Burbuja inmobiliaria

La burbuja inmobiliaria es un tipo de burbuja especulativa que ocurre periódicamente en los mercados inmobiliarios locales, o incluso a escala global. Se caracteriza por un rápido aumento de los precios inmobiliarios que conduce a niveles insostenibles en relación con los ingresos medios u otros parámetros económicos.

Desde 2003, muchos analistas económicos Han estado defendiendo la existencia de una burbuja inmobiliaria global. Las burbujas inmobiliarias generalmente van seguidas de disminuciones sustanciales en los precios de las propiedades, incluso con picos del 60% de los valores reales (como sucedió, por ejemplo, en Roma, en los años 90) que pueden llevar a muchos propietarios a un patrimonio negativo (deuda hipotecaria superior al valor actual de la propiedad). Al igual que con otros tipos de burbuja económica, es difícil identificar una burbuja inmobiliaria que no sea en un análisis retrospectivo, después de la desinflación. El estallido de una burbuja inmobiliaria suele ser un proceso más lento (como lo demuestran los diversos artículos de la década 1991 - 2000) del estallido de una burbuja en el mercado de valores, dados los largos plazos del proceso de compra, incluso varios meses, en comparación con el corto tiempo necesario para la conclusión de las transacciones en valores.

Burbujas de bienes raíces

Burbuja inmobiliaria de Nueva Zelanda

La burbuja inmobiliaria de Nueva Zelanda es un problema que afecta a Nueva Zelanda, un país donde los precios de las propiedades han crecido mucho más rápido qu...

Economía de Nueva Zelanda

Esta página se basa en el artículo de Wikipedia: Fuente, Autores, Licencia Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual.
This page is based on the Wikipedia article: Source, Authors, Creative Commons Attribution-ShareAlike License.
contactos
Política de privacidad , Descargos de responsabilidad