el primer lugar del grupo B. Una vez que llegaron al grupo final, no pudieron mantener la tendencia de la fase anterior y eliminaron solo un punto en tres partidos (contra Chile), terminando así en la última posición del grupo (la cuarta general). En 1992, sólo dos partidos vieron a Valderrama Jugar para su selección nacional, ambos válidos para la Copa de la amistad celebrada en Los Ángeles. 1993 en cambio abrió en el signo de varios amistosos, En preparación para la Copa América y las Clasificatorias para el Campeonato Mundial de 1994. En la competencia continental, Valderrama la lideró, como capitana, en el tercer lugar, pasando primero a un grupo que incluía a Bolivia, Argentina y México, y más tarde a los cuartos de final contra Uruguay (terminó 5-3 Después de la tanda de penaltis); fue la Argentina - futura ganadora – quien eliminó a los colombianos de la gran final, ganando en penaltis por 6– 5. Colombia permaneció, por lo tanto, al tener la final por el tercer lugar con Ecuador Dušan Drašković, que Adolfo Valencia resolvió a favor de los andinos a cinco minutos del final; en Colombia, sin embargo, fue reconocido (incluso por ingenieros de pelo y bolsas) como el equipo que había jugado el mejor fútbol durante el evento. Apenas un mes después del final de la Copa América comenzó el grupo Sudamericano del que saldrían los participantes en Estados Unidos 1994, que incluía a Paraguay, Perú y Argentina. El empate ante Paraguay, la victoria ante Perú fueron el preludio de una importante victoria de la selección cafetera ante Argentina en Barranquilla: la capacidad de mediocampo a Valderrama permitió a su entrenamiento ganar 2 - 1, interrumpiendo así la serie de treinta y tres útiles resultados consecutivos contendientes, que llevó al entrenador Alfio Basile. El fútbol colombiano histórico fue, sin embargo, el partido de vuelta jugado el 5 de septiembre de 1993 en el Monumental de Buenos Aires : contra los oponentes enumerados, de hecho, la selección nacional fue guiada por la inspiración de Valderrama, director, elegante y preciso, una victoria 5 - 0, la primera derrota en las eliminatorias de la Copa del mundo de la Argentina, en un partido jugado en la casa. Tras este resultado, Colombia apareció en el Mundial de Estados Unidos como uno de los favoritos para ganar el título, y Valderrama (quien más tarde calificó esa victoria como uno de los puntos más altos que logró en su carrera), recibió, por segunda vez, el premio al mejor futbolista de Sudamérica. El mundo, la perspectiva americana, por lo tanto, para él y para su selección nacional y un papel en muchos (incluyendo Dino Baggio, Roberto Baggio y Telê Santana), de hecho, había indicado Colombia como la posible sorpresa del evento, mientras que otros dieron como candidato a la victoria final (por ejemplo, Johan Cruyff y Pelé). El 18 de febrero de 1994, durante el partido contra Suecia en Miami, Valderrama sufrió una lesión en su rodilla derecha, en la que se produjo un desgarro de ligamento y una lesión de cartílago. En Colombia hubo gran preocupación por la posible deserción del capitán de la selección nacional, también porque parecía difícil encontrar un reemplazo, debido a las características peculiares, técnicas y de carácter, del número diez. Después de una operación quirúrgica exitosa, la lesión sanó y el centrocampista pudo viajar a los Estados Unidos para competir. Valderrama, por lo tanto, se presentó en la Copa del mundo como líder y centro del equipo gracias a sus pases, que marcaron el juego. La aventura americana comenzó el 18 de junio en el Rose Bowl de Pasadena contra Rumania, frente a más de noventa mil personas. El juego terminó con los europeos ganando 3-1, con el director Sudamericano advertido en el minuto cincuenta y tres. El siguiente partido, que vio a los anfitriones de los EE.UU. opuestos a los colombianos, terminó de nuevo con una derrota, y las posibilidades de pasar la ronda se redujeron aún más; irrelevante fue la victoria por dos goles a cero contra Suiza. El desempeño de la selección nacional estuvo condicionado por las amenazas hechas al entrenador Maturana y al centrocampista Gómez, situación que posteriormente llevó al asesinato de Andrés Escobar. Después de la Copa del mundo, por lo tanto, Valderrama había considerado seriamente la posibilidad de retirarse, especialmente después del asesinato de su amigo Escobar, que el futbolista había considerado el peor momento de su carrera. Incluso después de la decisión de seguir jugando, hubo un corto período de estancamiento, ya que los periodistas y los aficionados lo consideraron en parte responsable del fracaso de la selección en los Estados Unidos. Reconciliado con los aficionados al fútbol de su país, regresó a la Selección Nacional el 20 de junio de 1995 contra Nigeria, casi un año después del último partido de la Copa del mundo. El 7 de julio, comenzó la Copa América de 1995, la segunda para Valderrama sin Francisco Maturana como entrenador; el nuevo entrenador fue el ex diputado de Maturana, Hernán Darío Gómez. La selección colombiana lo hizo bien, superando el grupo inicial (incluyendo Perú, Brasil y Ecuador) y venció a Paraguay en cuartos de final, en penales. La semifinal contra los anfitriones Uruguay vio a los andinos perder por dos goles a cero; la final por el tercer lugar los vio enfrentados contra los Estados Unidos. Esta vez, contrariamente a lo que sucedió en el Mundial, fue Colombia quien ganó (por 4 - 1), con Valderrama quien anotó el segundo gol en el minuto treinta y ocho. Esta edición de la competición fue la última en la que participó el centrocampista, que de hecho no jugó la Copa América 1997, evento durante el cual su camiseta número diez fue usualmente usada por Edison Mafla. 1996 y 1997 estuvieron marcados por amistosos y clasificatorios para la Copa Mundial de la FIFA 1998; fue el único miembro de su selección nacional en jugar los dieciséis partidos de clasificación, a pesar de su avanzada edad, y usando el brazalete del capitán fue el líder y uno de los mejores del equipo durante la ronda eliminatoria. El 15 de junio de 1998, Colombia hizo su cuarto debut en la Copa Mundial de nuevo contra Rumania, y de nuevo fue una derrota; el único gol del partido fue anotado por Adrian Ilie. El siguiente partido, con el asequible Túnez, fue ganado por los sudamericanos, con Valderrama sirviendo la asistencia a Léider Preciado para la red de la victoria. Para clasificarse para las etapas eliminatorias, por lo tanto, necesitaba una victoria contra Inglaterra, pero llegó la segunda derrota. Con el final de la aventura en el Mundial de Colombia, también terminó la carrera internacional de Valderrama, quien el 26 de junio de 1998, día del partido contra la selección inglesa, jugó por última vez con su selección.

Jugadores de A. D. Unión Magdalena

Futbolistas de Millonarios F. C.

Futbolistas de Asociación Deportivo Cali

Jugadores de Montpellier H. S. C.

Jugadores del Real Valladolid C. F.

Futbolistas de Deportivo Independiente Medellín

Jugadores del C. D. P. Junior

Futbolistas de Tampa Bay Mutiny

Jugadores de Miami Fusion F. C.

Futbolistas de los Colorado Rapids

Futbolistas colombianos

Nacido en 1961

Nacido el 2 de septiembre

Nacido en Santa Marta

Futbolistas de la selección nacional colombiana

Gerhard Zadrobilek

Gerhard Zadrobilek (Breitenfurt, 23 de junio de 1961) es un ciclista austriaco. Profesional de 1982 a 1990, ganó la Clásica San Sebastián 1989, luego la prueba...

Jean-Christophe Grangé

Jean-Christophe Grangé (París, 15 de julio de 1961) es un periodista, escritor y guionista francés. Graduado en literatura en la Sorbona, ganó el Premio de cine...

Ciclistas de carretera austriacos

Ciclistas de montaña austriacos

Nacido el 23 de junio

Nacido en Breitenfurt bei Wien

Periodistas franceses del siglo XXI

Escritores franceses del siglo XXI

Guionistas franceses

Nacido el 15 de julio

Nacido en París

Autores de amarillos franceses

Estudiantes de la Universidad de París

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad